Inmobiliaria filial de Pemex, que construyó la Estela de Luz, compró las pipas pedidas por AMLO sin licitación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Inmobiliaria filial de Pemex, que construyó la Estela de Luz, compró las pipas pedidas por AMLO sin licitación

La empresa III Servicios S. A. de C. V. no está obligada a realizar contrataciones por licitación pues está sujeta al derecho privado.
Cuartoscuro Archivo
4 de marzo, 2019
Comparte

La empresa III Servicios S. A. de C. V., filial no paraestatal de Pemex y dedicada a la construcción inmobiliaria, fue la encargada de comprar de manera directa 500 pipas para distribuir combustible en el país y cuyo sustento jurídico es un memorándum del presidente Andrés Manuel López Obrador en el que instruye a cuatro dependencias de gobierno a realizar la compra “inmediata”.

Al ser una filial, III Servicios, S. A. de C. V.  no está obligada a realizar contrataciones por licitación como el resto de las entidades de la administración pública, pues se rige “bajo régimen especial de la Ley de Petróleos Mexicanos, sujeto al derecho privado”, es decir, por derecho mercantil y no por la Ley de Adquisiciones.

Esto forma parte de la información entregada por la Secretaría de la Función Pública a una solicitud de información realizada por Animal Político vía transparencia, en la que se pidió la documentación que explicara y justificara legalmente la decisión de hacer una asignación directa en lugar de una licitación para la compra de pipas.

En la respuesta, la dependencia entregó el memorándum firmado por el presidente el 18 de enero pasado, un estudio de mercado, verificación de proveedores sancionados y dos informes de” transparencia en el proceso de adquisición de los auto-tanques para el transporte de combustible”.

En este último se informa que “el área contratante es III Servicios, S.A. de C.V., empresa filial no paraestatal de PEMEX, bajo régimen especial de la Ley de Petróleos Mexicanos, sujeto al derecho privado (…) en este sentido, la contratación en comento se rige por disposiciones de derecho privado”.

Esto la excluye incluso de la obligación de realizar adquisiciones y contrataciones “en términos de los dispuesto en el artículo 134 Constitucional”, establecida en la Ley de Petróleos Mexicanos sólo para Pemex y las empresas productivas subsidiarias. En dicho artículo se establece que “los recursos económicos de que dispongan la Federación, se administrarán con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez para satisfacer los objetivos a los que estén destinados”.

Dicha empresa fue la responsable de la construcción de la Estela de Luz y junto con Banjército fue denunciada penalmente en 2012 por un posible  millonario daño patrimonial por irregularidades como la subcontratación, sin pasar por ningún proceso de licitación pública, por lo que acabó triangulando 394 millones de pesos entre otras empresas.

Incluso, el exdirector de la empresa, Agustín Castro Benítez, fue inhabilitado por 12 años por la Función Pública debido a las irregularidades.

Aunque la Función Pública informó que “revisó el objeto social del área contratante I.I.I Servicios S.A. de C.V.”, de acuerdo con su página de internet, la empresa no es especialista en hidrocarburos sino que ofrece servicios para la construcción, desarrollo y regularización inmobiliario, administración y mantenimiento, supervisión de obra,  tecnología de la información y consultoría, según se informa en su página de internet.

También se explica que III Servicios al ser una filial directa de Pemex Desarrollo e Inversión Inmobiliaria (PDII) tiene “capacidad técnica especializada de inversión, proyecto y desarrollo en el mercado inmobiliario, orientadas a la generación de valor de los bienes inmuebles propios y de terceros, con el fin de brindar soluciones y atender la demanda asociada al desarrollo de la industria petrolera y otras industrias públicas y privadas”.

Por ello es que entre los proyectos realizados está el muelle la Paz, en Baja California Sur, el Jardín Torre Pemex, la remodelación de las Oficinas Corporativas en la Ciudad de México; la colonia Pajaritos, en Coatzacoalcos Veracruz, y el edificio Pirámide en Villahermosa, Tabasco.

Mientras que los proyectos en curso incluyen 654 hectáreas de terrenos con vocación industrial, 763 viviendas, 30 mil m2 de oficinas y 635 estacionamientos, según informa en su página de internet.

El memorándum del Presidente

El 15 de enero pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó en conferencia la compra de 500 pipas para el transporte de hidrocarburos como parte del plan de combate al huachicol y para enfrentar la emergencia de desabasto.

Tres días después, el 18 de enero, envió un memorándum a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; Irma Eréndira Sandoval, titular de Función Pública; Graciela Márquez, secretaria de Economía y a Raquel Buenrostro, Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda, instruyéndolos a elegir a los proveedores en los dos días siguientes.

Les dice que “por tratarse de un asunto de emergencia, de conformidad con las leyes y en uso de mis facultades, les instruyo para proceder de inmediato a la compra de los auto-tanques necesarios, para lo cual se dispone de presupuesto suficiente y de la disponibilidad expedita de recursos”.

El desabasto de combustible ocurrido a inicio de año ocurrió luego de la decisión del Presidente de suspender la transportación de hidrocarburos en algunos ductos como parte de la estrategia contra el huachicol, es decir, del robo de combustible. Esta situación fue calificada por el Presidente como “emergencia” y debía atenderse rápido.

Para los casos de emergencia, la Ley de Adquisiciones prevé la contratación o compra de insumos mediante “asignación directa”, como una excepción a la licitación pública, es decir, el concurso de proveedores para elegir al que ofrezca las mejores condiciones.

En el artículo 41 establece que “derivado de caso fortuito o fuerza mayor, no sea posible obtener bienes o servicios mediante el procedimiento de licitación pública en el tiempo requerido para atender la eventualidad de que se trate, en este supuesto las cantidades o conceptos deberán limitarse a lo estrictamente necesario para afrontarla”.

Aunque Animal Político solicitó el sustento jurídico de la decisión, la Función Pública entregó el memorándum del Presidente como el documento que dio origen a la decisión y no algún análisis de la emergencia o la viabilidad de resolverla a través de la compra de los carro tanques.

En el memorándum, el presidente expone que el “plan de emergencia denominada DN3-Para el abasto de combustibles es un asunto de seguridad nacional. El Estado Mexicano no puede estar sometido a ningún poder económico o político, particular, ni tampoco tolerar las amenazas o presiones de la delincuencia organizada”.

En el documento, pide a los secretarios de Estado “cerciorarse que existan las unidades y que se garantice la entrega inmediata. En ello ayudará mucho las visitas a las plantas o centros de distribución, así como la buena reputación y el compromiso ético que distinga a las empresas”.

Mientras que en uno de los Informes de Transparencia, firmado por la titular de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, señala que “el tiempo fue un factor preponderante que no permitía la compra a través de una Licitación Pública regulada por la Ley de Adquisiciones”.

Por lo tanto, la secretaria fue instruida por el Presidente a “presenciar que se cumplieran los mismos protocolos de integridad y legalidad aplicados a estos procedimientos tradicionales de contratación, con objeto de asegurar para el Estado las mejores condiciones de precio, calidad, oportunidad y tiempos de entrega que favorecerán al interés público y redundaran en un beneficio para los recursos del erario público”.

Elección en tres días

El 18 de enero, la misma fecha del memorándum del Presidente, una delegación de funcionarios estuvieron en el Consulado General de México en Nueva York con 22 posibles proveedores a quienes les explicaron las características de los auto tanques requeridos y el mecanismo de contratación, según se advierte en el Informe de transparencia de la Secretaría de la Función Pública.

Ese mismo día se realizó “la recepción de cotizaciones por parte de 14 oferentes” y personal de Pemex revisó “el cumplimiento de las especificaciones técnicas”.

El sábado 19 de enero se llevó a cabo una segunda sesión, en donde la comisión de funcionarios “dio a conocer a todos los oferentes que presentaron cotización el precio de referencia, con la finalidad de obtener ofertas con precios más bajos y competitivos, asimismo, se solicitó considerar las fechas de entrega inmediata”.

Al día siguiente, el 20 de enero de 2019, se anunció a el “el resultado de la selección, las cantidades y montos asignados”. La Secretaría de la Función Pública revisó en el directorio de proveedores y contratistas sancionados que las empresas elegidas no se encontrarán inhabilitadas o contarán con antecedentes de sanción.

Mientras que el martes 22 de enero, la delegación de funcionarios de la Secretaría de Economía viajó a Ciudad Juárez, Chihuahua para verificar “la existencia física de la planta de fabricación de una de las empresas seleccionadas en el proceso de compra, con lo que se busca evitar la simulación y contratación de empresas fantasma”.

De acuerdo con el Presidente, la adquisición de pipas permitirá la transportación de 200 mil barriles diarios de combustibles, lo que aumentaría la capacidad de transportación en 25%, lo que permitiría abastecer con un margen de suficiencia en todas las estaciones de distribución.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'No me veo regresando a trabajar 5 días a la semana': los cambios de actitud laboral por la pandemia

La pandemia ha impulsado modalidades de trabajo flexibles que pueden hacer que los empresarios tengan que adaptarse a la situación.
1 de abril, 2021
Comparte
Lee Harman and family

Lee Harman
Lee y Louise esperan que al compartir el cuidado de los niños a partes iguales sean un buen modelo para sus hijos.

Cuando Lee Harman preguntó por primera vez si podía pasar de una semana laboral de cinco días a una de cuatro, estaba nervioso, preguntándose qué pensarían sus colegas.

“En la construcción predominan los hombres”, señala. “Trabajar a tiempo parcial es algo que simplemente no se hacía”.

Ahora pertenece al creciente número de profesionales que han reducido su horario.

Lee, 38 años, es ingeniero civil en la empresa Skanska Costain Strabag.

En el último año ha descubierto que una semana laboral más corta es una gran ventaja.

“Así puedo gestionar mejor mis niveles de energía”, dice este padre de tres hijos.

“Un puesto de alto nivel requiere cierto grado de contemplación y espacio para pensar. Me viene muy bien, y a todo el equipo también”.

No me veo volviendo a la forma en que trabajaba antes”, afirma.

Lee cree que, debido a la crisis de covid-19, mucha gente se ha dado cuenta de que las cosas se pueden hacer de otra manera.

Los colegas han empezado a preguntarle por su experiencia, planteándose si podrían hacer lo mismo.

Trabajadores desde casa

Getty Images
Encuestas y experimentos en distintas partes del mundo muestran que existe un anhelo por poder compaginar la vida personal y profesional de otro modo.

Tendencia a reducir las horas de trabajo

Puede que los altos cargos de Goldman Sachs sigan insistiendo en una semana de 95 horas, pero parece que cada vez están más lejos de la mayoría.

Encuestas y experimentos en distintas partes del mundo muestran que existe un anhelo anhelo por reducir la jornada laboral y la consideración de que trabajar a tiempo parcial no debe ser un obstáculo para hacer carrera. Un deseo que ya se percibía antes de la pandemia, pero que el modo de trabajar durante la misma ha impulsado considerablemente.

Por ejemplo, de los 2.300 trabajadores de Microsoft en Japón que en 2019 probaron a reducir su jornada semanal un día, el 92% aseguró sentirse más feliz y menos estresado con ese horario. Similares resultados mostró el experimento en Perpetual Guardian, una empresa neozelandesa.

Y una encuesta realizada por la consultora de recursos humanos Robert Half en EE.UU. mostró que el 66% de los trabajadores afirmaba querer trabajar menos de cinco días a la semana.

Otra encuesta realizada el mes pasado a 2.000 adultos de Reino Unido reveló que el 72% cree que los trabajadores a tiempo parcial deberían tener las mismas oportunidades de progresar en el trabajo que los trabajadores a tiempo completo.

Timewise, que encargó la investigación, explica que hace nueve años una encuesta similar reveló que el 72% creía que “no era posible” tener un trabajo de alto nivel a tiempo parcial.

¿Es un freno reducir la jornada?

Karen Mattison, cofundadora de Timewise, una organización que hace campaña a favor de un trabajo más flexible, asegura que el año pasado se demostró que la gente puede trabajar de forma diferente y que era hora de que los empresarios lo reflejaran en la forma de diseñar y anunciar los puestos de trabajo.

“Durante mucho tiempo hemos visto una disculpa ante el término tiempo parcial: ‘sólo estoy a tiempo parcial’. Ahora sabemos que la inmensa mayoría de la gente en Reino Unido no ve ninguna razón para que los trabajadores a tiempo parcial se vean impedidos de progresar en sus carreras”, explica.

Los trabajadores a tiempo parcial representan ya una cuarta parte de la población activa del país. Pero a menudo existe una compensación entre negociar un horario más corto y tener oportunidades profesionales.

Las madres, en particular, se han dado cuenta de que compaginar el trabajo con las exigencias del cuidado de los hijos ha supuesto un estancamiento en sus carreras, lo que ha socavado los esfuerzos por lograr la igualdad de género en los altos cargos.

Gemma Fleuren

Gemma Fleuren
Gemma Fleuren ha perseguido sus ambiciones profesionales a la vez de las familiares trabajando cuatro días a la semana.

Pero no para Gemma Fleuren.

Su actual trabajo como directora comercial en una empresa de veta de chocolate es el tercero en el que ha negociado una semana laboral de cuatro días.

Y, lejos de ver su carrera frenada, ahora es responsable de un equipo de personas y de una serie de tareas de logística, previsión de ventas y asignación de stock.

El marido de Gemma es bombero y trabaja a turnos los viernes y los fines de semana, por lo que ella se toma los viernes libres para estar con sus tres hijos.

“En puestos anteriores, me dijeron que retirara las fotos de mis hijos de mi mesa, por si enviaban un mensaje a los jefes de que no me tomaba en serio mi carrera”, explica.

Pero cuando la entrevistaron para su actual trabajo, dejó claro que aceptaría el puesto cuatro días a la semana y su empresa la ha apoyado totalmente.

“No hay preguntas sobre cómo organizas tus horas. Te juzgan por lo que consigues”, cuenta.

“El trabajo flexible es para todo el mundo, ya sea porque tienes hijos, un padre anciano que necesita tu ayuda ¡o incluso un pez dorado que necesita de cuidados especiales! El motivo es irrelevante, lo que se espera es que sea para todos”.

Incluso en períodos de mucho trabajo, como el que precede a la Semana Santa, se las arregla para mantener sus días libres.

Pero asegura que es necesario ser disciplinado para decir que no se está disponible en determinados momentos. Y no está segura de poder desempeñar su función con menos de cuatro días.

Una forma de atraer talento

Aunque algunos empresarios están dando ejemplos positivos, muchos todavía no han aceptado que ofrecer flexibilidad ayudará a atraer a los mejores talentos, afirma Timewise.

Un estudio anterior de Timewise reveló que, incluso antes de la pandemia, nueve de cada diez personas querían más flexibilidad en su próximo trabajo.

Sin embargo, en 2020 sólo el 8% de las ofertas de empleo en Reino Unido ofrecían opciones a tiempo parcial.

Mientras tanto, otros países ya están explorando la idea de reducir las semanas de trabajo.

Ardern

Getty Images
La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sugirió a los empresarios que consideraran la opción de una semana de cuatro días.

El año pasado, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sugirió a los empresarios que consideraran la opción de una semana de cuatro días porque ayudaría a conciliar la vida laboral y familiar, pero también porque podría impulsar el turismo interno.

España está planeando un proyecto piloto de semana laboral de cuatro días, en parte debido a los retos de la automatización.

Y Suecia ha experimentado con jornadas de seis horas.

Gemma opina que cualquiera que desee trabajar a tiempo parcial debe ser sincero con los posibles empleadores, especialmente si los cazatalentos o los reclutadores no lo apoyan.

“He tenido reclutadores que me han dicho que no están dispuestos a plantear mi patrón deseado de trabajo a su cliente, dejando que mantenga la conversación yo misma o sugiriendo que ceda en mis requisitos para asegurarme una oferta de trabajo”, dice.

“Si el reclutador no quiere tener la conversación, yo me dirigiría directamente al posible empleador para que puedas exponer tu posición con claridad”.

*Todo el contenido del texto es de la autora, excepto los datos de encuestas y experimentos referidos a países distintos del Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.