Qué es la depresión sonriente y por qué es más peligrosa que los otros tipos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Qué es la depresión sonriente y por qué es más peligrosa que los otros tipos

Al contrario que con otro tipo de depresiones, las personas con depresión sonriente sienten más necesidad de dormir. Pero hay algunos síntomas que pueden ayudarnos a detectar cuando alguien, o nosotros la padecemos.
22 de febrero, 2019
Comparte

 

Solemos pensar que una sonrisa es, en general, una señal de felicidad, ¿verdad? Pero hay personas que son capaces de sonreír, vivir momentos alegres y aún así tener sentimientos suicidas.

Son personas afectadas por lo que popularmente se conoce como “depresión sonriente”, aunque el término clínico preciso se llama depresión atípica, tal como especifica Olivia Remes, experta en ansiedad y depresión de la Universidad de Cambridge en un artículo en The Conversation.

Remes explica que es difícil identificar quién puede estar padeciendo la enfermedad precisamente porque saben enmascarar su estado de ánimo real tras falsas muestras de felicidad.

También porque, muchas veces, son personas que no tienen ningún motivo aparente para estar tristes: tienen un trabajo, una casa, amigos y e incluso pareja e hijos.

Mujer joven en la cama con cara triste.

Getty Images
Al contrario que con otro tipo de depresiones, las personas con depresión atípica sienten más necesidad de dormir.

Pero hay algunos síntomas que pueden ayudarnos a detectar cuando alguien, o nosotros mismos, estamos deprimidos, pese a que podamos dar muestras de felicidad en momentos puntuales.

Síntomas

La Clínica Mayo explica que las señales varían de persona a persona, pero hay algunas claves:

  • Sentir una mejora temporal en el estado de ánimo en respuesta a buenas noticias o momentos positivos como recibir el mensaje de un amigo o recibir la felicitación de un jefe o jefa, pero después volver a sentirse decaído.
  • Aumento del apetito y aumento de peso.
  • Dormir demasiadas horas y aún así seguir sintiendo sueño durante el día (con otros tipos de depresión generalmente se duerme menos).
  • Sensación de aplomo y pesadez en brazos y piernas durante distintos intervalos de tiempo en un día.
  • Especial susceptibilidad a la crítica y el rechazo que puede acabar por afectar las relaciones personales y laborales.

Más peligrosa

La dificultad de percibir que una persona que, en apariencia se encuentra bien, en realidad está deprimida hace a este tipo de depresión más peligrosa que otras, asegura Remes en su artículo. Pero hay otros factores que agravan esta tipología, recalca la experta.

Hombre joven en un puente.

Getty Images
Las personas con depresión sonriente son capaces, en la mayoría de los casos, de continuar con sus actividades diarias, pero es la misma fuerza que les puede empujar a cometer sus pensamientos suicidas.

Por un lado, el afectado tarda mucho más en buscar apoyo al no reconocer la enfermedad. Por otro, las personas que tienden a padecerla suelen tener personalidades con problemas para reconocer las emociones, así que trabajar desde un punto psicológico con ellas es mucho más complicado.

Y lo peor, la capacidad de las personas con esta depresión de continuar realizando también sus actividades cotidianas puede ser contraproducente. Remes es muy clara en su artículo:

“La fuerza que tienen para continuar con su vida diaria puede hacer que sean especialmente vulnerables para llevar a cabo planes de suicidio. Esto contrasta con otras formas de depresión, en las cuales las personas pueden tener ideas suicidas, pero no suficiente energía para actuar en base a sus intenciones”.

Mujer joven en consulta médica.

Getty Images
Si sientes que puedes tener alguno de los síntomas de esta depresión acude al médico, y si eso te resulta muy difícil prueba a hablar con un amigo o familiar. Estarán encantados de ayudarte.

Para tratarla, la Clínica Mayo afirma que suele necesitarse medicación, terapia conversacional (psicoterapia), y cambios en el estilo de vida. Remes añade realizar ejercicio regularmente y practicar meditación porque, asegura, ha dado buenos resultados en la práctica clínica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gp-BJURhOlA&t=10s

https://www.youtube.com/watch?v=OPBtbIkRIUc

https://www.youtube.com/watch?v=fq-N-W5Qb3g

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Facebook de Agustín Basave Alanís

El diputado de oposición Agustín Basave Alanís, el cuarto espiado con Pegasus en este sexenio

El legislador de MC, secretario de la Comisión de Seguridad de la Cámara, confirmó la infección a su teléfono mediante una alerta de Apple y un análisis forense realizado por Citizen Lab. Presentará una denuncia ante la FGR y la fiscalía de Nuevo León.
Facebook de Agustín Basave Alanís
18 de octubre, 2022
Comparte

El diputado federal Agustín Basave Alanís, del partido de oposición Movimiento Ciudadano (MC) y secretario de la Comisión de Seguridad, fue espiado con el software Pegasus en septiembre de 2021, informó Apple a través de una alerta de infección, que Citizen Lab confirmó posteriormente mediante un análisis forense a su teléfono celular.  

La infección ocurrió entre el 5 y 11 de septiembre de 2021, cuando comenzaban los trabajos de la actual Legislatura del Congreso y la integración de las comisiones, y coincide también con la visita a la Cámara de Diputados del presidente municipal de Monterrey, Luis Donaldo Colosio, quien ha sido incluido en las encuestas de presidenciables hacia 2024. 

Basave es la cuarta víctima del espionaje cometido a través de Pegasus en el actual sexenio y el primer caso de un político conocido públicamente. Por ello, denunciará el ilícito ante la Fiscalía General de la República (FGR) y la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León. 

El 2 de octubre, la investigación Ejército Espía, realizada por R3D, Artículo 19, Animal Político, Aristegui Noticias y Proceso, confirmó la infección en los equipos de un periodista de Animal Político, del periodista y escritor Richardo Raphael y del defensor de derechos humanos Raymundo Ramos, entre 2019 y 2021.

Lee: Sedena compró software espía en 2019; desde ese año, teléfonos de al menos 3 periodistas y defensores de DH fueron infectados

Basave aseguró: “Si no es el gobierno federal (quien espía), el gobierno federal debería ser el primer interesado en saber quién está haciendo uso de esta herramienta para espiar a un diputado federal. No pueden refugiarse simplemente en decir ‘no fuimos nosotros’ y al mismo tiempo no estar interesados en saber quién fue, quién sí está haciendo uso de una herramienta tan potente y sofisticada como lo es Pegasus”. 

La vigilancia 

“Tengo la certeza de que mis comunicaciones fueron atacadas y vulneradas. Y el espionaje es importante, esto no es un pleito entre políticos o creer que en la política se juega sucio. Es un tema serio en el que se están vulnerando derechos”, advirtió Basave en entrevista. 

Aunque no tiene elementos para señalar a los posibles responsables, aseguró que se trata de un “antecedente peligrosísimo, gravísimo”, dado su posición como diputado federal, integrante de las comisiones de Seguridad, Educación y Asuntos de la Frontera Norte, además de ser representante de Nuevo León y de un partido de oposición. 

A diferencia de los casos previamente publicados en Ejército Espía, en los que las víctimas se enteraron del espionaje a través de la revisión de sus teléfonos con Citizen Lab, una instancia perteneciente a la Universidad de Toronto, Basave se enteró a través de la alerta de Apple, cuando la compañía detectó una posible infección con Pegasus a sus equipos y notificó a los usuarios. 

Basave recibió la alerta el 23 de noviembre de 2021 mientras se encontraba en Nuevo León. “Atacantes patrocinados por el Estado podrían estar apuntando a tu iPhone”, decía la alerta. Y en el cuerpo del mensaje, advertía: “Apple cree que estás siendo objetivo de atacantes patrocinados por el Estado que intentan comprometer tu equipo remotamente a través de tu cuenta de Apple”. 

Este intento de acceso remoto podría incluir “información sensible, comunicaciones e incluso la cámara y micrófono”, agregaba el mensaje. 

Apple tomó esta medida luego de que la investigación realizada por 17 medios, Pegasus Project, reveló que 50 mil teléfonos en el mundo fueron espiados a través de Pegasus, entre ellos, los de periodistas, defensores de derechos humanos y opositores políticos en 10 países.  

Basave fue uno de los usuarios alertados y, meses después, se puso en contacto con Citizen Lab, que realizó el análisis forense de su teléfono y confirmó la infección ocurrida entre el 5 y 11 de septiembre. 

Decidió hacer público su caso porque el espionaje “es una amenaza permanente. Si el día de mañana alguien utiliza alguna de esa información para golpearme o lastimarme en una lógica de guerra sucia, al menos en la corte moral, si existe tal cosa, (que) se autoincrimine”. 

El pasado 2 de octubre, R3D, Artículo 19, Animal Político, Aristegui Noticias y Proceso revelaron que el Ejército mexicano compró, en 2019, un programa para el “servicio de monitoreo remoto de información” que se usa para intervenir los teléfonos celulares, a pesar de las declaraciones presidenciales en sentido contrario. Documentos oficiales confirman que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hizo esa contratación con la empresa Comercializadora Antsua, SA de CV, representante en México de la empresa NSO Group, dueña del software Pegasus. 

Ese mismo año, los teléfonos de al menos tres personas fueron intervenidos con Pegasus para monitorear llamadas y mensajes: un periodista de Animal Político, Raymundo Ramos y Ricardo Raphael. 

En los tres casos, la intervención ilegal a los teléfonos ocurrió cuando los afectados investigaban temas relacionados con presuntas violaciones a derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.