close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Itxaro Arteta

Huexca dice no a la consulta y a la termoeléctrica; gobierno presume éxito de participación

Habitantes de Huexca juntaron firmas en contra de la termoeléctrica en una asamblea popular, y rechazaron la consulta del gobierno.
Foto: Itxaro Arteta
24 de febrero, 2019
Comparte

Huexca, el pueblo que le da nombre a la termoeléctrica del Proyecto Integral Morelos, no quiere que se eche a andar esa mega obra. Así lo mencionan habitantes que ni siquiera tomaron acciones para evitar este sábado la consulta organizada por el gobierno, y simplemente no fueron a votar. En lugar de eso, juntaron firmas en contra de la termoeléctrica en una asamblea popular, la manera que tienen de organizarse bajo su régimen de usos y costumbres.

Mientras que dos casillas fueron quemadas en el poblado de Amayuca, municipio de Jantetelco, y en Temoac, cabecera municipal de donde fue asesinado el activista Samir Flores, en Huexca la mesa de votación instalada a las 8 de la mañana fue retirada por los propios organizadores alrededor del mediodía.

Según el delegado de programas federales de gobierno federal, Hugo Éric Flores, fue porque hubo hostigamientos y se decidió levantar la mesa por seguridad de los servidores de la nación, que hacen labores de funcionarios de casilla, y por seguridad de la propia comunidad.

Aunque según el  movimiento opositor al proyecto, Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire, sólo se habían acercado a votar unas 10 personas.

“La gente que antes estaba defendiendo a la termo porque creía que les iban a dar proyectos, hoy bajó a firmar (en la asamblea popular) por el no a la termoeléctrica”, aseguró Teresa Castellanos, lideresa del Frente en Huexca.

“Se dieron cuenta de que los empresarios son mentirosos. Les prometieron que no les iban a cobrar la luz, y se las siguieron cobrando; les prometieron hacerles casas de dos pisos, y no se las hicieron; les prometieron que los iban a reubicar a otros lados, y por las casas la gente estaba aceptando. Pero ahorita la gente está en desacuerdo porque ya se dieron cuenta que sí afecta”.

Leer >> Si no se aprueba la termoeléctrica se perderán 25 mil mdp de inversión: AMLO

En 2015 vieron en operación a modo de prueba a  la termoeléctrica, que está prácticamente terminada. Y entonces, descubrieron el ruido.

“Suena como una criba, como cuando rompen piedra, empiezan a tronar, pero es como 10 veces más. Si han escuchado una mina, donde están cribando grava el ruido no lo soportas; pues esto es como 10 veces más. La medición que nosotros tomamos con un aparato especial eran más de 110 decibeles”, señaló Castellanos.

Ese nivel de decibeles es el que puede tener la música en una discoteca o concierto, y llega a lastimar el oído humano.

El pueblo se encuentra a sólo un kilómetro de la planta termoeléctrica. La carretera que va de Cuautla a Huexca pasa junto a las torres y cables de alta tensión, enmarcados por una barda perimetral que termina en amplios círculos de alambre de púas y una entrada que anuncia “CFE, Central Ciclo Combinado Centro”. Unos segundos más adelante, se llega de bajada a las jardineras que sirven de punto de reunión del pueblo.

De fondo, un mural con una virgen, Tonantzin Guadalupe, que dice no a la termoeléctrica y en el que se hacen dos peticiones: “Mantén unido a tu pueblo” y “No nos dejes caer en la ambición ni en la apatía”.

Ahí se instaló la casilla que luego se levantó. Después, según miembros del Frente, llegó a sentarse un hombre ajeno a la comunidad, con corte de pelo tipo militar y una actitud que les pareció sospechosa. Después de decirle varias veces que se fuera, aseguran que llegó a recogerlo una patrulla de la policía estatal.

Por la tarde, alrededor de 100 de los mil 400 habitantes de Huexca sí acudieron hasta ese punto a participar en la asamblea y a firmar su propio pronunciamiento.

“No consideramos válida la consulta (…) debido a que no es una consulta informada y dialogada con la población, quienes reiteradamente hemos dicho que no queremos esos proyectos, basados en las violaciones a derechos humanos y las represiones que hemos sufrido por él, además de todos los impactos de carácter social y ambiental que tendrá en nuestras tierras y de los cuales no se ha dado respuesta a nuestra exigencia de información clara y concisa sobre ellos”, señala el texto.

En Huexca, aunque ahí está la planta, no hubo asamblea informativa sobre el proyecto, según se puede ver en la propia agenda del Gobierno de Morelos.

La carta con las firmas, según Castellanos, será enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador para decirle que el pueblo ya decidió y no van a aceptar que les lleven una casilla para decir que no.

“La gente ya no quiso bajar a participar, un poco porque ya saben la maña del gobierno, y otro poco, porque no aceptan urnas bañadas con sangre”, afirmó.

El gobierno considera un éxito el nivel de participación

Pese a los incidentes de la jornada, el gobierno consideró un éxito el nivel de participación, ya que desde el del primero de dos días de consulta pública se acercó a las cifras que se habían registrado en el Estado en las consultas previas sobre la cancelación del aeropuerto de Texcoco y la construcción del Tren Maya.

Leer: Marchan contra consulta sobre termoeléctrica en Huexca y por asesinato de Samir Flores

En conferencia de prensa por la noche,  la subsecretaria de Desarrollo Democrático y Participación Social de Morelos, Diana Álvarez, reportó una participación total de 16 mil 555 personas en los tres estados involucrados, con 77% de casillas contabilizadas: 13 mil 297 en Morelos, donde se instalaron 75 mesas de votación pero hubo que retirar 11; mil 472 votos en Puebla, donde de 45 casillas no se instaló una y se cerraron antes de tiempo otras dos; y mil 786 votos en las 27 casillas de Tlaxcala.

Sin embargo, no se detalló cuántos votos habían sido por el sí y cuántos por el no, ni los niveles de participación por región, pese a que en el oriente fue donde se cerraron buena parte de las mesas.

“Calculamos, de acuerdo al índice que hay de captura de participación, que vamos a estar rondando en los 20 mil, situación que yo felicito y considero un éxito, porque en las dos pasadas consultas una había tenido 25 mil y otra 20 mil, y hoy en el primer día de consulta estamos llegando prácticamente al mismo número”, dijo Hugo Eric Flores, superdelegado del gobierno federal en Morelos.

Explicó que en las siguientes horas harían un análisis municipio por municipio para determinar si se volvían a instalar o no casillas en los lugares donde hubo acciones para retirarlas. Reconoció, no obstante, que la mayoría de manifestaciones en contra habían sido pacíficas, algunas sólo con pancartas y megáfonos, y aseguró que no había habido ninguna acción para promover el sí.

Agregó que en el estado hay presencia de policía federal, pero que no ha entrado en acción y sólo está apoyando si hiciera falta para salvaguardar la seguridad de la población.

El Frente defiende que sus acciones fueron pacíficas

En Amilcingo, municipio de Temoac, donde fue asesinado apenas tres días antes el opositor a la termoeléctrica Samir Flores, se respiraba indignación.

Una caravana de pobladores subidos en camionetas recorrió la zona y logró cerrar, según sus cuentas, 12 casillas en la zona oriente del estado, sin que hubiera enfrentamientos ni heridos en ninguna de ellas. En dos se quemaron las boletas y el material, una acción con la que no todos estuvieron de acuerdo, ya que se había planteado hacer acciones pacíficas.

Mientras tanto, otros habitantes esperaban en el centro, junto a la ayudantía municipal (autoridad menor a Ayuntamiento). Seguían el desarrollo de la consulta en un pequeño aparato que transmitía la radio comunitaria, Amiltzinko 100.7 fm, en la que el propio Flores tenía un programa antes de ser asesinado.

Justo cuando la caravana iba llegando de regreso y más gente se acercaba a la plaza, ante el llamado de las campanas, un helicóptero de la policía estatal con mando único sobrevoló el pueblo dos veces.

La Comisión Estatal de Seguridad Pública informó en redes sociales que estaba realizando estos recorridos aéreos de supervisión.

Pero en Amilcingo, en cuanto se escuchó la hélice en el cielo, la gente salió enardecida de debajo de los árboles donde se resguardaba del sol a gritarle al aparato y hasta hubo quien le tiró piedras con una resortera.

Los líderes del movimiento consideraron esto como una provocación, mientras que en un mensaje público presumieron que sus acciones de boicot habían sido pacíficas, y prueba de ello era que los propios organizadores de la consulta habían terminado por retirar las mesas de votación, ante el rechazo de los habitantes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty

Crisis climática: cómo era la Tierra cuando había tanto CO2 en la atmósfera como ahora

Hace millones de años las concentraciones del dióxido de carbono fueron similares a las actuales. Las condiciones extremas de la Tierra en esa época ofrecen importantes lecciones para el futuro.
Getty
26 de noviembre, 2019
Comparte

“Los datos son desoladores”, señala el informe de este martes de Naciones Unidas.

Los países deben quintuplicar sus compromisos de reducción de emisiones de CO2, uno de los principales gases de efecto invernadero, si se quiere evitar un calentamiento mayor de 1,5 grados respecto a la era preindustrial.

Ésa es una de las conclusiones del nuevo informe de ONU-Medio Ambiente sobre “disparidad de emisiones”, la comparación entre los niveles actuales de emisiones de gases de invernadero y los niveles admisibles para evitar los efectos más catastróficos del calentamiento global.

Aun si los países cumplieran sus compromisos delineados tras el Acuerdo de París, el mundo va camino a un calentamiento de al menos tres grados si no hay cambios drásticos y se reducen las emisiones en un 7,6% cada año durante la próxima década. La temperatura ya amentó un grado a nivel global respecto a la era preindustrial (cerca del año 1780).

El reporte se suma a otro publicado el lunes por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) sobre un nuevo récord en las concentraciones de gases de invernadero en la atmósfera.

Desde la era preindustrial, cuando los niveles de CO2 eran de 228 partes por millón o ppm, las concentraciones promedio alcanzaron en 2018 un nivel de 407,8 ppm. El año anterior el nivel fue de 405,5 ppm.

El secretario general de la OMM, Peteri Taalas, recordó que “la última vez que la Tierra experimentó concentraciones de CO2 comparables a las actuales” fue hace millones de años, cuando el nivel del mar alcanzó niveles que pondrían hoy en peligro a todas las ciudades costeras del planeta.

Fósiles de hojas de hayas

JANE FRANCIS/BAS
Estos fósiles de hojas de hayas revelan cómo eran los bosques cerca del Polo Sur durante el Plioceno.

¿Qué lecciones alberga ese pasado geológico para nuestro futuro?

“El mar era 20 metros más alto que ahora”

Las concentraciones de CO2 fueron comparables a las actuales, de unos 400 ppm, “durante el Plioceno, hace entre 5 y 3,5 millones de años aproximadamente”, explicó a BBC Mundo Martin Siegert, experto en geofísica y cambio climático de Imperial College en Londres.

No se trató de un momento sino de un proceso de cientos de miles de años, “pero en cierto punto durante el Plioceno la temperatura fue 4 grados centígrados superior a la actual y el nivel del mar llegó a ser 20 metros más alto que ahora”.

Fósiles de árboles hallados en la Antártica demuestran que durante el Plioceno había bosques de hayas (Nothofagus beardmorensis) cerca del Polo Sur.

Y se había perdido el hielo en Groenlandia y en gran parte del oeste y este de la Antártica.

