close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La Cosmopolitana tiene 34 sanciones por enfermar a 5 mil reos con alimentos contaminados

A la empresa le han impuesto sanciones económicas y compra de medicamentos, pero pese a ello siguió recibiendo dinero. De 17 contratos que ha obtenido en penales federales, 16 son por adjudicación directa.
Cuartoscuro
27 de febrero, 2019
Comparte

La Cosmopolitana, empresa que desde 2006 es la responsable de la alimentación de personas privadas de la libertad en penales federales gracias a los contratos que ha obtenido (en su mayoría por adjudicación directa), ha sido sancionada en al menos 34 ocasiones por enfermar a 5 mil 271 internos, al darles comida contaminada o en mal estado.

Una empresa monopoliza los servicios de alimentos de presos y enfermos en México

Pero no son todos los casos. A dicha cantidad se suman 5 mil 535 internos más que también han sido víctimas de brotes de enfermedades gastrointestinales en cárceles federales donde esta empresa es responsable de la comida, sin que en esos casos la compañía haya sido sancionada.

En total son 10 mil 806 internos que han enfermado de trastornos estomacales en siete distintos penales federales donde La Cosmopolitana es quien distribuye los alimentos. Hubo un caso, el del Centro Federal de Readaptación Social 5 Oriente, donde en un solo día se enfermó la mitad de la población, que es de 3 mil 300 internos.

Así lo revelan datos oficiales proporcionados a Animal Político por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), los cuales confirman además que los 17 contratos por alimentos que dicha dependencia ha concedido en los últimos 12 años para alimentar a los internos federales, han sido, en su totalidad, para La Cosmopolitana.

El 20 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno ya había iniciado una investigación sobre las contrataciones de alimentos en los penales federales ante posibles hechos de corrupción, y que los resultados y cambios se darían a conocer en breve.

Quinto Elemento Lab y VICE publicaron el reportaje “El Cártel de la comida” en el que advierten que La Cosmopolitana ha monopolizado las contrataciones públicas sobre alimentos, a pesar de una trayectoria de problemas de calidad e higiene con los alimentos que provee, en específico, a su mayor cliente, las cárceles federales. El reportaje documentó que de 2002 a 2019 la empresa ha recibido 704 contratos por cerca de 29 mil millones de pesos, —la mitad de ellos proveniente de su negocio con las prisiones federales—.

El reportaje revela que la empresa ha obtenido una tercera parte de los contratos por adjudicación directa y que tiene negocios en múltiples dependencias. Es responsable de la comida en penales estatales, donde también se han reportado irregularidades, y además alimenta a los enfermos que duermen en el IMSS, a los niños en guarderías del DIF, a los atletas del alto rendimiento y a trabajadores que pasan semanas en las plataformas marinas de Pemex, damnificados y policías.

La información obtenida por Animal Político confirma que tan solo los 17 contratos relacionados con los penales federales ascienden a más de 14 mil millones de pesos, y que el último de ellos se le adjudicó directamente pese a las múltiples sanciones que ya había recibido y a los internos que se han enfermado.

Vejaciones y comida en descomposición: los motivos del motín en Islas Marías en 2013

Brotes de enfermedad en siete penales

Los datos de la OADPRS muestran que en 7 de los 10 Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos) donde La Cosmopolitana es la responsable directa de surtir los alimentos, se han presentado brotes de enfermedades.

El número total de internos afectados asciende a por lo menos 10 mil 806. En el complejo de Islas Marías no se proporcionó el número de afectados, aunque se reconoció que ha habido casos.

Un total de 5 mil 301 víctimas se concentran en dos Ceferesos: el número 4 Noroeste ubicado en Nayarit y el 5 Oriente ubicado en Veracruz. Es por estos casos donde La Cosmopolitana ha sido sancionada en 34 ocasiones. La información no detalla el monto de las sanciones pero se advierte que algunas son penalizaciones económicas y en otros casos la obligación de adquirir medicamentos.

El Cefereso de Nayarit reporta el mayor número de incidentes con un total de 32. En 17 de estos eventos, La Cosmopolitana fue sancionada luego de que un total de 3 mil 347 internos presentaron cuadros de diarrea. El evento más grave por cantidad de afectados fue el del 26 de agosto de 2015 con un total 529 internos afectados en un solo día. En promedio, fue 1 de cada 6 internos enfermos solo en esas 24 horas.

Las otras 15 sanciones restantes a la empresa fueron por anomalías detectadas en los alimentos antes de que algún interno enfermara, como alimentos en mal estado o con contaminación física.

Por otro lado, en el Cefereso número 5 Oriente de Villa Aldama, Veracruz, las autoridades reportaron dos brotes diarreicos. Uno ocurrió el 5 de septiembre de  2014 con 124 internos enfermos. El segundo y más grave fue 8 de junio de 2015 con 1 mil 800 enfermos, casi la mitad de la población afectada en un solo día.

La sanción impuesta a La Cosmopolitana por estos eventos fue la adquisición de antibióticos y de suero para tratar a los enfermos.

En el Cefereso número 2 Occidente, localizado en Puente Grande, Jalisco, los datos muestran que en 2017 enfermaron 810 internos por trastornos digestivos, mientras que en 2018 la cifra fue de 787; en 2019  ya suman 30. En estos casos el proveedor de alimentos también es La Cosmopolitana, pero no se le ha impuesto alguna penalización.

Una situación similar es la del Cefereso número 9 Norte ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde hubo 3 mil 300 internos afectados por trastornos estomacales entre 2013 y 2018, sin alguna sanción para la empresa. Tan solo en 2015, la cifra de reos afectados ascendió a 1 mil 155, el 100 % de la población de la cárcel en ese año.

En el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial, donde La Cosmopolitana también es responsable de la alimentación, la cifra fue de 481 internos con padecimientos gastrointestinales entre 2012 y 2018. Aquí tampoco se aplicaron sanciones.

Y en el Cefereso número 7 Nor-Noroeste, localizado en Durango, se reportaron 132 casos de internos enfermos solo en enero de este año.

Finalmente, en el caso del complejo penitenciario federal ubicado en las Islas Marías, el reporte reconoce – sin presentar datos – que se han impuesto penas convencionales a La Cosmopolitana por casos relacionados con la entrega de alimentos con ingredientes incompletos o con productos de marcas que no habían sido las autorizadas. También reconoce casos de personas con afecciones estomacales derivados del consumo de los alimentos, sin precisar la cantidad.

En una segunda entrega, Quinto Elemento Lab y Vice documentaron el amotinamiento de reos federales ocurrido en el complejo de las Islas Marías el 1 de febrero de 2013, hecho que dejó 37 internos lesionados. Se trata del último motín oficialmente reconocido en un penal federal y una de las causas, según el informe revelado, fue el mal estado de los alimentos proporcionados por La Cosmopolitana.

Sin competencia pese a quejas

Animal Político solicitó al OADPRS la relación de contratos que desde 2006 se han expedido a proveedores particulares para la preparación y distribución de alimentos en centros penitenciarios federales.

La dependencia entregó una relación de 17 contratos. Todos ellos fueron adjudicados a la misma empresa: La Cosmopolitana, con excepción de un contrato, los otros 16 fueron entregados sin competencia alguna para la ganadora.

El monto de estos 17 contratos alcanza los 14,065 millones 967 mil 978 pesos. El monto se maneja como máximo, dado que la cantidad de alimentos dependen del tamaño de la población penitenciaria.

Aunque en los últimos años el número de internos federales ha decrecido tras la entrada en vigor del nuevo sistema penal, el titular del OADPRS, Francisco Garduño, dijo que se han pagado comidas para 41 mil personas, cuando el número de internos era significativamente menor.

Los dos últimos contratos que La Cosmopolitana SA de CV obtuvo son, por mucho, los de mayor monto. Se trata de contratos multianuales.

El penúltimo lo firmó el gobierno de Felipe Calderón, en julio de 2012, por un monto máximo de 6 mil 493 millones de pesos. Su vigencia se extendió hasta el 30 de abril de 2016.

Y el último contrato, también multianual, se firmó ya en el gobierno de Enrique Peña Nieto el 1 de mayo de 2016 por un monto máximo de 5 mil 729 millones de pesos. Este contrato se mantiene vigente y concluye hasta el próximo 31 de agosto.

Esta última contratación se firmó pese a que el OADPRS ya había aplicado múltiples sanciones a la empresa por alimentos en mal estado y brotes de infecciones entre los internos.

El único contrato de los 17 que el OADPSR no reporta como adjudicación directa, sino como Licitación Pública Nacional, data de 2017 y fue por 161 millones de pesos para la donación de materia para elaborar alimentos en los centros penitenciarios federales.

Y en penales de CDMX también

El gobierno de Ciudad de México reconoció en una solicitud de información que La Cosmopolitana opera la entrega de alimentos en todos los centros penitenciarios de la ciudad desde 2006, y que el monto de los dos últimos contratos que se le han adjudicado alcanza los 3 mil 347 millones de pesos.

Aunque se pidió la relación completa de contratos, el gobierno capitalino solo proporcionó datos de dos de ellos. Uno firmado el 20 de diciembre de 2013 por 1,918 millones 933 mil 481 pesos, y el otro firmado el 20 de diciembre de 2016 por 1,428 millones 163 mil 269. La vigencia de este último contrato concluye el 30 de abril de 2019.

Respecto a internos que pudieran haber enfermado tras la ingesta de estos alimentos, la respuesta oficial es que no se contaba con esos datos pues compete a la Secretaría de Salud local el registro de los mismos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Por qué los perezosos se mueven tan despacio?

Los perezosos hacen todo en cámara lenta, incluso parpadear. ¿Por qué estos animales evolucionaron para vivir sus vidas a un ritmo tan lento?
Getty Images
5 de septiembre, 2019
Comparte

Los perezosos, como su nombre indica, tienen poca necesidad de apresurarse.

La mayor parte del tiempo viven en lo alto de las ramas de bosques que se extienden a través de Centroamérica y Sudámerica, y solo bajan al suelo para defecar.

Sin duda, llevan una vida en cámara lenta.

Pero ¿sabías que la razón por la que los perezosos se mueven tan despacio se debe a algunos peculiares trucos en su evolución?

Dieta baja en calorías

Los perezosos modernos (el perezoso de tres dedos y el de dos dedos) son versiones mucho más pequeñas de los que vivían en el mundo prehistórico.

Aquellos perezosos gigantes, que pesarían hasta varias toneladas, vivieron durante la última glaciación hasta hace unos 11.000 años y se alimentaban de hojas de los árboles, apoyándose sobre sus patas traseras para alcanzar el follaje.

Perezoso

Getty Images
La dieta de un perezoso a base de hojas es pobre en nutrientes y calorías.

“Lo que cambió fue su necesidad de subir a los árboles, al tener una dieta basada casi exclusivamente en hojas”, dice Camila Mazzoni, del Instituto Leibniz para el Zoológico y la Investigación de la Vida Silvestre de Berlín, Alemania.

“La dieta a base de hojas es muy pobre en nutrientes y la ingesta de calorías es muy baja. Debido a esto, deben tener una tasa metabólica muy lenta para hacer frente a esta ingesta baja en calorías”, explica.

Regulación térmica

Parte de esto se explica por el lugar donde viven las seis especies de perezosos: en los bosques tropicales.

Son ambientes cálidos y húmedos donde las ventajas normales de un sistema endotérmico (el que permite a los mamíferos regular internamente la temperatura de su cuerpo) no son realmente necesarias: el ambiente ya está tibio, por lo que los perezosos no tienen que gastar gran cantidad de energía para mantenerse calientes.

Al abandonar los rasgos endotérmicos que la evolución les ha regalado a los mamíferos, los perezosos han adoptado un estilo de vida lento que les permite ahorrar energía más similar a los animales de sangre fría como los reptiles.

“La regulación térmica que tienen que hacer la mayoría de mamíferos requiere mucha energía”, dice Mazzoni. “Pero como los perezosos no deben hacerla, necesitan mucha menos”.

Perezoso

Getty Images
Algunos comportamientos de los perezosos se parecen más a los de los reptiles que a los de los mamíferos.

“Esto significa que solo pueden vivir en los trópicos y no en las montañas, donde la temperatura disminuye bastante. Sin embargo, el perezoso de dos dedos es un poco más flexible y asciende un poco más arriba en las montañas en Costa Rica”, agrega.

La experta señala que los perezosos a menudo “suben a lo alto de la copa del árbol por la mañana para obtener algo de energía del sol y, cuando hace mucho calor, vuelven a la sombra de los árboles”.

Este comportamiento es mucho más típico de los animales de sangre fría que de los mamíferos.

El ciclo de vida arbóreo de los perezosos significa que pasan muy poco tiempo bajo la amenaza de depredadores como el jaguar. Esta es otra razón por la que las reacciones rápidas y la enorme cantidad de energía que requieren, simplemente, no les son necesarias.

Algas y hongos

Si miras de cerca a un perezoso y su pelaje notarás que tiene un tono verde a causa del musgo y algas de los árboles en los que vive.

“Su cabello está modificado para que las algas y los hongos pueden crecer”, indica Mazzoni. “Sabemos que hay algún tipo de relación simbiótica”.

Perezoso

Getty Images
Si observas de cerca a un perezoso, notarás que su pelaje tiene un tono verdoso.

¿Para qué son buenas estas algas? Muchos científicos están tratando de responder a esta pregunta. “Podrían ser buenas para el camuflaje de los perezosos”, dice Mazzoni. Las algas verdes y los hongos podrían ayudar a los perezosos a mezclarse y difuminarse con el fondo del bosque.

“También podría ser una forma para que los perezosos obtengan proteínas adicionales”, afirma, y detalla que se ha visto a algunos perezosos lamiendo las algas que crecen en su pelaje.

Los hongos también pueden ayudar a mantener baja su cantidad de parásitos. “Su pelaje es casi completamente resistente al agua e impide muchos parásitos. Los perezosos tienen menos parásitos que otros mamíferos de un tamaño similar”.

Gotas de leche

Becky Cliffe, zoóloga británica que trabaja en la Fundación para la Conservación de Perezosos de Costa Rica, dice que solo cuando ves a los perezosos en la naturaleza te das realmente cuenta de lo lentos que son.

“Sabes que se mueven lentamente, pero luego miras cada parte de su cuerpo, cuando giran la cabeza, o incluso cuando parpadean y todo lo hacen muy lentamente”, comenta.

Otra de las características de los mamíferos de la que los perezosos han prescindido es la cantidad de leche que las madres lactantes producen para sus crías.

Perezoso y su cría

Getty Images
Las madres perezosas producen leche en gotas.

“Las madres perezosas no almacenan grandes cantidades de leche, sino que les sale gota a gota”, dice Cliffe. Las crías se mantienen cerca del pezón y se alimentan a medida que la leche gotea.

Los años de Cliffe observando perezosos en la jungla costarricense le han dado mucha información sobre su comportamiento.

“No saltan ni corren. Pero tienen los brazos más fuertes. Si un humano y un perezoso tuvieran que medir fuerzas con los brazos, el perezoso ganaría sin duda“, asegura.

Pero las patas del perezoso, que nunca se ven en la obligación de alcanzar una velocidad vertiginosa ni de soportar todo el peso del animal, no tienen la misma masa muscular.

Sin embargo, la motivación de la vida del perezoso no debe confundirse con la pereza, dice Cliffe. “No son vagos. Los monos aulladores que viven en los bosques duermen hasta 18 horas al día, y los perezosos solo duermen alrededor de 10″.

Si los perezosos no hubieran terminado viviendo en un ambiente cálido y húmedo cubierto de árboles, podrían vivir a un ritmo más rápido. Pero a lo largo de innumerables generaciones han alcanzado un ritmo de vida perfectamente adecuado a su entorno.

“Muestran que no tienes que correr todo el tiempo en busca de comida”, dice Cliffe. “Han relajado todo el sistema”.

* Puedes leer el artículo original de BBC Future (en inglés) aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Op_reZynv3o

https://www.youtube.com/watch?v=S7CVPFbVMLg

https://www.youtube.com/watch?v=lEqd40vi9II

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.