Localizan sin vida a tres jóvenes desaparecidos por la policía de Sinaloa; una víctima estaba embarazada
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Localizan sin vida a tres jóvenes desaparecidos por la policía de Sinaloa; una víctima estaba embarazada

David, Margarita y Alfredo Elías fueron privados de la libertad y desaparecidos por policías municipales de Ahome, Sinaloa, en julio de 2015; sus familiares ubicaron sus cuerpos en una fosa clandestina.

El 21 de julio de 2015, David, Margarita y Alfredo Elías fueron privados de la libertad y desaparecidos por policías municipales de Ahome, Sinaloa, tras ser señalados como “sospechosos”, dada su pertenencia a la comunidad gitana de dicha localidad.

México tiene una crisis forense, las morgues del país están sobrepasadas, dice la titular de la Comisión de Búsqueda

Su delito: ir de puerta en puerta, preguntando a las personas si tenían autos viejos que les interesara vender, ya que se ganaban la vida arreglando esos autos y revendiéndolos.

Tres años después de la desaparición, en agosto de 2018, los jóvenes fueron localizados, pero no por las autoridades, sino por sus mismos familiares, en una fosa clandestina, con dos disparos en la cabeza cada uno.

Las víctimas, sin embargo, fueron cuatro, explica Carola, mamá de David, ya que la cónyuge de su hijo, Margarita, tenía entre dos y tres meses de embarazo.

“Aún así la mataron”, lamenta.

En total, en el estado de Sinaloa se tiene detectada la participación de policías municipales de Ahome en al menos once casos de desaparición forzada, destaca el abogado Guillermo Naranjo, integrante de la asociación civil IDHEAS Litigio Estratégico en Derechos Humanos (que da acompañamiento legal a la familia de estos tres jóvenes) y en todos los casos el común denominador es la impunidad.

En el caso de David, Margarita y Alfredo Elías, por ejemplo, se logró identificar a 10 policías municipales implicados en su rapto y desaparición forzada, sin embargo, sólo contra tres de ellos se emitió una orden de aprehensión, pendiente de cumplimiento hasta la fecha, ya que los agentes fueron alertados por sus superiores sobre el intento de captura, lo que les permitió emprender la fuga.

Búsqueda inmediata, mecanismos especiales: Lo que propone el gobierno para resolver la crisis de desaparecidos

Sinaloa, el mejor peor ejemplo

Aunque Sinaloa es uno de los estados más afectados por la operación del crimen organizado en México, la desaparición forzada de personas es una problemática oculta intencional y sistemáticamente durante más de una década, por todas las administraciones estatales y federales, denunció el representante de IDHEAS.

Dicha estrategia de ocultamiento, de hecho, es evidenciada por las mismas estadísticas oficiales en materia de desaparición, según las cuales, en Sinaloa no existe ninguna persona desaparecida, ni una sola.

Tal como revela el Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas (base de datos integrada durante los gobiernos federales de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto), entre 2006 y 2018 se reportaron en Sinaloa un total de 3 mil 912 personas desaparecidas, todas fueron localizadas con vida.

Así, según estas estadísticas gubernamentales, la efectividad en la localización de personas desaparecidas en Sinaloa es absoluta, del 100 %,y y su índice de víctimas muertas es el ideal: 0 %.

Con la renovación de la administración federal (encabezada desde diciembre de 2018 por Andrés Manuel López Obrador) se anunció una revisión a fondo de dicha base de datos, dadas sus evidentes fallas, no obstante, dicho proceso no se ha concluido y, hasta la fecha, el número real de personas desaparecidas en Sinaloa aún es totalmente desconocido.

El caso de David, Margarita y Alfonso Elías, sin embargo, es un ejemplo de que la verdadera situación del problema de desapariciones forzadas en Sinaloa está lejos de las cifras oficiales, que se venían reportando desde el año 2006.

Discriminación y desaparición

En el año 2015, explica el abogado Guillermo Naranjo, el entonces comandante de la Policía Municipal, Gerardo Amarillas Gastélum (asesinado en 2018), convocó a la ciudadanía a que reportara cualquier “alboroto” provocado por “españoles“, como se refieren en dicho municipio a los integrantes de la comunidad gitana, para que dicha corporación se hiciera cargo de ellos.

Este llamado a la ciudadanía, detalla el abogado, se trató de un “acto de criminalización contra la comunidad gitana”, y fue, destaca, el germen de la desaparición forzada que sufrieron los jóvenes David, Margarita y Alfredo Elías.

El mismo día en que ocurrió la desaparición, explica por su parte la señora Carola Marín Yan, “fuimos a todas las unidades donde sabíamos que había policía: fuimos a la Municipal y dijeron que no había reporte; fuimos a la delegación de PGR en Sinaloa, y nos dijeron que no había informes de que hubieran agarrado a los muchachos; fuimos a la Fiscalía del estado, y ahí ni siquiera me quisieron tomar la denuncia”.

Esta actitud omisa de las autoridades motivó a la familias de los tres jóvenes a realizar su propia investigación, a partir de la cual no solo lograron confirmar que David, Margarita y Alfredo Elías habían sido “reportados” por un ciudadano, sino que lograron identificar y contactar a esa persona, quien les contó los hechos.

Según lo narrado por ese ciudadano, explica el abogado Naranjo, “los muchachos llegaron al domicilio (del quejoso), en donde inmediatamente les impiden la entrada y les dicen que se vayan. Pero, además, la persona de ese domicilio llamó a la Policía Municipal de Ahome, para decir que unas personas con apariencia de ‘españoles’ querían entrar a su casa y pidió que los investigaran”.

Según el testimonio de esta persona, la policía efectivamente llegó al lugar, capturó a David, Margarita y Alfredo, a quienes realizaron una revisión física.

Luego, los policías informaron al ciudadano que formuló la queja que los detenidos no tenían ningún elemento que los vinculara a actividades delictivas y por ello, según le informaron los agentes municipales, dejarían ir a los tres jóvenes.

No obstante, luego de eso, David, Margarita y Alfredo Elías fueron desaparecidos.

Gobierno mexicano deberá pagar 1.5 millones de dólares a familia de tres jóvenes desaparecidos por el Ejército

Impunidad

A raíz de las investigaciones realizadas por la misma familia de los jóvenes, no solo logró identificarse la queja ciudadana que originó su privación de la libertad y desaparición. También logró identificarse a los tres policías que realizaron la detención, y a otros siete con los que trabajaban coordinadamente.

Contra esos tres policías directamente involucrados en los hechos, destaca Carola, se emitieron órdenes de aprehensión.

Respecto a esas órdenes de captura, recuerda Carola, el entonces fiscal general del estado, Antonio Higuera, “me dijo que le fuera a informar a cierto comandante, de nombre Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, porque no confiaba en él… eso nos dijo, pero luego, cuál fue mi sorpresa cuando me percaté de que fue a ese comandante al que le encargaron ejecutar las órdenes de captura”.

El resultado, explica Carola, fue que ese comandante avisó a la Policía Municipal de Ahome sobre la intención de capturar a sus tres integrantes, y dicha corporación encubrió su fuga.

Inicialmente, detalla, la Policía Municipal explicó que no podía poner a esos elementos a disposición del Ministerio Público, porque los tres habían iniciado su periodo vacacional, “y a partir de ahí ya no se volvió a saber de esas personas”, las cuales “continúan hasta la fecha dadas de alta como policías municipales de Ahome”, a pesar de estar prófugos.

Pese a disculpa pública de Veracruz, familiares exigen justicia por la desaparición de 5 jóvenes en 2016

El hallazgo

En agosto de 2018, tres años después de la desaparición forzada de David, Margarita y Alfredo Elías, una llamada anónima alertó a un colectivo de madres buscadoras sobre la existencia de una fosa clandestina en la región de Los Mochis, Sinaloa, en la cual habían sido sepultados “los tres españoles”.

Las madres buscadoras acudieron al lugar y encontraron siete cadáveres, por lo que dieron parte a las autoridades, para la recuperación de los cuerpos.

A partir de comparaciones de ADN, se pudo confirmar que uno de esos cadáveres era el de Alfredo Elías Bustos, ante lo cual, Carola presionó a las autoridades para que volvieran al lugar, para seguir buscando los restos de su hijo David, y de su nuera Margarita.

“Yo entonces le pedí al Ministerio Público federal que me ayudaran, porque si ahí estaba Alfredo Elías, ahí tenían que estar los otros dos, y me respondió que ya había ido personal a la fosa en dos ocasiones, sin encontrar nada –detalla Carola–. Yo insistí en ir, batallé con la fiscalía, porque no querían darme la ayuda. Llegamos a Mochis, escarbamos ahí donde me dijeron las mamás buscadoras, y ahí encontramos a David y a Marga. Los encontramos, pero sin la ayuda de la autoridad. Ellos nunca hicieron una búsqueda”.

“Lo único que yo pedía era que los buscaran –recuerda Carola–, porque son tres niños los que me desaparecieron. Pero sólo recibí puras promesas, puros papelitos que dicen que sí me atendieron. El gobierno no me ha apoyado. Lo único que hizo el gobierno fue matar a mis tres hijos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué tan rápido se expande el COVID-19 por América Latina en comparación con otras regiones?

En estos momentos América Latina registra menos del 0,1% de los casi 110.000 casos de covid-19 diagnosticados a nivel global. ¿Cómo se explica esa situación? ¿Y qué tan probable es que los números sigan manteniéndose bajos en comparación con los registrados en otras partes?
14 de marzo, 2020
Comparte

La presencia del nuevo coronavirus ya ha sido confirmada en 15 países de América Latina: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana Paraguay y Venezuela.

El primer caso “latinoamericano” de covid-19 se registró en Brasil el 26 febrero, seguido de México dos días después.

A pesar de que el virus ya llegó a la mayoría de los países de la región, el número de casos hasta la fecha es relativamente bajo comparado con continentes como Asia y Europa e incluso Estados Unidos.

Según los reportes de los ministerios de salud locales, al 10 de marzo de 2020 los casos “latinoamericanos” de “covid-19” sumaban 141 en una región de 626 millones de habitantes.

Eso equivale a poco más del 0,1% de los casi 113.700 casos contabilizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta esa fecha.

El virus, sin embargo, llegó a la región el pasado 26 de febrero, lo que también implica que en dos semanas el número de casos aumentó en un 10.500%.

Y aunque todos los primeros contagios se produjeron en el extranjero, según la OMS en al menos cinco países latinoamericanos ya se han registrado ejemplos de transmisión local y varias muertes.

Hombre con mascarilla en el Canal de Panamá

EPA
Con la llegada del nuevo coronavirus a Panamá, Bolivia, Honduras y Cuba ya son 14 los países de América Latina que han registrados casos de covid-19.

¿Cómo se compara entonces la situación latinoamericana con lo que ha estado ocurriendo en otras partes del mundo?

¿Y qué tan probable es que los números en América Latina se mantengan muy por detrás de los registrados en otras regiones?

Lejos del epicentro

Los expertos consultados por BBC Mundo advierten sobre la dificultad de predecir el comportamiento de una epidemia, especialmente en casos de nuevos virus como el del covid-19.

Pero el profesor Paul Hunter, un experto de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, identifica al menos cuatro factores que influyen en su posible propagación: la suerte, la capacidad de los sistemas de salud, el clima y la densidad poblacional.

El coronavirus en América Latina (al 12/03/2020)
País Casos confirmados Fecha 1er caso
Brasil 73 26 de febrero
Argentina 21 3 de marzo
Ecuador 17 29 de febrero
Chile 33 3 de marzo
Costa Rica 22 6 de marzo
Perú 17 6 de marzo
Panamá 14 9 de marzo
México 12 28 de febrero
República Dominicana 5 1 de marzo
Paraguay 5 7 de marzo
Colombia 9 6 de marzo
Bolivia 3 10 de marzo
Cuba 3 11 de marzo
Honduras 2 11 de marzo
Fuente: Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, Organización Mundial de la Salud, Ministerios de Salud.

“La forma en la que un virus se propaga tiene mucho que ver con la suerte: por ejemplo si hay una persona que en su momento más infeccioso viaja a un lugar especialmente propicio”, explica Hunter.

“Y cuando se vieron los primeros contagios (de covid-19) fuera de China, estos se dieron en lugares con frecuentes conexiones aéreas a ese país“, le dice a BBC Mundo.

Así las cosas, la lejanía con el epicentro de la epidemia —la provincia china de Wuhan— protegió a América Latina de la explosión inicial.

Y lo mismo puede decirse en relación a los principales focos secundarios: Italia, Irán y Corea del Sur.

“Las distancias juegan un papel importante”, explica Marcos Espinal, el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Y esos tres países, además de China, son los que han contribuido a que en Europa, Asia y otras regiones la diseminación sea más rápida”, le dice a BBC Mundo.

Aumento del covid-19 en América Latina

BBC

De hecho, para Espinal no es coincidencia que la mayoría de los casos registrados en América Latina —incluyendo el primero— estuvieran vinculados a Italia.

Pero las estrechas relaciones que algunos países de la región mantienen con la nación europea no se comparan con las de sus vecinos inmediatos, lo que ayuda a entender la diferencia en el número de casos.

“La gran mayoría de los primeros casos registrados en varios países europeos pueden conectarse con Italia“, recuerda Hunter.

Y el experto de la Universidad de East Anglia cree que en la medida en que empiezan a registrarse casos de transmisiones comunitarias en países mucho más cercanos, el número de infectados en la región latinoamericana también podría multiplicarse.

“Creo que las cosas van a empeorar rápidamente en Estados Unidos”, vaticina Hunter.