Rocas a 500 km de Polo Sur

JANE FRANCIS/BAS
Estas rocas en las que se hallaron fósiles de árboles del Plioceno están a solo 500 km del Polo Sur.

Pero las concentraciones del Plioceno representaron una reducción de un nivel mucho mayor.

Siegert señaló que hace 55 millones de años las concentraciones de CO2 alcanzaron más de 1000 partes por millón, lo que fue producto fundamentalmente de gases emitidos por la actividad volcánica.

A partir de ese momento el carbono en la atmósfera comenzó a bajar a lo largo de millones de años debido a procesos naturales, lo que explica por qué en la era preindustrial los niveles eran de 280 ppm.

La reducción se debió a que el carbono en la atmósfera fue extraído gradualmente por plantas y animales, y luego enterrado.

“Los organismos marinos que mueren caen al fondo del mar y son enterrados con el carbono que contienen. Recordemos que todos los árboles formaron depósitos de carbón y los organismos marinos formaron reservas de petróleo y gas”, afirmó Siegert.

“Y lo que hemos estado haciendo en los últimos 150 años es excavar todo el carbono y ponerlo en la atmósfera. Es una locura”.

Antárctica

Getty Images
El mar durante el Plioceno llegó a tener 20 metros más de altura que en la actualidad.

“Esto nunca pasó antes”

El Plioceno, con sus concentraciones de CO2 similares a las actuales, podría ofrecer una analogía útil para entender los cambios que la acción humana está forzando en el planeta.

Pero hay un aspecto en el que los niveles actuales de CO2 no tienen precedente, de acuerdo a Siegert.

Cuando hace 55 millones de años los niveles de CO2 pasaron de unas 300 ppm a cerca de 1000 ppm debido a la actividad volcánica, eso sucedió en un período de unos 20.000 años.

Siegert advirtió que “si seguimos quemando combustibles fósiles al ritmo que lo hacemos ahora, llegaremos a 1000 ppm a fin de este siglo. Esto significa que lo que le llevó a la Tierra 20 mil años antes, nosotros lo haremos en 80″.

“Por eso digo que estamos ante una verdadera emergencia climática”, agregó el experto de Imperial College.

Planta que emite dióxido de carbono

Getty Images
La ONU advirtió que las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse un 7,6% cada año durante la próxima década.

No tenemos una analogía para el ritmo de cambio que estamos viendo ahora, esto nunca pasó antes en la historia de la Tierra”.

COP25

La próxima semana representantes de cerca de 200 países se reunirán en Madrid en la nueva cumbre anual de cambio climático, la conferencia de las partes o COP25.

El mensaje que esos delegados y todos debemos tener presente tras el nuevo informe de la ONU es que “el problema es urgente y las naciones deben enfocarse en qué van a hacer el respecto”, señaló a BBC Mundo Chris Rapley, exdirector del Instituto Antártico Británico y profesor de ciencia climática de University College London.

Torre de energía eólica

Getty Images
Los países deben quintuplicar sus compromisos de reducción de emisiones para evitar un calentamiento mayor de 1,5 grados.

“Desafortunadamente, con inundaciones, incendios, olas de calor y tormentas intensas, vemos cómo los impactos del cambio climático se están acelerando más de lo que esperábamos hace unos años”.

Rapley señala que, además de la acción de los gobiernos, se necesita que cada persona reflexione sobre qué puede hacer.

Para algunos será comer menos carne, para otros dejar de invertir dinero en instituciones que financian combustibles fósiles, votar por candidatos que lidien con el cambio climático o usar transporte público.

Según el científico británico, “cada uno de nosotros debe pensar en una cosa grande que podría hacer y hacerla”.

Para Siegert, “cuanto más tardemos en actuar más difícil y más caro será hallar soluciones”.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg&t=18s

https://www.youtube.com/watch?v=-NSjnc3NL2k&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.