Si no se aprueba la termoeléctrica se perderán 25 mil mdp de inversión: AMLO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Si no se aprueba la termoeléctrica se perderán 25 mil mdp de inversión: AMLO

En respuesta a la petición de académicos, activistas y pobladores para cancelar la consulta de este fin de semana y realizar otra de acuerdo a los estándares nacionales e internacionales, el presidente indicó que la consulta se realizará y que en caso de una respuesta positiva el proyecto contará con supervisión de la ONU.
Cuartoscuro
22 de febrero, 2019
Comparte

El presidente Andrés Manuel López Obrador declaró este viernes que en caso de que la termoeléctrica de Huexca no entre en operación, como lo propone su gobierno, se perderán los 25 mil millones de pesos que se han invertido hasta el momento en la obra.

“La planta es de la Comisión Federal de Electricidad, de una empresa pública, de una empresa de la nación (…) si no funciona la planta se pierde esa inversión, que es presupuesto público, dinero del pueblo”, indicó el presidente.

Leer: Pueblos y colectivos piden a AMLO parar la consulta sobre la termoeléctrica de Huexca

El planteamiento se da luego de que 200 académicos, científicos, investigadores, organizaciones, pueblos y colectivos pidieran a López Obrador reconsiderar la consulta programada este 23 y 24 de febrero, que definirá o no activación de la termoeléctrica en Huexca y la continuidad del Proyecto Integral Morelos (PIM), una obra de la CFE que contempla la construcción de la termoeléctrica en Huexca, Morelos; y un gasoducto, y un acueducto en Puebla y Tlaxcala.

La consulta programada para este fin de semana “dista de cumplir con los requisitos democráticos para considerarse válida”, argumentan en la carta abierta enviada al presidente.

Leer: Asesinan a balazos a Samir Flores, activista que se oponía a la termoeléctrica de Morelos

De acuerdo con los firmantes, la consulta que se hará en Puebla, Tlaxcala y Morelos no cumple con los mandatos propuestos por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y por la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos indígenas, para que los pueblos afectados otorguen o no su consentimiento para la realización de proyectos de inversión y desarrollo.

Aseguran que el gobierno no ha brindado  la suficiente información a la población de estas tres entidades sobre el proyecto y, que a su vez, los pobladores afectados no han contado con un espacio equivalente al del presidente en los medios de comunicación para ser escuchados.

También reprueban que el Proyecto Integral Morelos se haga “sin el consentimiento de los pueblos y a pesar de sus consecuencias socioambientales, con violaciones legales y procedimentales, utilizando la fuerza y provocando numerosas violaciones a los derechos humanos”.

Leer: INE descarta atribuciones para hacer consulta sobre termoeléctrica; viola recomendación de CNDH, dicen ONG

En opinión de los firmantes, detrás de los argumentos del gobierno a favor del PIM se “ocultan las relaciones de poder que existen en cualquier megaproyecto, el creciente control territorial de las empresas y, en especial, los peligros no sólo ambientales sino comunitarios y étnicos que implican muchos de estos proyectos al deteriorar las condiciones para que las formas de vida colectivas sigan existiendo”.

AMLO asegura que habrá beneficios y firma convenio con la ONU

Ante las posturas en contra, Andrés Manuel López Obrador comentó que su gobierno cuenta con los argumentos para demostrar que la obra será un beneficio para la población.

“La oposición sostiene que se afecta el agua, que se contamina el agua. Tenemos elementos para decir que no hay esa contaminación y que además estamos dispuestos a que haya una supervisión, como ya lo dije, de la ONU sobre este proyecto”, sostuvo.

Durante su conferencia de prensa el mandatario firmó un convenio con la Organización de las Naciones Unidas para garantizar a pobladores que de ser aprobada, la termoeléctrica de Huexca, cuente con dictámenes que garanticen la calidad del agua.

“Vamos a contar con dictámenes sobre la no contaminación del agua de un organismo internacional, independiente, para que no quede la menor duda de que no podríamos, de ninguna manera, llevar a cabo una actividad económica por importante que sea, afectando el medio ambiente, contaminando el agua, dañando el territorio”, declaró tras firmar el documento.

Igualmente asegura que en caso de que la termoeléctrica opere se podrá generar la suficiente energía eléctrica para satisfacer la demanda del estado de Morelos.

Otro de los beneficios, comentó el presidente, será que en municipios de Tlaxcala, Puebla y Morelos se reduciría la tarifa de pago de energía eléctrica. “Sería la tarifa más baja, como reparación de los daños ocasionados por la imposición en la construcción de esta obra”.

A pesar de que hoy resalta los beneficios del proyecto, en 2014, Andrés Manuel López Obrador declaró, en Yecapixtla, Morelos, que defendería “con todo” lo que pudiera a los pueblos para que ese gasoducto y esa termoeléctrica no se construyeran, mismos que iniciaron su lucha desde 2011, año en que la termoeléctrica empezó a construirse sin consultar a los pueblos y comunidades afectadas.

En 2018, el Frente de Pueblos en Defensa del Agua, la Tierra y el Aire, de Morelos, Puebla y Tlaxcala (FPDTA) consiguió que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitiera una recomendación a la CFE, a la Secretaría de Medio Ambiente y a la entonces Comisión Nacional de Pueblos Indígenas por los daños ambientales provocados.

Este fin de semana se llevará a cabo la consulta en los 36 municipios de Morelos; 15 municipios de Puebla, y 9 municipios de Tlaxcala, en un horario de 8 de la mañana a 6 de la tarde. En estos municipios se instalarán un total de 147 módulos de participación ciudadana.

Las ubicaciones de los módulos en los tres estados están disponibles en la página participacionsocial.gob.mx

Los habitantes dirán sí o no a la pregunta: “¿Está usted de acuerdo que inicie la operación de la termoeléctrica en Huesca de la CFE”?.

Con base en los resultados de esta consulta, el gobierno de México decidirá si el Proyecto Integral Morelos continúa o se detiene.

“No le hace que haya pérdidas materiales. Si la gente decide que no se haga lo de la termoeléctrica lo vamos a respetar, pero que la gente decida”, aseguró Andrés Manuel López Obrador.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Enmienda 25 o 'impeachment': ¿puede Trump ser destituido tras el violento asalto al Capitolio?

Demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente. Hay dos vías para hacerlo.
7 de enero, 2021
Comparte

Apenas faltan 13 días para que Donald Trump abandone oficialmente la Casa Blanca y arranque la legislatura del demócrata Joe Biden, cuya victoria electoral fue ratificada por el Congreso de Estados Unidos este jueves.

Pero tras el violento asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, prolongado durante horas y que dejó cuatro muertos, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente.

Escribieron una carta al vicepresidente Mike Pence en la que le urgían a actuar y sacar a Trump de la presidencia, alegando que había cometido un acto de insurrección y “buscaba socavar” la democracia.

Para destituir al presidente de Estados Unidos hay dos mecanismos: el llamado juicio político –impeachment– o la enmienda número 25 de la Constitución, aseguran expertos.

Sin embargo, ambas vías pueden resultar difíciles e improbables de aplicar dado el poco margen de tiempo que le queda a Trump al mando.

“Creo que la mejor salida es que Trump renuncie, que los de su propio partido lo presionen para que renuncie. Él no lo hará, pero debería”, aseguró el politólogo de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, entrevistado por BBC Mundo.

El vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Getty Images
Tras los episodios violentos y el desalojo de los seguidores de Trump, el Congreso ratificó este jueves la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Tras los violentos acontecimientos del miércoles, Trump ha asegurado que la transición de poder se ejecutará de forma “ordenada”, pero que está en desacuerdo con el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, las que califica como fraudulentas a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense lo haya descartado.

Pero, ¿en qué consisten las dos vías principales por las que Trump puede ser destituido antes del 20 de enero?

Enmienda 25

Dicha enmienda recogida por la Constitución permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.

Asaltantes del Congreso.

Getty Images
El asalto al Capitolio y la intervención de las fuerzas de seguridad han dejado al menos cuatro muertos.

La sección número 4 de dicha permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desarrollar su deber en el cargo.

Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.

De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.

El presidente tiene la oportunidad de ofrecer una respuesta por escrito, y si impugna el hallazgo, entonces le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.

Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.

Recientemente, cuando Trump fue diagnosticado con COVID-19 el pasado octubre, también hubo discusiones sobre invocar la enmienda 25 ante las preocupaciones de que pudiera estar demasiado enfermo para gobernar el país.

La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy, con el objetivo de resolver las disputas de sucesión presidencial en caso de incapacidad.

Funeral de John F. Kennedy.

Getty Images
La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy.

Por este motivo, varios presidentes han usado esta enmienda, específicamente la sección 3, porque les permite transferir temporalmente el poder a la vicepresidencia.

En 2002 y 2007, el presidente George W. Bush puso a su vicepresidente a cargo al ser sedado durante colonoscopias rutinarias.

El presidente Ronald Reagan hizo lo mismo en 1985, mientras estuvo ingresado en el hospital por una cirugía por cáncer.

Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Juicio político o ‘impeachment’

El juicio político, también conocido como impeachment, tiene lugar en el Congreso de EU con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Es un proceso político, más que penal.

Seguidores de Trump alrededor del Capitolio.

Getty Images
Seguidores de Trump se congregaron e irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles, reclamando fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Este proceso tiene lugar en dos etapas.

Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Luego, el juicio se celebra en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente, y este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

“Es un proceso bastante largo, a menos que lo hagamos al estilo peruano, de vacar al presidente de la noche a la mañana. Es poco probable que eso pase”, explicó Levitsky a BBC Mundo.

Donald Trump ya ha sido cometido a un proceso de impeachment una vez, y ningún presidente lo fue dos veces durante su mandato.

En diciembre de 2019, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó dos artículos de impeachment tras acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Los demócratas acusaron a Trump de retener US$391 millones en ayuda a Ucrania para presionar y forzar que el país europeo investigara al actual presidente electo, Joe Biden, y a su hijo.

En febrero de 2020, el Senado, de mayoría republicana, votó a favor de absolver a Donald Trump en el juicio político por dicho escándalo.

Si el presidente Trump fuera destituido a través de un juicio político, el vicepresidente Pence se haría cargo de la Oficina Oval.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=l2QCDx-bbAc&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.