Promotores del voto para AMLO en 2018, ahora censan y repartirán tarjetas del Bienestar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Claudia Altamirano

Promotores del voto para AMLO en 2018, ahora censan y repartirán tarjetas del Bienestar

Diez Servidores de la Nación, como se conoce a estos voluntarios, confirmaron que pertenecieron a los comités de “defensa del voto” de López Obrador y Morena en 2018.
Foto: Claudia Altamirano
Comparte

Voluntarios que hacen el llamado Censo de Bienestar, donde se registra a beneficiarios de los programas sociales del gobierno federal, promovieron antes el voto a favor de Andrés Manuel López Obrador en la campaña presidencial de 2018.

Diez Servidores de la Nación —como se conoce a estos voluntarios— de distintos estados del país hablaron con Animal Político y confirmaron que pertenecieron a los comités de “defensa del voto” de Morena, durante la campaña en la que resultó ganador López Obrador.

Explicaron que gracias al apoyo que dieron al ahora presidente, y a la experiencia en trabajo de campo que adquirieron, fueron convocados tras la elección para apoyar otras actividades del nuevo gobierno, entre ellas el Censo de Bienestar y la logística de eventos públicos.

El exsecretario de Organización de Morena, Gabriel García Hernández, coordinó la estructura de promoción del voto a favor de López Obrador durante la campaña. Después de la elección, fue nombrado coordinador de Programas Integrales de Desarrollo, para operar la política social federal desde la Oficina de la Presidencia.

Dicha coordinación conservó al grupo de ciudadanos que, primero, promovió el voto y luego apoyó al equipo de transición en ejercicios como las consultas ciudadanas —la del NACIM y la del Tren Maya—; y en realizar el censo de los programas sociales.

Ya en el gobierno, ese mismo grupo apoya la logística de los eventos del presidente en los estados y, próximamente, lo hará entregando directamente las tarjetas del Bienestar con las que se entregarán los recursos públicos de los programas sociales.

Carpa instalada en la Alameda Central para la consulta del NACIM.
Foto: Claudia Altamirano

De acuerdo con los testimonios de 10 “servidores” de los estados de Coahuila, Puebla, Morelos, Tampico, Tabasco y Ciudad de México, durante la campaña no recibieron pago por su apoyo en la promoción del voto; sin embargo, para el levantamiento del Censo sí les entregaron contratos que establecían el compromiso de recibir una compensación económica de tres mil 400 pesos mensuales, durante octubre y noviembre, periodo en el que se preveía que concluyera el ejercicio.

Los recursos para ese apoyo se contemplaron en el Fondo de Transición, que fue de 150 millones de pesos.

Aunque algunos Servidores de la Nación no firmaron el contrato y se enlistaron como voluntarios, la mayoría recibió el pago de esos meses; sin embargo, el Censo no concluyó antes de que el nuevo gobierno entrara en funciones, y los coordinadores regionales pidieron a los brigadistas continuar el trabajo hasta terminarlo. Entonces les prometieron un nuevo pago que, a la fecha, no ha sido entregado. Animal Político, desde finales de enero, solicitó a la Coordinación de Programas su versión sobre estas denuncias, pero no obtuvo respuesta.

Sus funciones

Un Servidor de Coahuila que solicitó el anonimato relató que, tras las labores que realizaron durante la campaña, sus coordinadores prometieron que los más destacados podrían tener algún tipo de empleo, sin especificar qué cargo ocuparían ni en qué área de la Secretaría del Bienestar —encargada de la política social federal— o de la Coordinación de Programas de Desarrollo.

“Porque contribuimos al proyecto de la cuarta transformación. Anduvimos en brigadas de las colonias”, dijo en entrevista. “Los invitábamos a votar por Morena”.

Después de realizar la consulta del nuevo aeropuerto, los voluntarios reclutados iniciaron a principios de octubre el levantamiento del Censo: primero casa por casa para ingresar los datos de potenciales beneficiarios de programas sociales (adultos mayores, personas con discapacidad, jóvenes sin empleo ni estudios y productores del campo, principalmente).

Y después, ante la premura por concluir el ejercicio y ante dificultades para acceder a ciertos domicilios, como edificios, ellos mismos crearon puntos de reunión para que los posibles beneficiarios se acercaran a realizar su registro.

