close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Marinos torturaron y abusaron sexualmente de 15 personas en Villahermosa, Tabasco: CNDH

De acuerdo con la CNDH, elementos de la Marina retuvieron y torturaron por más de 30 horas a 15 personas en Tabasco, en agosto de 2011. Cuatro de ellas, mujeres, fueron víctimas de abuso sexual.
Cuartoscuro
20 de febrero, 2019
Comparte

El 27 de agosto de 2011, elementos de la Marina llevaron a cabo un operativo contra un grupo criminal en Villahermosa, Tabasco, en el que 15 personas fueron detenidas; sin embargo, no fueron puestas a disposición de la autoridad ministerial de inmediato, sino que fueron trasladados a las instalaciones navales, donde los golpearon, amenazaron y retuvieron por más de 30 horas, hasta que fueron trasladados a Veracruz.

Los hechos fueron documentados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en la Recomendación 18VG, organismo que constató que, además de haber sido golpeados, una de las víctimas fue herida de bala en la pierna derecha por los marinos, y a pesar de ello permaneció bajo su custodia hasta que fue entregada a sus familiares.

Los elementos de la Marina informaron que las víctimas fueron detenidas por los delitos de delincuencia organizada, acopio de armas, contra la salud en la modalidad de producción de narcóticos, posesión de mariguana y cocaína y posesión de cartuchos de armas exclusivas de las fuerzas armadas.

Lee: En audiencia víctimas piden no aprobar Guardia Nacional; narran abusos y desapariciones de militares

Cuatro detenidas, víctimas de abuso sexual

Una de las víctimas, una mujer que estaban en la zona donde los marinos realizaban el operativo debido a que se esperaba una entrevista de trabajo para un puesto de limpieza, fue detenida, golpeada y abusada sexualmente.

La mujer narró que los elementos navales la golpearon en diversas partes del cuerpo y comenzaron a cuestionarla por armas y drogas, sin que ella entendiera a lo que se referían.

En la Recomendación 18VG, la CNDH detalló que la mujer declaró que un hombre le tocó los senos por debajo de su blusa y brasier y le dio bofetadas. “Sintió cómo ese sujeto le metía los dedos a su vagina como cinco veces, ella le decía que la dejara y él le respondía ‘a callar’”.

Otro hombre le dio toques eléctricos mientras se encontraba desnuda con los ojos vendados y escuchó que le tomaron fotografías. Después la llevaron al baño, donde otra persona la amenazó “para que dijera que sí trabajaba con los malos”.

Durante las 30 horas en que la víctima estuvo detenida solo comió un taco que le ofrecieron los marinos junto con una toalla sanitaria, pues ella refirió que se encontraba en su periodo menstrual.

Una vez que le quitaron la venda de los ojos y la pusieron a disposición de la entonces Procuraduría General de la República, la mujer decidió no denunciar que había sido víctima de abuso sexual “por temor”.

Lee también: ¿Quién era Josué Olarte Barba, el trabajador al que militares asesinaron por error?

Una segunda mujer refirió haber sido víctima de abuso sexual: al ser detenida, le vendaron los ojos y le pusieron un arma en la cabeza para obligarla a firmar un documento. Un marino la amenazó y metió a su vagina un objeto que no pude identificar.

Después de esto, la golpearon y amenazaron para que no fuera a denunciar el abuso sexual.

Otra mujer, también detenida, narró que los marinos la insultaron y tocaron sus senos y nalgas, una vez en la camioneta donde la trasladaron, introdujeron una mano en su vagina, y entre los elementos se instaron a violarla. Cuando la bajaron del vehículo, le colocaron una bolsa en la cabeza, lo que la hizo desmayar.

En un segundo traslado nuevamente fue violada y golpeada, además de que le dieron choques eléctricos en sus pechos y vagina.

Una cuarta mujer detalló que fue detenida cuando estaba a bordo de un taxi, y que al ser subida a la camioneta de la Marina, los elementos navales le pegaron con un tubo, la metieron en agua, orinaron en su boca y le lastimaron los pezones.

Actos de tortura

De acuerdo con la CNDH, los marinos refirieron en el parte informativo de una de las averiguaciones previas de los detenidos que el motivo por el que tardaron 30 horas en presentarlos ante el ministerio público fue porque “en el trayecto por carretera de Villahermosa a Veracruz una de las tres unidades de transporte oficial sufrió una falla mecánica”.

Lee: Militares disparan y matan por error a un hombre en Tamaulipas; CNDH investiga los hechos

Los marinos negaron categóricamente haber herido y detenido a una de las víctimas, y también el haber llevado a las 15 a las instalaciones de la dependencia en Villahermosa y Veracruz “a torturarnos física y psicológicamente”.

Con respecto a la víctima que fue herida de bala, la CNDH determinó que este fue lesionado por los elementos navales al momento en que corrió para evitar ser detenido durante el operativo, y luego del disparo se la llevaron “con rumbo desconocido”.

La CNDH documentó que 12 de las víctimas “padecieron por parte de sus aprehensores de métodos de tortura y maltrato, consistentes entre otros en: posiciones forzadas, quemaduras, choques eléctricos, asfixia, heridas, negación de alimentos y agua, humillaciones, amenazas y negación de autorización para orinar o defecar.

Uno de los detenidos señaló que, luego de la detención, las víctimas fueron subidas a una camioneta, donde les ponían bolsas de plástico en la cabeza, y cuando perdían el conocimiento los reanimaban con bofetadas y golpes en el pecho.

Otro narró que una vez detenido fue llevado a unos sanitarios públicos, donde fue cuestionado por el “nombre de su comandante”, y al no responder lo golpearon en diversas partes del cuerpo, lo trasladaron a un segundo lugar donde no le dieron comida, agua ni le permitieron ir al baño y fue golpeado en la espalda y testículos.

A otra víctima le cubrieron el rostro con su playera, lo esposaron y tiraron boca abajo en la camioneta, le amarraron los pies y luego lo golpearon en las nalgas tan fuerte que se desmayó.

Te puede interesar: CoIDH responsabiliza al Estado mexicano por desapariciones forzadas cometidas por militares en Chihuahua

Semar asegura que “les marcó el alto” y no respondieron

Sobre el caso, la Secretaría de Marina (Semar) dijo a la CNDH qu la detención se dio luego de que marcaron el alto a dos personas, y estos hicieron caso omiso. En ese hecho detuvieron a las 15 personas.

De acuerdo con la Semar, en el trayecto de traslado de los detenidos “las unidades oficiales sufrieron averías”, lo que retrasó el operativo, y señaló que las víctimas fueron presentadas ante el ministerio público “en las mismas condiciones físicas en que se les encontró”.

Por estos hechos, la CNDH recomendó al secretario de la Marina que se repare el daño a las 15 víctimas y que el Órgano de Control Interno de la Semar inicie carpetas de investigación contra los agentes navales que intervinieron en el operativo, así como sus cadenas de mando.

También recomendó que se incorporen copias de la Recomendación 18VG en los expedientes personales de cuatro funcionarios para dejar constancia de las violaciones a derechos humanos en que incurrieron, y que se capacite al personal de la Marina en esta materia, especialmente acerca de erradicación de la tortura, uso excesivo de la fuerza y perspectiva y equidad de género.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Nightingale de Google: el escandaloso proyecto que le permitió acceder al historial médico de millones

Google acaba de cerrar un trato con una enorme empresa de salud en Estados Unidos, Ascension, gracias al cual tuvo acceso al historial clínico de millones de pacientes de hospitales del país.
Getty Images
12 de noviembre, 2019
Comparte

Google ha ganado acceso a una cantidad masiva de datos en Estados Unidos gracias a un acuerdo con una gran empresa de servicios sanitarios.

Se trata de la compañía Ascension, que gestiona 2,600 hospitales en el país.

Gracias al proyecto Nightingale (que significa ruiseñor en inglés), Google tiene acceso a historiales clínicos, nombres y direcciones sin necesidad de haber consultado a los pacientes, según informó el diario estadounidense The Wall Street Journal, el primer medio en dar la noticia.

El gigante tecnológico dijo que esa es “la práctica habitual”.

Entre los datos a los que Google tiene acceso, según el acuerdo, también hay resultados de pruebas de laboratorio, registros de hospitalización y fechas de nacimiento.

Ni a los médicos ni a los pacientes se les informó de que Google puede ver esa información.

El informe de The Wall Street Journal señala que la empresa comenzó a tener acceso a esos datos el año pasado y que se amplió durante el verano.

Google señaló en su página web que su trabajo con Ascension se adheriría a todas las regulaciones de la industria, como la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud en Estados Unidos, de 1996, también conocida por sus siglas en inglés, HIPAA.

“Para ser claros… los datos de los pacientes no se pueden combinar -ni se combinarán- con ningún dato de consumo de Google”, añadió la compañía.

Cirujana con una tableta

Getty Images
Ni los pacientes ni los médicos fueron informados.

Ascension dijo que el trato le ayudaría a “optimizar” el cuidado de los pacientes e incluiría el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial para ayudar a los médicos.

La compañía de servicios de salud también dijo que comenzaría usando los servicios de almacenamiento en la nube de Google y aplicaciones empresariales como G Suite.

Preocupaciones sobre la privacidad

Sin embargo, el proyecto Nightingale ya ha despertado críticas por parte de quienes argumentan que les quita control a los pacientes sobre sus propios datos.

“Hay un enorme problema en que estas asociaciones público-privadas se hagan todas bajo contratos privados, de manera que es bastante difícil obtener algo de transparencia“, le dijo a la BBC Jane Kaye, directora del Centro de Derecho, Salud y Tecnologías Emergentes (HeLEX) de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

“Google dice que no los vincularán con otros datos, pero lo que hacen todo el tiempo es refinar sus algoritmos, perfeccionar lo que hacen y ganar una mayor ventaja comercial”.

Las organizaciones sanitarias están cada vez bajo más presiones para mejorar la eficiencia y la calidad de los cuidados a los pacientes.

Muchas de ellas están valorando el uso de la inteligencia artificial en un esfuerzo por mejorar sus servicios, pero a veces estas acciones despiertan críticas negativas sobre cómo se manejan los datos de los pacientes.

En Reino Unido, la filial de Google para el desarrollo de inteligencia artificial, DeepMind, infringió la ley cuando no pudo explicar a los pacientes cómo usarían sus datos para crear una aplicación sobre una enfermedad renal.

La herramienta, llamada Streams, fue diseñada para resaltar qué pacientes tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad renal aguda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.