close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Fórmula 1 en México, los costos y las ganancias para el país según datos oficiales

La derrama económica que han dejado 3 de las 5 carreras ya supera en más de 600% el monto de recursos públicos que requirió todo el evento.
Cuartoscuro Archivo
4 de febrero, 2019
Comparte

En 2014 el Gobierno de México firmó un contrato para la realización de cinco carreras del campeonato mundial de automovilismo deportivo conocido como Fórmula 1. Las tres primeras ediciones dejaron al país y a la Ciudad de México una derrama económica superior a los 23 mil millones de pesos. Dicha cantidad es 600% mayor al monto de dinero público que se tuvo que pagar para realizar todo el evento.

Así lo detallan los datos oficiales del Gobierno Federal y el de la Ciudad de México, los cuales estiman además que con la derrama económica que dejó la edición de 2018 (que aún se sigue contabilizando) y la que tendrá la edición de 2019, la ganancia final de las cinco carreras será de casi 40 mil millones de pesos.

La Jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo el jueves pasado que la continuidad del Gran Premio de México de Fórmula 1 a partir del 2020 está en duda. Esto ya que el gobierno federal no seguirá costeando los “400 millones de pesos” que anualmente costaría el evento. Añadió que para la Ciudad de México asumir ese costo resulta “oneroso”.

La información obtenida por este medio vía transparencia muestra que el costo anual del evento es aún más alto al señalado por la jefa de Gobierno. No obstante, la derrama económica reconocida por el gobierno federal y por la administración de la capital es significativamente mayor a la inversión inicial.

Cabe señalar que en caso de que el país o la ciudad quisieran continuar con la realización de carreras de Fórmula 1 para los años 2020 o posteriores, los referidos costos podrían cambiar, pues se requiere de un nuevo contrato con los propietarios del serial, ya que el actual – que no fue renovado- solo abarca hasta la realización de la edición 2019.

El costo de organizar estas carreras

La información proporcionada por el Consejo de Promoción Turística dependiente de la Secretaría de Turismo indica que en 2014 se firmó un contrato número 36/2014, con la empresa Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), para la realización de cinco carreras de Fórmula 1 en los años 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019.

El concepto preciso del contrato fue el siguiente: “Servicios de promoción de México por virtud de la realización y ejecución de los actos necesarios para la celebración del evento de Fórmula 1 Gran Premio de México en el Autódromo Hermanos Rodríguez en la Ciudad de México, en cada uno de los años 2015 a 2019”.

El monto total de dicho contrato fue de 213 millones 279 mil dólares. Esto sin tomar en cuenta la inversión que por su lado realizaron entidades privadas.

El monto del contrato fue calculado en virtud de la inversión que requeriría cada una de las cinco carreras en el autódromo Hermanos Rodríguez, y que se estipuló así: para la edición 2015 un monto de 44 millones 177 mil dólares; en 2016 y 2017 un monto de 40 millones 987 mil dólares respectivamente; y para 2018 y 2019 un monto de 43 millones 564 mil dólares respectivamente.

En total, y tomando en cuenta el tipo de cambio anual referido por el Banco de México  (la edición de 2019 se pagó el año pasado), el monto en pesos del contrato es de aproximadamente 3 mil 558 millones de pesos.

Lo anterior significa que, en promedio, el gobierno federal invirtió poco más de 717 millones de pesos por edición (siempre tomando como tipo de cambio el que prevalecía en la fecha de contrato). Este monto es mayor a los 400 millones que había señalado Claudia Sheinbaum en su declaración.

Dado que el contrato, como ya se dijo, abarcaba solo hasta 2019, la realización de nuevas ediciones del Gran Premio de México en años posteriores podría acarrear montos distintos, derivado de que se requeriría firmar un nuevo contrato. Sheinbaum adelantó que inversiones de este tipo resultan costosas para la ciudad.

Más de 23 mil mdp en derrama y contando…

En la respuesta a la solicitud planteada el Consejo de Promoción Turística detalló la derrama económica que a nivel país ha dejado la realización de este evento año con año. Señaló que estos datos se obtuvieron a partir de los estudios realizados por la firma especializada AECOM y Formula Money.

De acuerdo con la información proporcionada, la primera edición del Gran Premio de México 2015 dejó una derrama económica para el país de 8 mil 100 millones de pesos;  la segunda edición correspondiente a 2016 dejó una ganancia de 6 mil 600 millones de pesos; y la de 2017 dejó un saldo de 8 mil 400 millones de pesos.

El Consejo agregó que la derrama económica de la edición de 2018 se conocerá con precisión hasta el segundo trimestre de este año, pero estimó que será “similar” a la de ediciones anteriores. Y en el caso de la quinta y última edición del Gran Premio de México, correspondiente a 2019, se estima también una derrama “similar”.

Si se toma en cuenta solo la derrama económica de las tres primeras ediciones, donde hay montos confirmados, esta fue de 23 mil 100 millones de pesos. Esta cantidad es casi ocho veces superior al monto de 3 mil 588 millones de pesos que se pagaron para la realización de las cinco carreras o, lo que es lo mismo, un incremento de más de 600%.

Y si se toma en cuenta que al cierre de las cinco ediciones se estima una derrama económica de entre 38 mil y 40 mil millones de pesos, este monto representaría un alza de casi 1 mil 200% en comparación con la inversión para su realización

Animal Político también solicitó vía transparencia al gobierno de Ciudad de México conocer el monto de la derrama económica específica para la capital. La Secretaría de Turismo de la capital proporcionó los datos de dos años, los de la edición 2016 y 2017, pues dijo que de las carreras posteriores aún no se tienen listos.

En 2016 la derrama económica específica para la Ciudad de México fue de 1 mil 577 millones de pesos, mientras que en el año 2017 el Gran Premio dejó una ganancia de 1 mil 632 millones de pesos.

Lo anterior significa que, tan solo la capital del país, hubo una derrama económica equivalente a más del doble de lo que anualmente se tuvo que invertir para realizar la carrera.

Carrera multipremiada

El Gran Premio de México ha obtenido de forma consecutiva, desde la edición de 2015, el reconocimiento de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) como el mejor  gran premio de Fórmula 1 del año, superando a los más de 20 que se llevan a cabo en diversas partes del mundo, entre los que se encuentran el de Mónaco, el de Silverstone en Reino Unido, o el de Monza en Italia.

Entre las razones por las cuales se ha obtenido este reconocimiento se encuentra la calidad de la organización antes y durante el evento (sin ningún imprevisto de consideración hasta la fecha), por el nivel de asistencia de los aficionados (más de 300 mil en cada edición), y por el ambiente festivo que se ha conseguido construir el torno al mismo.

A ello se suman características únicas con las que cuenta el circuito del Autódromo de los Hermanos Rodríguez (remodelado por el ingeniero alemán Hermann Tilke), como por ejemplo un tramo de curvas lenta que atraviesan un estadio (Foro Sol), zona en la que además se realiza la premiación.

México es el único país que ha conseguido que su Gran Premio gane por cuatro años consecutivos el reconocimiento que otorga la FIA.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Nissan: qué hay detrás de la fuerte caída de sus ganancias (y qué tan cerca está de tocar fondo)

El fabricante japonés de automóviles sufrió un desplome de sus beneficios superior al 95% y anunció el despido de miles de empleados. ¿Cómo se explican estos resultados?
27 de julio, 2019
Comparte

¿Ha tocado fondo Nissan?

Esa es la pregunta que planea sobre el fabricante japonés de automóviles después de que este jueves presentara unos pésimos resultados, los peores desde la crisis mundial de 2009.

En concreto, entre abril y junio de este año, el beneficio neto de Nissan cayó casi un 95% en comparación con el mismo período de 2018.

Por su parte, su beneficio de explotación se redujo en un drástico 98,5%. Es decir, que su ganancia ni siquiera alcanzó los US$15 millones.

“Reconocemos que los resultados son muy mediocres”, dijo el presidente de Nissan, Hiroto Saikawa, pese a que se mostró confiado en poder mejorarlas de cara a próximos trimestres.

Estos resultados ya llevaron a la firma a tomar medidas drásticas.

Entre ellas, el despido de alrededor del 10% de sus empleados, lo que significa la eliminación de unos 12.5000 puestos de trabajo para reducir su producción global en un 10% para el año 2022.

El presidente de Nissan, Hiroto Saikawa

AFP
El presidente de Nissan, Hiroto Saikawa, reconoció ante la prensa este jueves que los últimos resutlados de la empresa eran “mediocres”.

Saikawa precisó que más de la mitad de puestos ya fueron suprimidos el año pasado y el resto de empleados serán despedidos entre 2020 y 2022 en plantas de seis países que no quiso especificar por la “sensibilidad” del tema.

Según medios japoneses citados por la agencia AFP, sin embargo, América Latina sería una de las zonas más afectadas por esta medida.

Pero ¿cómo se explica este desplome del que fuera uno de los referentes mundiales en la construcción de automóviles?

El escándalo Ghosn

“La rentabilidad se vio afectada negativamente por la disminución de los ingresos y por factores externos como los costes de las materias primas, las fluctuaciones de los tipos de cambio y las inversiones para cumplir con las normas regulatorias”, señaló Nissan en un comunicado.

En efecto, al igual que sus rivales, la firma está teniendo que hacer grandes inversiones tecnológicas para desarrollar los vehículos autónomos y para responder al endurecimiento de las nuevas normativas medioambientales.

Sin embargo, además de por el estancamiento de grandes mercados como el de EE.UU., Europa o Japón, la empresa enmarcó sus resultados como consecuencia del cambio de estrategia tras el escándalo que el año pasado supuso el arresto de su expresidente Carlos Ghosn, por presuntas malversaciones de fondos.

Carlos Ghosn

Getty Images
La detención de Carlos Ghosn puso en entredicho el futuro de la Alianza, un grupo mundial de fabricación de automóviles que incluye a Renault, Nissan y Mitsubishi.

Pese a haber rechazado los cargos en su contra, las acusaciones a Ghosn supusieron una gran presión sobre la alianza creada entre Nissan, Renault y Mitsubishi, en la cual las tensiones están lejos de desaparecer.

“Eso realmente hizo a la empresa caer en picado”, reflexionó en la radio pública estadounidense NPR Michelle Krebs, analista de la empresa automotriz Autotrader.

Nissan no esconde el duro golpe que sufrió por este escándalo, y por ello decidió reducir en unos US$184.000 millones los objetivos de venta fijados durante la presidencia de Ghosn para finales de marzo de 2023.

Peor imagen y competencia

A los problemas de Nissan se suma, según expertos, una estrategia desafortunada dirigida a aumentar su presencia en el mercado a expensas de la rentabilidad.

Por ejemplo, Nissan apostó por realizar ventas con grandes descuentos a las compañías de alquiler de automóviles, lo que además de recortar sus ganancias también pudo haber “empañado” la marca, según Krebs.

Michael Ramsey, analista de la consultora Gartner, coincide también en cómo esta táctica de Nissan perjudicó la imagen que el público tenía de la marca.

Exposicion de autos Nissan

Getty Images
La imagen de los autos de Nissan puede haberse visto afectada por las últimas estrategias de la compañía, dicen expertos.

Según el experto, los consumidores solían ver los autos de Nissan como deportivos y confiables, pero las ansias de la empresa por expandir su presencia en el mercado pudo dejar en entredicho la identidad corporativa de la marca.

“¿Quién es hoy el comprador de Nissan? La respuesta no es tan obvia”, se preguntó en NPR.

Otro factor que destacan los expertos es la creciente competencia que para Nissan suponen fabricantes coreanos como Hyundai y Kia, que ofrecen a sus clientes vehículos a precios menores.

“A la vez que vemos cómo sus productos mejoran en términos de calidad y diseño, también están ganando consumidores que buscan algo asequible”, dijo en NPR sobre estas marcas el analista de CarGurus George Augustaitis.

Auto de Hyundai.

Getty Images
La competencia de fabricantes como Hyundai han supuesto un duro golpe para las ventas de Nissan.

El experto también apuntó al diseño como uno de los puntos débiles de Nissan, citando el ejemplo de los modelos de utilitarios deportivos Rogue y Murano que están “casi cinco años desactualizados”.

“Estas supresiones de puestos de trabajo son medidas necesarias para reestructurar la compañía y evitar que la situación siga deteriorándose”, le dijo a AFP Satoru Takada, analista de la consultora de Tokio TIW.

“La cuestión es saber si Nissan ha tocado fondo y podrá renacer rápidamente” pero “las perspectivas son vagas y los obstáculos numerosos”, pronosticó el experto.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=wLuT0dfmeds

https://www.youtube.com/watch?v=fQcI0qFkzwQ

https://www.youtube.com/watch?v=xLBMdL-Roq0&t=13s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.