close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Odebrecht

Fiscalía General niega apertura de caso Odebrecht pese a promesa de AMLO

Utiliza los mismos argumentos de la extinta PGR para no transparentar un solo dato. Incluso, la nueva Fiscalía ha continuado con la ofensiva jurídica contra el INAI y la semana pasada obtuvo una suspensión definitiva de un juez federal para no informar.
Foto: Odebrecht
Por Arturo Angel
7 de febrero, 2019
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) rechazó oficialmente transparentar cualquier dato de la investigación relacionada con la posible corrupción de funcionarios del sexenio pasado al tener vínculos con la constructora brasileña Odebrecht. Esto pese a que existe una resolución del INAI que así lo ordena, y a que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador había prometido transparencia en el caso.

Para negarse a dar la información, la Fiscalía General entregó a Animal Político un documento de 21 páginas en el que expone argumentos idénticos a los que el año pasado entregó la entonces PGR del gobierno de Enrique Peña Nieto, y que van desde el riesgo de afectar el “buen nombre” de los involucrados, hasta que no está probado que hubiera corrupción, y que hay una demanda de amparo interpuesta. De hecho, se trata prácticamente del mismo documento.

No solo eso. La FGR ha continuado con la ofensiva jurídica que heredó de la PGR para no informar. El pasado 15 de enero obtuvo de un juez federal una suspensión provisional para no acatar la orden del INAI, y el pasado 23 de enero litigó y consiguió la suspensión definitiva. En dos semanas se define si le conceden finalmente el amparo para que el caso quede en secreto y clasificado cinco años.

El pasado 6 de diciembre el presidente André Manuel López Obrador había señalado que aun cuando había que ser respetuosos de la ley, este caso debía transparentarse dentro de los márgenes del debido proceso.

No somos tapadera de nadie (…) hay instrucciones en lo que corresponde a que se den todos los informes y estamos a favor de la transparencia (…) lo único que se tiene que cuidar es no dar motivo para que si la Procuraduría General de la República da información, esto sirva a los implicados como prueba de que no se está siguiendo el debido proceso”, dijo el presidente.

Incluso el miércoles el propio fiscal general Alejandro Gertz Manero dijo en una reunión plenaria con legisladores de Morena – tras exponer el supuesto desorden de investigaciones como Odebrecht – que la “secrecía” de casos como este no debería convertirse en “encubrimiento”.

En entrevista el comisionado del INAI, Joel Salas, lamentó que aun cuando la nueva administración federal y distintos funcionarios del gabinete han destacado la importancia de la transparencia en casos como Odebrecht, el tema siga en la opacidad. Advirtió que no escatimarán en recursos legales y, de ser necesario, buscarán llevar el tema del amparo que busca la FGR a tribunales superiores.

La  investigación por la presunta corrupción en que incurrieron funcionarios del gobierno pasado – principalmente Pemex – en la concesión de contratos a Odebrecht estaba prácticamente concluida, según lo que informó desde finales de 2017 el entonces procurador Raúl Cervantes.

Sin embargo dicha carpeta no ha sido presentada ante un juez y ni la PGR, ni ahora la Fiscalía General, han dado a conocer algún balance del caso o cuál es el progreso. Ante ello, y la negativa de informar, el INAI ha ordenado en repetidas ocasiones que se den a conocer datos de un caso que es de interés público, pero no se ha realizado.

Leer >>PGR debe dar la lista de personas que han sido investigadas por el caso Odebrecht: INAI

En el presente sexenio y ya con Gertz Manero al frente de la Fiscalía General, Animal Político ha promovido dos solicitudes de información y un recurso de revisión para intentar obtener distintos datos de la investigación del caso Odebrecht, pero en todos los casos la respuesta del órgano autónomo (como legalmente es ahora la FGR) ha sido negativa.

