Detectan irregularidades en compras y gastos de la Conade
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Detectan irregularidades en compras y gastos de la Conade

La Conade no presentó documentación suficiente para comprobar la asignación de recursos. También utilizó recursos que debían llegar a deportistas para gasto corriente.
Cuartoscuro Archivo
21 de febrero, 2019
Comparte

La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) no le entregó a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) el 95% de los 498 contratos que firmó para adquirir o arrendar bienes y servicios durante 2017, bajo la dirección de Alfredo Castillo Cervantes.

El organismo no sólo no presentó los contratos, sino que tampoco tiene registro de qué se compró, ni supo responder sobre los montos de dinero asignados por partida presupuestaria de su Programa Anual de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios (PAAAS), de acuerdo con lo revelado este miércoles por la ASF en la auditoría de desempeño 169DS.

De los únicos 25 expedientes de contratación entregados a la Auditoría, ninguno cumplía con requisitos tan básicos como especificar cuánto se iba a pagar, o cuál fue el área que solicitó el bien o servicio contratado.

Lee: El Sabueso: ¿La Conade da mayores becas a deportistas como dice Alfredo Castillo?

Sólo un expediente cumplía con tener la descripción pormenorizada de los que se había pedido, y sólo en dos se acreditó “la existencia y personalidad” de la empresa a la que se le asignó el contrato.

Además, en la revisión se encontró que la Conade pagó 262 millones 142 mil pesos a 21 proveedores que no están dados de alta en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

En su defensa, después de recibir los resultados de la auditoría, la Conade contestó que 18 de ellos “no corresponden a proveedores”.

El excomisionado Castillo explicó en un mensaje en Twitter, tras la revelación del informe, que se trataba de pagos a instituciones como la propia Conade, el Comité Mundial Antidopaje o las embajadas de China y Cuba por pago de entrenadores, y que por eso no aparecen en la lista del SAT.

Sin embargo, la auditoría detalla que la Comisión no entregó evidencia que aclare la situación de esos 18 proveedores. De los otros tres, en un caso no aportó la verificación de sus Comprobantes Fiscales Digitales (CFDI o facturas), en otro no explicó por qué se canceló este comprobante fiscal, y en el otro no estaban acreditados los documentos de ingreso del proveedor.

Millones destinados a servicios públicos se gastaron en la propia Conade

En la misma revisión, la ASF analizó el destino de 652 millones 725 mil pesos que supuestamente eran para un programa de prestación de servicios públicos a la sociedad, pero que en realidad se destinaron a gasto corriente de las áreas internas de la Conade.

Se trata del programa “Atención al Deporte”, con clave E017, creado para adquirir o contratar bienes y servicios que fortalecieran las prácticas y necesidades de los deportistas.

Aunque no se utilizó para su objetivo, el programa reportó haber ejercido 16.4% más dinero de lo que se le había asignado en el Presupuesto de Egresos 2017, es decir, 92 millones más.

Te puede interesar: Conade gasta más dinero en medios y publicidad que en atletas de alto rendimiento

Y la Auditoría ni siquiera pudo corroborar que realmente se gastara esta cantidad, ya que en los documentos que revisó, sólo estaban documentado el 88.9%. Se encontró con errores como 5 mil 254 órdenes de pago que tenían diferencias en el número de cuenta bancaria, o mil 95 que no tenían fecha de pago.

En cuanto a la utilidad del propio programa, la ASF señala que Conade no acreditó haber supervisado la aplicación de recursos, ni que las adquisiciones fortalecieran las actividades físicas y deportivas. Ni siquiera se encontró registro del número de personas de la comunidad deportiva que solicitaron atención, que fueron atendidas, o cuántas se beneficiaron de los apoyos otorgados.

“Las recomendaciones emitidas se orientan a que se revise y modifique la forma de administración de la CONADE, que replantee la operación del programa para mejorar su diseño; realice una valoración de la operación del Pp E017 “Atención al Deporte”, a fin de corregirlo, reorientarlo, o suspenderlo parcialmente; realice el seguimiento al programa de adquisiciones y supervise la aplicación de los recursos del programa; y que evalúe la contribución al impulso de las actividades físicas y deportivas de la población”, concluye la auditoría, que además afirma que el organismo es reincidente, ya que en 2015 le había hecho recomendaciones similares.

Subejerce subsidios a deportistas de alto rendimiento

La ASF analizó otro programa de la Conade en la auditoría 171DS, el “Programa de Cultura Física y Deporte”, con clave S269, que reparte subsidios económicos para propiciar la actividad física y promover a deportistas de alto rendimiento y de representación.

Sin embargo, de mil 539.2 millones que tenía presupuestados para 2017, ejerció mil 382.5, un 10.2% menos.

El programa tiene tres ramas, y la que más dinero recibió ni siquiera fue para los deportistas a nivel de competencia.

La división “estrategia deporte”, que tiene como objetivo mejorar la infraestructura deportiva del país y realizar eventos especiales dirigidos a profesionistas y técnicos deportivos, repartió 588.5 millones entre sólo 58 beneficiarios, aunque no se sabe bajo qué criterios, no hubo mecanismos de control para que los que recibieron el dinero cumplieran los requisitos, y no se determinó si se llegó a los objetivos planteados.

La rama “estrategia Deporte de Alto Rendimiento” fue la segunda que más dinero entregó: 240.8 millones a 2 mil 949 beneficiarios. Pero nuevamente, no está claro bajo qué criterios ni qué requisitos pidió a quienes cobraron el dinero, ni si cumplieron con los objetivos de mejorar los resultados deportivos en los ciclos Olímpico y Paralímpico, así como en competencias mundiales universitarias.

Por último, la “estrategia Cultura Física”, para apoyar proyectos de infraestructura, repartió 218.2 millones a 14 beneficiarios.

El reporte señala que, de entrada, no se diseñaron bien las Reglas de Operación de este programa porque no se cuantificó a la población potencial ni objetivo, ni se definieron los montos máximos por cada apoyo entregado.

El organismo informó que recibió y analizó 3 mil 480 solicitudes de subsidios, aprobó el 89.3% y dio recursos a 3 mil 021. Pero no acreditó que haya hecho evaluaciones técnico-metodológicas de esas solicitudes para autorizar los apoyos.

Además, la Conade no tuvo un programa de visitas de verificación y sólo dio seguimiento a una de las líneas de acción de una de las tres estrategias, que fue la de apoyar proyectos de infraestructura deportiva.

“En opinión de la Auditoría Superior de la Federación, la CONADE no acreditó en qué medida, por medio de los subsidios otorgados en 2017 a 2,949 personas físicas y a 72 personas morales del Programa Cultura Física y Deporte, dio cumplimiento al mandato constitucional de promover, fomentar y estimular la cultura física y la práctica del deporte, y al objetivo general del programa de propiciar la práctica habitual de la actividad física, y el deporte social y de representación, con personal capacitado y certificado, en las instalaciones deportivas y espacios adecuados para el desarrollo de la cultura física y el deporte, sin discriminación, debido a que carece de la cuantificación de la población potencial y objetivo del programa; a la falta de información, indicadores y metas para evaluar el mandato y el objetivo señalados, y a deficiencias en sus sistemas de información y registro que inciden en la veracidad y confiabilidad de la información reportada”, concluyó la auditoría.

Ante los señalamientos de la ASF, el extitular de la Conade respondió que toda la información solicitada por la entidad fiscalizadora se entregó, que hay documentación que aún está en análisis, y que toda la documentación financiera “está soportada y es solventable”.

Destacó que las observaciones y recomendaciones no son sanciones, por lo que descartó haber tenido un procedimiento por daño patrimonial.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Variante de COVID que llegó a Brasil por la Copa América, más transmisible y con una mutación inédita

Esta nueva versión del coronavirus fue detectada por primera vez en Colombia, donde ya es bastante común en algunas regiones del país, pero aún hay poca información sobre su impacto real en la pandemia.
14 de julio, 2021
Comparte

Detectada por primera vez en Colombia, la variante B.1.621 de coronavirus también llegó a Brasil, donde fue registrada en dos hombres que formaban parte de las delegaciones de Ecuador y Colombia que disputaron la Copa América en el país sudamericano.

Ambos casos fueron diagnosticados en Cuiabá, capital del estado de Mato Grosso.

La B.1.621 fue descrita por primera vez en enero de 2021 en Colombia. Desde entonces, se ha extendido a otros 19 países de América y Europa, según el sitio web Pango Lineages, que reúne a expertos en vigilancia genómica de diversas universidades y centros de investigación.

Por ahora, los lugares con más casos de covid-19 relacionados con esta variante son Estados Unidos, Colombia, España, México y Holanda.

¿Qué tiene de diferente esta variante y qué ya sabe la ciencia al respecto?

Actualmente, la B.1.621 forma parte de una “lista de alerta” de la Organización Mundial de la Salud junto con otras versiones virales que necesitan ser monitoreadas y estudiadas.

Como es relativamente nueva, aún no fue nombrada con una letra griega, como sucedió con la variante Alfa (Reino Unido), la Beta (Sudáfrica), la Gama (Brasil) y la Delta (India).

Gráfico de las 11 variantes del coronavirus

BBC

Una sopa de letras y números

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Europa señala que la B.1.621 trae al menos cinco mutaciones importantes en la proteína de espiga, la estructura que se encuentra en el exterior del coronavirus y es responsable de pegarse en los receptores de nuestras células y dar inicio a la infección.

Cuatro de estas alteraciones genéticas (E484K, N501Y, D614G y P681H) ya se habían observado en otras variantes más preocupantes, como Alfa, Beta, Gamma y Delta. Perola mutación R346K parece ser nueva y no se ha descrito en otras versiones del virus.

Estas modificaciones en el código genético pueden hacer que el agente infeccioso sea aún más transmisible, lo que representa un peligro para el control de la pandemia.

El CDC europeo también informó que esta variante podría tener algún impacto en la inmunidad obtenida después de haber pasado la covid-19 o por vacunación, pero esto aún debe estudiarse más a fondo.

Presencia en Colombia

En la práctica, esta versión del coronavirus parece haberse propagado con relativa facilidad a ciertos lugares.

Según información de Gisaid, una iniciativa de vigilancia genómica global, la variante representa el 24% de todas las muestras recolectadas y analizadas en Colombia.

En algunas localidades, como Córdoba, Bolívar, Atlántico y Chocó, ya está presente en más del 60% de todas las investigaciones genéticas realizadas desde principios de año.

La situación de la pandemia en Colombia, de hecho, es muy preocupante: el país latinoamericano tiene actualmente el tercer peor promedio móvil de muertes del mundo (solo por detrás de Namibia y Túnez).

Ataúdes en una sala en una ciudad próxima a Bogotá, en Colombia,

Getty Images
Colombia registra 4,5 millones de casos y 113.000 muertes por covid-19.

Pero, ¿esta variante tiene algo que ver? Se desconoce. Colombia no cuenta con un sistema bien estructurado de vigilancia genómica del coronavirus, que realice una gran cantidad de pruebas diarias. Por eso, no se puede conocer con exactitud la presencia y el impacto de las variantes en el país.

Aun así, la B.1.621 ha llamado la atención del Ministerio de Salud y del Instituto Nacional de Salud.

En un artículo publicado en mayo, muestran su preocupación por “el rápido aumento de la frecuencia” de esta variante “en poco tiempo”, especialmente en ciudades que “parecían estar cerca de una eventual inmunidad colectiva”.

La situación en Brasil

El virólogo Fernando Spilki, profesor de la Universidad Feevale de Rio Grande do Sul, señala que, por ahora, no hay razón para entrar en pánico con la variante B.1.621.

“Hay pocos casos reportados en Brasil. Está claro que hay que monitorearla, pero los datos de Colombia y otros países no indican mayor agresividad, a pesar del aumento de casos en algunas regiones”, evalúa.

“Tampoco tenemos datos sobre una posible resistencia de esta nueva variante a las vacunas ya disponibles”, agrega el especialista.

Según una nota difundida por el gobierno de Mato Grosso, los casos de covid-19 provocados por esta versión del coronavirus fueron detectados en dos hombres de 37 y 47 años, que formaban parte de las delegaciones de fútbol de Ecuador y Colombia, respectivamente.

El 13 de junio, los dos países se enfrentaron en la primera ronda de la fase de grupos de la Copa América. El partido se desarrolló en Cuiabá.

Arena Pantanal

Getty Images
El Arena Pantanal, en Cuiabá, Mato Grosso, uno de los estadios donde se jugó la Copa América.

La buena noticia, según información de las autoridades de Mato Grosso, es que los dos pacientes fueron aislados en un hotel luego de su diagnóstico y permanecieron en cuarentena hasta que recibieron un certificado que les permitía regresar a sus países de origen.

Pero aunque el protocolo posterior al diagnóstico se siguió estrictamente, no se sabe si los dos hombres tuvieron contacto con otras personas antes de someterse a los exámenes.

Por lo tanto, existe el riesgo de que hayan extendido la variante por todo el país, de ahí la necesidad de monitorear de cerca la situación y ver si la B.1.621 gana terreno en territorio brasileño o no.

Aún en el terreno de la incertidumbre, no es posible determinar si esta variante causará mayor daño en Brasil, donde están en circulación otras versiones del coronavirus que son bastante dominantes, como el caso de la Gama, detectada originalmente en Manaus).

Independientemente de las mutaciones en la espiga del virus o del mayor potencial de virulencia, una cosa es cierta: las medidas preventivas contra la covid-19 siguen siendo eficaces y necesarias.

Por ello, es importante reforzar la distancia física, el uso de mascarillas (preferiblemente la PFF2 o N95), la higiene de manos y la circulación del aire en las habitaciones. Otra medida esencial es tomar ambas dosis de la vacuna.

Las vacunas disponibles siguen siendo eficaces contra las variantes ya descubiertas y, con un buen número de personas vacunadas, consiguen evitar que otras versiones aún más peligrosas del coronavirus aparezcan en algún rincón del planeta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpkidolMaRw&t=8s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.