close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Movimiento Migrante Mesoamericano
Policías de CDMX agreden a migrante y detienen varias horas a defensor
Activistas acusan que la detención es parte de una estrategia para desarticular las redes de apoyo de los migrantes centroamericanos.
Movimiento Migrante Mesoamericano
15 de febrero, 2019
Comparte

La tarde de este 15 de febrero, policías de la Ciudad de México detuvieron al defensor de derechos humanos Cristóbal Sánchez y agredieron al migrante honduñero Denis Omar Contreras cuando se encontraban afuera del albergue habilitado en la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca; horas después fue liberado, de acuerdo con organizaciones civiles.

Dos caravanas con más de 5 mil migrantes avanzan por México rumbo a EU; CDMX vuelve a preparar albergue

Activistas que estaban acompañándolos en ese momento denunciaron que los policías golpearon a ambos hombres y se negaron a identificarse y a presentar cualquier documento que avalara la detención.

La activista Margarita Núñez, de la organización LIS Justicia en Movimiento, aseguró en entrevista con Animal Político que los policías argumentaron que Denis estaba consumiendo alcohol en la vía pública, “pero eso es mentira, nosotras estábamos con él y lo que estaba tomando era un Vive 100. Los policías llegaron directo sobre Denis porque esto es ya un patrón para detener a quienes coordinan a sus compañeros migrantes en la ruta”.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) dijo haber iniciado una investigación, a la que se han sumado dos quejas más presentadas por peticionarios y que se integran al expediente.

“Junto con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), este Organismo acompaña a las siete personas detenidas -seis extranjeros y un mexicano-, durante las diligencias realizadas en el Juzgado Cívico 2 ubicado en la Alcaldía Iztacalco, con la finalidad de vigilar que se preserven sus derechos humanos y brindarles asistencia”, explicó el organismo en una tarjeta informativa.


Margarita Núñez aseguró que del 31 de enero a la fecha han sido detenidos ocho migrantes; el primero fue Walter Coello, en Ciudad Hidalgo, Chiapas. “Él tenía la tarjeta de visitante por razones humanitarias y aún así lo detuvieron. Se lo llevaron a la estación migratoria, lo pusieron en aislamiento y lo estuvieron interrogando varios días hasta que lo deportaron”.

El segundo detenido, con el mismo procedimiento, fue Carlos Cuevas, en Huixtla, también en Chiapas. “A él lo detuvieron cuando sus compañeros ya habían avanzado. Durante varios días no supimos nada sobre su paradero. Ni siquiera la CNDH (Comisión Nacional de los Derechos Humanos) pudo dar razón de dónde estaba. El Instituto Nacional de Migración (INM) reportó que lo tenía en la estación migratoria hasta que lo deportó”.

Un grupo protesta contra migrantes en Tijuana; se enfrentan con policías al tratar de avanzar hacia un albergue

Autoridades de migración también han detenido a Paulo Luis Ballesteros Flores, Joel Bernabel Rivera, Olvin Interiano y a dos migrantes más que los activistas solo identifican como Carlos y Pavón.

“Todos ellos son migrantes que han estado acompañando a otros integrantes del éxodo centroamericano. Los vienen apoyando en cuestiones de ayuda humanitaria de primer nivel, como conseguir comida o aventones, pero también en el diálogo con las autoridades. Todos son líderes. Los tienen identificados y se los llevan”, señaló Núñez.

La activista afirmó que esto parece obedecer a una estrategia de las autoridades para desarticular la ayuda que tienen los migrantes por parte de algunos de sus compañeros.

Rubén Figueroa, coordinador para la región sur-sureste de la organización Movimiento Migrante Mesoamericano, coincidió con esta perspectiva. “Es una estrategia clara que se ha venido presentando desde que entró en funciones la nueva administración federal, para detener a los migrantes que vienen apoyando y coordinando a sus compañeros”.

Figueroa apuntó que lo que quieren es deshacer las redes de apoyo que están acompañándolos en la ruta migratoria. “Y esa no es la forma de controlar los flujos migratorios de centroamericanos que huyen de sus países de la pobreza y la violencia”.

El activista mexicano Cristóbal Sánchez, del Movimiento Cultura Migrante, es el primer defensor de derechos humanos que ha sido detenido por la policía, junto con uno de los migrantes.

Margarita Núñez contó que ella y otros defensores estaban afuera de la Magdalena Mixhuca con Denis Omar Contreras.

“Fuimos al albergue porque justo en la mañana, como a las 11, nos avisaron que policías de la CDMX habían detenido a dos migrantes, Olvín Interiano y Joel Bernabe, así que fuimos para allá a ver qué estaba sucediendo. Estábamos afuera platicando con Denis, que justo una hora antes había hecho una junta porque la carava quiere seguir mañana su camino. Fue cuando llegaron los policías, como a las dos cuarenta de la tarde, y sin explicación, sin identificarse, sin orden de aprensión, lo detuvieron”.

El grupo de activistas, entre ellos Cristóbal Sánchez se enfrascaron en una discusión con los policías, a quienes les exigían una explicación. En un video publicado en redes sociales se observa que un policía sujeta con violencia a Denis por el cuello, impidiéndole respirar, así como hay jaloneos y golpes hacía los defensores de derechos humanos.

Violación a las reglas de convivencia: gobierno capitalino

Al respecto, el gobierno capitalino dijo que no se han reportado incidentes en el albergue instalado en el Estadio Jesús Martínez Palillo, hasta este 14 de febrero cuando se le retiró el apoyo a un grupo de 20 extranjeros que, dijo, “rechazaron cumplir con las reglas de convivencia pacífica, protección civil, seguridad y no consumo de drogas y alcohol”.

Arturo Medina, subsecretario de Gobierno de la capital, dijo que el grupo de migrantes tenía el acompañamiento de 10 personas mexicanas de una organización, quienes “los respaldaron en el incumplimiento de las reglas establecidas”.

Sobre la detención de migrantes al exterior del albergue, el funcionario dijo que es deber de los uniformados salvaguardar la seguridad de los habitantes, pues hubo “constantes quejas de los vecinos de la colonia Puebla, ubicada frente al Estadio, por violaciones a la Ley de Cultura Cívica y conductas inapropiadas de las personas migrantes”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte