Deforestación y minería amenazan una reserva de mariposas monarca en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Deforestación y minería amenazan una reserva de mariposas monarca en México

El clima extremo, la deforestación y los herbicidas están reduciendo la población de mariposas en Norteamérica.
Cuartoscuro
Por Martha Pskowski / Mongabay Latam
2 de febrero, 2019
Comparte

“Mientras las mariposas sigan viniendo, tendremos trabajo”, dice Javier Ambrocio mientras observa el Santuario de la Mariposa Monarca Sierra Chincua. Una brisa fresca sopla en la ladera empinada, a más de 2,400 metros sobre el nivel del mar.

Ambrocio trabaja de guía en la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, que se extiende en las montañas entre Michoacán y el Estado de México. La época de hibernación, cuando millones de mariposas llegan a la reserva, empezó a mediados de noviembre y se alargará hasta marzo.

Norteamérica logra meta de conservación de la mariposa monarca

La gente que vive en el pequeño pueblo de Ambrocio, Cerro Prieto, Michoacán, depende de las mariposas monarca para el trabajo estacional. No obstante, factores ambientales complejos han hecho que descienda la población de mariposas monarca y no haya garantías de que Ambrocio y sus vecinos vayan a poder trabajar entre las mariposas en los próximos años.

El clima extremo, la deforestación y el uso de herbicidas están reduciendo la población de mariposas en Norteamérica. Otro reto es local: la empresa minera más grande de México espera reoperar dentro de la Reserva de la Biosfera, poniendo en peligro los continuos esfuerzos para conservar el hábitat de las mariposas.

Si se mira al oeste desde el santuario de mariposas Sierra Chincua, el verde profundo de la cubierta forestal cede el paso a tierras agrícolas e invernaderos. Desde 2012, la deforestación ilegal en la zona núcleo de la reserva casi se ha erradicado, pero continúa en la zona de amortiguamiento, y proteger la reserva no es una tarea fácil en Michoacán, un estado donde los cárteles suelen estar detrás de la tala ilegal.

“Los que vienen a cortar árboles son gente de fuera de la comunidad”, dice Ambrocio. “Aquí respetamos el bosque”.

En el santuario de mariposas en Sierra Chincua hay señales escritas a mano que dicen: “¡No hagas ruido!”. Los árboles están teñidos de naranja hasta a 20 metros de distancia, ya que las ramas están llenas de mariposas. Una zona de observación acordonada mantiene a los turistas a una distancia segura de los árboles envueltos en mariposas.

A pesar de que sus poblaciones están en declive, el espectáculo anual de la migración de las mariposas sigue cautivando a los turistas. Decenas de miles de personas visitan Michoacán y el Estado de México cada año para disfrutar de la vista. Las mariposas monarca llegan a estos bosques frescos, poblados por oyamel (Abies religiosa), pino (Pinus spp.) y pino-encino (Pinus and Quercus), en búsqueda de un hábitat seguro para los meses de invierno.

La vaquita marina y 370 especies en riesgo, con menos presupuesto para protección en 2019

Las mariposas hibernan en 11 santuarios cada año, según el biólogo Eduardo Rendón de WWF. Es el director del programa de mariposas monarca de WWF, una colaboración con la empresa mexicana Telcel.

Tres amenazas importantes están haciendo que la población de mariposas en Norteamérica descienda: la deforestación y degradación forestal en México han empequeñecido considerablemente el alcance del hábitat de las mariposas mientras que los cambios del uso de la tierra y el aumento en el uso del herbicida glifosato han reducido la disponibilidad de algodoncillo en los EU.

El Centro para la Diversidad Biológica ha descubierto que el dicamba, un herbicida aprobado recientemente, también dañará la población de mariposas monarca. Ambos herbicidas son tóxicos para el algodoncillo, la única fuente de alimento para las orugas de mariposa monarca. La última amenaza importante es el clima extremo en México y los hábitats norteños de las mariposas. Los golpes de frío repentinos, las lluvias fuertes y la nieve pueden afectar a las poblaciones de mariposa.

Según un estudio de 2002 del experto en mariposas monarca Lincoln Brower, fallecido recientemente, el 44 % del hábitat boscoso de calidad en México ha sido degradado por la tala ilegal entre 1971 y 1999. En los últimos años, WWF y las autoridades ambientales mexicanas han frenado la tala ilegal en la zona núcleo de la reserva, pero la deforestación continúa en la zona de amortiguamiento.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México (Conanp) trabaja con WWF-Telcel, además de con los gobiernos estatales de Michoacán y el Estado de México, para proteger a las mariposas y su hábitat. Rendón dice que para que el trabajo tenga éxito, la conservación de las mariposas y el desarrollo local deben ir de la mano. Añade que programas como los de formación para la comunidad para que produzcan y vendan variedades locales de setas garantizan que los residentes de la reserva no tengan que depender de la deforestación por desesperación económica.

Te puede interesar: En riesgo, la mitad de la población nacional de jaguares si el Tren Maya no cumple ley ambiental

“Estamos intentando crear un proyecto integral que no solo se centre en la conservación de la mariposa monarca en sí, sino que conserve todo el ecosistema”, dice Rendón.

Los conservacionistas no siempre tuvieron un aproximación amistosa en el trabajo con las comunidades locales, que son descendientes de indígenas Otomí y Mazahua. No hace mucho, la extracción de madera y la minería eran los motores económicos de la región montañosa entre el Estado de México y Michoacán. Como ambas industrias se fueron reduciendo, las comunidades locales se mostraron en contra de las restricciones de vivir dentro de una reserva ecológica.

A diferencia de los parques de propiedad federal en EU, la mayor parte de la reserva está en manos de las comunidades locales conocidas como ejidos. El ejido fue el vehículo de la gran reforma agraria de México a mediados del siglo XX. Se dividieron las grandes propiedades y la gente que trabajaba en las haciendas pudo acceder a pedir tierra de los ejidos.

En los 70, los investigadores Fred Urquhart y Ken y Cathy Brugger se encontraban entre los estadounidenses y canadienses que querían descubrir dónde hibernan las mariposas monarca. En 1975, los Bruggers descubrieron la colonia Cerro Pelón en Michoacán. Aunque las comunidades locales habían visto las mariposas, esa fue la primera vez que se demostró que las mariposas monarca viajan desde Estados Unidos y Canadá para pasar el invierno en los bosques de Michoacán y el estado de México. Los trabajos para proteger la zona empezaron tras el descubrimiento.

El área fue nombrada “Zona de Reserva y Refugio de vida silvestre” en 1980, y en 1986 se convirtió en un área natural protegida federalmente. La Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca (RBMM) se fundó en el año 2000 y ocupa más de 56 000 hectáreas. Su zona núcleo fue nombrada sitio patrimonio de la UNESCO en el 2008.

Esta investigación se publicó inicialmente en Mongabay Latam y es retomada con autorización de la autora y el medio. Para seguir leyendo y consultarla completa da click aquí 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus : cómo son las pruebas para diagnosticar el covid-19

El nuevo coronavirus ya está presente en cerca de 114 países y la OMS lo clasificó como pandemia. Un mecanismo fundamental para frenarlo es poder diagnosticarlo a tiempo para reducir su tasa de mortalidad.
12 de marzo, 2020
Comparte
Una mujer es examinada con un termómetro en un aeropuerto.

Getty Images
La detección de síntomas no es suficiente para saber si la persona está contagiada con el nuevo coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que ya se puede hablar de pandemia en el brote de covid-19 que ya ha llegado a más 114 países y ha causado la muerte de cerca de 4,000 personas.

Los países más afectados son China, donde se originó, Italia, Irán y Corea del Sur.

Ante ello, numerosos gobiernos adoptaron de forma acelerada medidas para evitar que se extienda el contagio, como la realización de controles aeroportuarios y el aislamiento de aquellos viajeros sospechosos de estar afectados por el nuevo coronavirus.

EE.UU., por ejemplo, anunció que suspendería la entrada de extranjeros desde 26 países de Europa.

Sin embargo, debido a que los síntomas del coronavirus son similares a una neumonía, es difícil identificar a una personas que tiene el virus de una que simplemente estará resfriada o sufre de una afección respiratoria.

Entonces ¿cómo se está diagnosticando el coronavirus?

Los genes del virus

Carmen Sofía Arriola, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), le explicó a BBC Mundo que cuando surgió el nuevo virus lo primero que se hizo fue estudiar su código para detectar marcadores genéticos consistentes que permitan identificarlo.

Un científico realiza una prueba de ADN para detectar un coronavirus.

Getty Images
El primer paso para diagnosticar la enfermedad es lograr identificar genéticamente el virus.

El nuevo coronavirus causa algunos síntomas similares a otros virus, por lo que hace falta una prueba de este tipo para poder diferenciarlo y descartar otras enfermedades.

“Los CDC desarrollaron una prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés). Es una prueba de biología molecular diagnóstica en la que se detecta el código genético del virus”, señala.

Arriola explicó que las pruebas tienen distintos controles de calidad que permiten determinar si la muestra es positiva o negativa.

Para realizarlas se emplean esputos u otras secreciones respiratorias que se obtienen por mecanismos como los aspirados o lavados nasofaríngeos. Además se pueden usar muestras de suero sanguíneo.

Una vez que las muestras llegan al laboratorio, se tiene un diagnóstico en pocas horas.

Arriola indicó que los CDC publicaron el protocolo para hacer estas pruebas en su página web y que ya se está implementando en varios estados de EE.UU.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Otro sistema que se ha desarrollado mientras avanza el virus han sido los análisis con sangre. El objetivo de este test es detectar los anticuerpos específicos que combaten el coronavirus dentro del cuerpo humano.

China fue uno de los primeros países en utilizar este método, que además ayudar a detectar los casos de contagio en personas que todavía no han mostrado ningún síntoma, lo que ayuda a disminuir las tasas de mortalidad.

Sin embargo, la OMS advierte que los test no son 100% infalibles: “Uno o más resultados negativos en estos test no descartan que exista la posibilidad de infección”, señala el organismo.

¿Y en América Latina?

Hasta este jueves la presencia del nuevo coronavirus ya ha sido confirmada en 14 países de América Latina: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Paraguay.

El primer caso “latinoamericano” de covid-19 se registró en Brasil el 26 febrero, seguido de México dos días después.

Y el último país de la región en sumarse a la lista es Cuba, que confirmó sus primeros tres casos este miércoles, 11 de marzo.

La primera muerte se registró en Argentina el 7 de marzo: un hombre de 64 años de edad, residente de Buenos Aires, que había regresado a finales de febrero de un viaje por Europa.

Y el segundo fallecimiento fue anunciado por Panamá el 10 de marzo: también un hombre de de 64 años con complicaciones derivadas de diabetes y una neumonía bacteriana, según comunicado de las autoridades sanitarias.

Según explica Marcos Espinal, director del departamento de Enfermedades Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud, en el continente americano hay 29 países con laboratorios capaces de realizar la prueba del PCR.

Investigador con una muestra de coronavirus

Getty Images
El nuevo coronavirus llegó a América Latina a fines de febrero.

EE.UU., Canadá,Colombia, Ecuador, Brasil, Surinam, México, Paraguay y Chile fueron los primeros países del continente donde se realizaron exámenes locales para diagnosticar el coronavirus.

“Nuestra región está mejor preparada ahora que cuando tuvimos el SARS en 2002″, señala.

“No se trata solamente de detectar los casos en laboratorio. Hay que tener áreas de aislamiento, la vigilancia, la comunicación de riesgos para educar al pueblo”, dice.

“La clave no es solo identificar los casos sino además investigar los contactos para evitar la diseminación, cortar la cadena de transmisión”, concluye el experto.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TBuHqj-S9F4&t=5s

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=36s

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts