Olga Sánchez Cordero es la única responsable de incluir u omitir propiedades en su declaración: SFP
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Olga Sánchez Cordero es la única responsable de incluir u omitir propiedades en su declaración: SFP

Tras los señalamientos de la secretaria de Gobernación, funcionarios de la SFP aseguran que ellos no deciden qué se hace público en las declaraciones patrimoniales.
Cuartoscuro
8 de febrero, 2019
Comparte

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, es la única responsable de incluir o no en su declaración patrimonial el penthouse que tiene con su marido en Houston; los funcionarios de la Secretaría de la Función Pública (SFP) no tienen acceso a la declaración, no pueden decidir qué se hace público y ni siquiera pueden saber si el departamento se incluyó, confirmó esta dependencia.

Fernando Martínez García, director de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la SFP y a quien Sánchez Cordero responsabilizó por la omisión del departamento, dijo en entrevista que él no tiene acceso a la versión íntegra de la declaración patrimonial, es decir, a la que incluye sus propiedades -que se hacen públicas-, las que tiene en copropiedad con su marido -que se hacen públicas, pero se omite su valor por ley-  y las propiedades de su marido -que no se hacen públicas-, y añadió que no tiene ni siquiera herramientas técnicas para modificarla. Es un proceso automático, según explicó.

Leer: El Sabueso: ¿quién fue responsable de omitir la propiedad en Houston de la secretaria de Gobernación?

Por tanto, la declaración que se conoció públicamente es solo lo que ella declaró como suyo o como copropiedad con su esposo.

Este miércoles, el diario Reforma publicó que la secretaria y su esposo compraron en 2009 un departamento de 11 millones de pesos en Estados Unidos que no aparece en su declaración patrimonial. Ella reconoció que posee la propiedad, pero dijo que sí lo declaró y que se trató de una omisión de la SFP que no estuviera público. A su vez, la SFP explicó que el sistema Declaranet protege en automático los datos de las parejas u otras personas, salvo si el funcionario es copropietario del bien, pero que no estaba en sus manos la decisión.

Ninguna de las versiones es exacta.

Un ejemplo de que los bienes en copropiedad se difunden automáticamente y solo se oculta su valor es la declaración de la propia titular de la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sadoval, pues ella reportó cinco bienes, pero no publicó su precio, porque son copropiedad de ella y su esposo. Solo se difundió su valor cuando ella lo transparentó en una nota aclaratoria. En el caso de Sánchez Cordero, el departamento simplemente no aparece en la declaración patrimonial pública, es decir, no está registrado ni como propiedad ni como copropiedad.

“Esto tiene que ver en la forma en la que se haya declarado el bien”, explicó Martínez García. “Si el bien se declaró en copropiedad, sí va a aparecer, pero no va a aparecer el monto, como en el caso de la doctora Sandoval. Tiene que ver con la forma en que cada servidor público registra su bien; puede ser que se haya declarado a nombre de otra persona, y en ese caso ya no aparece”.

—¿Entonces puede ser que Sánchez Cordero haya declarado el departamento a nombre de su marido únicamente?—, se le preguntó.

—Es una posibilidad—, respondió el funcionario de la SFP en entrevista con Animal Político.

—¿Ustedes no lo saben?

—No, nosotros no tenemos acceso a la versión íntegra—.

—Pero entonces ¿no lo declaró en copropiedad, por eso no aparece?—, se le insistió.

—Podría ser. No podemos saber—, dijo Fernando Martínez García.

—Pero si lo hubiera declarado en copropiedad sí aparecería, ¿porque parte es suya, como pasó con Sandoval?—

—Lo refleja así (el sistema), sin monto del valor—, concluyó.

¿Qué declaran los funcionarios y hasta dónde se hace público?

Los servidores públicos tienen que presentar declaraciones patrimoniales y de intereses de ellos, sus parejas y sus dependientes económicos. Son los únicos que pueden ver esa información completa en el sistema Declaranet, que SFP pone a su disposición.

“Las versiones públicas (de la declaración) son un resumen de la versión íntegra. Lo que nosotros podemos ver a través de la página servidorespublicos.gob.mx son resúmenes de la versión íntegra”, explicó Martínez García.

Cada servidor público decide si su declaración pública es abierta para la ciudadanía o no. Cuando carga su información directamente en la plataforma digital, tiene unas casillas para decidir si publica sus bienes o una parte de ellos. Lo relativo a los cónyuges, se queda oculto, y si hay algo en copropiedad, aparece porque corresponde al funcionario, y solo se protege el valor.

Sánchez Cordero presentó su declaración el 27 de diciembre pero seleccionó que no se hiciera pública. Tras el ultimátum del presidente Andrés Manuel López Obrador para que el gabinete transparentara sus bienes, envió el 30 de enero un oficio para que sí se abriera.

Fernández García, como director del área de Responsabilidades y Situación Patrimonial, en el sistema solo tiene acceso a las casillas en las que se autoriza la publicidad de los datos, no a los datos en sí.

En su oficina en la sede central de SFP mostró un ejemplo de cómo luce el sistema cuando da las opciones “sí hacer públicos”, “no hacer públicos” o “dejar como capturó el funcionario”. No hay manera de que él o un funcionario de la SFP pueda alterar lo que es público o no, porque corresponde exclusivamente al servidor público que realiza y autoriza la declaración patrimonial. Tampoco tiene acceso a la información que corresponde a los familiares.

Animal Público buscó al vocero de Segob, Héctor Gandini, para preguntar estos detalles, pero insistió en que Sánchez Cordero sí había declarado el departamento como una copropiedad, culpó a la Función Pública de no querer hacerlo público, y dijo que ya daba vuelta a la página con el tema.

Sin embargo, el penthouse sigue sin aparecer en la declaración patrimonial de Sánchez Cordero que es pública.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La manada de elefantes que recorrió más de 500 km y desconcertó a los científicos finalmente se dirige a casa

Después de un trayecto de unos 500 km a través de China, 14 elefantes parecen estar dirigiéndose de regreso a su reserva natural.
11 de agosto, 2021
Comparte

La manada de elefantes que atrajo la atención mundial cuando comenzó un trayecto a través de China hace más de un año finalmente parece estar volviendo a casa.

Los elefantes viajaron unos 500 kilómetros a través de la provincia de Yunnan en China, llegaron a las afueras de Kunming, una ciudad importante, y posteriormente regresaron.

La manada de 14 elefantes fue vista cruzando el río Yuanjiang el domingo por la noche. Se dijo que todos gozan de buena salud y ahora se dirigen a su reserva natural original.

Funcionarios del organismo que protege la vida silvestre indicaron en una conferencia de prensa el lunes que los elefantes habían cruzado el puente del río Yuanjiang y se dirigían al sur hacia su reserva natural, administrada por la ciudad de Puer.

Los funcionarios indicaron que más de 150.000 personas han sido evacuadas del camino de los elefantes.

Y los medios estatales informan que más de 25.000 policías están monitoreando la manada con vehículos y drones.

Elefantes en China

Getty Images
Los científicos desconocen por qué viajaron tan lejos los elefantes.

Los elefantes han estado viajando durante 17 meses. Su Reserva Natural Mengyangzi se encuentra en la prefectura autónoma de Xishuangbanna Dai, en el sur de China, cerca de la frontera con Myanmar.

Los elefantes abandonaron la reserva natural el año pasado y comenzaron un viaje inesperado hacia el norte de China.

Las autoridades chinas, que han estado siguiendo el viaje de los elefantes, no saben por qué la manada decidió viajar o viajar tan lejos.

La manada viajó a través de varios condados como Mojiang y Eshan, apareciendo en diferentes aldeas, pueblos y ciudades.

Pero una vez que llegaron a las afueras de Kunming, cambiaron de dirección y comenzaron su viaje de regreso a casa.

Las autoridades chinas han estado siguiendo a los elefantes y tratando de guiarlos de regreso a casa.

Se informó que un comité de emergencia establecido para manejar a los elefantes, está utilizando cercas eléctricas y cebos y colocando caminos artificiales para asegurar que los elefantes tomen la ruta correcta.

hembra vista en la prefectura de Xishuangbanna Dai

Reuters

Wan Yong, quien encabeza el equipo que monitorea a los elefantes, dijo en la conferencia de prensa el lunes que la manada había cruzado el río Yuanjiang y continuaba hacia el sur.

Indicó que la ruta de migración estaba “científicamente planificada” y que el comité “se esforzará para permitir que los elefantes regresen a su hábitat lo más pronto posible y prosperen”.

Las autoridades también utilizaron 18 drones para distraer a los elefantes de áreas concurridas donde podrían causar daño a sí mismos o a otros.

A pesar de que los elefantes entraron en algunas granjas y tiendas en busca de comida, no hubo lesiones a ningún animal o humano durante los últimos 17 meses.

¿La causa?

Los científicos desconocen por qué los elefantes decidieron abandonar su hábitat y viajar tan lejos.

Algunos han sugerido que un líder sin experiencia pudo haber llevado a la manada por el camino equivocado, mientras que otros creen que los elefantes podrían haber estado buscando un nuevo hábitat.

Joshua Plotnik, profesor asistente de psicología de elefantes en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, cree que una de las razones del viaje de los elefantes podría deberse a perturbaciones vinculadas a los humanos en su hábitat.

Joshua le dijo a la BBC que “es casi seguro que esto está relacionado con la necesidad de recursos: comida, agua y refugio”.

En China, los elefantes asiáticos son la especie animal más protegida y gracias a los esfuerzos de conservación, la población de elefantes silvestres en la provincia de Yunnan ha aumentado de 193 en la década de 1990 a 300 en la actualidad.

El aumento en el número es extraordinario porque sus hábitats naturales se han reducido debido a la actividad humana, como la deforestación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.