Huexca dice no a la consulta y a la termoeléctrica; gobierno presume éxito de participación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Itxaro Arteta

Huexca dice no a la consulta y a la termoeléctrica; gobierno presume éxito de participación

Habitantes de Huexca juntaron firmas en contra de la termoeléctrica en una asamblea popular, y rechazaron la consulta del gobierno.
Foto: Itxaro Arteta
24 de febrero, 2019
Comparte

Huexca, el pueblo que le da nombre a la termoeléctrica del Proyecto Integral Morelos, no quiere que se eche a andar esa mega obra. Así lo mencionan habitantes que ni siquiera tomaron acciones para evitar este sábado la consulta organizada por el gobierno, y simplemente no fueron a votar. En lugar de eso, juntaron firmas en contra de la termoeléctrica en una asamblea popular, la manera que tienen de organizarse bajo su régimen de usos y costumbres.

Mientras que dos casillas fueron quemadas en el poblado de Amayuca, municipio de Jantetelco, y en Temoac, cabecera municipal de donde fue asesinado el activista Samir Flores, en Huexca la mesa de votación instalada a las 8 de la mañana fue retirada por los propios organizadores alrededor del mediodía.

Según el delegado de programas federales de gobierno federal, Hugo Éric Flores, fue porque hubo hostigamientos y se decidió levantar la mesa por seguridad de los servidores de la nación, que hacen labores de funcionarios de casilla, y por seguridad de la propia comunidad.

Aunque según el  movimiento opositor al proyecto, Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire, sólo se habían acercado a votar unas 10 personas.

“La gente que antes estaba defendiendo a la termo porque creía que les iban a dar proyectos, hoy bajó a firmar (en la asamblea popular) por el no a la termoeléctrica”, aseguró Teresa Castellanos, lideresa del Frente en Huexca.

“Se dieron cuenta de que los empresarios son mentirosos. Les prometieron que no les iban a cobrar la luz, y se las siguieron cobrando; les prometieron hacerles casas de dos pisos, y no se las hicieron; les prometieron que los iban a reubicar a otros lados, y por las casas la gente estaba aceptando. Pero ahorita la gente está en desacuerdo porque ya se dieron cuenta que sí afecta”.

Leer >> Si no se aprueba la termoeléctrica se perderán 25 mil mdp de inversión: AMLO

En 2015 vieron en operación a modo de prueba a  la termoeléctrica, que está prácticamente terminada. Y entonces, descubrieron el ruido.

“Suena como una criba, como cuando rompen piedra, empiezan a tronar, pero es como 10 veces más. Si han escuchado una mina, donde están cribando grava el ruido no lo soportas; pues esto es como 10 veces más. La medición que nosotros tomamos con un aparato especial eran más de 110 decibeles”, señaló Castellanos.

Ese nivel de decibeles es el que puede tener la música en una discoteca o concierto, y llega a lastimar el oído humano.

El pueblo se encuentra a sólo un kilómetro de la planta termoeléctrica. La carretera que va de Cuautla a Huexca pasa junto a las torres y cables de alta tensión, enmarcados por una barda perimetral que termina en amplios círculos de alambre de púas y una entrada que anuncia “CFE, Central Ciclo Combinado Centro”. Unos segundos más adelante, se llega de bajada a las jardineras que sirven de punto de reunión del pueblo.

De fondo, un mural con una virgen, Tonantzin Guadalupe, que dice no a la termoeléctrica y en el que se hacen dos peticiones: “Mantén unido a tu pueblo” y “No nos dejes caer en la ambición ni en la apatía”.

Ahí se instaló la casilla que luego se levantó. Después, según miembros del Frente, llegó a sentarse un hombre ajeno a la comunidad, con corte de pelo tipo militar y una actitud que les pareció sospechosa. Después de decirle varias veces que se fuera, aseguran que llegó a recogerlo una patrulla de la policía estatal.

Por la tarde, alrededor de 100 de los mil 400 habitantes de Huexca sí acudieron hasta ese punto a participar en la asamblea y a firmar su propio pronunciamiento.

“No consideramos válida la consulta (…) debido a que no es una consulta informada y dialogada con la población, quienes reiteradamente hemos dicho que no queremos esos proyectos, basados en las violaciones a derechos humanos y las represiones que hemos sufrido por él, además de todos los impactos de carácter social y ambiental que tendrá en nuestras tierras y de los cuales no se ha dado respuesta a nuestra exigencia de información clara y concisa sobre ellos”, señala el texto.

En Huexca, aunque ahí está la planta, no hubo asamblea informativa sobre el proyecto, según se puede ver en la propia agenda del Gobierno de Morelos.

La carta con las firmas, según Castellanos, será enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador para decirle que el pueblo ya decidió y no van a aceptar que les lleven una casilla para decir que no.

“La gente ya no quiso bajar a participar, un poco porque ya saben la maña del gobierno, y otro poco, porque no aceptan urnas bañadas con sangre”, afirmó.

El gobierno considera un éxito el nivel de participación

Pese a los incidentes de la jornada, el gobierno consideró un éxito el nivel de participación, ya que desde el del primero de dos días de consulta pública se acercó a las cifras que se habían registrado en el Estado en las consultas previas sobre la cancelación del aeropuerto de Texcoco y la construcción del Tren Maya.

Leer: Marchan contra consulta sobre termoeléctrica en Huexca y por asesinato de Samir Flores

En conferencia de prensa por la noche,  la subsecretaria de Desarrollo Democrático y Participación Social de Morelos, Diana Álvarez, reportó una participación total de 16 mil 555 personas en los tres estados involucrados, con 77% de casillas contabilizadas: 13 mil 297 en Morelos, donde se instalaron 75 mesas de votación pero hubo que retirar 11; mil 472 votos en Puebla, donde de 45 casillas no se instaló una y se cerraron antes de tiempo otras dos; y mil 786 votos en las 27 casillas de Tlaxcala.

Sin embargo, no se detalló cuántos votos habían sido por el sí y cuántos por el no, ni los niveles de participación por región, pese a que en el oriente fue donde se cerraron buena parte de las mesas.

“Calculamos, de acuerdo al índice que hay de captura de participación, que vamos a estar rondando en los 20 mil, situación que yo felicito y considero un éxito, porque en las dos pasadas consultas una había tenido 25 mil y otra 20 mil, y hoy en el primer día de consulta estamos llegando prácticamente al mismo número”, dijo Hugo Eric Flores, superdelegado del gobierno federal en Morelos.

Explicó que en las siguientes horas harían un análisis municipio por municipio para determinar si se volvían a instalar o no casillas en los lugares donde hubo acciones para retirarlas. Reconoció, no obstante, que la mayoría de manifestaciones en contra habían sido pacíficas, algunas sólo con pancartas y megáfonos, y aseguró que no había habido ninguna acción para promover el sí.

Agregó que en el estado hay presencia de policía federal, pero que no ha entrado en acción y sólo está apoyando si hiciera falta para salvaguardar la seguridad de la población.

El Frente defiende que sus acciones fueron pacíficas

En Amilcingo, municipio de Temoac, donde fue asesinado apenas tres días antes el opositor a la termoeléctrica Samir Flores, se respiraba indignación.

Una caravana de pobladores subidos en camionetas recorrió la zona y logró cerrar, según sus cuentas, 12 casillas en la zona oriente del estado, sin que hubiera enfrentamientos ni heridos en ninguna de ellas. En dos se quemaron las boletas y el material, una acción con la que no todos estuvieron de acuerdo, ya que se había planteado hacer acciones pacíficas.

Mientras tanto, otros habitantes esperaban en el centro, junto a la ayudantía municipal (autoridad menor a Ayuntamiento). Seguían el desarrollo de la consulta en un pequeño aparato que transmitía la radio comunitaria, Amiltzinko 100.7 fm, en la que el propio Flores tenía un programa antes de ser asesinado.

Justo cuando la caravana iba llegando de regreso y más gente se acercaba a la plaza, ante el llamado de las campanas, un helicóptero de la policía estatal con mando único sobrevoló el pueblo dos veces.

La Comisión Estatal de Seguridad Pública informó en redes sociales que estaba realizando estos recorridos aéreos de supervisión.

Pero en Amilcingo, en cuanto se escuchó la hélice en el cielo, la gente salió enardecida de debajo de los árboles donde se resguardaba del sol a gritarle al aparato y hasta hubo quien le tiró piedras con una resortera.

Los líderes del movimiento consideraron esto como una provocación, mientras que en un mensaje público presumieron que sus acciones de boicot habían sido pacíficas, y prueba de ello era que los propios organizadores de la consulta habían terminado por retirar las mesas de votación, ante el rechazo de los habitantes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacunas contra COVID: ¿por qué podrían desperdiciarse 241 millones de dosis?

Si los líderes mundiales se comprometieron a donar vacunas, ¿por qué siguen teniendo excedentes? ¿qué soluciones se están poniendo sobre la mesa para que no sean desechadas?
22 de septiembre, 2021
Comparte

Los países más ricos del mundo acumulan millones de vacunas contra la Covid-19 y siguen cerrando contratos con farmacéuticas, mientras algunos de los países más pobres todavía no han vacunado al 2% de su población.

Las estadísticas son contundentes: el excedente asciende a 1.200 millones de dosis, según un informe de Airfinity, una empresa de análisis de datos científicos que investiga el suministro global.

Una quinta parte de esas dosis –241 millones de vacunas– podría desperdiciarse si los países ricos no las donan.

Son vacunas que Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido, Canadá y Japón no van a necesitar incluso aunque comenzaran a administrar una tercera dosis de refuerzo, pero que los países más pobres no pueden aceptar a menos que les queden un mínimo de dos meses de caducidad.

Mientras tanto, poco más de la mitad de la población mundial no ha recibido ni siquiera una dosis de la vacuna.

En América Latina, solo una de cada cuatro personas está completamente vacunada contra la covid-19, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en un informe publicado el 1 de septiembre.

“Más de un tercio de los países de nuestra región aún no han vacunado al 20% de su población. Y en algunos lugares, la cobertura es mucho menor”, explicó la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

vacuna contra el covid en Brasil

Mario Tama/Getty Images
En América Latina, solo una de cada cuatro personas está completamente vacunada contra la covid.

“Las tasas de vacunación siguen estando por debajo del 20% en varios países del Caribe y Sudamérica, y la cobertura sigue siendo de un solo dígito en naciones centroamericanas como Guatemala, Honduras y Nicaragua. […] Lamentablemente, los países con alta cobertura son la excepción en nuestra Región”, remarcó.

En cuanto a las cifras globales, según Human Rights Watch, el 75% de las vacunas contra la covid han sido enviadas a 10 países.

La Economist Intelligence Unit calculó que la mitad de todas las vacunas fabricadas hasta ahora solamente han llegado al 15% de la población mundial; los países más ricos del mundo administran 100 veces más vacunas que los más pobres.

Agathe Demarais, autora principal del estudio sobre las vacunas de The Economist, dice que no se tomaron en serio las promesas hechas al respecto: “Lo hemos visto mucho y sabemos que nunca va a suceder”, asegura.

¿Cuántas vacunas se prometieron y cuántas fueron entregadas?

La diferencia entre dosis que se prometieron entregar y las que efectivamente fueron entregadas es abismal.

enfermera

Getty Images
Los países ricos podrían tener 1.200 millones de dosis más de las que necesitan para fin de año, mientras otros no llegan al 2% de vacunación.

En junio, los miembros del G7 (Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos) se comprometieron a donar 1.000 millones de dosis a países pobres durante el año siguiente.

Reino Unido comprometió 100 millones a esa promesa; hasta ahora, ha donado algo menos de nueve millones.

El presidente estadounidense Joe Biden prometió 580 millones, de los cuales Estados Unidos ha entregado hasta ahora 140 millones.

La Unión Europea prometió 250 millones de dosis para finales de año; ha enviado alrededor del 8% de ellas.

gráfico

BBC

Los fallos del Covax

Varios países de ingresos medios compraron vacunas a través del Covax, el plan global respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar que las dosis se distribuyen de manera equitativa entre todas las naciones.

A través de la alianza se compran y luego se venden vacunas a bajo costo a países de ingresos medios, y son donadas a países pobres.

Pero el Covax se ha enfrentado a un importante problema de suministro.

Planeaban distribuir 2.000 millones de dosis en 2021. La mayoría de ellas provenían de una instalación en India, pero cuando una segunda ola de infecciones paralizó el país asiático en mayo, el gobierno emitió una prohibición de exportación.

Desde entonces, el Covax se ha basado en dosis donadas por países ricos y el suministro ha sido muy lento.

“Actualmente, las dosis tienden a compartirse en volúmenes bajos, con poca antelación y con fechas de vencimiento más cortas que las ideales, lo cual hace que sea un gran esfuerzo logístico asignarlas y entregarlas a países capaces de absorberlas”, le dijo a la BBC Aurélia Nguyen, directora ejecutiva del programa Covax.

jeringuillas de vacunas contra el covid en un contenedor en España

AHMAD GHARABLI/Getty Images
Millones de vacunas corren el riesgo de ser desperdiciadas si no se toman medidas.

¿Por qué hay un excedente?

El excedente no se debe para nada a un problema de suministro global.

Según el estudio de Airfinity, los fabricantes de vacunas están produciendo actualmente unas 1.500 millones de dosis cada mes. Habrán producido 11.000 millones de dosis para final de año.

“Están produciendo una gran cantidad de dosis. Se ha incrementado enormemente en los últimos tres o cuatro meses”, dice el doctor Matt Linley, investigador principal de Airfinity.

“No creo que los países ricos fueran necesariamente codiciosos, es más que no sabían qué vacunas iban a funcionar, así que tuvieron que comprar varios tipos de ellas”, añade Linley.

Con su reciente investigación, Airfinity espera mostrar a los gobiernos que existe un suministro saludable de vacunas y que no necesitan mantener excedentes.

En lugar de eso, pueden donar lo que no necesitan ahora y estar seguros de que se producirán más dosis en los próximos meses.

“No quieren que los pille desprevenidos”, le dice a la BBC Agathe Demarais. “También se trata de presión política interna porque parte del electorado probablemente estaría muy descontento de ver que se donan vacunas, si existe la sensación de que todavía se necesitan en ‘casa'”.

vacuna contra el covid

Andriy Onufriyenko/Getty Images
La presión política puede ser un factor determinante de la acumulación de vacunas.

El gobierno británico dice que no tiene una reserva de vacunas y ha llegado a un acuerdo con Australia para compartir cuatro millones de dosis que serán devueltas de la asignación de Australia a finales de año.

“El suministro y la entrega de vacunas se han gestionado cuidadosamente en Reino Unido para ofrecer a todos los que cumplen los requisitos la oportunidad de vacunarse lo antes posible”, dice un vocero del Departamento de Salud y Asistencia Social.

La semana que viene se celebrará en Nueva York, EE.UU., el segmento de alto nivel de la Asamblea General de la ONU. Su presidente, el embajador de Maldivas, Abdulá Shahid, dijo que planea convocar a una reunión con líderes y expertos para discutir cómo cerrar la brecha en el acceso a las vacunas.

Las miradas también están puestas en una cumbre anunciada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el próximo miércoles para pedir a los líderes mundiales que se comprometan a vacunar al 70% de la población mundial para septiembre del próximo año.

Falta de compromiso

Aurélia Nguyen cree que los gobiernos no son los únicos que deben actuar.

“También necesitamos que los fabricantes cumplan con sus compromisos públicos con Covax y nos den prioridad sobre los acuerdos bilaterales con naciones que ya tienen dosis suficientes”.

“Si los fabricantes globales de vacunas están produciendo 1.500 millones de dosis cada mes, la pregunta que debe hacerse es: ¿por qué tan pocas llegan a los países pobres?

“Donde la necesidad de Covax es mayor, los gobiernos deberían cambiar su lugar en la cola para que podamos obtener las dosis que hemos ordenado con anterioridad”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WMr3tw4Igo0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.