Programa para sanidad y calidad agroalimentaria no comprobó 1,601 mdp, revela la ASF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Programa para sanidad y calidad agroalimentaria no comprobó 1,601 mdp, revela la ASF

La Auditoría Superior de la Federación encontró irregularidades en el ejercicio de mil 601 millones de pesos en el Programa de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, cantidad que representa el 64.5% del presupuesto que tuvo en 2017.
Cuartoscuro
23 de febrero, 2019
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) no comprobó mil 601 millones 613 mil pesos.

Esta cantidad representa el 64.5% del presupuesto que tuvo en 2017 el Programa de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria de este órgano desconcentrado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

El programa tiene tres componentes entre los cuales se repartió el dinero y cada uno ameritó una auditoría. El peor fue el componente de Campañas Fitozoosanitarias, ya que no comprobó el 73% de sus recursos, por mil 14 millones 696 mil pesos, según documentó la auditoría de desempeño 318-DE.

Lee: Cambian la ciudad por el campo en busca de calidad de vida

El segundo peor componente fue el de Inspección y Vigilancia Epidemiológica, de Plagas y Enfermedades cuarentenarias y no cuarentenarias. En él se quedaron sin comprobar 416 millones 133 mil pesos, también correspondientes al 73% de lo que disponía, de acuerdo con la auditoría 319-DE.

En ambos casos, de 159 órdenes de pago, en 116 no se acreditó que el dinero se haya usado realmente para ese programa porque los nombres de los beneficiarios no coincidían, no había comprobantes de que el pago sí se realizó, o no estaban todos los documentos de entrega-recepción del recurso.

El otro componente es el de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera. La auditoría de desempeño 316-DE documentó que no comprobó 170 millones 784 mil pesos, correspondientes al  22.2% de su presupuesto de 2017, porque de 621 órdenes de pago, 131 no acreditaban el uso del dinero para el programa.

En esa rama del programa, la ASF concluyó además que de los 18 mil 690 expedientes integrados para la entrega de apoyos, entre el 92.6% y el 100% no cumplieron con la documentación que avale el cumplimiento de todos los requisitos señalados en las reglas de operación.

Te puede interesar: Agricultura promete emitir reglas de operación para nuevos programas de ayuda al campo

La Senasica autorizó a 91 organismos de los estados a utilizar el dinero de este programa, pero 64 de ellas (70.3%) ni siquiera documentaron que tuvieran capacidad física, técnica, legal y financiera para realizar las actividades encargadas.

El Programa de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, con clave S263, supuestamente brinda subsidios con el objetivo de prevenir y combatir las plagas o enfermedades que afectan a la agricultura, ganadería, acuacultura y pesca. Pero la ASF detectó que, en realidad, en lugar de que el dinero se entregue directamente a la población, se reparte dentro de las mismas instituciones  que son las que ejecutan campañas fitozoosanitarias o tienen la función de reducir los riesgos de contaminación en la producción.

Senasica no tuvo un diagnóstico para precisar las zonas o regiones del país que tienen condiciones inadecuadas de sanidad e inocuidad agroalimentaria, ni se identificó a detalle el problema y su magnitud, para poder focalizar las labores del programa. Además se autorizan programas de trabajo sin que cumplan los requisitos establecidos en las reglas de operación, y no hay evaluaciones para saber que realmente esté funcionando para controlar la propagación de plagas y enfermedades.

Lee también: Una consulta indígena devolverá a campesinos de Oaxaca el derecho a usar el agua de sus pozos

Por todo ello, la Auditoría Superior de la Federación incluso recomienda cancelar el programa si no se reestructura por completo.

“En opinión de la ASF, en 2017, el SENASICA administró los riesgos sanitarios con serias deficiencias, lo que requiere de una reingeniería del programa, ya que operó sin un diagnóstico que identifique con precisión el problema público y su magnitud; presentó deficiencias en el diseño del programa presupuestario referidas a la falta de focalización; otorgó subsidios a instancias de los estados que no debió autorizar, ya que no documentaron el cumplimiento de los requisitos establecidos (…) En caso de no realizarse los ajustes mencionados al programa, se sugiere su cancelación”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué el aire que respiras y que se consideraba seguro ya no lo es, segun la OMS

La OMS ha limitado aun más los niveles de calidad de aire en vista de la evidencia científica encontrada sobre los contaminantes que afectan la salud humana.
Getty Images
24 de septiembre, 2021
Comparte

La contaminación del aire es más peligrosa de lo que se pensaba.

Esa es la conclusión a la que ha llegado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha actualizado los umbrales de contaminación del aire por primera vez en 16 años.

¿La razón? Más del 90% de la población mundial respira niveles de contaminación mucho mayores a los considerados seguros.

Esto deja muy por detrás a los últimos indicadores de la OMS, los cuales estaban vigentes desde 2005.

¿Por qué ocurre esto? Los científicos están encontrando cada vez más evidencia de los efectos adversos de seis tipos de contaminantes en la salud humana: las partículas en suspensión PM2.5 y PM10; el ozono (O3); el monóxido de carbono (CO); el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Getty Images
Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Con esta medida, la OMS pone en evidencia que incluso el aire considerado seguro hasta ahora ya no lo es debido a que los contaminantes son peligrosos para la salud incluso en niveles bajos y tolerados hasta ahora.

Se estima que más de 7 millones de personas mueren prematuramente cada año como consecuencia de la contaminación del aire.

Esto equipara a la contaminación del aire con el tabaquismo y la alimentación poco saludable.

“La evidencia acumulada es suficiente para justificar acciones para reducir la exposición de la población a contaminantes atmosféricos clave, no solo en países o regiones particulares, sino a escala global”, dijo la organización a través de un comunicado.

¿Por qué ahora?

A los científicos les resulta difícil entender cómo afectan los contaminantes a la salud humana.

No solo porque la exposición a altos niveles ya es de por sí dañina. Sino porque también estamos expuestos a una combinación de varios de ellos.

Algunos, como las partículas en suspensión menores a 10 micras (PM10) y 2.5 micras (PM2.5) tienen un origen muy variado.

Se sabe que pueden venir de la quema de combustibles, incluido el transporte, la energía, los hogares, la industria y la agricultura.

Son además partículas tan pequeñas que pueden penetrar en los pulmones y entrar al torrente sanguíneo.

Varios estudios epidemiológicos han indicado que la exposición a PM2.5 puede afectar la salud incluso en niveles bajos.

Se les asocia principalmente a enfermedades cardíacas y pulmonares. Incluso la exposición a corto plazo, durante horas o días, puede aumentar el riesgo de ingreso hospitalario.

La OMS tuvo que revisar más de 500 estudios (incluyendo varias rondas de revisión hechas por pares) para determinar que se necesitan niveles mucho más estrictos a la contaminación del aire para proteger la salud humana.

Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire a problemas respiratorios y cardíacos.

Getty Images
Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire con problemas respiratorios y cardíacos.

Casi el 80% de las muertes relacionadas con PM2.5 podría evitarse en el mundo si los niveles actuales de contaminación del aire se redujesen a los propuestos en la directriz actualizada, según un análisis rápido de escenarios realizado por la OMS.

Las disparidades en la exposición a la contaminación del aire están aumentando en todo el mundo, particularmente porque los países de ingresos bajos y medianos están experimentando niveles crecientes de contaminación del aire debido a la urbanización a gran escala y el desarrollo económico que se ha basado en gran medida en la quema de combustibles fósiles.

Nuevas medidas

En el caso de las PM10, la OMS redujo el límite de exposición anual de 20 microgramos por metro cúbico a 15.

Para las PM2.5, la reducción es de la mitad: de 10 microgramos por metro cúbico pasa a 5.

También se han introducido nuevos límites para el dióxido de nitrógeno NO2, un contaminante que genera problemas en el aparato respiratorio y que está muy vinculado en las ciudades a los vehículos de diésel y gasolina.

Las nuevas directrices hacen hincapié en otros contaminantes, como el monóxido de carbono, el ozono y el dióxido de azufre, como medida preventiva a la espera de mayor evidencia científica.

Una panoramica de Santiago de Chile cubierta por el smog.

Getty Images
Una panorámica de Santiago de Chile cubierta por la contaminación.

Sin embargo, las nuevas directrices de la OMS no son de carácter vinculante. Es decir, que le corresponderá a los gobiernos tomar las medidas necesarias para mejorar la calidad del aire.

Aunque la OMS asegura que una reducción en los niveles de contaminación en el aire traería sustentables beneficios, tambien aclara que no hay niveles completamente seguros.

La OMS dijo que si bien la calidad del aire había mejorado notablemente desde la década de 1990 en los países de ingresos altos, el número mundial de muertes y años de vida saludable perdidos apenas había disminuido, ya que la calidad del aire en general se había deteriorado en la mayoría de los demás países.

“La contaminación del aire es una amenaza para la salud en todos los países, pero afecta más a las personas de los países de ingresos bajos y medianos”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Las nuevas pautas llegan pocas semanas antes de que comience la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en la ciudad escocesa de Glasgow el 31 de octubre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PR5cECLVsBs&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.