La Cosmopolitana tiene 34 sanciones por enfermar a 5 mil reos con alimentos contaminados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La Cosmopolitana tiene 34 sanciones por enfermar a 5 mil reos con alimentos contaminados

A la empresa le han impuesto sanciones económicas y compra de medicamentos, pero pese a ello siguió recibiendo dinero. De 17 contratos que ha obtenido en penales federales, 16 son por adjudicación directa.
Cuartoscuro
27 de febrero, 2019
Comparte

La Cosmopolitana, empresa que desde 2006 es la responsable de la alimentación de personas privadas de la libertad en penales federales gracias a los contratos que ha obtenido (en su mayoría por adjudicación directa), ha sido sancionada en al menos 34 ocasiones por enfermar a 5 mil 271 internos, al darles comida contaminada o en mal estado.

Una empresa monopoliza los servicios de alimentos de presos y enfermos en México

Pero no son todos los casos. A dicha cantidad se suman 5 mil 535 internos más que también han sido víctimas de brotes de enfermedades gastrointestinales en cárceles federales donde esta empresa es responsable de la comida, sin que en esos casos la compañía haya sido sancionada.

En total son 10 mil 806 internos que han enfermado de trastornos estomacales en siete distintos penales federales donde La Cosmopolitana es quien distribuye los alimentos. Hubo un caso, el del Centro Federal de Readaptación Social 5 Oriente, donde en un solo día se enfermó la mitad de la población, que es de 3 mil 300 internos.

Así lo revelan datos oficiales proporcionados a Animal Político por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), los cuales confirman además que los 17 contratos por alimentos que dicha dependencia ha concedido en los últimos 12 años para alimentar a los internos federales, han sido, en su totalidad, para La Cosmopolitana.

El 20 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno ya había iniciado una investigación sobre las contrataciones de alimentos en los penales federales ante posibles hechos de corrupción, y que los resultados y cambios se darían a conocer en breve.

Quinto Elemento Lab y VICE publicaron el reportaje “El Cártel de la comida” en el que advierten que La Cosmopolitana ha monopolizado las contrataciones públicas sobre alimentos, a pesar de una trayectoria de problemas de calidad e higiene con los alimentos que provee, en específico, a su mayor cliente, las cárceles federales. El reportaje documentó que de 2002 a 2019 la empresa ha recibido 704 contratos por cerca de 29 mil millones de pesos, —la mitad de ellos proveniente de su negocio con las prisiones federales—.

El reportaje revela que la empresa ha obtenido una tercera parte de los contratos por adjudicación directa y que tiene negocios en múltiples dependencias. Es responsable de la comida en penales estatales, donde también se han reportado irregularidades, y además alimenta a los enfermos que duermen en el IMSS, a los niños en guarderías del DIF, a los atletas del alto rendimiento y a trabajadores que pasan semanas en las plataformas marinas de Pemex, damnificados y policías.

La información obtenida por Animal Político confirma que tan solo los 17 contratos relacionados con los penales federales ascienden a más de 14 mil millones de pesos, y que el último de ellos se le adjudicó directamente pese a las múltiples sanciones que ya había recibido y a los internos que se han enfermado.

Vejaciones y comida en descomposición: los motivos del motín en Islas Marías en 2013

Brotes de enfermedad en siete penales

Los datos de la OADPRS muestran que en 7 de los 10 Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos) donde La Cosmopolitana es la responsable directa de surtir los alimentos, se han presentado brotes de enfermedades.

El número total de internos afectados asciende a por lo menos 10 mil 806. En el complejo de Islas Marías no se proporcionó el número de afectados, aunque se reconoció que ha habido casos.

Un total de 5 mil 301 víctimas se concentran en dos Ceferesos: el número 4 Noroeste ubicado en Nayarit y el 5 Oriente ubicado en Veracruz. Es por estos casos donde La Cosmopolitana ha sido sancionada en 34 ocasiones. La información no detalla el monto de las sanciones pero se advierte que algunas son penalizaciones económicas y en otros casos la obligación de adquirir medicamentos.

El Cefereso de Nayarit reporta el mayor número de incidentes con un total de 32. En 17 de estos eventos, La Cosmopolitana fue sancionada luego de que un total de 3 mil 347 internos presentaron cuadros de diarrea. El evento más grave por cantidad de afectados fue el del 26 de agosto de 2015 con un total 529 internos afectados en un solo día. En promedio, fue 1 de cada 6 internos enfermos solo en esas 24 horas.

Las otras 15 sanciones restantes a la empresa fueron por anomalías detectadas en los alimentos antes de que algún interno enfermara, como alimentos en mal estado o con contaminación física.

Por otro lado, en el Cefereso número 5 Oriente de Villa Aldama, Veracruz, las autoridades reportaron dos brotes diarreicos. Uno ocurrió el 5 de septiembre de  2014 con 124 internos enfermos. El segundo y más grave fue 8 de junio de 2015 con 1 mil 800 enfermos, casi la mitad de la población afectada en un solo día.

La sanción impuesta a La Cosmopolitana por estos eventos fue la adquisición de antibióticos y de suero para tratar a los enfermos.

En el Cefereso número 2 Occidente, localizado en Puente Grande, Jalisco, los datos muestran que en 2017 enfermaron 810 internos por trastornos digestivos, mientras que en 2018 la cifra fue de 787; en 2019  ya suman 30. En estos casos el proveedor de alimentos también es La Cosmopolitana, pero no se le ha impuesto alguna penalización.

Una situación similar es la del Cefereso número 9 Norte ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde hubo 3 mil 300 internos afectados por trastornos estomacales entre 2013 y 2018, sin alguna sanción para la empresa. Tan solo en 2015, la cifra de reos afectados ascendió a 1 mil 155, el 100 % de la población de la cárcel en ese año.

En el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial, donde La Cosmopolitana también es responsable de la alimentación, la cifra fue de 481 internos con padecimientos gastrointestinales entre 2012 y 2018. Aquí tampoco se aplicaron sanciones.

Y en el Cefereso número 7 Nor-Noroeste, localizado en Durango, se reportaron 132 casos de internos enfermos solo en enero de este año.

Finalmente, en el caso del complejo penitenciario federal ubicado en las Islas Marías, el reporte reconoce – sin presentar datos – que se han impuesto penas convencionales a La Cosmopolitana por casos relacionados con la entrega de alimentos con ingredientes incompletos o con productos de marcas que no habían sido las autorizadas. También reconoce casos de personas con afecciones estomacales derivados del consumo de los alimentos, sin precisar la cantidad.

En una segunda entrega, Quinto Elemento Lab y Vice documentaron el amotinamiento de reos federales ocurrido en el complejo de las Islas Marías el 1 de febrero de 2013, hecho que dejó 37 internos lesionados. Se trata del último motín oficialmente reconocido en un penal federal y una de las causas, según el informe revelado, fue el mal estado de los alimentos proporcionados por La Cosmopolitana.

Sin competencia pese a quejas

Animal Político solicitó al OADPRS la relación de contratos que desde 2006 se han expedido a proveedores particulares para la preparación y distribución de alimentos en centros penitenciarios federales.

La dependencia entregó una relación de 17 contratos. Todos ellos fueron adjudicados a la misma empresa: La Cosmopolitana, con excepción de un contrato, los otros 16 fueron entregados sin competencia alguna para la ganadora.

El monto de estos 17 contratos alcanza los 14,065 millones 967 mil 978 pesos. El monto se maneja como máximo, dado que la cantidad de alimentos dependen del tamaño de la población penitenciaria.

Aunque en los últimos años el número de internos federales ha decrecido tras la entrada en vigor del nuevo sistema penal, el titular del OADPRS, Francisco Garduño, dijo que se han pagado comidas para 41 mil personas, cuando el número de internos era significativamente menor.

Los dos últimos contratos que La Cosmopolitana SA de CV obtuvo son, por mucho, los de mayor monto. Se trata de contratos multianuales.

El penúltimo lo firmó el gobierno de Felipe Calderón, en julio de 2012, por un monto máximo de 6 mil 493 millones de pesos. Su vigencia se extendió hasta el 30 de abril de 2016.

Y el último contrato, también multianual, se firmó ya en el gobierno de Enrique Peña Nieto el 1 de mayo de 2016 por un monto máximo de 5 mil 729 millones de pesos. Este contrato se mantiene vigente y concluye hasta el próximo 31 de agosto.

Esta última contratación se firmó pese a que el OADPRS ya había aplicado múltiples sanciones a la empresa por alimentos en mal estado y brotes de infecciones entre los internos.

El único contrato de los 17 que el OADPSR no reporta como adjudicación directa, sino como Licitación Pública Nacional, data de 2017 y fue por 161 millones de pesos para la donación de materia para elaborar alimentos en los centros penitenciarios federales.

Y en penales de CDMX también

El gobierno de Ciudad de México reconoció en una solicitud de información que La Cosmopolitana opera la entrega de alimentos en todos los centros penitenciarios de la ciudad desde 2006, y que el monto de los dos últimos contratos que se le han adjudicado alcanza los 3 mil 347 millones de pesos.

Aunque se pidió la relación completa de contratos, el gobierno capitalino solo proporcionó datos de dos de ellos. Uno firmado el 20 de diciembre de 2013 por 1,918 millones 933 mil 481 pesos, y el otro firmado el 20 de diciembre de 2016 por 1,428 millones 163 mil 269. La vigencia de este último contrato concluye el 30 de abril de 2019.

Respecto a internos que pudieran haber enfermado tras la ingesta de estos alimentos, la respuesta oficial es que no se contaba con esos datos pues compete a la Secretaría de Salud local el registro de los mismos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cinco de los métodos más prometedores para vivir más (y mejor)

Alargar la esperanza de vida es un objetivo que se plantea la ciencia y, al parecer, no es imposible de lograr.
29 de octubre, 2021
Comparte

La mayoría de la gente quiere vivir una vida larga y feliz, o al menos evitar una corta y miserable. Si te encuentras en esa mayoría, estás de suerte. Durante la última década, se ha producido una revolución silenciosa en la investigación sobre nuestra comprensión de la biología del envejecimiento.

El desafío es convertir este conocimiento en consejos y tratamientos de los que podamos beneficiarnos. Aquí rompemos el mito de que alargar la esperanza de vida saludable es ciencia ficción y mostramos que, en cambio, es un hecho científico.

1. Nutrición y estilo de vida

Hay mucha evidencia de los beneficios de hacer las cosas aburridas, como comer bien.

Un estudio de grupos grandes de personas comunes muestra que mantener el peso, no fumar, restringir el alcohol a cantidades moderadas y comer al menos cinco porciones de frutas y verduras al día puede aumentar tu esperanza de vida de siete a 14 años en comparación con alguien que fuma, bebe demasiado y tiene sobrepeso.

Mujer

Getty Images

Reducir aún más las calorías, en aproximadamente un tercio, la llamada restricción dietética, mejora la salud y prolonga la vida en ratones y monos, siempre que coman las cosas correctas, aunque eso es algo difícil de pedir a lo seres humanos, que están expuestos constantemente a la tentación de la comida.

Se cree que las versiones menos extremas del ayuno intermitente o de tiempo restringido (solo comer durante un período de ocho horas cada día o ayunar durante dos días a la semana) reducen el riesgo de que las personas de mediana edad contraigan enfermedades relacionadas con la edad.

2. Actividad física

A nivel mundial, la inactividad causa directamente aproximadamente el 10% de todas las muertes prematuras por enfermedades crónicas, como la enfermedad coronaria, la diabetes tipo 2 y varios cánceres.

Si todos en la Tierra hicieran suficiente ejercicio mañana, el efecto probablemente sería un aumento de la esperanza de vida humana saludable en casi un año.

Pero ¿cuánto ejercicio es óptimo?

Los niveles muy altos son de hecho malos para ti, no solo en términos de músculos desgarrados o esguinces de ligamentos. Pueden inhibir el sistema inmunológico y aumentar el riesgo de enfermedad de las vías respiratorias superiores.

Un poco más de 30 minutos al día de actividad física de moderada a intensa es suficiente para la mayoría de las personas. Eso no solo te hace más fuerte y te pone en forma, se ha demostrado que reduce la inflamación dañina e incluso mejora el estado de ánimo.

3. Estimular el sistema inmunológico

Por muy en forma que estés y por más que comas bien, tu sistema inmunológico, desafortunadamente, se vuelve menos efectivo a medida que envejece. Las malas respuestas a la vacunación y la incapacidad para combatir las infecciones son consecuencias de esta “inmunosenescencia”.

Todo comienza a ir cuesta abajo a principios de la edad adulta cuando el timo, un órgano en forma de corbatín en la garganta, comienza a marchitarse.

Gráfico

Getty Images

Eso suena mal, pero es aún más alarmante cuando te das cuenta de que el timo es donde los agentes inmunes llamados células T aprenden a combatir las infecciones.

El cierre de un centro educativo tan importante para las células T significa que no pueden aprender a reconocer nuevas infecciones o combatir el cáncer de manera eficaz en las personas mayores.

Puedes ayudar, un poco, asegurándote de tener en tu cuerpo suficientes vitaminas clave, especialmente A y D.

Un área de investigación prometedora está analizando las señales que el cuerpo envía para ayudar a producir más células inmunes, particularmente una molécula llamada IL-7.

Es posible que pronto seamos capaces de producir medicamentos que contengan esta molécula, lo que podría estimular el sistema inmunológico en las personas mayores.

Otro enfoque es utilizar el suplemento alimenticio espermidina para activar las células inmunitarias para eliminar su basura interna, como las proteínas dañadas. Esto mejora tanto el sistema inmunológico de los ancianos que ahora se está probando como una forma de obtener mejores respuestas a las vacunas contra la covid-19 en las personas mayores.

4. Rejuvenecimiento de células

La senescencia es un estado tóxico en el que entran las células a medida que envejecemos, causando estragos en todo el cuerpo y generando inflamación y enfermedad crónica de bajo grado, lo que esencialmente causa el envejecimiento biológico.

En 2009, científicos demostraron que los ratones de mediana edad vivían más y se mantenían más saludables si se les administraba pequeñas cantidades de un medicamento llamado rapamicina, que inhibe una proteína clave llamada mTOR que ayuda a regular la respuesta de las células a los nutrientes, el estrés, las hormonas y el daño.

Hombre y mujer

Getty Images

En el laboratorio, medicamentos como la rapamicina (llamados inhibidores de mTOR) hacen que las células humanas senescentes (envejecidas) se vean y se comporten como si fueran más jóvenes.

Aunque es demasiado pronto para recetar estos medicamentos para uso general, acaba de empezar un nuevo ensayo clínico para probar si la rapamicina en dosis bajas realmente puede retrasar el envejecimiento en las personas.

Descubierta en el suelo de la isla de Pascua, en Chile, la rapamicina tiene una mística significativa y ha sido aclamada en la prensa popular como un posible “elixir de juventud”. Incluso puede mejorar la memoria de ratones con una enfermedad similar a la demencia.

Pero todos los medicamentos tienen sus pros y sus contras, y dado que demasiada rapamicina inhibe el sistema inmunológico, muchos médicos son reacios a considerarla incluso para evitar enfermedades relacionadas con la edad.

Sin embargo, la dosis es fundamental y los medicamentos más nuevos, como el RTB101, que funcionan de manera similar a la rapamicina, refuerzan el sistema inmunológico en las personas mayores e incluso pueden reducir las tasas y la gravedad de la infección por covid.

5. Deshacerse de las células viejas

Deshacerse por completo de las células senescentes es otro camino prometedor.

Un número creciente de estudios de laboratorio en ratones que usan medicamentos para matar células senescentes, las llamadas “senolíticas”, muestran mejoras generales en la salud y, como los ratones no mueren de enfermedades, también terminan viviendo más tiempo.

La eliminación de células senescentes también ayuda a las personas. En un pequeño ensayo clínico, personas con fibrosis pulmonar grave informaron una mejoría general, incluida la distancia y la rapidez con la que podían caminar, después de haber sido tratadas con fármacos senolíticos.

Señoras mayores

Getty Images

Pero esto es solo la punta del iceberg.

La diabetes y la obesidad, así como la infección con algunas bacterias y virus, pueden desencadenar la formación de más células senescentes.

Las células senescentes también hacen que los pulmones sean más susceptibles a la infección por covid, y la covid hace que más células se vuelvan senescentes.

Es importante destacar que deshacerse de las células senescentes en ratones viejos les ayuda a sobrevivir a la infección por covid.

El envejecimiento y la infección son una vía de doble sentido. Las personas mayores contraen más enfermedades infecciosas a medida que su sistema inmunológico comienza a perder fuerza, mientras que la infección acelera el envejecimiento a través de la senescencia.

Dado que el envejecimiento y la senescencia están indisolublemente vinculados con enfermedades crónicas e infecciosas en las personas mayores, es probable que el tratamiento de la senescencia mejore la salud en todos los ámbitos.

Es emocionante que algunos de estos nuevos tratamientos ya se vean bien en los ensayos clínicos y puedan estar disponibles pronto para todos nosotros.

*Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí si quieres leerlo en su versión original.

*Richard Faragher es profesor de biogerontología de la Universidad de Brighton, en Reino Unido. Lynne Cox es profesora de bioquímica de la Universidad de Oxford, Reino Unido


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk&list=PLLhUyPZ7578eok-8–DpsTmkXaK8WZokl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.