Qué es el neoliberalismo, la política a la que atribuye AMLO los problemas de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Qué es el neoliberalismo, la política a la que atribuye AMLO los problemas de México

Politólogos, sociólogos y economistas comentaron los dichos de Andrés Manuel López Obrador en contra de la política económica denominada neoliberalismo. ¿En verdad es la causa de gran parte de los problemas del país?
Cuartoscuro Archivo
Por César Reveles y Eréndira Aquino
14 de febrero, 2019
Comparte

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador ha culpado a la política neoliberal de frenar el crecimiento económico, del aumento de la pobreza y la corrupción. Incluso comparó las 3 décadas que ha estado vigente este modelo económico y social – desde mediados de 1980 a la fecha – con los tres siglos de saqueo de colonial de la corona española.

En diferentes ocasiones López Obrador ha dicho que la violencia y desigualdad que vive el país es producto de la política de saqueo y abandono de la gente, resultado del neoliberalismo.

Durante la conferencia de prensa que ofreció el 29 de enero desde Palacio Nacional, López Obrador afirmó que “el neoliberalismo no solo causó un daño en lo económico, en lo material, sino que destruyó familias”, y que “las cárceles están llenas de jóvenes, la mayoría de los que pierden la vida son jóvenes”, resultado de este modelo económico.

Leer: AMLO ofrece combatir desigualdad y corrupción aunque sin perseguir a funcionarios del pasado

¿Pero qué es el neoliberalismo?, ¿en verdad es la causa de la disminución del crecimiento en el país y el aumento en la pobreza y la corrupción?

Animal Político consultó a politólogos, sociólogos y economistas acerca del tema, quienes coincidieron en que este modelo económico, por sí mismo, no es completamente malo ni la única razón por la que hay corrupción en el país. Aunque señalaron que México no supo aplicarlo a su favor y tuvo consecuencias poco favorables.

¿Qué es el neoliberalismo?

El doctor José Fernández Santillán, profesor investigador del Tecnológico de Monterrey, describe al modelo económico neoliberal como el de la privatización de la industria y la apertura del mercado a productos extranjeros. Esto mientras el Estado disminuye su intervención.

“Como lo dijo el expresidente estadounidense Reagan, el modelo neoliberal es aquel que está diseñado para que los que saben generar riqueza lo hagan, esperando que los beneficios vayan goteando hacia las clases de abajo”, explica.

De acuerdo con el doctor Arturo Huerta, académico de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, este modelo se encuentra “comandado por las grandes empresas y el sector financiero, que es quien regula la actividad económica, por lo tanto ellos están en contra de la participación y presencia del Estado (gobierno) en la economía”.

Por ello, señala el académico, “está en contra de las políticas proteccionistas que anteriormente tenían los gobiernos, que eran quienes regulaban el movimiento de las mercancías y no permitían la importación de los bienes que eran producidos internamente”.

En materia social, explica Gustavo Urbina, del Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México, el neoliberalismo permite al Estado “descansar parte de sus presiones” en otros en temas como la salud, educación e incluso la política social.

“El neoliberalismo permite que otros actores además del Estado participen en la oferta de servicios, generen competencia, bajo ciertos términos reglamentarios permite que las personas tengan mayores capacidades de elegir entre distintas alternativas para el consumo de un servicio o bien”, señala, pero advierte que sin un control adecuado se cae en prácticas monopólicas que provocan más desigualdad.

“Los ricos se vuelven más ricos y la gente pobre en realidad se sigue perpetuando en esa misma condición”, explica.

¿Las políticas neoliberales han frenado el crecimiento económico en México?

La respuesta es sí, según los especialistas consultados. Arturo Huerta explica que mientras en la década de 1980 la inversión pública representaba el 13.1% de la actividad nacional, actualmente solo es del 2.5%.

“Esta disminución de la inversión en el sector público afecta al crecimiento económico y acelera la privatización de la infraestructura y sectores estratégicos nacionales”, expone.

En opinión del economista, “las políticas económicas no son neutras, han llevado a disminuir la participación del Estado en esta actividad económica y ha aumentado la de la cúpula empresarial y del sector financiero, por ello es que la banca reporta ganancias anuales de hasta un 25%, mientras el país crece a un ritmo de 2%”.

¿El neoliberalismo ha generado desigualdad y corrupción en el país?

Para el doctor José Fernández, la corrupción “viene de antes del neoliberalismo, lo que pasa es que ahora se concentró en la élite política y financiera, pero esta siempre ha existido en México”.

Leer: México, en caída libre durante el sexenio de Peña Nieto en combate a la corrupción

Sin embargo, el politólogo Gibrán Ramírez Reyes señala que la corrupción actual sí es consecuencia del neoliberalismo.

Explica que a partir de 1982 y la privatización de las empresas del Estado, crece el número de actores privados.

“Crece el círculo de políticos empresarios y empresarios metidos en política, lo que fomenta redes de corrupción de las grandes, no de la corrupción del ciudadano de a pie”, como son en los contratos en los procesos de licitación.

En tanto Abraham Vergara Contreras, coordinador de la Licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial y la Licenciatura en Finanzas de la Universidad Iberoamericana, señala que el neoliberalismo “no es el demonio, ni es el causante de todos los males en el país”.

Este modelo económico, dice el académico, no fomenta la corrupción, que describe como un acto que responde “a la decisión de la gente”. Incluso, dice, “si el neoliberalismo se aplicara bien, podría reducir la desigualdad”.

Sobre este punto, el doctor Arturo Huerta difiere, pues en su opinión, estas políticas “acentúan la desigualdad del ingreso, ya que responden a un interés de clase que favorece al sector financiero y precariza la situación de los trabajadores, con altas tasas de desempleo y bajos salarios”.

El director de la Licenciatura de Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Manuel Valencia, coincide con Huerta, pues explica que el neoliberalismo “no genera igualdad e incrementa las diferencias sociales. En México, su implementación no incluyó políticas para disminuir la pobreza o apoyar el acceso a la educación”.

Para Urbina, doctor en Ciencia Social, los problemas del país no se pueden atribuir solo a las políticas neoliberales, “porque antes de ellas ya teníamos problemas singulares de desigualdad y pobreza”.

Sin embargo, señala que el neoliberalismo no ha tenido un impacto positivo en la calidad de vida de las personas.

¿Las políticas neoliberales pueden traer beneficios a la economía?

Manuel Valencia señala que las políticas económicas “estatistas”, es decir, reguladas por el gobierno, generaron modelos muy burocratizados en los que proliferó la corrupción.

Por ello, señala que los beneficios del modelo económico neoliberal son que hay menos regulación y control por parte del gobierno, que se genera una apertura comercial que permite el intercambio de productos más variados y permite la competitividad del país en el ámbito global.

El problema, de acuerdo con el académico, es que este modelo fue mal aplicado en México, pero en países como Alemania, Corea del Sur, Chile y Colombia ha beneficiado el crecimiento económico.

Raymundo Tenorio, académico del Tecnológico de Monterrey, señala que “México hoy sigue avanzando muy lento en materia de un verdadero neoliberalismo económico, pero si se aplicara como tal tendríamos un verdadero Estado de bienestar”.

El sociólogo Gustavo Urbina sí ve ciertos cambios para la sociedad gracias al modelo. Uno de ellos es que los mexicanos han tenido un acceso paulatino y creciente hacia servicios como la telefonía celular y la televisión de paga, gracias al abaratamiento del costo de éstos.

El neoliberalismo en tiempos de López Obrador

“López Obrador habla en contra del neoliberalismo, sin embargo está aplicando un neoliberalismo reforzado, en el sentido de que está desinsitucionalizando al país con el recorte al presupuesto público, el despido masivo de trabajadores del gobierno y la descentralización de oficinas públicas”, afirma José Fernández.

De acuerdo con Fernández, el presidente “está debilitando al Estado como institución, pero está fortaleciendo a su persona”.

Para Arturo Huerta, el cambio que la población que votó por López Obrador esperaba “no se está dando”. Ejemplo de ello, menciona, son las invitaciones a empresarios para que participen en los proyectos de obra pública, como el Tren Maya.

En opinión del economista Tenorio, el neoliberalismo sí dio privilegios a la clase política, como dijo López Obrador; sin embargo, “donde se muerde la lengua es en decir que este modelo es el demonio, porque va a tener que convivir con él quiera o no quiera, por el actual esquema de comercio”.

Desde la perspectiva de Gibrán Ramírez, quien fue candidato de Morena a la Asamblea Constituyente de la CDMX, hay un intento del gobierno de López Obrador para dar un giro a la política económica, aunque considera que es “un intento muy complicado, hay cosa que no se pueden modificar, tienen que estar los controles macroeconómicos más o menos rígidos. Sí hay algunos guiños diferentes, el más claro es el aumento al salario mínimo, que es el más importante en los últimos 30 años”.

Leer: A partir de enero, el salario mínimo será de 102.68 pesos y en la frontera de 176.72

Urbina señala que si bien se van a implementar una serie de programas sociales, “no solamente hay que cuestionarse para qué va a servir la política social, sino de qué forma se van a crear las capacidades, nuevas habilidades para que estas personas tengan posibilidad de movilidad social ascendente”.

Añade que con dar recursos a través de becas no queda claro cómo mejorará la calidad de vida de los sectores vulnerables.

“El programa de estímulos a jóvenes desocupados es bastante interesante, porque no solamente aporta una subvención sino que además está basado en estimular que distintas empresas se vean obligadas a otorgar capacitación a los jóvenes”.

Pero advierte que el reto para el gobierno será generar mayores espacios en el mercado de trabajo para absorber esa mano de obra.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo puedes volver a hacer ejercicio después de haber tenido COVID-19?

Independientemente de la gravedad del cuadro, un 16% de los pacientes con covid-19 sufre complicaciones cardíacos. Esto es algo crucial a tener en cuenta al retomar el ejercicio.
4 de diciembre, 2020
Comparte

Encuestas realizadas en todo el mundo estiman que hasta un 16% de los pacientes con covid-19 tienen algún tipo de complicación cardíaca.

El daño al corazón no depende del grado de la enfermedad: incluso los cuadros más leves pueden dañar el sistema cardiovascular.

El problema es que, muchas veces, esta secuela en el pecho no da ningún síntoma y la persona solo sentirá sus consecuencias cuando exija un trabajo extra al sistema cardiovascular.

Esto sucede, por ejemplo, durante la actividad física: el corazón necesita latir más para bombear sangre a los músculos y, si tiene algún daño causado por el coronavirus, puede funcionar mal e incluso descomponerse.

Por esta razón, lo más recomendable es consultar con un médico, quién puede ordenar una serie de exámenes cardiológicos antes de que volvamos a hacer ejercicio de más intensidad.

Pero, ¿cómo afecta el coronavirus al corazón?

Atrás quedó la época en que el covid-19 se veía solo como una enfermedad respiratoria.

Hoy en día se sabe que no se limita a los pulmones y tiene varias repercusiones en el organismo, con consecuencias para el intestino, los riñones, el cerebro y, por supuesto, el corazón.

En el músculo cardíaco, el Sars-CoV-2, el virus responsable de la pandemia actual, tiene una acción directa e indirecta. En primer lugar, el patógeno puede alojarse allí y devastar las células del órgano.

Corazón

Getty Images
El covid-19 puede afectar al corazón de manera directa e indirecta.

En segundo lugar, la infección genera una inmensa respuesta del sistema inmunológico. Esto, a su vez, lleva a un estado de inflamación que afecta el funcionamiento de varias partes del cuerpo (incluido el propio sistema cardiovascular).

“Estos procesos pueden derivar en miocarditis, con la aparición de áreas con cicatrices y fibrosis que se relacionan con arritmias”, señala Marcelo Leitão, expresidente de la Sociedad Brasileña de Medicina del Ejercicio y el Deporte, que elaboró en colaboración con la Sociedad Brasileña de Cardiología una guía sobre cómo volver a hacer ejercicio de forma segura después del covid-19.

La arritmia no es más que un desajuste en los latidos que permiten que el corazón se contraiga para bombear sangre a través de las arterias.

En un momento de esfuerzo, el órgano necesita funcionar de forma rápida y eficiente, dado que aumenta la demanda de oxígeno y nutrientes de todo el cuerpo.

Médica y paciente

Getty Images
El desequilibrio cardíaco puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Y es exactamente en una situación como esta donde puede aparecer este desequilibrio cardíaco. “La miocarditis es una de las causas más frecuentes de muerte súbita”, señala Colombo.

Se estima que esto puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Los estudios realizados durante la pandemia muestran que las complicaciones cardiovasculares relacionadas con el coronavirus aparecen incluso en las condiciones más leves.

La infección puede ser un factor que empeore una enfermedad cardíaca preexistente, pero también es el desencadenante de la aparición de una enfermedad torácica en aproximadamente el 12% de los pacientes.

¿Cómo protegerse?

Según el documento de las dos sociedades médicas brasileñas, antes de volver a practicar cualquier deporte, todas las personas que hayan tenido covid-19 deben someterse a una evaluación médica.

“El profesional analizará la condición de acuerdo con la gravedad de la infección, hará un examen físico en el consultorio y solicitará algunas pruebas adicionales”, describe Leitão.

Electrocardiograma

Getty Images
Los médicos brasileños recomiendan en todos los casos un electrocardiograma.

Los expertos sugieren que todas las personas recuperadas se hagan al menos un electrocardiograma, una prueba sencilla que mide la actividad eléctrica del corazón -que se encarga de regular el latido de este músculo.

Ahora, para los casos más graves o para deportistas profesionales y o personas que hacen deportes competitivos, el chequeo posterior al covid-19 debe ser más completo.

Además del electrocardiograma, la guía brasileña enumera otras pruebas, como la dosificación en sangre de troponina (una proteína que se altera cuando el corazón no está bien), la prueba de esfuerzo (la que se hace en una cinta para medir la resistencia física, cardíaca y pulmonar), el holter (que mide la presión arterial durante 24 horas) e incluso una resonancia magnética.

Si los resultados son correctos, la persona puede reanudar el entrenamiento. En caso de cualquier alteración o diagnóstico de miocarditis, es importante esperar un poco más.

“Por lo general, el paciente necesita entre tres y seis meses de descanso y hacer algunas reevaluaciones mientras tanto para ver cómo evoluciona la situación”, dice Colombo.

Reinicio y cuidados básicos

Para aquellos que han recibido luz verde para volver al gimnasio, es importante que se lo tomen con calma al principio.

Gimnasio

Getty Images
Es importante no olvidarse de continuar con las medidas para evitar el contagio como por ejemplo limpiar con gel todo lo que tocas en el gimnasio.

No se puede seguir el mismo ritmo que antes de la pandemia, porque el cuerpo no está acostumbrado y ha perdido el acondicionamiento en los últimos meses.

“El retorno debe ser gradual y vale la pena hacer un fortalecimiento muscular antes de iniciar un entrenamiento aeróbico, como correr o andar en bicicleta”, sugiere Colombo.

Contar con la orientación de un profesional de educación física es aún más esencial en este punto.

También es bueno reforzar las medidas básicas de protección frente al coronavirus: trata de hacer ejercicio en casa o en lugares abiertos, como parques, plazas y clubes, con buena circulación de aire.

Usa mascarilla antes y después del entrenamiento. No te detengas a hablar con otras personas y mantén siempre una distancia mínima de 2 metros de otros deportistas.

Por último, lávate las manos con agua y jabón y desinfecta los objetos que utilizaste en el entrenamiento con gel de alcohol o alcohol al 70%.

Estas recomendaciones son válidas incluso si ya has tenido covid-19, ya que aún no se sabe cuánto dura la inmunidad y siempre existe el riesgo de contagiarte y transmitir el agente infeccioso a quienes te rodean.

¿Es necesaria una reevaluación?

“Si durante o después del ejercicio, te sientes muy cansado y tienes palpitaciones, dificultad para respirar o dolor en el pecho, consulta nuevamente con un profesional de la salud”, dice Leitão.

Hombre y mujer haciendo yoga

Getty Images
Después de dos o tres meses de comenzar a hacer ejercicio, es recomendable reevaluar el estado físico.

Estos pueden ser signos de que algo anda mal en el sistema cardiovascular.

Si todo está bien y el ritmo de las actividades evoluciona sin problemas, los expertos de las dos sociedades médicas piden que todos se sometan a una reevaluación dos o tres meses después de empezar a ejercitar, así la persona puede estar segura de que no han surgido nuevos problemas.

Después de todo, todavía hay mucho que no se sabe sobre el coronavirus y sus efectos a largo plazo.

Para evitar sorpresas desagradables en tu corazón, lo mejor es siempre tener mucho cuidado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sNuAl-Lj8PI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.