close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Gobierno federal no ha solicitado estudio de impacto ambiental para Refinería de Dos Bocas
El gobierno federal no ha solicitado la Manifestación de Impacto Ambiental ni ha ingresado el proyecto de la refinería para que sea sometido a consulta.
Cuartoscuro
19 de febrero, 2019
Comparte

En diciembre pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que en marzo de 2019 arrancaría la licitación para construir la refinería en Dos Bocas, Tabasco, pero su administración no ha hecho la solicitud de Manifestación de Impacto Ambiental, uno de los requisitos para realizar una obra de esta naturaleza.

De diciembre de 2018 y hasta el 14 de febrero de 2019, no se ha ingresado el proyecto de la refinería para ser sometido a consulta e iniciar el procedimiento de evaluación de impacto ambiental, según consta en las últimas siete ediciones de la Gaceta Ecológica de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), donde se deben publicar todos los proyectos para su análisis.

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el trámite debe ingresarse ante la ASEA, pero ésta informó que tampoco hubo alguna solicitud al respecto antes de diciembre, es decir, durante el periodo de transición.

Leer: AMLO aplicará aumento de 75 mil mdp al presupuesto de Pemex en 2019; será gracias al plan de austeridad, dice

Tras responder a una solicitud vía transparencia, realizada por Animal Político, la ASEA confirmó que “no se ha ingresado ante la dirección general de la Agencia trámite alguno en relación al proyecto señalado”.

La Semarnat confirmó que de acuerdo con el artículo 40 del reglamento de la dependencia la emisión de la Manifestación de Impacto Ambiental no era de su competencia, sino de la ASEA, “como lo señala el artículo 3°, de la Ley Agencia Nacional  de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, así como de acuerdo las atribuciones que le confiere el reglamento interior de dicha institución”, según respondió a la solicitud de información realizada por Animal Político con folio 84718.

Respecto a la solicitud realizada a la ASEA, el comité de transparencia de dicho organismo confirmó que la solicitud sí era de su competencia, pero después de una búsqueda exhaustiva en todos los archivos físicos, electrónicos, expedientes y bases de datos, no se localizó la información, por lo que declaró la “inexistencia”.

De acuerdo con la Ley de Hidrocarburos, corresponde a la Agencia “emitir la regulación y la normatividad aplicable en materia de seguridad industrial y operativa, así como de protección al medio ambiente en la industria de Hidrocarburos”.

Además, el artículo 129 establece que la Agencia deberá aportar los elementos técnicos para el diseño y la definición de la política pública en materia energética, de protección al medio ambiente y recursos naturales, así como para la formulación de los programas sectoriales en la materia.

Sin información de la refinería

El 9 de diciembre de 2018, el presidente López Obrador puso la primera piedra para la construcción de la refinería que forma parte del plan de refinación para reducir las importaciones de gasolina en el país y cuyo costo ascenderá a 8 mil millones de dólares.

Dijo que se decidió hacer la refinería en Dos Bocas, Tabasco “porque ese petróleo crudo ya no se va a ir al extranjero, se va a procesar aquí y se va a convertir en combustible. Es el mejor sitio. Esto no es un asunto político, esto es un asunto técnico. No había un lugar mejor que este”, dijo.

Sin embargo, cuando un ciudadano solicitó vía transparencia, la información documental del costo beneficio del proyecto a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ésta alegó “inexistencia” porque no encontró ningún proyecto con el nombre “refinería de Dos Bocas, Tabasco”.

Tras un recurso de revisión, el pleno del INAI determinó que la dependencia federal debía hacer una búsqueda amplia, toda vez que sí existe el proyecto de inversión de infraestructura económica denominado “Reserva para Ingeniería, Procura y Construcción de la Nueva Refinería Dos Bocas en Paraíso, Tabasco”.

Por lo tanto, instruyó a Hacienda a entregar la información. Este caso puede ser paradigma de la “transparencia total” que comprometió el presidente López Obrador, advirtió el comisionado Joel Salas Suárez.

Aunado a esto, en noviembre de 2018 el periódico Reforma publicó que el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), una organización no gubernamental, denunció que en la zona donde se iniciaría la obra de la refinería ya se había hecho el desmonte de 300 hectáreas de selva y manglares.

Por ello, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente inició la investigación y el 24 de enero pasado determinó imponer una multa de 13 millones 900 mil pesos a la empresa SCCA por el desmonte de vegetación.

Leer: Multan con 13.9 mdp a empresa que desmontó vegetación para refinería Dos Bocas

Además, la empresa tendría que establecer un programa de reforestación del mangle en 82.8 hectáreas, así como de preservación de flora y fauna silvestre.

De acuerdo con el gobierno federal, el plan de la refinería pretende atender la caída en la producción petrolera, porque mientras 2004 se extraía 3.4 millones de barriles por día, para octubre de 2018 apenas se produjo  1.7 millones de barriles de crudo.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Apple: cómo dos estudiantes chinos usaron iPhones falsos para estafar 900 mil dólares
Un esquema fraudulento llevó a Apple a reemplazar 1,438 teléfonos iPhone con un costo para la empresa de casi un millón de dólares.
Getty Images
8 de abril, 2019
Comparte

Una debilidad en los procedimientos para hacer válidas las garantías casi costó a Apple un millón de dólares.

Dos estudiantes originarios de China están acusados de participar en un esquema de fraude contra la compañía de California a través de la solicitud masiva de cumplimiento de la garantía.

Enviaron miles de teléfonos iPhone falsificados y obtuvieron de la empresa dispositivos genuinos. Lo hicieron durante meses.

Una estimación del monto de las pérdidas para Apple alcanzan los US$895,400 luego de conseguir que, del total que enviaron, casi 1,500 aparatos fueran reemplazados sin que fuera detectado el fraude.

La investigación del caso inició en 2017, pero hasta este mes se supo de la denuncia judicial -reportada primero por el diario The Oregonian– en contra de los dos jóvenes chinos en el estado de Oregón.

¿Cómo lo hacían?

Tanto Yangyang Zhou como Quan Jiang, quienes se declaran no culpables, estaban en Estados Unidos con visa de estudiante cuando se desarrolló el fraude.

Un socio en Hong Kong les enviaba paquetes con entre 20 y 30 teléfonos con las características físicas de los iPhone de Apple, dijo Jiang en su declaración.

Tim Cook y varios iPhone

Getty Images
La empresa que dirige Tim Cook (der) ya había perdido teléfonos con valor de casi US$900,000 hasta que se detectó este caso.

Luego los estudiantes solicitaban a Apple personalmente o a través de nombres y direcciones de contactos en Estados Unidos, la revisión de los teléfonos bajo los términos de garantía.

En casi todos los casos la falla reportada era que los teléfonos no encendían.

La compañía determinaba si el smartphone era elegible para una reposición por otro nuevo, un beneficio que generalmente Apple aplica para ese tipo de problemas.

Cuando los remitentes recibían el teléfono genuino, lo enviaban de nuevo a China para ser revendido y después obtenían una parte de las ganancias, según la denuncia.

¿Cómo se descubrió?

Agentes federales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) confiscaron en abril de 2017 cinco paquetes enviados desde Hong Kong, pues sospechaban que contenían teléfonos falsificados.

Fotos de cajas encontradas en un móvil de Zhou

USDC/Distrito de Oregón
Los fiscales encontraron fotos de los envíos que presuntamente recibió Zhou.

Los importadores eran tanto Yangyang Zhou como Quan Jiang.

El agente Thomas Duffy entrevistó a finales de 2017 a Jiang en la ciudad de Portland para saber del origen y destino de los móviles.

El joven describió su participación en las peticiones de revisión a Apple, pero rechazó que supiera que los móviles que enviaba eran falsificados.

“Jiang estimó que durante 2017 envió 2.000 teléfonos a Apple para reparaciones en garantía“, dice la denuncia judicial.

Sin embargo, su nombre está relacionado con 3,069 solicitudes de reparación en las que la causa en el 100% de los casos era “no enciende/problemas de carga por cable”.

Una inspección el año pasado al domicilio de Jiang encontró unos 300 iPhone falsos, así como documentos de las solicitudes de garantía enviadas a Apple.

Ahí también se hallaron cajas con el nombre Zhou, quien estaba relacionado con tres envíos con origen en China en los que había 95 teléfonos similares a los iPhone.

Cajas encontradas por el agente Duffy

USCT/Distrito de Oregón
El agente Duffy encontró cajas con teléfonos devueltos por Apple que fueron detectados como falsificaciones.

Unas 200 peticiones de garantía fueron realizadas a su nombre o con “derivaciones similares” de correos electrónicos con el nombre de Zhou, además de que fue el destinatario de teléfonos enviados por Apple.

¿Apple no pudo detectarlos?

El representante de Apple Adrian Punderson, entrevistado por el agente Duffy, explicó que un técnico de la compañía se encarga de revisar si un teléfono enviado a revisión es genuino o no.

Si se determina que es falsificado, se rechaza la solicitud de garantía y se informa al remitente a través del medio de contacto que proporcionó.

En el caso de Jiang, un total de 1,576 solicitudes fueron “rechazadas por manipulación”.

Sin embargo, el hecho de que casi el 100% de los casos la falla reportada era que el teléfono “no enciende” jugó a favor de este esquema fraudulento, pues en esos casos Apple procede con un reemplazo de la unidad.

Teléfonos Apple siendo revisados

Getty Images
Reportar que el teléfono no enciende fue clave en este esquema fraudulento.

“La presentación de un iPhone que no se enciende es fundamental para perpetuar el fraude en la garantía del iPhone, ya que el teléfono no podrá ser examinado o reparado inmediatamente por los técnicos de Apple, lo que provocará el proceso de reemplazo de teléfonos de Apple como parte de su política de garantía del producto”, dijo Punderson.

Apple reemplazó 1,493 teléfonos, que a un costo de US$600 por unidad representan una pérdida de US$895,800 para el gigante tecnológico dirigido por Tim Cook.

BBC Mundo solicitó una entrevista a Apple sobre este caso pero no hubo una respuesta inmediata.

La denuncia judicial presenta cargos contra Jiang por tráfico de productos falsificados y fraude electrónico, mientras que Zhou enfrenta cargos por presentar usar documentos falsos de exportación.

Ambos, sin embargo, aseguran que no tenían conocimiento de que los teléfonos eran falsos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA&t=76s

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE

https://www.youtube.com/watch?v=cyKX3E21fLA

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.