Un caso opaco

El 2 de octubre de 2018 el pleno del Instituto Nacional de Acceso a la Información resolvió que la entonces PGR estaba obligada a transparentar las actuaciones realizadas en la investigación por los delitos de posible cohecho y enriquecimiento ilícito, en contra de servidores públicos y particulares por el denominado caso Odebrecht. Posteriormente envió medidas de apremio a la dependencia para que apresurara la publicidad de la información, pero no lo hizo.

El 26 de noviembre este medio publicó que la PGR había tomado la determinación, definitiva, de no dar a conocer la información pese a la resolución del INAI. En un oficio de 20 páginas entregado como respuesta a una solicitud de información, la dependencia expresó múltiples razones por las cuales, desde su punto de vista, los datos deberían reservarse por un periodo de cinco años.

En este contexto el 6 de diciembre el presidente López Obrador dijo en una conferencia de prensa que la opacidad en el caso Odebrecht se terminaría. Señaló que si bien era importante respetar la ley para no afectar los procesos abiertos, también era importante que la ciudadanía conociera del avance de estas y otras investigaciones.

Unos días más tarde, 12 de diciembre, el pleno del INAI dio a conocer públicamente una nueva resolución como resultado de un recurso de revisión promovido por Animal Político, en el que ordenaba a la PGR (ya en transición a Fiscalía General) que se abrieran versiones públicas de distintos elementos del caso como, por ejemplo, declaraciones de imputados.

Y el pasado 28 de enero el comisionado titular del INAI, Francisco Javier Acuña, hizo un exhorto a la fiscalía General y a su titular, Alejandro Gertz Manero, para que mostrara “voluntad” de apertura y se revelara la información del caso Odebrecht que en el sexenio pasado se rechazó transparentar.

Negativa “copy-paste”

Este medio promovió dos solicitudes de información dirigidas a la FGR ya en el actual sexenio. La 0001700342018 solicitando conocer la cantidad de personas que han declarado en torno a esta investigación así como la identidad de las mismas; y la folio 0001700347518 en la que se pidió copia de las declaraciones ministeriales en versión pública y una copia de la carpeta de investigación en versión pública.

A su vez se había promovido el recurso de revisión 6994/18 luego de la negativa de la entonces PGR de informar del caso. Como ya se dijo, el 12 de diciembre el INAI ordenó  a la Fiscalía modificar esa negativa y dar a conocer los datos del caso.

En sus documentos de respuesta a todo lo anterior (el último fechado el pasado 29 de enero) la FGR expone múltiples razones del por qué desde su punto de vista, y pese a las resoluciones del INAI, no se puede dar a conocer dato alguno en torno a esta carpeta de investigación.

Como ya se dijo, dicha respuesta es prácticamente la misma que la PGR había expuesto con anterioridad. Contiene, incluso, párrafos idénticos y construye el mismo razonamiento.

Así, por ejemplo, se repiten argumentos como que “la difusión de la información solicitada no puede obedecer a la simple curiosidad del ciudadano o del interés de un ciudadano”, o que ordenar la publicidad del caso “es un planteamiento que atenta en perjuicio del verdadero interés público de la sociedad sobre el esclarecimiento de los hechos”.

También se repiten razones como que revelar datos que identifiquen a las personas investigadas “afectaría su intimidad, prestigio y buen nombre”, que se violaría el principio de presunción de inocencia, o que “aún no se desprenden elementos suficientes para determinar” si los delitos cometidos en este caso “son hechos de corrupción”. Eso entre otros argumentos ya descritos desde noviembre en esta nota.

Ofensiva legal vs el INAI

Otro de los argumentos expuestos y repetidos por la PGR-FGR para no abrir el caso Odebrecht es la existencia de una demanda de amparo promovida contra la resolución del INAI. Animal Político revisó a través el Consejo de la Judicatura este caso, y se confirmó que se trata de un amparo promovido por la propia Procuraduría, y al que ahora la Fiscalía le ha dado continuidad.

La demanda se presentó desde octubre del año pasado ante el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa por una agente del Ministerio Público, adscrita a la agencia Décimo Cuarta Investigadora de la Coordinación General de Investigación, de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales de PGR.

Originalmente el juez del caso desechó la demanda al considerar que la determinación del INAI de proporcionar información del caso iba dirigida a la Unidad de Transparencia de la PGR, y no a la agente que la promovió pero, a través de un recurso de queja, la dependencia consiguió que el caso fuera reactivado.

El 15 de enero el juez concedió la suspensión provisional para no acatar la determinación del INAI e informar del caso. Esa fue la suspensión a la que hizo referencia la Fiscalía en las respuestas proporcionadas.

Pero además el pasado 23 de enero la FGR consiguió que el juez le concediera la suspensión de forma definitiva para no informar. Será dentro de dos semanas cuando se defina si le conceden el amparo definitivo.

Entrevistado sobre este tema, el comisionado Joel Salas dijo que no van a escatimar en cuanto a los recursos legales que el Instituto tiene a su disposición, y adelantó que buscarán que el eventual amparo sea revisado por los magistrados de una Sala Superior.

Salas hizo hincapié en que los artículos 94, 95, 171 y 182 de la Ley Federal de Transparencia amparan la determinación del INAI de que el caso debe transparentarse. Señaló que el pleno del Instituto ha determinado que por tratarse de un caso de alto impacto debe prevalecer el interés público y la sociedad debe conocer información básica del caso.

Además Salas explicó que este es un caso que involucra hechos de corrupción, lo cual es razón suficiente para que no aplique la reserva de confidencialidad en la carpeta de investigación correspondiente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo funciona el nuevo y polémico viagra femenino

La máxima autoridad sanitaria en Estados Unidos aprobó el medicamento que busca revertir la pérdida de deseo sexual en las mujeres premenopáusicas, a pesar de las críticas sobre su seguridad y efectividad.
Getty Images
1 de julio, 2019
Comparte

La Food and Drug Administration (FDA), la máxima autoridad sanitaria de Estados Unidos, aprobó recientemente un nuevo medicamento para tratar el trastorno del deseo sexual hipoactivo en mujeres premenopáusicas.

El trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH), o apatía sexual, está caracterizado por la ausencia reiterada y persistente del interés en realizar algún tipo de actividad sexual sin que esté vinculado a una causa específica.

Vyleesi, conocido químicamente como bremelanotida, es el segundo intento de la industria farmacéutica de ofrecer lo que se ha denominado como una “viagra femenina.

Se trata de un tema polémico, pues algunos expertos ponen en duda la propia naturaleza del desorden sexual y se critica la supuesta falta de rigor en la pronta aprobación de los fármacos para tratarla.

Inyección vs píldora

Desarrollado por Palatin Technologies y licenciado a Amag Pharmaceuticals, el nuevo fármaco se administra por medio de una inyección subcutánea que activa las vías cerebrales involucradas en el deseo sexual y estará disponible en algunas farmacias seleccionadas a partir de septiembre.

Una mujer se aplica una inyección subcutánea en el abdomen.

Getty Images
El fármaco se aplica con un autoinyector en el abdomen o en el muslo.

A diferencia de otros medicamentos relacionados, la bremelanotida no actúa sobre el sistema vascular, sino que directamente aumenta la libido actuando sobre el sistema nervioso.

Vyleesi competirá con Addyi, de Sprout Pharmaceutical, una píldora de uso diario que fue aprobada en 2015 con la contraindicación sobre el consumo de alcohol mientras se toma la pastilla.

Addyi fue aprobada después de un intenso cabildeo por parte de grupos de presión a pesar de la crítica de científicos de la FDA, que la consideraron mínimamente efectiva y posiblemente insegura.

Por su parte, Vyleesi no restringe el consumo de alcohol y se percibe con mayores ventajas sobre su competidor, incluyendo efectos secundarios tolerables, acción rápida y sin la necesidad de tomarlo todos los días, según los analistas.

Los efectos secundarios registrados durante los ensayos clínicos incluyeron náuseas entre moderadas y severas que duraron no más de dos horas y ocurrieron a lo largo de las primeras tres dosis, según la farmacéutica Amag. Un 40% de las pacientes en estos ensayos experimentaron náuseas.

El medicamento se aplica con una inyección en el abdomen o en el muslo mediante un autoinyector -un aparato en forma de lápiz con una jeringa y aguja hipodérmica con una dosis medida- 45 minutos antes de la actividad sexual.

La FDA recomienda a las pacientes no inyectarse más de una dosis en 24 horas y no más de 8 dosis por mes.

Los analistas calculan que un fármaco que pueda tratar de manera segura y efectiva la pérdida de deseo sexual en las mujeres podría reportar ventas anuales de unos US$1.000 millones.

“Sufrimiento silencioso”

Mujer sentada en el borde de una cama tras una aparente disputa con su compañero

Getty Images
La pérdida de deseo sexual afecta a una de cada 10 mujeres, según expertos.

Ciertos sectores de la comunidad médica consideran el TDSH un asunto serio y algunas estimaciones señalan que 1 de cada 10 mujeres lo sufren. En Estados Unidos, por ejemplo, el trastorno afecta a unas 6 millones de mujeres, pero pocas buscan o reciben tratamiento, según la agencia Reuters.

“Estas mujeres están sufriendo en silencio así que el mercado realmente no existe en la actualidad”, declaró William Heiden, Director Ejecutivo de Amag, citado por Reuters.

La FDA manifestó cierto optimismo ante el lanzamiento del nuevo fármaco señalando que provee a las mujeres otra opción de tratamiento contra el TDSH.

“Hay mujeres que, por alguna razón desconocida, tienen un deseo sexual reducido que les causa una marcada angustia y que pueden beneficiarse de un tratamiento farmacológico seguro y efectivo”, dijo Hylton Joffe, director del Centro de Evaluación de Medicamentos de la FDA, en un comunicado.

“Como parte del compromiso de la FDA de proteger y avanzar en la salud de las mujeres, continuaremos apoyando el desarrollo de tratamientos seguros y efectivos contra la disfunción sexual femenina”.

Polémica

Sin embargo, la agencia reconoce que no sabe exactamente cómo Vyleesi actúa sobre el cerebro para estimular el deseo sexual.

También hay opiniones encontradas sobre si los fármacos son la estrategia correcta para el problema. El deseo sexual bajo puede ser el resultado de numerosos factores externos, psicológicos y fisiológicos, según diferentes especialistas.

También se debate qué tan recurrente es este trastorno.

Mujer estresada

Getty Images
Varios factores causan el TDSH entre las mujeres premenopáusicas y el estrés está entre ellos.

Los críticos señalan que muchos de los médicos consultores en el desarrollo de fármacos contra TDSH son los mismos que definieron el desorden sexual en primer lugar.

Varias activistas en defensa de los derechos de la mujer consideraron que la FDA no congregó a un panel de asesores para escrutar el fármaco y que era necesaria mucha más información antes de aprobarlo.

Cynthia Pearson, directora ejecutiva de la Red Nacional de la Salud de la Mujer, en EE.UU, fue citada por el diario The Washington Post diciendo que su grupo estaba “decepcionado” tras la aprobación del fármaco y que las mujeres “simplemente no tienen suficiente información para tomar una decisión sabia sobre si el fármaco es seguro y efectivo”.

La efectividad y seguridad de Vyleesi fueron estudiadas en dos ensayos controlados de 24 semanas con más de 1.200 mujeres premenopáusicas con TDSH.

La mayoría de las pacientes se aplicaron el fármaco dos o tres veces al mes pero no más de una vez a la semana. Aproximadamente 25% de ellas reportaron un incremento en su deseo sexual, comparado con más o menos 17% de mujeres a quienes les fue suministrado un placebo.

Los efectos secundarios registrados durante los ensayos incluyeron dolor de cabeza, sonrojo y náusea.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sKD3t2kb2Us

https://www.youtube.com/watch?v=s1V3xOL23Zg&t=18s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.