Bartlett acusa a Calderón y a exfuncionarios de conflicto de interés y de debilitar a CFE

El titular de la Comisión Federal de Energía (CFE) dijo que funcionarios públicos que después trabajaron en el sector privado han hecho negocios jugosos al amparo del bien público.

CFE
Cuartoscuro

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, denunció que exfuncionarios públicos, que actualmente trabajan para las empresas particulares, generaron que la empresa se debilitara y hoy produzca la mitad de la energía que se consume en el país.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó que diversos exfuncionarios han caído en un “absoluto conflicto de intereses” al favorecer a las empresas privadas.

Entre ellos mencionó al expresidente de la República, Carlos Salinas de Gortari, quien fue el promotor que abrió la participación privada; José María Córdoba Montoya, quien tiene participación en el negocio eléctrico; Jesús Reyes Heroles González Garza, exsecretario de Energía y exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), quien participa en grandes empresa y consejos consultivos de energía.

Lee: AMLO señala vínculo de expresidente de México con empresa que vende energía a CFE; Calderón niega conflicto de interés

Otros son Carlos Ruiz Sacristán, extitular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien es presidente y director general de una empresa que tiene que ver con actividades de generación de electricidad; Luis Téllez Kuenzler, exsecretario de Energía y ex titular de la SCT, quien funge como asesor en empresas extranjeras que proporcionan supuestamente servicios de energías limpias.

Alfredo Elías Ayub, exdirector general de la CFE, quien es consejero independiente vinculado a empresas extranjeras; el expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, que es consejero independiente de una empresa extranjera; Georgina Kessel Martínez, exsecretaria de Energía, y ahora consejera y directora de otra empresa privada ligada al sector energético.

Lee también: El eslabón del conflicto de interés perdido

También Jordy Herrera Flores, consultor de energía que ha trabajado en diversas actividades de empresas de generación privadas, y Alejandro Fleming, quien ahora es miembro de los consejos de Iberdrola México.

El expresidente Felipe Calderón respondió a lo dicho por Bartlett, y rechazó que hubiera conflicto de interés pues la ley marca que los funcionarios deben esperar un año, después de dejar su cargo, para desempeñarse profesionalmente en la iniciativa privada.

“En todo el mundo los Consejeros Independientes son valorados por su experiencia, incluyendo la gubernamental. El conflicto de interés se evita estableciendo una brecha de tiempo entre el desempeño del cargo y el desempeño profesional. En el caso de México la ley establece un año”, dijo a través de su cuenta de Twitter.

López Obrador dijo que se ha debilitado a la CFE y se ha abandonado su infraestructura, lo que ha derivado en una menor producción de energía. Acusó que los órganos reguladores del sector energético “estaban tomados para debilitar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad”.

Informó que este lunes enviará al Senado las ternas para el Consejo de la Comisión Reguladora de Energía; el consejo de Pemex,  y para la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Sobre los reguladores, Calderón Hinojosa respondió que “México necesita organismos independientes que regulen al gobierno y a los particulares. Qué preocupante es que se vilipendie desde el poder a los órganos independientes de México. Hay una campaña para acabar con cualquier entidad que haga el menor contrapeso al poder absoluto”.

El mandatario acusó que son las empresas particulares las que abastecen el mercado nacional con costos elevados, “se han hecho negocios jugosos, contratos leoninos para favorecer a particulares al amparo del poder público”.

Precisó que se busca lograr, en el marco de la ley, una reestructuración de acuerdos y de compromisos de manera voluntaria, por lo que exhortó a las empresas que tienen acuerdos con la CFE, para que se revisen los contratos.

Dijo que hay siete gasoductos parados, cuyas licencias están a cargo de Carso, IEnova y TransCanada lo que significan una erogación de 21 mil millones de dólares para la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En un comunicado, IEnova informó que en agosto de 2017 interrumpió el suministro de gas natural a la CFE debido a actos de sabotaje del ducto que opera desde mayo de ese año. Señaló que los hechos fueron denunciados ante las autoridades correspondientes.

La empresa también aclaró que su Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración, Carlos Ruiz Sacristán dejó de ser funcionario público desde diciembre de 2000, y se integró a la compañía en 2012.

Con información de Notimex.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios