Guardia Nacional y prisión oficiosa llegan a fase clave: aquí los cambios que prevén los legisladores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Guardia Nacional y prisión oficiosa llegan a fase clave: aquí los cambios que prevén los legisladores

Diputados y senadores adelantaron algunas modificaciones que se analizan; expertos y oposición presentarán propuestas alternas en el tema de prisión preventiva.
Cuartoscuro Archivo
6 de febrero, 2019
Comparte

Las reformas constitucionales para crear la Guardia Nacional y ampliar el número de delitos que ameritan prisión preventiva automática llegan a una fase clave. Esta semana las cámaras de Diputados y de Senadores entran en la recta final del análisis y debate de los dictámenes que previamente ya les mandaron sus contrapartes, con miras a la votación y aprobación. No obstante se prevén varias modificaciones.

En el caso de la Guardia Nacional —señalaron legisladores que participan en el proceso— existe inconformidad de los senadores del grupo mayoritario y también de partidos de oposición respecto a varios puntos del dictamen aprobado en enero en la Cámara de Diputados, por lo que buscarán modificarlo para luego regresarlo a San Lázaro.

En cuanto a la prisión automática, la minuta que en diciembre aprobó el Senado fue modificada por los diputados en comisión, la cual redujo de 12 a 4 los nuevos delitos contemplados. Esto rompió el consenso que había en la cámara baja y ahora se busca dar marcha atrás a estas modificaciones o buscar otras para que la minuta avance.

Paralelamente la oposición trabaja con organizaciones ciudadanas dos propuestas alternas a la reforma de prisión oficiosa. Hoy arrancan una serie de cinco audiencias públicas en San Lázaro para analizar el tema.

Cabe señalar que al tratarse, en ambos casos, de reformas constitucionales se requiere de la aprobación de dos terceras partes de los senadores y diputados para su aprobación. Por este motivo Morena y sus aliados (impulsores de las reformas) necesitan el apoyo de alguna de las principales fuerzas de oposición para que transiten.

A continuación se detalla lo que sigue en la ruta de ambas reformas, entre ellos los cambios que se prevén, los procedimientos, y las audiencias. Esto de acuerdo con la información proporcionada por legisladores de ambas cámaras consultados por Animal Político.

Reforma de Guardia Nacional

Situación actual

Luego de múltiples revisiones, la Cámara de Diputados aprobó el pasado 16 de enero el dictamen en materia de Guardia Nacional y envió la minuta al Senado. Pero tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como legisladores de diversos partidos han expresado su inconformidad con el proyecto y la necesidad de hacer cambios.

El 1 de febrero, la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado realizó una reunión extraordinaria con los secretarios de Defensa, Marina y Seguridad quienes insistieron en la necesidad de crear la Guardia Nacional como un cuerpo de policía civil pero con formación y disciplina militar.

Los cambios que vienen

Diversos legisladores que conforman la comisión que revisa el dictamen de Guardia Nacional adelantaron modificaciones, como la relacionada con la facultad de investigación de la Guardia Nacional.

Algunos senadores han expresado que la redacción no deja en claro que esta nueva fuerza debe estar sujeta a la dirección del Ministerio Público en tareas de investigación, por lo que analizan cambios en el tema.

Además, Morena busca que se incluya en el dictamen la capacidad que tendrán las Fuerzas Armadas de continuar colaborando de forma temporal en seguridad pública, mientras se culmina con la conformación completa de la Guardia Nacional. Esto estaba plasmado en un artículo transitorio que fue eliminado en la versión final del dictamen aprobado por los diputados.

También se analizan cambios en la redacción del artículo 21 en el apartado donde se establece que la Guardia tendrá doble adscripción a las dependencias de Seguridad y Defensa, así como una junta de jefes militares y civiles. Esto, debido a que algunos legisladores advierten que no quedan claras las competencias.

Leyes faltantes

La reforma propuesta establece que para que esta nueva fuerza de seguridad funcione, se requieren tres leyes secundarias: la Ley de la Guardia Nacional que debe expedirse en un plazo de 90 días, y las leyes de Uso de la Fuerza y de Registro de Detenciones que deben aprobarse en un plazo máximo de 120 días.

Lo que se propondrá primero es acortar el tiempo que hay que esperar para que se expidan estas leyes, e incluso se busca que se publiciten lo más rápido posible los borradores de dichas iniciativas para conocer sus alcances.

Además, en la sesión extraordinaria del pasado 1 de febrero en la Comisión de Puntos Constitucionales, el secretario de Seguridad Alfonso Durazo dijo que ya tienen listo un borrador de la iniciativa sobre uso de la fuerza.

La ruta

La Comisión de Puntos Constitucionales del Senado será la responsable de elaborar un dictamen sobre la minuta que enviaron los diputados. Se prevé que desde aquí se incluyan modificaciones. Si la comisión aprueba por mayoría simple el dictamen, pasará al pleno donde tendrá que ser avalado por mayoría calificada (2/3 partes).

Como se prevén cambios a la minuta enviada por los diputados, el dictamen que los senadores aprueben tendrá que regresar a la Cámara Baja para ser nuevamente estudiada y en su caso aprobada. Solo hasta ese punto podrá enviarse a los congresos locales para que estos a su vez lo analicen y aprueben.

Reforma de Prisión oficiosa

Situación actual

En diciembre pasado, los senadores aprobaron la reforma al artículo 19 constitucional para ampliar de 6 a 18 el catálogo de delitos que ameritan prisión oficiosa, es decir, prisión preventiva automática para los probables responsables de cometer esos ilícitos. La minuta fue enviada a la Cámara de Diputados para su análisis. Ello con el objetivo de que fuera ratificada por la cámara baja en el periodo extraordinario convocado en enero.

Sin embargo, la Comisión de Puntos Constitucionales modificó la minuta y aprobó un dictamen que solo ampliaba la prisión automática a cuatro delitos: robo de hidrocarburos, enriquecimiento ilícito, ejercicio abusivo de funciones y uso ilegal de programas con fines electorales. Quedaron fuera ilícitos como feminicidio, desaparición forzada, robo a casa habitación y de transporte, entre otros.

Esto generó divisiones entre los grupos parlamentarios y el dictamen modificado no pudo ser aprobado en el periodo extraordinario.

Los cambios que vienen:

De acuerdo con los legisladores consultados, hay dos escenarios probables. Uno de ellos, impulsado por Morena, es dar marcha atrás al dictamen aprobado en comisiones y se mantenga el catálogo de nuevos ilícitos que ya habían aprobado los senadores en su minuta o, por lo menos, la mayoría de los contemplados originalmente como feminicidio.

El otro escenario es el impulsado por diputados de oposición y colectivos ciudadanos, el cual plantea que no se amplíen los delitos de prisión preventiva automática. En su lugar se plantean dos alternativas:

La primera es que en lugar de modificar el artículo 19 de la Constitución se reforme el 16, para obligar al Ministerio Público a no liberar a personas detenidas por cierto tipo de ilícitos hasta que no se investigue y se les consigne.

La otra opción es no hacer reforma constitucional alguna, sino una modificación al Código Penal Federal para que se tipifique con penalidades más graves los 12 delitos que el Senado mencionó en su minuta, y que ello se tome en cuenta para las medidas cautelares que dicte un juez. Ello incrementaría la probabilidad de que se dicte prisión preventiva pero sin que sea automático.

Las audiencias públicas

Como parte del proceso de debate en torno a este tema, la Cámara de Diputados anunció la realización de cuatro audiencias públicas que arrancan este 6 de febrero y culminarán el 8. En ellas participarán expertos, académicos, funcionarios y activistas, con el objetivo de que aporten propuestas en torno a la ampliación de la prisión preventiva.

La primera audiencia fue titulada “Fundamento Constitucional de la Prisión Preventiva Oficiosa”, y se llevará a cabo a las 16 horas; la segunda denominada “Seguridad, Justicia y Prisión Preventiva” está programada para el 7 de febrero a las 16hrs; mientras que la tercera, “Prisión Preventiva Oficiosa y Sistema de Justicia Penal”, será el 8 de febrero a las 11 horas y la cuarta titulada “Prisión Preventiva, libertades e investigación” se convocó para el mismo viernes a las 4 de la tarde.

La ruta

Se prevé que la próxima semana, una vez concluidas las audiencias públicas convocadas, el pleno de la Cámara de Diputados aborde el dictamen de prisión oficiosa. Si se consigue aprobar lo que el Senado había mandado originalmente, la iniciativa quedaría lista para mandarse a los congresos estatales y buscar la aprobación de al menos 17 de ellos para que pueda ser promulgada.

En caso de que se apruebe un dictamen modificado al que mandó el Senado o alguna otra reforma distinta, esta tendría que regresar al Senado para que dicha cámara realice un nuevo análisis y votación de la misma.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 claves sobre el 'preocupante repunte de contagios' de coronavirus en EU

Sin haber superado aún la primera ola de contagios, Estados Unidos hace frente a un aumento de los casos de coronavirus. ¿A qué se debe?
28 de junio, 2020
Comparte
Jóvenes con mascarilla en Nueva York

Alexi Rosenfeld/Getty Images
Estados Unidos está viviendo un repunte del número de casos de coronavirus.

¿Un nuevo cierre?

Cuando las esperanzas de millones de ciudadanos están puestas en la reapertura de la economía en Estados Unidos, afectada por la pandemia del coronavirus, en muchas partes del país lo que se está planteando es un nuevo cierre.

Casi cinco meses después de que el gobierno del presidente Donald Trump empezara a tomar medidas contra la pandemia, Estados Unidos está viviendo un repunte del número de casos de coronavirus.

El país registró este viernes un récord diario de contagios con 45,330.

Desde abril no se veían números similares de nuevas infecciones en el país.

“Esto es algo por lo que realmente estoy preocupado”, había advertido ya el martes sobre esta tendencia el doctor Anthony Fauci, jefe de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud de EE.UU., en una comparecencia ante el Congreso.

“Bajamos de 30,000 (nuevos casos al día) a 25,000 a 20,000 y, entonces, nos quedamos allí, pero ahora estamos subiendo. Eso es muy preocupante para mí”, agregó.

Anthony Faucci.

Getty Images
El doctor Anthony Faucci considera “preocupante” el aumento de contagios confirmados.

La situación está generando gran presión en varios estados, al punto de llevarlos a suspender los planes de reactivación de la economía.

La pandemia ha evolucionado y los focos de preocupación se han trasladado a otros estados después de que Washington, California y Nueva York centraran la atención en abril y mayo.

Luego de que Texas registró este jueves un récord de 5,996 casos nuevos, el gobernador Greg Abbott anunció que se mantendrían en pausa los planes para pasar a las etapas siguientes de la reapertura de actividades.

Este viernes, Abbot fue un paso más allá y ordenó el cierre de todos los bares.

En Arizona, otro de los estados más golpeados ahora, el gobernador Doug Ducey, tras haberle dado “luz verde” a los negocios, señaló el jueves que ahora la luz es “amarilla”, y agregó que los ciudadanos se encuentran “más seguros en casa”.

Mientras hay 30 estados que están registrando un claro aumento de casos, hay una decena de estados en los que la situación no parece haber variado mucho en las últimas dos semanas y otra decena en la que el número de casos sigue descendiendo.

Cuadros sobre evolución del número de casos y de muertes por covid-19 en EE.UU.

BBC

BBC Mundo te explica tres claves sobre el estado actual de la epidemia de coronavirus en Estados Unidos.

1. ¿Más casos porque hay más exámenes de diagnóstico?

Aunque el aumento del número de casos confirmados es un hecho claro, lo que no siempre está claro es qué significa.

El presidente Trump, por ejemplo, ha sugerido que el incremento de casos obedece a que ha crecido sustancialmente la cantidad de exámenes de diagnóstico de la enfermedad.

En general, los especialistas suelen coincidir en que es normal que un aumento de estas pruebas muestre un mayor número de casos, pero señalan que también hay otros factores.

Jóvenes sin mascarillas en una playa en Estados Unidos.

Getty Images
Los jóvenes representan un alto porcentaje de los contagiados.

“Es muy difícil entender lo que significa el número de casos porque depende tanto de la actividad epidémica como del número de exámenes que se están haciendo”, dice John Ioannidis, profesor de Medicina y Epidemiología de la Universidad de Stanford.

El experto explica que, aunque Estados Unidos estuvo muy retrasado inicialmente en la realización de pruebas diagnóstico, ahora está haciendo muchas más por lo que detectará más casos que antes.

“Otra métrica a la que uno podría referirse es a la proporción de exámenes que se están haciendo que dan positivo, lo que en este momento no es tan malo como el número total de casos, incluso en los estados que han visto cierto agravamiento”, señala a BBC Mundo.

La OMS recomienda que los países pasen 14 días con una tasa de casos positivos de 5% o menos antes de comenzar a levantar las medidas de confinamiento; en EE.UU. el promedio nacional se encuentra en 6% pero hay 21 estados con un registro superior, comenzando por Arizona, que tiene una tasa por encima del 23%.

Estados de EE.UU. donde hay una mayor tasa de casos positivos en las pruebas de covid-19.

BBC

“Mucha gente está cansada de estar en sus casas, pero el virus no se ha cansado de infectarnos. Estamos viendo áreas del país que reabrieron antes de estar listas y eso es como atravesarse en la trayectoria de un puñetazo: vas a resultar golpeado”, dice a BBC Mundo Tom Frieden, quien fue director de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Lo que estamos viendo, lamentablemente, era muy predecible“, agrega Frieden, quien en la actualidad es director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una iniciativa de Vital Strategies, una ONG dedicada a temas de salud pública.

Steven Woolf, director emérito del Centro sobre Sociedad y Salud de la Virginia Commonwealth University, considera que aunque hay algo de cierto en que si haces más test vas a encontrar más casos, no se puede menospreciar lo que ocurre.

“Es un argumento loco. Es equivalente a decir que si dejamos de hacer mamografías, vamos a tener menos casos de cáncer de mama. Muchos de estos casos son gente que está enferma y que terminará en los hospitales. Entonces, verás morir a gente real”, dice Woolf a BBC Mundo.

2. Menos muertes, ¿por ahora?

Otra característica de la fase actual del coronavirus por la que está pasando Estados Unidos es un descenso notable de la cifra de muertes.

Con más de 120,000 muertos hasta este 26 de junio, Estados Unidos es, con diferencia, el país del mundo más golpeado por la pandemia.

Kayleigh McEnany

Getty Images
Kayleigh McEnany, la portavoz de la Casa Blanca, destacó el descenso de las muertes.

“Vamos en la dirección correcta”, dijo el martes la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, al referirse a esta tendencia y destacar que, por primera vez en mucho tiempo, habían ocurrido menos de 300 fallecimientos en un día por covid-19.

La cifra refleja una caída notable desde el máximo de 6,409 muertes registrado el 16 de abril, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Ioannidis señala que parece haber una especie de disociación entre el número de muertes y el número de casos confirmados.

“El número de muertes parece estar descendiendo de forma estable”, señala.

Otros expertos, como Woolf, no son optimistas.

“Hay que tomar en cuenta que el número de personas que dan positivo en los exámenes de diagnóstico es un indicador de lo que vendrá”, señala.

“Entre 7 y 10 días de un repunte en la cifra de casos verás un incremento en las hospitalizaciones porque se requiere cierto tiempo tras el contagio para que la gente se enferme. Y, luego, hace falta más tiempo para que tengan problemas respiratorios y requieran ser internados en la unidad de cuidados intensivos y, finalmente, fallezcan”, explica.

“Puedes ver este fenómeno en lugares donde está ocurriendo el repunte, como Arizona, cuyos hospitales ya empiezan a sentir la presión que sufrieron los centros médicos en Nueva York y Nueva Jersey en marzo y abril”, añade.

Para este miércoles, ya estaban ocupadas 88% de las camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos en Arizona. A mediados de mayo, esa cifra era de 68%.

Tom Frieden coincide en que hay una brecha temporal de varias semanas entre los contagios y las muertes, por lo que los efectos de las nuevas infecciones no pueden verse aún.

Sin embargo, destaca que parte de la cifra de muertes obedece a mejoras en la atención sanitaria.

Personas en un bar en Texas.

Getty Images
El repunte de los contagios llevó a que se ordenara el cierre de los bares en Texas.

“Ha habido algunas mejoras en los cuidados de salud que incluyen una mayor capacidad para atender a los pacientes sin que los centros médicos se vean rebasados”, apunta Frieden, quien también es analista en Salud Pública del Council on Foreign Relations.

3. Más jóvenes que mayores

Otra particularidad de la situación actual de la pandemia en Estados Unidos que, además, puede ayudar a explicar el aparente desacople entre el aumento de los casos y el descenso de las muertes es el hecho de que una proporción importante de los nuevos casos son gente joven.

Este jueves, el director de los CDC, Robert Redfield, señaló que los jóvenes han ayudado a impulsar el aumento de casos confirmados al decir que en meses pasados muchos de esos casos no habrían sido diagnosticados.

En Florida, uno de los estados más afectados ahora, la edad media de los contagiados cayó de marzo a junio de 65 a 35 años de edad, mientras que en Arizona casi la mitad de todos los casos corresponden a personas entre 20 y 44 años.

“Hay un cambio en los grupos etarios, quizá debido a que la gente mayor ha aprendido a protegerse mejor y la tasa de mortalidad está muy relacionada con la edad”, dice Frieden a BBC Mundo.

John Ioannidis considera fundamental que se siga protegiendo a las personas mayores.

“Los ancianatos vivieron desastres y probablemente casi el 50% de las muertes ocurrió allí. Si logramos proteger este tipo de centros de alto riesgo, probablemente logremos evitar bastante el impacto del coronavirus, incluso si sigue habiendo muchos casos”, concluye.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.