Aunque el apoyo económico prometido era a cambio de levantar el Censo, los servidores tienen cada vez más encomiendas. Este medio pudo constatar en dos eventos del presidente en Huauchinango, Puebla y Tulancingo, Hidalgo, cómo los Servidores colocan sillas, dan orientación, filtran el ingreso de las personas, forman vallas y apuntan a potenciales beneficiarios en las listas del Censo.

En Tulancingo, tres servidoras que también solicitaron reservar sus nombres relataron —mientras cuidaban la valla para controlar el acceso al evento del presidente— que colaboraron con el proyecto de López Obrador desde la campaña. Una de ellas, incluso, ya se afilió a Morena.

“Como anduvimos en el movimiento de Morena, pues nos involucramos más, ya estamos adentro. De ahí seguimos, nos invitaron a ser servidores de la nación y le entramos, porque los que realmente estaban de Morena, como no hay dinero, no sirven”, dijo la militante, que se convirtió en una de los seis mil afiliados de ese partido en el municipio de Venustiano Carranza, Puebla.

La siguiente labor de este ejército de Servidores de la Nación será la repartición de las tarjetas del Bienestar, con las que se entregan los recursos de los programas sociales.

“Se nos actualizó la plataforma que usamos para el censo para ahora entregar las tarjetas. En la misma aplicación (Sider) ahora apareció que vamos a entregar también las tarjetas, aunque no se nos ha notificado todavía”, dijo un servidor de Coahuila, y mostró a este medio la aplicación en su móvil.

Esta versión la confirmó la responsable del Censo de Bienestar en la región Centro de Coahuila, Claudia Garza. “Somos este equipo los que vamos a estar entregando las tarjetas una vez que lleguen acá, estaremos haciendo entrega de las tarjetas”, indicó.

En el mismo sentido fue la declaración de la secretaria del Bienestar, María Luisa Albores: “Vamos a buscar ese mismo mecanismo, quienes terminen el censo después nos podrían apoyar en diferentes programas. Entre servidores y gente del programa”, dijo en entrevista.

Posibles irregularidades

Utilizar la estructura de promotores del voto y los comités locales de Morena para repartir las tarjetas de un programa social es, por lo menos, un problema político importante, advirtió Guillermo Cejudo, politólogo del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

“Ahí hay un potencial problema legal adicional desde la lógica electoral, porque estás utilizando el tinte partidista de quienes están entregándolo, aun cuando no sea época electoral”, puntualizó el experto.

“La historia de la política social en México ha estado siempre contaminada por el uso clientelar de los programas sociales. El nuevo gobierno debe mostrar que lo está haciendo distinto: que los promotores no son (ni fueron, ni serán) parte de redes partidistas, que los padrones (o censos) no van a estar en manos de quienes quieran sacarle jugo electoral, y que la transparencia de cada programa social permitirá comprobar que no se están usando para promover a nadie. De lo contrario, replicará justo aquellos rasgos de la política social que más criticó y que están detrás del fracaso de muchos programas sociales”, dijo en entrevista con Animal Político el investigador Titular de la División de Administración Pública del Sistema Nacional de Investigadores.

Incluso la realización del Censo por parte de ciudadanos ajenos al gobierno es una práctica irregular, agregó Rogelio Gómez Hermosillo, excoordinador nacional del programa Oportunidades, de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), hoy del Bienestar.

“La identificación de potenciales beneficiarios de recursos públicos tiene que hacerse con procedimientos muy claros, incluida su aplicación bajo la responsabilidad de un servidor público”, dijo el consultor internacional en programas sociales.

En relación con el reparto de las tarjetas, Gómez Hermosillo agregó que es aún más grave por tratarse del medio de pago. “La custodia y responsabilidad de quien tiene esa tarjeta tiene que claramente estar en un servidor público, para evitar que llegue a otras manos o se use para otra cosa”, advirtió.

El especialista sentenció que el gobierno de López Obrador está tratando de justificar, con el beneficio social, violaciones importantes al procedimiento; tanto de identificación y selección de los beneficiarios como de la forma en que reciben los apoyos.

“Hay un gran desprecio por los procedimientos porque claramente han servido para simular y para hacer todas las trampas posibles, pero creo que la solución no era violentarlos, en todo caso mejorarlos”, opinó el consultor y sociólogo.

Para el académico Roberto Duque, el papel de los Servidores es cuestionable más desde la ética que desde la ley, pero sí pone un semáforo amarillo al asunto. “Me da la impresión que no es un problema jurídico sino ético”, dijo el experto en temas electorales.

Sin pago 

Más de 70 días después de inaugurado el nuevo gobierno, los Servidores de la Nación continúan trabajando sin contrato, sin la compensación prometida para diciembre y enero, y en incertidumbre sobre su situación: no saben si les van a pagar ni quién lo haría, pues tras el periodo de transición tampoco ha iniciado ningún proceso de contratación formal.

Los coordinadores —que dependen directamente de la Oficina de la Presidencia vía la Coordinación de Programas Prioritarios, a cargo de Gabriel García Hernández— han prometido que cumplirían con el pago en distintas fechas: 30 de diciembre, 15 de enero y 1 de febrero. Ninguno de esos plazos se cumplió.

“Apúrense con el censo, nada de que ‘está muy difícil, se nos fue quedando, no estaba la gente en la casa, tenemos que regresar’. Nada de que ocho horas, no: son 16 horas para sacar el censo, diario, y ocho horas para descansar. De eso va a depender el apoyo a mucha gente. Recuerden que están trabajando para el pueblo, no hay nada más bello que el amor al prójimo”, dijo en octubre el presidente, en ese entonces todavía electo, a los servidores.

Esa presión para apresurar el Censo ha ido en aumento, los coordinadores están exigiendo a los Servidores más ingresos al padrón, incluso les han pedido cuotas de 25 a 30 personas censadas al día, aseguró el voluntario de Coahuila.

Pero para los brigadistas no hay información, contratos, ni pagos. El tono de las conversaciones en grupos de Whatsapp que cuentan con un centenar de miembros –a las que Animal Político tuvo acceso con autorización del administrador— pasó del entusiasmo y la fidelidad hacia el proyecto del mandatario, al resentimiento por sentirse olvidados por el presidente que ellos mismos apoyaron durante su campaña, aun cuando son los operadores de sus programas sociales.

Una servidora de Michoacán dijo que le parecía injusto que se le vaya a pagar “mejor” a los beneficiarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuroque otorga becas a menores de 30 años que no estudian ni trabajan— que a los Servidores, y que incluso se les dé seguridad social.

“Queremos saber cuál será nuestro lugar en el gobierno federal, así como ya dio un sueldo para los piperos, queremos saber cuál será el de nosotros”, agregó una servidora de Morelos refiriéndose a la oferta del gobierno de pagar un salario de 15 mil pesos quincenales a conductores de pipas de gasolina.

A la pregunta de si es ilegal que el gobierno federal mantenga a estas personas realizando labores oficiales sin contratos, el investigador Guillermo Cejudo respondió que sí. “Estás utilizando a unos señores que te encontraste, que no fueron designados ni tienen puesto público, para dispersar recursos públicos”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: qué se sabe de la BA.4 y BA.5, las subvariantes de ómicron que están impulsando un aumento de casos

Un aumento de casos se está registrando en varios países del mundo. ¿La razón? Dos nuevas subvariantes de ómicron que son más contagiosas.
18 de junio, 2022
Comparte

En momentos en los que el uso obligatorio de mascarillas y otras medidas para prevenir el contagio de COVID-19 están siendo levantadas en la mayor parte del mundo, ha comenzado a registrarse un nuevo aumento en el número de casos.

Reino Unido y otros países de Europa, Estados Unidos y Australia están comenzando a ver lo que podría convertirse en una nueva ola, impulsada mayormente por dos subvariantes de la variante ómicron.

Hablamos de las subvariantes BA.4 y BA.5, que están en camino a convertirse en muchos lugares en las versiones dominantes del virus.

Si bien las mutaciones que presentan son pocas en relación a las subvariantes anteriores, estas le permiten evadir más fácilmente la inmunidad generada por las vacunas o una infección previa.

Te explicamos en detalle lo que se sabe de la BA.4 y la BA.5.

¿Qué son exactamente las subvariantes BA.4 y BA.5?

Desde que apareció por primera vez a fines de 2019, el virus que provoca COVID-19 (SARS-CoV-2) ha estado mutando o cambiando de forma.

Las nuevas versiones genéticas que siguen apareciendo se denominan variantes.

Ya ha habido algunas variantes importantes, como la alfa y la delta, que han causado olas masivas de infección en todo el mundo.

Las más recientes que preocupan a los expertos son la BA.4 y las BA.5, dos subvariantes vinculadas a la variante ómicron, que están impulsando un incremento de casos.

Gráfico

BBC

Estos dos subtipos fueron añadidos a la lista de monitoreo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en marzo, y han sido recientemente designadas como variantes de preocupación en Europa.

¿Dónde están circulando?

La BA.4 y la BA.5 fueron detectadas por primera vez en Sudáfrica en enero y febrero de 2022, respectivamente, y ahora parecen estar propagándose mucho más rápidamente que las otras variantes.

Están presentes en la mayoría de los países europeos y se estima que superarán a las otras subvariantes de ómicrom en un futuro cercano.

Lisboa

Getty Images
En Portugal, la BA.5 se ha vuelto la variante más dominante.

Eso, por ejemplo, es lo que ha pasado en Portugal, donde la BA.5 se ha convertido en la variante dominante.

También en EU, las autoridades están viendo un aumento en el número de infecciones provocado por estas dos nuevas subvariantes.

Reino Unido también está mostrando signos de un incremento, impulsado por la BA.4 y la BA.5.

Australia también ha reportado casos.

¿Son variantes más peligrosas?

Los expertos no están seguros de qué tanto se verán afectados los países.

Se estima que las subavariantes de ómicron BA.4 y BA.5 no son más letales que otros tipos de COVID-19.

Muchas personas han desarrollado cierta inmunidad a partir de infecciones y vacunas pasadas, lo que hace que, en general, la enfermedad sea menos riesgosa.

Sin embargo, las nuevas subvariantes parecen estar propagándose más fácilmente.

Mujer enferma

Getty Images
Se estima que estas variantes no son más letales que las anteriores.

Esto se debe en parte a que la inmunidad puede estar disminuyendo, pero también a las mutaciones que ha sufrido el virus.

Muchos países también han levantado las restricciones que habían impuesto para evitar los contagios, lo que significa que las personas se están mezclando más, y esto le da al virus más posibilidades de propagarse.

Una nueva ola de infecciones puede conducir a más hospitalizaciones y a más muertes.

¿Puedo contagiarme con estas subvariantes si ya me enfermé con otras versiones de ómicron?

“Si the has vacunado y tuviste COVID (de las anteriores subvariantes de ómicron), tendrás al menos cierta protección contra la BA.4 y BA.5”, le explica a BBC Mundo Paul Bieniasz, profesor de la Universidad Rockefeller, en EU, que se especializa en evolución viral.

“Pero no es una protección completa”, añade.

Y hay evidencia de que la BA.4 y BA.5 parecen ser infecciosas incluso para gente que recientemente tuvo una infección de COVID-19 con otros tipos de ómicron.

¿Cómo podemos protegernos contra estas dos nuevas variantes?

Al igual que con otras variantes de COVID-19, el riesgo de enfermedad grave sigue siendo más elevado para las personas mayores o que tienen condiciones de salud subyacentes significativas.

Hombre siendo vacunado

Getty Images
Las vacunas siguen siendo la mejor forma de protegerse.

Aunque las vacunas actuales no son perfectas para estas variantes (fueron desarrolladas originalmente para la variante original detectada en Wuhan), siguen siendo la mejor línea de defensa.

Lee más: Abren registro para vacunar contra COVID a menores de entre 5 y 11 años

Estas vacunas han reducido el riesgo de enfermedad grave frente a las otras variantes principales de COVID-19, incluidas la delta, alpha, beta y gamma.

Los médicos dicen que es vital que las personas se vacunen con la cantidad recomendada de dosis para obtener la máxima protección contra las variantes existentes y emergentes.

¿Qué tan rápido podríamos obtener nuevas vacunas contra las variantes?

Ya se están diseñando y probando versiones actualizadas de vacunas contra las variantes de COVID-19.

Los fabricantes también podrían aumentar la producción rápidamente, y los reguladores ya han discutido cómo acelerar el proceso de aprobación.

¿Por qué continúan apareciendo variantes?

Los virus hacen copias idénticas de sí mismos para reproducirse, pero no lo hacen siempre de forma perfecta.

Cometen errores que cambian el modelo genético, lo que da como resultado una nueva versión del virus.

Si esto le da al virus una ventaja de supervivencia, la nueva versión prosperará.

Cuantas más posibilidades tenga el coronavirus de hacer copias de sí mismo en nosotros, sus huéspedes, más oportunidades habrá de que ocurran mutaciones.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ExU8B2jteMQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.