“Y sospecho que lo que va a pasar en las próximas semanas es que muchos de los casos en Latinoamérica van a estar vinculados con EE.UU.“, le dice a BBC Mundo.

Origen de los primeros casos de coronavirus en América Latina
Italia Brasil, México, República Dominicana, Argentina, Colombia, Bolivia
España Ecuador, Perú, Panamá
Asia Chile
Estados Unidos Costa Rica
Ecuador Paraguay

De hecho, EE.UU. ya fue el origen de la infección de los primeros casos registrados en Costa Rica.

Mientras, el primer caso registrado en Paraguay fue el de un hombre de 32 años que había viajado a Ecuador.

Números oficiales vs realidad

La capacidad de detección temprana de los sistemas de salud también resulta clave para ralentizar la propagación.

Pero, si es deficiente, también puede ofrecer una idea equivocada de la dimensión del problema.

Personal de salud tomando la temperatura de una viajera en la frontera de Ecuador con Perú.

Reuters
Personal de salud tomando la temperatura de una viajera en la frontera de Ecuador con Perú.

“Es sencillo: si no se hacen las pruebas, no se puede saber cuántos casos se tienen”, explica Hunter.

“Hay varios países que no reportan casos, pero la pregunta es si le han hecho el examen a alguien“, le dice a BBC Mundo.

Y esa no es la única razón por la que él y Espinales coinciden en que hay que ser consciente de que las cifras reportadas tanto a nivel global como regional no ofrecen una fotografía completa.

“Hay que recordar que el virus en el 80% de los casos es leve“, recuerda Espinales.

“Y mucha gente no va al médico pensando que es una gripe leve, así que puede haber muchos casos no detectados”, dice el experto de la OPS.

“Tampoco hay que olvidar que la cifras oficiales forzosamente están desactualizadas en al menos una semana“, agrega Hunter.

“Es así porque pueden pasar cinco días antes de que una persona infectada empiece a sentirse enferma, porque una vez enfermas las personas no siempre van al doctor inmediatamente, y porque luego hay que esperar un tiempo a tener los resultados de las pruebas”, explica el experto británico.

Eso significa que el número de afectados podría subir rápidamente en países como México.

Aunque el país con más casos sospechosos de covid-19 es, de lejos, Brasil.

Viajeros llegando a Brasil

AFP
El número de casos sospechosos de covid-19 en Brasil ya suma al menos 930.

Por lo demás, los casos registrados en Brasil menos de dos semanas después de la identificación del paciente cero sugieren un ritmo de contagio inicial superior incluso al de Italia, que tardó tres semanas en llegar a 20 positivos.

Y, si se comparan únicamente las primeras dos semanas desde que llegó el primer caso, Argentina, Ecuador y Chile también presentan un ritmo de contagio superior al de España, que para esa fecha registraba únicamente tres casos y tres semanas y media después ya suma 1.245 enfermos de coronavirus.

Esto, sin embargo, no significa necesariamente que estos países superarán a sus similares europeos en número de casos.

Pero la capacidad del sistema de salud para manejar a los afectados tendrá mucho que decir en el resultado final, como demuestra por ejemplo la situación de Irán.

Ayudados por el clima

Por lo demás, de los cuatro factores identificados por el profesor de la Universidad de East Anglia, la densidad poblacional no parece jugar a favor de América Latina.

Hombre con mascarilla en un autobús de CDMX

Reuters
La cercanía de millones de personas en gigantescas urbes como Ciudad de México puede ayudar a la propagación del virus.

Pero el factor climático probablemente sí ha ayudado a una más lenta propagación del coronavirus, especialmente en un hemisferio sur que apenas empieza a despedirse del verano.

“Si se comporta como la influenza y los virus gripales, es de esperar que en época de verano bajen los casos, y ese es un factor a considerar”, explica Espinales.

Y Hunter está de acuerdo, aunque puntualiza que el principal impacto del clima es indirecto.

“En países más cálidos, donde no llueve tanto, la gente suele pasar menos tiempo en espacios cerrados y más tiempo afuera. Y no se necesita mucho de eso para cambiar el comportamiento de una infección“, explica.

Y aunque ninguno de los dos expertos quiere utilizar la palabra “inevitable” a la hora de predecir un posible empeoramiento de la situación con la llegada del invierno austral, los dos coinciden en que América Latina todavía no ha visto el punto más alto de casos del nuevo coronavirus.

“Es bastante probable (que las cifras aumenten significativamente)”, le dice a BBC Mundo Espinales.

“Creo que van a subir. Lo más probable es que se vean más casos en la medida que se acerca el invierno“, coincide Hunter.

La historia del coronavirus en América Latina todavía no se ha dejado de escribir.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=4u7TwSwo0rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts