close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Apoyos ya no irán a estancias infantiles debido a irregularidades; gobierno dará a familias 1,600 pesos cada dos meses

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que el resto de los apoyos, como los que se destinan a campesinos, adultos mayores y personas con discapacidad, también serán de manera directa para evitar actos de corrupción.
Cuartoscuro
7 de febrero, 2019
Comparte

Debido a presuntas  irregularidades en estancias infantiles, el gobierno dará un apoyo directo de 1,600 pesos por niño a padres y madres de familia, cada dos meses.

Lee: Abuelas cuidarían mejor a los niños, dice Urzúa sobre dar dinero directo a familias y no a estancias infantiles

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que, tras realizar una revisión, detectaron que hay alrededor de 300 mil menores inscritos en las estancias infantiles, sin embargo, se encontraron informes adulterados.

“Se encontró que hay informes adulterados, que no son todos en todos los casos los niños que se registran y otro tipo de irregularidades. Vamos a hacer rendir el presupuesto en más de 30 % porque en el censo que estamos haciendo estamos encontrando que no se entregaban los fondos completos, tenemos pruebas de que había corrupción en la entrega de los apoyos a la gente”, expuso en conferencia de prensa. 

Al presentar la distribución de fondos para el bienestar, el mandatario reiteró que el resto de apoyos, como el de campesinos, adultos mayores y personas con discapacidad, también serán de manera directa para evitar actos de corrupción.

Respecto a las protestas recientes por las estancias infantiles, pidió a los padres y madres de familia no preocuparse porque, dijo, se va a proteger a todos, pero ahora el apoyo se hará de forma directa.

Te puede interesar: Mujeres cuidadoras atienden a 42 millones de personas dependientes; el Estado no reconoce su trabajo

Dijo que se entregarán 1,600 pesos cada dos meses y serás los padres quienes decidan si el dinero se lo dan a una hermana, tía, o a algún familiar por cuidar a sus hijos, o bien, darle los recursos a las estancias infantiles. “Será decisión de cada familia el manejo del apoyo”.

El pasado 6 de febrero, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, dijo que los recursos superiores a dos mil millones de pesos asignados para este programa son más que suficientes, aunque se plantea cambiar el método de distribución de ese dinero. 

Urzúa sostuvo que la propuesta es no entregar directamente recursos a estancias infantiles, sino darle el dinero para ese fin directamente a los padres, o incluso dárselos a “las abuelas” de las familias, que seguramente, dijo, cuidarán mejor a los niños.

“Con eso se puede ayudar a la abuela que va a cuidar, quizá mejor a los niños que las propias estancias infantiles. ¿Me explico? Dar flexibilidad a los padres de familia y no atarse con estancias infantiles en particular”, expresó el funcionario federal.

López Obrador consideró que la declaración de Carlos Urzúa no fue con la intención de ofender, y advirtió que no se va a dar apoyo a ninguna organización social para la entrega de los programas sociales sino que todo se repartirá de manera directa de la Tesorería al beneficiario.

El mandatario insistió en que los recursos que se destinaban en beneficio de la gente no llegaban completos porque “había moche”.

“Confiamos en los papás”

Ariadna Montiel Reyes, subsecretaria de Bienestar, aseguró que las estancias no desaparecerán ya que son de carácter privado y el gobierno no tiene las facultades de cerrar ni abrir estancias.

Detalló que los inmuebles no son de la dependencia y que la supervisión al sistema de cuidados la hace el DIF, es decir, establece las reglas y los mecanismos de alimentación, por mencionar un ejemplo.

Durante la transición de gobierno, dijo Montiel, se encontraron estancias con 15 niños, pero en las que se pagaban 30 subsidios. Para otorgar estos apoyos, era necesario que un padre o madre de familia acudiera por lo menos 15 días al mes y cinco horas diarias por lo menos, pero en muchos casos eso no se cumplía.

La subsecretaria de Bienestar explicó que la estancias cobraban un monto adicional al subsidio que daba el gobierno, y llegaba a ser de entre 2,800 y 3,500 pesos.

La funcionaria dijo que en el reglamento de cada estancia se debe notificar el monto de la corresponsabilidad. “Eso no estaba topado, era ilimitado. Entonces podían cobrar equis cantidad y ahí en eso el gobierno no tenía control De tal manera que ahora nosotros damos la transferencia, insisto, y los papás deciden a qué estancia o a qué lugar pueden llevar a sus niños, o qué esquema tienen, familiar, escolar”.

Al ser cuestionada por Denise Maerker en Radio Fórmula sobre cómo se garantizará que los recursos realmente se destinen al cuidado de los niños y para pagar una estancia y no otras necesidades, Montiel respondió: “Considero que nosotros debemos confiar en los padres y madres de familia porque siempre buscamos lo mejor para nuestros hijos”. 

Argumentó que ahora la política de apoyo a niños es más amplia y habrá varios programas, cada uno focalizado.

Montiel indicó que lo que fue la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) administró el subsidio para 9,532 estancias y el gobierno federal entregaba un subsidio de 950 pesos a las estancias por cada niño, y para los menores con discapacidad, un monto de 1,900.

Insistió en que las estancias no son administradas por el gobierno, que las responsables de su operación acreditaban el número de niños con listas que notificaban a las delegaciones, quienes concentraban el tema bajo un sistema a nivel nacional.

“Este, como otros programas, no será universal, será focalizado a las madres trabajadoras que no tienen seguridad social. El IMSS y el ISSSTE tienen su esquema de seguridad social y tienen una regla: si no tienen el cupo suficiente en sus estancias, tienen que darles una transferencia monetaria, para que las mamás y papás puedan inscribir a sus niños en un sistema de cuidados”, detalló.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Así es la cárcel de máxima seguridad en EU donde ingresó Joaquín "El Chapo" Guzmán

Sentenciado a cadena perpetua, el narco mexicano célebre por sus fugas de prisiones ya está en la cárcel federal más segura de EU. "Escaparse de ADX es virtualmente imposible", dice un exdirector de ese presidio.
20 de julio, 2019
Comparte

Es la prisión federal más segura de Estados Unidos, de la que nunca pudo escapar un recluso, está en pleno desierto y ahora aloja a un capo narco mexicano famoso por sus fugas carcelarias: Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Se trata de la Penitenciaría Administrativa de Máxima Seguridad en Florence, Colorado, mejor conocida por sus siglas en inglés de ADX o como el “Alcatraz de las Rocosas”.

El ingreso de Guzmán a esa prisión “supremax” fue confirmado por la Agencia de Prisiones de EE.UU. (BOP, por sus siglas en inglés) a BBC Mundo este viernes, tras la sentencia a cadena perpetua que el líder del cartel de Sinaloa recibió el miércoles en Nueva York.

Robert Hood, un exdirector de ADX, estimó que Guzmán “será ubicado en un área lejos de otros reclusos” .

Agregó que es probable que el gobierno de EE.UU. solicite medidas especiales que le prohíban ver o escuchar a otros reclusos, familiares y amigos, aunque sí podría recibir visitas de abogados autorizados.

“ADX proporciona un escenario que está a un clic de distancia de la muerte sin aplicar la pena de muerte”, indicó Hood a BBC Mundo.

Una fortaleza en el desierto

Las prisiones de máxima seguridad o “supermax” están diseñadas para recluir a largo plazo a los presos más peligrosos, considerados una gran amenaza para la seguridad pública.

La primera de estas prisiones en EE.UU. fue Alcatraz, en una isla de la bahía de San Francisco y cerrada definitivamente en 1963. La tercera fue ADX, abierta en 1994, la única a nivel federal que sigue activa.

Desde que “El Chapo” fue declarado en febrero culpable de enviar toneladas de cocaína a EE.UU. con asesinatos, violencia y sobornos, su defensa anticipaba que lo trasladarían a ADX.

ADX

Getty Images
En su exterior, el presidio ADX cuenta con varias torres de vigilancia y patrullas móviles con guardias armados las 24 horas del día.

Guzmán, de 62 años, se fugó dos veces de cárceles mexicanas de máxima seguridad —una de ellas por un túnel de kilómetro y medio en 2015— y el miércoles aludió a su próximo destino cuando dijo: “El gobierno de Estados Unidos va a enviarme a una prisión donde jamás van a escuchar mi nombre”.

Ubicada en una zona remota y semiárida de Colorado, ADX tiene seis torres externas con guardias armados, más otras tantas de una penitenciaría vecina, y su perímetro es vigilado a cada instante por patrullas móviles.

Hood indicó que también hay cables de disuasión de helicópteros, para controlar intentos de aterrizaje cerca de la prisión, y están prohibidos los aviones no tripulados en el espacio aéreo.

Pero lo que hace a ADX un lugar especialmente duro es su interior.

Gritos por tuberías

“Dentro de ADX hay cientos de cámaras, puertas de seguridad electrónicas y procedimientos para controlar todos los aspectos de la prisión”, sostuvo quien dirigió el penal entre 2002 y 2005.

Hay diferentes niveles de seguridad en el interior y el personal pasa lista de los prisioneros hasta siete veces al día.

“Los presos están en celdas individuales hasta 23 horas al día y reciben recreación en jaulas individuales. No existe una vista del terreno local, solo vistas del cielo”, relató Hood.

Las celdas miden 3,5 metros de largo por dos metros de ancho. Tienen camas, escritorio, taburete y estante, pero todo esto está hecho de concreto, para evitar que puedan moverlo.

También hay un monitor de TV que transmite programas educativos y servicios religiosos. Las ventanas miden casi un metro de alto pero apenas 10 centímetros de ancho. Hay ducha, inodoro y lavabo.

“Lo que hacen algunos presos es gritar a través de las tuberías del lavabo en sus celdas y el de al lado puede escucharlo: a veces hablan así”, dijo Deborah Golden, una abogada del Centro de Defensa de Derechos Humanos que ha visitado ADX en varias ocasiones, a BBC Mundo.

ADX

Getty Images
En el interior de ADX las puertas son electrónicas y pasan lista de los presos hasta siete veces por día.

La entrada a la celda tiene barrotes y, detrás, una puerta que bloquea la vista al pasillo con una ranura por donde pasar la bandeja de comida o las manos de los prisioneros que van a salir, para colocarle esposas antes.

“Ese tipo de aislamiento a menudo conduce a problemas de salud mental, lleva a las personas a tener una ruptura con la realidad”, señaló Golden. “Es un lugar para aislar completamente y desorientar a cualquiera que esté allí”.

Escape “virtualmente imposible”

Entre los cerca de 400 reclusos que tiene ADX, hay varios conocidos públicamente, aunque sin la fama mundial de “El Chapo”.

Allí están por ejemplo Theodore Kaczynski, el “Unabomber” que aterrorizó a EE.UU. por años con sus cartas bomba; Dzhokhar Tsarnaev, condenado a pena de muerte por el atentado del maratón de Boston en 2013, y Zacarias Moussaoui, un miembro de Al Qaeda que participó en la planificación de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Otros presos menos conocidos fueron trasladados a ADX por problemas disciplinarios que protagonizaron en otras cárceles, como agresiones o intentos de fuga.

“Escaparse de ADX es virtualmente imposible”, afirmó Hood.

Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", fue capturado en México y enjuiciado en Estados Unidos.

Getty Images
“El Chapo” Guzmán se hizo famoso como narco pero también por sus escapes de prisiones en México.

Sostuvo que el mayor desafío que Guzmán planteará a la prisión son sus activos externos, tanto sus socios criminales como su dinero: los fiscales estiman que movió drogas por US$12.666 millones.

“Eventualmente intentará comprometer al personal (de ADX). La mayoría de los funcionarios correccionales ganan alrededor de US$45.000 por año, lo cual es terrible considerando su ambiente de trabajo”, indicó.

“Su mejor intento de escape será durante los traslados a la comunidad o a otra prisión federal para recibir atención de salud”, agregó. “Escapar mientras se es transportado es más probable que escapar desde el interior del Alcatraz de las Rocosas”.

Al hablar durante su sentencia, Guzmán se quejó de las condiciones de reclusión solitaria que tuvo en su cárcel de Manhattan por 30 meses, que calificó de “tortura mental, emocional y psicológica” constante.

túnel

Getty Images
“El Chapo” huyó en 2015 del penal mexicano de El Altiplano por un túnel de más de 1,5 kilómetros de largo.

Tras la condena, uno de sus abogados, Jeffrey Lichtman, pidió al juez que siguiera en la misma cárcel por 60 días para preparar la apelación, pero dijo a la prensa que ADX “puede ser un paseo por el parque” para Guzmán si la compara a su prisión de Manhattan.

Sin embargo, el exdirector de la cárcel “supremax” discrepa con eso.

“Si ‘El Chapo’ pensaba que el centro de detención en Nueva York tenía restricciones excesivas”, sostuvo, “ADX será mucho peor”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HgJYOwiWtec

https://www.youtube.com/watch?v=8CSZJ19jYrc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.