close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Conapesca

Gobierno federal canceló apoyos a pescadores; en riesgo la veda y rescate de la vaquita marina

Los afectados alertaron que si la próxima semana no reciben el subsidio, que se les entregaba desde 2015 para no pescar en las zonas donde habita la vaquita marina, volverían al mar el próximo 22 de marzo.
Conapesca
Por Gonzalo Ortuño
14 de marzo, 2019
Comparte

Aun cuando está prohibida la pesca en el Alto Golfo de California para proteger a la vaquita marina, más de mil embarcaciones volverán a esta actividad a finales de marzo porque el gobierno federal suspendió los apoyos económicos que les otorgaban desde 2015 a cambio de mantener la veda.

Pescadores de Sonora, entre la espada y la pared por medidas para proteger a la vaquita marina

Los pescadores de las zonas de las comunidades de San Felipe y Santa Clara, agrupados en diversas federaciones, argumentan que desde diciembre pasado, cuando inició el nuevo gobierno federal, dejaron de recibir los recursos por dejar de pescar, por lo que se dicen orillados a retomar actividades, pese a la veda declarada en esta zona.

“No tenemos autorizado ningún método de pesca, entonces lo que pretendemos es trabajar lo que está en temporada que es una especie que se llama chano, un pez que tiene un valor comercial importante para el mercado asiático”, explicó Alonso García, secretario de la Federación de Pescadores Ribereños del Puerto de San Felipe.

“Al final de cuentas estaríamos haciendo las cosas ilegales, por desgracia, seríamos tan ilegales como son los totoaberos”, dijo en referencia a la pesca con redes de enmalle que provocan la muerte de la vaquita marina.

Apenas en enero pasado, el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador anunció el arranque del Programa Integral para la Sustentabilidad Pesquera en el Alto Golfo de California, con el objetivo de “mejorar la protección de la biodiversidad y elevar las condiciones de vida de las comunidades costeras de la región”.

También dijo que se busca fortalecer “prácticas de pesca sustentable”, así como esquemas de vigilancia y protección a la vaquita marina y de combate a la pesca furtiva y al tráfico ilegal de la totoaba.

Este programa para pescadores no tiene recursos contemplados en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019.

La vaquita marina y 370 especies en riesgo, con menos presupuesto para protección en 2019

Cuando anunció este nuevo plan, el gobierno federal dijo que tenían previstas reuniones con “actores clave” para “afinar el programa” y después someterlo consideración de los secretarios de Semarnat y Sedatu, “para su aprobación y puesta en marcha”.

La propia Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), reconoció, en documentos entregados tras una solicitud de información, que no cuenta con recursos para compensaciones a pescadores o para acciones de protección para la vaquita marina.

De acuerdo con la propia dependencia, entre 2012 y 2018, se han invertido, al menos, 1,565 millones de pesos en programas de conservación de esta especie (las cuales incluyen apoyos a pobladores para no pescar en la zona), sin embargo la medida implementada en el gobierno de Enrique Peña Nieto ya no continuó.

Una inversión de 1,200 mdp no ha servido para rescatar a la vaquita marina

Además de no recibir el apoyo en tres meses, los pescadores organizados también consideran que se ha criminalizado su actividad, pues dicen que la muerte de la vaquita no es provocada por su trabajo regulado, sino específicamente por la pesca ilegal que busca capturar totoaba, pues su vejiga es cotizada hasta en 100 mil dólares por kilogramo en China y Hong Kong, de acuerdo con expertos.

Ante esta situación, Alonso García, dijo que varios pescadores han incursionado en la pesca furtiva para sobrevivir. Sin embargo, señaló que la pesca ilegal de totoaba requiere de inversión y equipo que no tiene cualquier embarcación de la zona.

“La red de enmalle es un modelo de arte de pesca, pero hay características diferentes, si yo quiero pescar camarón uso una red de enmalle de dos, tres cuartos de pulgada de diámetro la malla y un espesor del hilo de 0.30 milímetros, pero si yo quiero pescar tototaba yo uso una red de 12 pulgadas, que tiene mucho más grande el cuadro en donde se atrapan los animales”, detalló en entrevista con Animal Político.

De acuerdo con García, la red para pesca de totoaba es la más peligrosa para las vaquitas y otras especies, pues actúa como una pared permanente en el fondo del agua, sostenida por anclas. También asegura que esta actividad ilegal es la que ha predominado en los últimos años.

Las federaciones locales de pescadores advirtieron que ya no detendrán a quienes busquen pescar en estas aguas.

Crece riesgo de extinción de vaquita marina en México al fracasar rescate

“El problema es que están prohibidas las redes, nosotros no tenemos otro arte de pesca, ni tenemos ni sabemos usar otra… lo que nosotros vamos a hacer es dejar de detener a la gente”, dijo el líder pesquero.

También reconoció que no tienen un plan para distribuir o regularizar el producto que logran pescar, pues toda la zona se encuentra vedada y tendrían que recurrir al mercado negro para poder comercializarlo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El hombre transgénero que dio a luz

Freddy McConnell nació mujer, pero desde pequeño se sentía más niño que niña. A los 25 años empezó a hacer la transición de género, sin embargo, a los 30 dejó de tomar hormonas para que su cuerpo volviese a funcionar como el de una mujer y concebir un hijo.
10 de septiembre, 2019
Comparte

Cuando llegó a los 30 años, Freddy McConnell se dio cuenta de que había llegado el momento de formar una familia.

“No solo a las mujeres les surge el instinto maternal”, dice este joven británico cuyo camino hacia la paternidad fue retratado por el documental Seahorse que se presenta esta semana en la BBC.

Lo que hace diferente a la historia de McConnell es que tras haber hecho la transición de mujer a hombre hace algunos años, fue quien dio a luz a su bebé.

No fue una decisión fácil, pero tener su propio hijo era “lo más pragmático, la opción más simple”, dice el periodista que trabaja para el medio británico The Guardian.

Congelar óvulos y conseguir un vientre de alquiler o iniciar un proceso de adopción (sobre todo como hombre transgénero soltero), apunta, no siempre resulta un proceso exitoso.

Tratamiento

En una entrevista con The Guardian, McConnell recuerda su infancia feliz pero compleja, a raíz de sus problemas de identidad de género.

De pequeño, McConnell experimentó disforia de género, un término que se utiliza para describir la ansiedad que sufre una persona que se identifica con el género opuesto al que nació.

Como les ocurre a muchas personas transgénero, fue víctima de bullying en la escuela y de las burlas crueles de sus compañeros, porque su comportamiento no se correspondía con el que se esperaba de una niña.

El malestar con su propio cuerpo se fue intensificando hasta que, a los 25 años, decidió hacer la transición tomando testosterona.

Un año después se sometió a una cirugía en la parte superior de su cuerpo para quitarse tejido mamario.

Sin embargo, se detuvo al momento de considerar una histerectomía, la intervención para extraer el útero. No quería eliminar definitivamente la posibilidad de tener hijos.

Freddy McConnell

Danny Burrows
Al dejar de tomar testosterona, McConnell volvió a menstruar.

Su madre, Esme Chilton, recuerda el día en el que su hijo le contó cómo se sentía.

“Estaba en la universidad, en Edimburgo, y se sentía bastante infeliz. Y me dijo: ‘Soy niño y quiero ser un niño, me he sentido así toda la vida'”.

De hombre a mujer y de mujer a padre

El documental relata el estrés que empezó a sentir McConnell cuando dejó de tomar testosterona con la idea de concebir, y su cuerpo empezó a hacer el camino inverso.

La falta de esta hormona hizo que, entre otras cosas, volviese a tener la regla. Esto hizo posible que empezase un tratamiento de fertilidad con el esperma de un donante.

Después de haber buscado información en internet y haber visto que parejas trans en Estados Unidos habían logrado concebir con éxito, McConnell se atrevió a intentarlo.

La primera tentativa no dio resultados, pero a la segunda se confirmó que estaba esperando un bebé.

Freddy McConnell

Freddy McConnell
McConnell se sentía niño desde pequeño, pero también tenía claro que quería formar una familia.

Seahorse (caballito de mar, en español, una especie en la que el macho lleva a sus hijos dentro su vientre) muestra también el momento en que McConnell da a luz en una piscina del hospital, acompañado de su madre.

Jack hoy tiene un año y vive junto a su padre en un municipio costero de Inglaterra.

Vivir en un pueblo pequeño rodeado del apoyo de su familia y amigos, dice, le resulta mucho más cómodo que, por ejemplo, hacerlo en una gran ciudad como Londres.

El futuro

Pero pese a que él cuenta con el apoyo de su núcleo cercano, sabe del rechazo y la incomprensión que sufre la comunidad transgénero, y de ahí su decisión —pese a ser una persona tímida y reservada— de hacer un documental tan íntimo como éste.

Su idea con esta película, le dice McConnell a The Guardian, es normalizar la vida de los transexuales.

“Suena un poco tibio, pero pensé que podía ser una buena oportunidad para promover empatía”, dijo.

“Creo que la empatía es clave para convencer a la gente de que los transexuales son, de hecho, bastante normales y llevan vidas que no son sensacionales ni aterradoras”.

En cuanto a tener más hijos, McConnell no lo descarta, pero cree puede aumentar su familia sin ser necesariamente él quien lleve al próximo niño en su vientre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw&t

https://www.youtube.com/watch?v=cKtEr6wc8L4&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.