close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro Archivo
El gobierno gastará casi 120 mil millones en programas prioritarios sin reglas de operación
Programas como Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida operarán sin tener metodología, manuales o criterios de selección de beneficiarios.
Cuartoscuro Archivo
Por México Evalúa y Animal Político
6 de marzo, 2019
Comparte

Este año fueron asignados 119 mil 500 millones de pesos a subsidios de 11 programas considerados prioritarios, pero que funcionarán sin Reglas de Operación, es decir, sin establecer metodología, manuales o criterios de selección de beneficiarios.

Entre éstos, se encuentran principalmente el de inclusión laboral Jóvenes Construyendo el Futuro, por el que se paga 3 mil 600 pesos mensuales a los beneficiarios; la Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente, que reparte 2 mil 550 pesos bimestrales, o las 100 Universidades que se pretende crear.

Leer: Adultos mayores y becas a jóvenes se llevan 57 % de recursos de programas prioritarios de AMLO

Estas 11 acciones emblema, que están en el Anexo 26 “principales programas” del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, concentran el 33% del presupuesto etiquetado como “otros subsidios”, que son los que no cuentan con Reglas de Operación y que en total suman 358 mil 689 millones de pesos, de acuerdo con un análisis del PEF elaborado por México Evalúa.

El gobierno ha justificado que funcionarán con Lineamientos de Operación en lugar de Reglas. Sin embargo, no tienen los mismos estándares para garantizar la correcta distribución de apoyos y vigilar la calidad del programa.

“Los lineamientos y las reglas de operación persiguen los mismos objetivos, sin embargo, las reglas de operación tienen una regulación más estricta que los lineamientos. Las reglas de operación están reguladas en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), así como en la Ley General de Mejora Regulatoria y además año con año su regulación se plasma en el Decreto de Presupuestos de Egresos de la Federación (DPEF)”, detalló México Evalúa.

Los Lineamientos no son sometidos a la aprobación de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Cofemer), no cuentan con metodología, procedimientos, manuales, formatos, convenios, convocatorias ni criterios de selección de beneficiarios.

Programas emblema sin Reglas

En el decreto de PEF se estableció una excepción a qué programas debían tener reglas y cuáles no, sin mayor justificación de por qué:

“Quedan exceptuados los programas dirigidos a incrementar la oferta educativa a nivel superior y los programas de reconstrucción”, señaló el artículo 10 transitorio.

Sin embargo, el propio documento contradijo esa excepción, ya que incluyó programas de producción agropecuaria y ganadera, de alimentación, la pensión para personas con discapacidad y el de siembra de árboles, entre otros.

El subsidio que más recursos tendrá sin reglas para gastar es el de Jóvenes Construyendo el Futuro, distribuido entre dos secretarías. La de Trabajo y Previsión Social (STPS) dispondrá de 40 mil millones para este programa, y Educación Pública (SEP) de otros 4 mil 320 millones.

Le sigue la Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez, a cargo de la SEP, con 17 mil 280 millones. En este caso no se publicaron ni siquiera Lineamientos de Operación, aunque las Reglas de Prospera indican que ese programa se convertirá paulatinamente en el de Becas Benito Juárez para todos los niveles educativos.

Después están Sembrando Vida, de la Secretaría del Bienestar (antes de Desarrollo Social, Sedesol), con 15 mil millones; el programa de Producción Para el Bienestar, de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader, antes Sagarpa) con 9 mil millones; y la pensión para Personas con Discapacidad, de 8 mil 500 millones, administrados por Bienestar.

Para el Programa Nacional de Reconstrucción Nacional hay 8 mil millones, que serán ejercidos en su mayoría por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y en menor medida por la SEP, Salud y Cultura.

El resto de la lista lo conforman el programa de Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos, con 6 mil millones distribuibles sin Reglas de Operación; el de Agromercados Sociales y Sustentables, de 5 mil 408 millones; los Créditos Ganaderos a la Palabra, que distribuyen 4 mil millones; el programa de Fertilizantes y las Universidades para el Bienestar Benito Juárez, con mil millones asignados cada uno.

Cada vez más programas sin Reglas de Operación

México Evalúa detectó que desde 2014 ha ido a la baja el presupuesto asignado a programas con Reglas de Operación, y han ejercido todavía menos de lo presupuestado. Por el contrario, el gasto real de los programas sin Reglas se disparó en 2015 por encima de lo presupuestado para estos subsidios, y fue aún más alto que lo de programas regulados.

Justo en 2018, el último año del sexenio de Enrique Peña Nieto, se dio una de las diferencias más significativas: se habían etiquetado 301 mil millones con Reglas y 275 mil sin; pero al final del año, se ejercieron 275 mil con y 384 mil sin. Es decir, se gastó sin regulación un 40% más de lo programado.

El nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador cambió la distribución de lo presupuestado: se asignó a programas con Reglas de Operación 260 mil millones, la cantidad más baja en los últimos 7 años, y a subsidios sin reglas 358 mil, que pese al incremento, se queda por debajo de lo que realmente se gastaba de esta manera con Peña Nieto.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte