close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro
Donativos opacos y transferencias de dinero sin aclarar: las lagunas de transparencia en Pemex y CFE, según México Evalúa
Un informe de México Evalúa señala que ni Pemex, ni la CFE, utilizan la transparencia para disuadir prácticas de corrupción.
Archivo / Cuartoscuro
13 de febrero, 2019
Comparte

Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realizan donativos opacos de dinero, y hacen transferencias monetarias a diferentes entes públicos de gobierno sin transparentar información que aclare cuál es el objetivo de dichas transferencias, ni el sustento jurídico que las avale.

Además, las dos empresas productivas del estado tampoco difunden información, o muy escasa y de difícil acceso para el ciudadano común, sobre aspectos que afectan a los recursos públicos del país, como el robo de combustible, el robo de electricidad. Y no transparentan cuáles son sus programas anti-corrupción, ni sus políticas de manejo de conflictos de interés.

Leer: General acusado de huachicoleo negoció la compra de un software de espionaje para Pemex: MCCI

Estas son algunas de las principales ‘lagunas’ de Pemex y la CFE, en materia de transparencia, que la organización México Evalúa presenta hoy en su Índice de Transparencia Corporativa para Empresas Productivas del Estado; un estudio que, entre sus conclusiones, destaca que ni Pemex, ni la CFE, utilizan la transparencia como una herramienta para generar certidumbre a los socios e inversionistas, ni para disuadir las prácticas de corrupción.

María Fernanda Ballesteros, coordinadora de Regulación y Competencia Económica de México Evalúa, explicó en entrevista que una de las “faltas graves” en materia de transparencia corporativa, tiene que ver con transferencias monetarias que hacen Pemex y la CFE a diferentes autoridades de gobierno, sin aportar información clara y precisa del destino y el objeto de los recursos.  

“Se encontró que ni Pemex, ni la CFE, presentan la información de estas transferencias monetarias de forma completa”, señaló Ballesteros.

Leer: Cuánto podría costarle a Pemex la baja calificación y qué medidas le piden implementar al gobierno

En el informe se expone que, entre 2013 y 2015, ambas empresas productivas del Estado realizaron transferencias “atípicas” de dinero, bajo el rubro de “Aprovechamiento de la Nación”, sin que se aclarara en los reportes anuales cuál es el objetivo de estas transferencias, ni el sustento jurídico con el que se llevaron a cabo.

“Este tipo de acciones excepcionales no permiten tener claridad, ni certeza respecto de la política de transferencias”, subrayó la investigadora de México Evalúa.

En cuanto a la difusión que hace Pemex de los donativos que hace a entidades estatales y a municipios en conceptos de ‘gasolina’ y ‘pavimento’, el estudio destaca que se encontró información “difícilmente verificable” y “poco confiable”.

Esto, debido a que México Evalúa detectó que las cifras que publica la petrolera en sus reportes anuales no coinciden con lo que se reporta en bases de datos abiertos.

“Tal vez haya una explicación sobre por qué no son los mismos datos -señaló la investigadora. Pero, a partir de la información que está disponible, lo que está clara es que las cifras no cuadran”.

Leer: Bartlett acusa a Calderón y a exfuncionarios de conflicto de interés y de debilitar a CFE

Además, el informe expone que Pemex no reconoce los donativos como actividades no comerciales, y que no existe tampoco una justificación legal que respalde la razón de esos gastos, “lo que puede interpretarse también como información incompleta”.

Poca información sobre estudios de impacto ambiental

Otra falta grave en materia de transparencia señalada por el estudio, es que ni Pemex, ni la CFE, difunden información suficiente sobre estudios de impacto social y de medio ambiente en lugares y comunidades en donde se realizan proyectos.

“La información que se llega a difundir es a nivel global o total de la empresa, y no bajo un enfoque individualizado por proyecto o por conjunto de proyectos, como sí lo hacen diferentes empresas internacionales”, destaca el documento.

Leer: Lo que no puede faltar en la nueva cara de Pemex y CFE

En cuanto a las políticas de control interno, México Evalúa detectó múltiples fallas en transparencia.

Por ejemplo, la CFE no difunde reportes, ni información sobre su política de responsabilidad empresarial, “a pesar de que la responsabilidad social y ambiental son parte de los objetivos de la empresa”.

No difunde información sobre su programa anti-corrupción, y no difunde ninguna política de manejo de conflictos de interés, solo define, en términos generales, un código de ética en el que exhorta a sus trabajadores a que prevengan caer en dicha situación.

En relación a los procesos de toma de decisiones, el estudio señala que, si bien se obliga por ley difundir las actas de sesiones de los Consejos de Administración en Pemex y la CFE, esto no siempre ocurre.

Por ejemplo, se detectó que no se publican informes trimestrales de actividades, ni la autoevaluación de cada comité. Las minutas de las reuniones del Consejo y de sus Comités no se difunden de manera regular. Tampoco existe un buscador de sesiones que permita encontrar decisiones relevantes de forma fácil y accesible. Y no se presenta información sobre el seguimiento que da el Consejo a decisiones ya tomadas.

“Un cambio que no es de la noche a la mañana”

La investigadora María Fernanda Ballesteros expuso que, a partir de estas faltas detectadas en materia de transparencia, lo que se busca es presentar una serie de recomendaciones a Pemex y CFE para lograr un cambio de “cultura institucional”, aunque admitió que éste “no se dará de la noche a la mañana”.

“Las buenas prácticas de transparencia corporativa abonan y acercan a este cambio de cultura. Ese es el objetivo de este ejercicio de evaluación”, resaltó.

Una recomendación, en cuanto a las transferencias entre Pemex y la CFE con otras entidades gubernamentales, es que ambas empresas productivas tengan una sección en sus reportes anuales que presente, con claridad, cuál es el universo de estas transferencias ‘atípicas’, en el que se describa el objeto, el sustento legal, y el destino preciso de los recursos públicos.

“Cuando se lleven a cabo transferencias extraordinarias tiene que existir un nivel de transparencia mayor si cabe de las razones y usos de los recursos”, apunta el informe.

En materia de contratos, otra de las recomendaciones es que, tanto la CFE, como Pemex, difundan las posibles modificaciones de los contratos en las que se amplían los costos, para evitar prácticas de corrupción. Y también que difundan la información de contratistas sancionados.  

Lee aquí el informe completo de México Evalúa

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
La cantidad de CO2 en la atmósfera supera récord: Qué consecuencias tiene para el planeta
Los niveles atmosféricos de dióxido de carbono, el principal gas causante del cambio climático, superaron las 415 partes por millón por primera vez en la historia de la humanidad. ¿Qué implica haber cruzado ese umbral?
Getty Images
16 de mayo, 2019
Comparte

Jugando con fuego.

¿Es eso lo que está haciendo la humanidad?

La noticia fue recibida por algunos con profunda frustración, por otros con alarma.

El pasado 11 de mayo los niveles atmosféricos de dióxido de carbono o CO2, el principal gas causante del cambio climático, pasaron el nivel de 415 partes por millón (ppm) por primera vez en toda la historia evolutiva de los seres humanos.

La medición de 415,26 ppm fue realizada por una de las principales estaciones de monitoreo del calentamiento global en el mundo, el observatorio de Mauna Loa en Hawái que pertenece al Instituto Scripps de Oceanografía en Estados Unidos.

¿Qué significa para todos nosotros haber cruzado ese umbral?

Tres reconocidos expertos en cambio climático dieron su opinión para los lectores de BBC Mundo.


CHRIS RAPLEY, profesor de ciencia climática en University College London y exdirector del Instituto Antártico Británico

Es la primera vez que los seres humanos hemos inhalado aire con tanto CO2. Es un gas transparente y sin olor y no lo percibimos, pero está teniendo un enorme impacto en el planeta porque ha alterado su balance energético.

El CO2 adicional que hemos lanzado a la atmósfera está causando que la Tierra acumule energía del Sol más rápido de lo que la irradia.

La medición de 415 ppm indica que aún estamos emitiendo dióxido de carbono hacia la atmósfera al nivel máximo de lo que se consideraba posible hace 20 años.

Si seguimos este curso de acción llegaremos a un aumento de la temperatura global de 3, 4 o 5 grados Celsius para fin de siglo, y eso tendrá consecuencias desastrosas para nuestros hijos y nietos y generaciones futuras durante miles de años.

No tendríamos que agregar mucho más dióxido de carbono para calentar el planeta lo suficiente como para que el hielo de Groenlandia y partes de Antártica atraviesen un punto de no retorno. Y en ese caso cualquier cosa que hagamos no impedirá el derretimiento de grandes sectores de hielo.

Si eso ocurre el aumento en el nivel del mar afectará a grandes ciudades en el mundo y desplazará a cientos de millones de personas, veremos olas de calor tan intensas que partes del planeta serán inhabitables y habrá migraciones que desestabilizarán a un planeta ya aquejado por problemas.

Así que hay muchas formas en las que haber pasado 415 ppm es una noticia extremadamente mala y desesperadamentenecesitamos hacer algo al respecto.

El hecho de que llegamos a 415 ppm cuando el nivel natural de la Tierra ha sido durante millones de años de 280 ppm nos dice que hemos cambiado al planeta en formas que son casi inimaginables.


MICHAEL MANN, profesor del Departamento de Meteorología y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Pensilvania

Cuando mis coautores y yo publicamos hace 20 años por primera vez el gráfico llamado “del palo de hockey” con la curva empinada de aumento de CO2, los niveles eran de cerca de 365 ppm. Ahora son de 415 ppm.

Eso significa que hubo un aumento gigantesco de 50 ppm en dos décadas y estamos incrementando las concentraciones atmosféricas a una tasa de 3 ppm al año.

Si haces los cálculos, superaremos los 450 ppm en poco más de una década, y eso implica un peligroso aumento del calentamiento planetario de más de 2 a 3,5 grados Celsius.

Esto significa que debemos hacer cambios dramáticos, ahora, para bajar las emisiones globales de CO2 en un nivel de 5 a 10% al año. Solo así evitaremos impactos catastróficos del cambio climático.

No sabemos exactamente cuáles son los niveles de ppm que llevarán a puntos de no retorno, como por ejemplo el derretimiento de grandes partes de hielo en Antártica que lleve a aumentos del nivel del mar de 3 a 4 metros, o el colapso de la circulación oceánica del Atlántico Norte, la desestabilización del metano atrapado en el permafrost u otros mecanismos amplificadores.

Algunos de estos mecanismos tal vez ya pueden haber sido disparados, otros podrían estar cerca de esa situación.

La única estrategia razonable es dejar de quemar combustibles fósiles que emiten CO2 y calientan el planeta.

Los impactos del cambio climático ya no son sutiles.Los estamos viendo en tiempo real en formas profundas.


JAMES DYKE, profesor de Sistemas Globales del Departamento de Geografía de la Universidad de Exeter

En términos de cómo ha venido cambiando el clima nada sucederá como consecuencia de haber llegado a 415 ppm en comparación con 414 o 412 ppm.

La razón por la que haber llegado a 415 ppm es significativo es que la última vez que la Tierra experimentó concentraciones de CO2 de este nivel fue probablemente hace 2,6 o incluso 3 millones de años.

Es decir, antes de la evolución de la especie humana.

Y es importante recordar que no tenemos razones para creer que el aumento de CO2 se estabilizará en 415 ppm.

Los aumentos anuales han sido de uno o dos por ciento y no sabemos cuando se detendrán.

Hay algo que la gente debe entender cuando se habla de estabilizar el aumento de temperatura global a no más de 1,5 grados Celsius: en mi opinión, nadie cree que en realidad eso sea posible.

Los gobiernos internacionales y la cumbre de París de 2015 hablaron de limitar el calentamiento a no más de 2 grados, con una aspiración de hacerlo a no más de 1,5 grados.

Pero cuando hablas con los que deciden las políticas nadie piensa que eso sea posible, porque limitar el calentamiento global a 1,5 grados significa que el uso de combustibles fósiles debe acabar en un par de décadas y no hay evidencia ni siquiera de que vayamos en la dirección correcta.

Creo que la gente se sorprendería de saber que por un lado los gobiernos hablan de limitar el aumento de temperatura a 1,5 grados, y al mismo tiempo esos gobiernos piensan que no podremos detener el uso de combustibles fósiles.

Los gobiernos pueden mantener esa posición porque asumen que podremos inventar tecnología de emisiones negativas, que extraigan enormes cantidades de dióxido de carbono de la atmósfera de la Tierra para mediados de este siglo y los siglos subsiguientes.

No creo que la mayoría de las personas sepa que estamos dependiendo esencialmente de que se invente esta nueva tecnología para salvarnos del colapso climático.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.