Las señales invisibles que alertan sobre tus futuros problemas de salud
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Las señales invisibles que alertan sobre tus futuros problemas de salud

Los síntomas de ciertas enfermedades, como los rasgos faciales hasta la forma en que elegimos las palabras, pueden manifestarse de forma casi imperceptible, pero la inteligencia artificial puede ayudar a conseguir un diagnóstico precoz.
Getty Images
12 de febrero, 2019
Comparte

Era un día soleado afuera y el aire tenía un toque de primavera. Seguí a Angela, a quien hemos cambiado el nombre para proteger su identidad, por el pasillo hacia mi consultorio en Melbourne, Australia.

Había sido mi paciente durante varios años, pero esa fue la mañana que me di cuenta de que arrastraba los pies un poco mientras caminaba. Su expresión facial parecía un poco fuera de tono y noté que tenía un leve temblor.

La remití a un neurólogo y en una semana comenzó el tratamiento para el Parkinson, pero me sentí muy mal por no haber detectado antes sus síntomas.

Lamentablemente, esta situación se repite con pacientes de todo el mundo.

Solo son diagnosticados cuando empiezan a mostrar signos notables de una enfermedad, cuando el cuerpo emite las señales de advertencia de que algo está mal.

Si pudieran detectarse antes, los pacientes tendrían la oportunidad de empezar tratamientos en fases tempranas, incluso con posibilidad de detener la enfermedad antes de que se desarrolle.

Y las nuevas tecnologías están empezando a ofrecer cierta esperanza en este aspecto.

Escaner facial de una niña

Face2gene/FDNA
Nuestras características faciales pueden revelar información sutil sobre ciertos trastornos genéticos raros.

Con la ayuda de la inteligencia artificial, pacientes y médicos pueden conocer posibles cambios en su salud meses antes, o incluso años, de que aparezcan los síntomas.

El futurista Ross Dawson, fundador de Future Exploration Network, predice que en los próximos años asistiremos a un cambio desde el modelo actual de “atención a la enfermedad” a un nuevo ecosistema de atención médica, centrado más en la prevención y el seguimiento de posibles problemas de salud antes de que se desarrollen.

“El cambio en la actitud de la sociedad, que tiene ahora mayores expectativas de llevar una vida plena y saludable, está impulsando estos cambios”, dice.

“En esta década, la explosión de nuevas tecnologías y algoritmos ha permitido a la inteligencia artificial tener un conocimiento profundo que se ha vuelto mucho más efectivo en el reconocimiento de patrones que el que tienen los humanos”.

Al aprovechar la inteligencia artificial para monitorizar nuestro ritmo cardíaco, nuestra respiración, nuestros movimientos e incluso las sustancias químicas presentes en nuestro aliento, la tecnología puede detectar posibles problemas de salud a nivel individual mucho antes de que aparezcan los síntomas obvios.

Esto podría ayudar a los médicos o permitir que los pacientes cambien su estilo de vida para aliviar o prevenir enfermedades.

Quizás lo más interesante es que estos sistemas pueden diferenciar patrones que son invisibles para el ojo humano, revelando aspectos sorprendentes sobre nuestra futura salud.

Una mirada a tu salud

Dawson menciona, por ejemplo, los estudios en los que la inteligencia artificial es capaz de anticipar posibles ataques cardiacos a las personas con mayores probabilidades de sufrirlos mediante el monitoreo constante de su pulso.

Un estudio incluso descubrió variables a las que los cardiólogos no habían dado valor predictivo.

Escáner de retina

Getty Images
Los patrones de los vasos sanguíneos en la retina del ojo pueden ayudar a revelar si una persona tiene riesgos de sufrir un ataque al corazón.

Otro estudio reciente realizado por investigadores en Google demostró que los algoritmos de inteligencia artificial también podrían usarse para predecir si alguien va a sufrir un ataque cardíaco con mirarle a los ojos.

El equipo mostró a un programa de inteligencia artificial los escáneres de retina de 284.335 pacientes. La máquina aprendió a detectar los signos reveladores de la enfermedad cardiovascular mirando los vasos sanguíneos oculares.

Movimientos diarios

Si Dina Katabi se sale con la suya, los retrasos en el diagnóstico de trastornos genéticos y enfermedades como el Parkinson, la depresión, el enfisema, los problemas cardíacos o la demencia serán una cosa del pasado.

Ella es la responsable del diseño de un dispositivo que transmite señales inalámbricas de baja potencia en una casa. Estas ondas electromagnéticas toman datos del cuerpo de un paciente.

Cada vez que nos movemos, cambiamos el campo electromagnético que nos rodea.

El dispositivo de Katabi detecta estos reflejos y los rastrea, utilizando el aprendizaje automático para seguir los movimientos de un paciente a través de las paredes.

Katabi describe las señales inalámbricas como “bestias increíbles” que van más allá de nuestros sentidos naturales.

La implementación de un dispositivo en la casa de un paciente permite que sus patrones de sueño, movilidad y modo de andar sean monitoreados constantemente.

Puede registrar su ritmo respiratorio, incluso con varias personas en una habitación, y monitorear sus latidos o proporcionar información sobre su estado emocional.

“No las vemos, pero pueden complementar nuestro conocimiento de manera casi mágica”, dice ella.

“Nuestro nuevo dispositivo es capaz de atravesar paredes y extraer información vital que puede aumentar nuestra limitada capacidad para percibir los cambios”.

Esta capacidad de encontrar cambios en el comportamiento diario de los pacientes puede proporcionar pistas tempranas de que algo está mal, tal vez incluso antes de que ellos mismos lo sepan.

Muchos de nosotros ya utilizamos una gran variedad de dispositivos para auto-monitorear nuestras constantes, desde la ingesta de calorías hasta la cantidad de pasos que damos cada día.

La inteligencia artificial puede desempeñar un papel vital para ayudar a dar sentido a toda esta información.

Esta capacidad para predecir cambios en la salud podría ser particularmente importante a medida que nuestra población envejece.

Según Naciones Unidas, las personas mayores de 60 años representarán una quinta parte de la población mundial para el año 2050.

El valor de la cara

La inteligencia artificial también podría usar la forma en que miramos para ayudarnos a predecir futuras enfermedades.

Un estudio reciente sugiere que las sutiles diferencias en nuestra cara podrían ser las características de una determinada enfermedad.

Hombre mirando dispositivo

Getty Images
Ya usamos muchos dispositivos que registran pasos, ritmo cardiaco o niveles de azúcar.

FDNA, una startup con sede en la ciudad estadounidense de Boston, ha desarrollado una aplicación llamada Face2Gene que utiliza algo que denomina “fenotipado profundo” para identificar posibles enfermedades genéticas a partir de las características faciales de un paciente.

Utiliza una técnica de inteligencia artificial conocida como aprendizaje profundo, que enseña a sus algoritmos a detectar rasgos y formas faciales que normalmente se encuentran en trastornos genéticos raros como el síndrome de Noonan.

El algoritmo se entrenó con más de 17.000 fotografías de pacientes afectados por una de las 216 diferentes afecciones genéticas.

En algunos de estos trastornos, los pacientes desarrollan ciertas características faciales propias de su enfermedad, como sucede en la discapacidad intelectual de tipo Bain, donde los niños tienen ojos característicos en forma de almendra y barbilla pequeña.

El algoritmo de FDNA ha aprendido a reconocer estos patrones faciales distintivos que a menudo son indetectables para los médicos.

Dentro de tu cerebro

Dado que las enfermedades raras afectan aproximadamente al 10% de la población mundial, es probable que las herramientas de inteligencia artificial como esta cambien la medicina.

Sin embargo, no todas las enfermedades son obvias de identificar desde el exterior.

Un médico examina a un paciente

Getty Images
Los médicos rara vez detectarán enfermedades en pacientes sin síntomas, pero la tecnología de inteligencia artificial podría permitirles tratar problemas antes.

Los médicos y cirujanos han confiado durante mucho tiempo en las radiografías y el escáner para diagnosticar la causa de los síntomas que presentan sus pacientes.

Pero ¿qué pasaría si fuera posible usar esas pruebas para detectar una enfermedad antes de que comience a revelar síntomas?

Ben Franc no es un radiólogo ordinario.

El profesor de radiología clínica de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, tiene en marcha un proyecto para hallar los secretos ocultos en millones de tomografías PET de cuerpo entero que se realizan de forma rutinaria cada año en cualquier departamento de oncología.

Cambios sutiles

Franc trabaja con un equipo para estudiar si se pueden usar los cambios en el metabolismo cerebral que aparecen en estas tomografías PET.

Quiere predecir si alguien podría desarrollar la enfermedad de Alzheimer, una condición que afecta al 10% de las personas mayores de 65 años.

Usando la inteligencia artificial han desarrollado algoritmos que son capaces de detectar estos cambios sutiles en el metabolismo, en este caso, el consumo de glucosa en ciertas áreas del cerebro que se cree que ocurren en una etapa temprana del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Mujer en un escáner

Getty Images
Al buscar cambios sutiles en el metabolismo del cerebro a partir de exámenes médicos, la inteligencia podría ayudar a diagnosticar años antes la enfermedad de Alzheimer.

Pero no es solo la enfermedad de Alzheimer.

El aprendizaje automático ofrece nuevas formas de detectar precozmente enfermedades de salud mental al descubrir señales ocultas en la elección de las palabras, el tono de voz y otros matices del lenguaje de una persona.

Ellie, un avatar digital desarrollado por el Instituto de Tecnologías Creativas de la Universidad del Sur de California, puede analizar más de 60 puntos en la cara de un paciente para determinar si podría estar deprimido, ansioso o sufriendo trastorno de estrés postraumático.

El tiempo que una persona tarda antes de responder una pregunta, su postura o cuánto asiente con la cabeza, le proporciona a Ellie pistas sobre el estado mental del paciente durante la “consulta”.

Se espera que esta forma de utilizar el aprendizaje automático genere avances importantes en los resultados psiquiátricos al “mejorar la predicción, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades mentales”, escribió Nicole Marinez-Martin junto a sus colegas de la Escuela de Ética Biomédica de Stanford en un artículo reciente.

Decisiones difíciles

Cuando se combinan todas estas mediciones biométricas individuales con el perfil genético, el resultado podría permitir la predicción de factores de riesgo individuales que reemplazarían las extendidas pautas médicas de hoy.

Sesión con asistente virtual

USC Institute for Creative Technologies
Un terapeuta virtual analiza el lenguaje corporal y el tono de voz utilizado por los pacientes que puede identificar signos de depresión.

En el mundo de la medicina de precisión, la inteligencia artificial podría hacer que los chequeos médicos anuales se vuelvan anacrónicos.

Pero ¿cuánta confianza estamos dispuestos a poner en un algoritmo cuando se trata de nuestras vidas?

Un artículo reciente en el Diario de Ética de la American Medical Association plantea un escenario en el que el aprendizaje automático se utiliza para tomar decisiones al predecir el final de la vida de un paciente.

Los autores señalan que “un algoritmo no perderá el sueño si predice con un alto grado de confianza que una persona desearía que una máquina de soporte vital se apague”.

La pregunta es: ¿queremos algo que no se preocupe por las decisiones que toma en momentos tan importantes?

Cuando caemos enfermos podríamos preferir tener a nuestro lado un médico en lugar de una máquina, pero en un futuro próximo un médico de inteligencia artificial podría ser capaz de detectar problemas mucho antes que su contraparte orgánica.

Al estar perfectamente adaptados a nuestras personalidades individuales, comportamientos y emociones, podrían darnos una alerta temprana que podría salvar nuestras vidas.

Así que aunque no esperemos que una computadora se siente a nuestro lado en la cama, es razonable querer que comprenda qué y cómo nos sentimos.

Puedes leer la versión original de esta historia en inglés en BBC Future.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Pese a “emergencia nacional” por violencia contra mujeres, refugios recibieron recursos con 10 meses de retraso

La Red Nacional de Refugios advierte que la mayoría de estos centros para mujeres víctimas de violencia y sus hijas e hijos está endeudada debido a préstamos solicitados para poder operar. La Conavim reconoce que hubo un retraso en la entrega de fondos y afirma que el proceso será más ágil en 2023.
Cuartoscuro
25 de noviembre, 2022
Comparte

A poco más de un mes de concluir el año, los refugios para mujeres víctimas de violencia y sus hijas e hijos continúan sufriendo los estragos del semestre que tuvieron que operar sin el presupuesto gubernamental asignado para este programa: dos de ellos incluso están demandados por el personal que tuvo que trabajar sin sueldo y la mayoría mantiene deudas con bancos por los préstamos solicitados para evitar cerrar.

De acuerdo con Wendy Figueroa, directora de la Red Nacional de Refugios (RNR), algunos centros recibieron apenas en octubre la primera de dos partes del dinero que tenían asignado. Aun con dificultades, este hecho no detuvo la atención a mujeres, cuyas peticiones de auxilio aumentaron 16% en comparación con el año pasado; en promedio, cada hora una víctima se acercó a algún refugio para pedir ayuda.

En contraste con el reclamo de los refugios —que a lo largo del año denunciaron las problemáticas que tuvieron por la falta de presupuesto—, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) afirmó que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha escatimado en recursos para consolidar estos centros, y que los retrasos que se presentaron fueron extraordinarios debido a la migración del programa y su presupuesto de la Secretaría de Bienestar a la de Gobernación.

Fabiola Alanís, titular de la Conavim, dijo en entrevista que para octubre todos los refugios fueron atendidos, “y en 2023 estamos seguras de que vamos a poder transferirles recursos en los primeros meses del año; para nosotros, lo más importante es remarcar que, con todo y los retrasos, ningún espacio se cerró”.

“Tenemos la indicación del presidente de no escatimar en recursos para garantizar todas las acciones y programas que contribuyan a la prevención de la violencia, y se están atendiendo las causas que la generan. También estamos impulsando una estrategia de cero impunidad, para que ningún delito que ocurre en contra de las mujeres quede sin castigo”, agregó la funcionaria.

Entre enero y octubre, en el país se registraron 792 víctimas de feminicidio, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). De estos casos, el 88% permanece impune, según un análisis de la organización México Evalúa.

El delito que afecta particularmente a mujeres y que cuenta con mayor número de carpetas de investigación abiertas es el de violencia familiar, con 230 mil 030 casos en 10 meses de 2022. El 97% de ellos continúa sin sentencia.

En el mismo periodo se registraron 13 mil 391 denuncias por violación, delito del que solo cuatro de cada 100 casos no han quedado impunes, según los cálculos de México Evalúa.

Te puede interesar: 7 de cada 10 mujeres en México han vivido violencia; en cinco años aumentó principalmente la de tipo sexual

Al respecto, Alanís reconoció: “Sigue siendo insuficiente la procuración de justicia, especialmente de las fiscalías, para identificar a tiempo cuando una mujer está en riesgo o para no revictimizarla, como sucede todos los días. Es un trabajo donde hemos puesto nuestro mayor empeño sin escatimar recursos, esfuerzos y coordinación con las entidades desde el Ejecutivo, pero todavía falta mayor responsabilidad y actuar con más contundencia desde los otros poderes”.

“Hemos trabajado de manera conjunta con los estados, pero nos cuesta mucho trabajo que entiendan el papel que les toca jugar a las fiscalías, que ya no pueden poner como pretexto el desconocimiento de protocolos o acciones que deben implementar para garantizar la seguridad de las mujeres, y en ese sentido, estamos incrementando la labor para el avance de las alertas de género”, destacó.

“Todos los días tendrían que ser 25N”

Para Figueroa, ante la crisis de violencia feminicida en México, “todos los días tendrían que ser 25N, de exigencia y de reconocimiento de las violaciones contra los derechos humanos de las niñas, adolescentes y mujeres, que tienen muchos rostros, y uno de ellos es el de las autoridades que se niegan a proteger a quienes lo necesitan, pero cuando van a denunciar no les creen o minimizan los riesgos en los que se encuentran”.

De las mujeres que acuden a los refugios, cuatro de cada 10 manifestaron que antes de pedir ayuda a la RNR intentaron poner una denuncia y recibir medidas de protección contra sus agresores —quienes generalmente son personas conocidas o integrantes de su familia—, pero no les hicieron caso.

“Estas transgresiones a los derechos humanos se dan a la luz y al amparo de un sistema patriarcal, machista, colonizador y capitalista, donde la indiferencia es una constante. Los datos reflejan la emergencia nacional en la que siguen viviendo miles de mujeres en México”, indicó la directora de la RNR.

Figueroa explicó que, en lo que va del año, las entidades en las que se ha incrementado en mayor medida la búsqueda de apoyo de mujeres víctimas son la Ciudad de México, el Estado de México, Morelos, Chiapas y Yucatán, donde incluso —con consentimiento de las víctimas— algunas han tenido que ser trasladadas hacia otras zonas del país, a refugios que no se encuentran saturados.

En el país, al menos siete de cada 10 mujeres han vivido violencia al menos una vez a lo largo de su vida, de acuerdo con la información recabada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en la Encuesta Nacional de Dinámicas en los Hogares (ENDIREH), de la que se desprende que el 51.6% de las víctimas sufrió agresiones psicológicas, 49.7% de tipo sexual y 34.7% ataques físicos.

Ante este panorama, la psicóloga feminista señaló: “México tiene una deuda histórica que ha venido arrastrando. Esta situación no es un tema nada más de este gobierno, sino también de los anteriores, aunque sea a este al que le toque atenderla. Tristemente, lo que observamos es que solo siguen administrando las violencias sin atender las desigualdades y discriminaciones que provocan este problema que es estructural y sistémico”.

“Mientras sigan viendo a las mujeres como números y cada día 25 del mes las autoridades manipulen cifras para presumir la disminución de delitos, seguiremos sin acciones afirmativas que realmente atiendan las violencias, pero desde la falta de voluntad para aumentar el presupuesto para los refugios queda claro que esta no es la prioridad del gobierno”, reclamó.

Por ello, advirtió que la RNR continuará en la exigencia de que las intenciones del gobierno se traduzcan en un aumento en el presupuesto para los refugios, que cada vez atienden a más víctimas de violencia, y para el 2023 se proyecta que tengan solo 1.63% más de recursos para operar.

“Urge un cambio en las prioridades de la agenda de los gobiernos, ya basta de que solo los días naranja o el 8 de marzo se pronuncien sobre el tema de la violencia contra las mujeres, que quieran presumir que abren más espacios, pero no garanticen las condiciones para su prevalencia. La exigencia de las mujeres no es una moda ni una conmemoración, es algo que se tiene que trabajar diariamente para cambiar la historia de las víctimas y evitar que terminen perdiendo la vida”, expresó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.