close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook de Pumas Blanco Flag

La UNAM se contradice y desacredita a equipo femenil que denunció hostigamiento

Una carta se contradice con otro documento oficial, también elaborado por la Dirección General del Deporte Universitario, donde se establece que Pumas Blanco Flag sí es un equipo formal de la Universidad Nacional, y tiene derecho al uso de las instalaciones.
Facebook de Pumas Blanco Flag
27 de febrero, 2019
Comparte

Luego de que las integrantes del equipo femenil de flag-futbol Pumas Blanco Flag denunciaran que desde 2018 han sido víctimas de hostigamiento por parte de autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México, con el objetivo de imponerles cuotas económicas para permitirles desarrollar su práctica deportiva, esta casa de estudios desacreditó a las jugadoras y, por medio de una misiva enviada a la redacción de Animal Político, informó que no integran un “equipo formal de la UNAM” y que operan “de manera irregular”.

La misiva de la Dirección General de Deporte Universitario de la UNAM (enviada el 26 de febrero, aunque fechada un día antes), establece que este equipo deportivo “sin autorización oficial, desde hace años consiguió la llave del campo 5 de futbol americano (de Ciudad Universitaria) para entrar sin solicitar el campo formalmente”, y asegura que este equipo femenil “ha hecho uso del nombre y los logos de Pumas sin la autorización de la institución”.

Estas acusaciones formuladas por la UNAM en su misiva, sin embargo, entran en contradicción con otro documento oficial, también elaborado por la Dirección General del Deporte Universitario, pero en enero pasado, y al que Animal Político tuvo acceso, según el cual, Pumas Blanco Flag sí es un equipo formal de la Universidad nacional, sí tiene derecho a accesar a sus instalaciones, y sí cuenta con autorización para usar los logos y el nombre “Pumas”.

Según el oficio DGDU/DORD/35/2019, emitido por la Director General del Deporte Universitario el 19 de enero de 2019, la UNAM cuenta “con dos equipos representativos de futbol flag en sus diferentes categorías, Pumas Oro y Pumas Blanco, los cuales participarán en los torneos organizados por las asociaciones afiliadas a la Federación Mexicana de Futbol Americano”.

Este documento oficial establece, además, que en su condición de equipos “representativos” de la UNAM, Pumas Oro y Pumas Blanco Flag “son los únicos autorizados para utilizar el mote, los colores oficiales y las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México”.

De hecho, mientras que la carta dirigida por la UNAM a la redacción de Animal Político (en la que formula estas acusaciones contra las jugadoras) no va firmada por nadie, ni cuenta con una clave de identificación administrativa, el oficio DGU/DORD/35/2019 (en el que se reconoce a Pumas Blanco Flag como equipo representativo con derechos plenos) sí va firmado por un representante de la UNAM: el licenciado Alejandro Fernández Varela Jiménez, director general de deporte universitario.

¿Quién dice la verdad?

Tal como reportó Animal Político este 26 de febrero, el equipo Pumas Blanco Flag está conformado por un centenar de alumnas, exalumnas, trabajadoras, hijas de todas ellas, y también por jugadoras externas a la UNAM, y se fundó hace diez años como una iniciativa deportiva de estudiantes de la misma casa de estudios, operando siempre de forma gratuita.

Pese a ello, en la misiva dirigida por la UNAM a Animal Político, esta institución acusó a los entrenadores de Pumas Blanco Flag de mentir al afirmar que realizan esta labor gratuitamente, ya que, aseguró la casa de estudios, a las jugadoras les cobran “una cuota de 4 mil pesos por temporada, sin entregarles recibo alguno, lo cual es un procedimiento a todas luces irregular para la UNAM, pues sin autorización se usan sus instalaciones y una persona ajena a esta casa de estudios hace cobros, supuestamente con su representación”.

La UNAM afirmó en su misiva que la queja sobre esos supuestos cobros irregulares de 4 mil pesos  fue formulada por “algunos padres de familia”, aunque sin dar mayores detalles de los supuestos denunciantes, de la fecha de esa denuncia, ni del folio asignado a dicha queja.

Para poder verificar esta información difundida por la UNAM, Animal Político consultó a padres y madres de familia cuyas hijas son parte del equipo Pumas Blanco Flag, quienes en todos los casos negaron la acusación de la casa de estudios.

Fernando Hernández Cuadros, por ejemplo, es un arquitecto egresado de la UNAM, y su hija de 15 años es estudiante de la Universidad, en nivel preparatoria.

Al ser cuestionado en torno a la existencia de esta supuesta cuota de 4 mil pesos, Fernando tajantemente aseguró que “es una mentira del tamaño del mundo, y es penoso que las autoridades de la uNAM se manejen de esta manera”.

Los padres y madres de las jugadoras, explicó, “pagamos a veces 20 pesos, o 50 pesos, pero se trata de una cooperación que llegamos a hacer entre todos, para pagar a los árbitros cuando llega a haber juego contra otro equipo, o para comprar un balón para entrenar, para usar un campo de juego en enfrentamientos formales, y en cada temporada quizás terminamos pagando 500 pesos, 550 pesos, para estos conceptos, pero no se trata de una cuota, acá no hay un cobro, y menos de 4 mil pesos, eso es falso y estoy molesto por esta respuesta de la UNAM, que es indigna”.

Al difundir esta “mentira” sobre el supuesto cobro de 4 mil pesos por jugadora, explicó el padre de familia, “nos podemos hacer una idea de qué tipo de gente sin escrúpulos está como autoridad deportiva en la UNAM, decir esa mentira nos da una idea muy clara de la calidad moral y ética de estos funcionarios”.

Por su parte, Mariana, también egresada de la UNAM, y con su hija en Pumas Blanco Flag, explicó que “yo nunca he pagado algo así (4 mil pesos por temporada anual). Por el contrario, yo creo que la UNAM está mintiendo, porque con todo, balones, árbitros en los juegos, quizás pagamos 500 pesos por temporada, o menos, porque la coach Judith y el coach Perro (coach asistente) no cobran absolutamente nada por entrenar a nuestras hijas, y ellos son personas muy comprometidas, están todos los fines de semana ahí, no importa si tiene gripa, si se sienten mal, ahí están”.

Mariana, de hecho, se considera a sí misma un ejemplo de la fortaleza que este equipo ha permitido generar en sus integrantes, ya que, señaló, “yo también jugué en Pumas Blanco Flag”.

Hace ocho años, explica, su hija de diez años sufrió un padecimiento de salud, por el que tuvo que ser sometida a una intervención quirúrgica, cuya convalecencia le causó a la menor nuevos problemas de salud.
Ante ello, recordó Mariana, “me recomendaron este deporte, el flag-futbol, porque es una actividad muy completa, y entonces llevé a mi hija a Pumas Blanco Flag… pero mi hija estaba chica todavía, tenía diez años, y no quería participar. Entonces, yo también me integré al equipo, y entrené junto con mi hija, jugué con mi hija, y eso a nosotras nos unió muchísimo”.

Ahora, presume orgullosa, “mi hija tiene 18 años, sigue siendo parte del equipo, y tiene mucha comunicación conmigo, nunca ha tenido problemas de drogas, de alcohol, o de que ya no quiere estudiar, se ha vuelto competitiva, fuerte, nadie la puede manipular, y esas son las enseñanzas que la coach Judith le ha dado”.

A continuación, te presentamos de forma íntegra la misiva enviada por la UNAM a Animal Político, y debajo el oficio DGDU/DORD/35/2019 que pone en entredicho el contenido de dicha misiva:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El caso del atuendo de una pasajera a la que American Airlines pidió cubrirse

La médica Tisha Rowe viajaba en un vuelo desde Jamaica a Estados Unidos cuando una azafata le pidió que se cubriera el cuerpo, porque no estaba vestida correctamente. Días después, American Airlines le pidió disculpas.
10 de julio, 2019
Comparte
Aviones de American Airlines.

Getty Images
Tisha Rowe dijo que se sintió en el vuelo de American Airlines “vigilada por ser negra” y curvilínea.

“Inapropiado”.

Así fue calificado el atuendo de la doctora estadounidense Tisha Rowe por una azafata de un vuelo de América Airlines desde Jamaica a Estados Unidos el pasado 30 de junio.

La empleada de la línea aérea pidió a la mujer que “se cubriera el cuerpo”.

La mujer de 37 años publicó en Twitter que se sintió avergonzada y humillada después de esa solicitud.

En un tuit en que mostró la vestimenta que llevaba puesto ese día fue compartido miles de veces en la red social.

Esto es lo que llevaba puesto cuando @AmericanAir me pidió que me bajara del avión para hablar. En ese momento me solicitó que me “cubriera”. Al defender mi atuendo, me amenazaron con no volver al vuelo a menos que caminara por el pasillo envuelta en una manta“, dice el tuit de Rowe.

“Mismo corazón, mismo cerebro, mismo título. La misma persona que salvaría tu trasero si hubiera una emergencia en el avión“, escribió Rowe en otro tuit.

Días después, la aerolínea se disculpó por el hecho.

¿Qué fue lo que pasó exactamente?

Pasillo de avión.

Getty Images
La mujer debió cubrirse con una manta para volver a abordar el avión.

Rowe estaba en un vuelo que debía partir de Kingston a Miami con su hijo de 8 años cuando ocurrió el incidente.

La médica contó que una azafata primero le pidió que se bajara del avión, luego describió su atuendo como “inapropiado” para volar y le preguntó si tenía una chaqueta para “cubrirse”.

Después de que los intentos de defender su vestimenta fracasaron y su hijo comenzó a estar molesto, Rowe se sintió obligada a envolverse una manta alrededor de su cintura y volver a su asiento sintiéndose “humillada”.

“Para mí, nunca hubo empatía ni disculpa, ningún intento de mantener mi dignidad en toda la situación“, dijo a Buzzfeed News.

Acusación y disculpa

Rowe acusó a la aerolínea de racismo y discriminación contra su tipo de cuerpo.

“Estamos vigilados por ser negros”, escribió en un tuit. “Nuestros cuerpos están demasiado sexualizados como mujeres y debemos AJUSTARLOS para hacer que todos a nuestro alrededor se sientan cómodos”, agregó.

“He visto a mujeres blancas con pantalones cortos, mucho más cortos, a bordo de un avión”.

Avión de American Airlines

Getty Images
American Airlines dijo que le pidió disculpas a la pasajera y le reembolsó el valor del viaje.

El martes, la aerolínea dijo que se había disculpado con Rowe y su hijo, y les había reembolsado el valor del viaje.

“Estábamos preocupados por los comentarios de la dra. Rowe y nos comunicamos con ella y nuestro equipo en el aeropuerto de Kingston para recopilar más información sobre lo que ocurrió”, dijo una portavoz en un comunicado a los medios estadounidenses.

“Estamos orgullosos de servir a clientes de todos los orígenes y comprometidos con proporcionar una experiencia de viaje positiva y segura para todos los que vuelan con nosotros”, agregó.

En 2017, la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) emitió un “aviso de viaje nacional” en Estados Unidos sobre American Airlines, citando “posible sesgo racial” e “incidentes perturbadores”.

Más tarde, levantaron el aviso en 2018, después de trabajar con ellos durante un año en iniciativas como capacitar a sus empleados en identificar y evitar actitudes racistas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-TYXiD7U_tg

https://www.youtube.com/watch?v=CDhpgl99TW8

https://www.youtube.com/watch?v=Vj_t9HtAFOY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.