close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
En 2018, ningún estado usó recursos para buscar desaparecidos; Comisión Nacional gastó 1.4% de presupuesto
El dinero etiquetado para los estados, y que era más de la mitad del presupuesto para búsqueda de personas, se quedó sin repartir el año pasado por la falta de comisiones locales.
Cuartoscuro Archivo
4 de marzo, 2019
Comparte

La Comisión Nacional de Búsqueda de personas desaparecidas sólo ejerció el año pasado 6.6 millones de pesos de los 468.9 que se le habían asignado, es decir, el 1.4%, y casi todo fue para el pago de personal eventual, según el reporte de gasto del Presupuesto de Egresos al último trimestre del año pasado.

Más de la mitad de lo presupuestado, que era para dar subsidios a las entidades, se quedó intacto por la falta de Comisiones de Búsqueda estatales. Nadie solicitó el dinero.

Leer: Expertos de la ONU exhiben fallas y contradicciones del Estado mexicano en la búsqueda de miles de desaparecidos

La Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) se instaló en marzo de 2018. Por ello, en el Presupuesto de Egresos (PEF) de ese año apenas se estipulaba su creación, y el dinero para ello se consignó en un artículo transitorio del decreto de PEF. Se asignaron 186.3 millones de pesos para que la Secretaría de Gobernación creara un órgano nacional encargado de realizar acciones de búsqueda de personas, y otros 282.6 millones, a cargo de la misma Secretaría, para otorgar subsidios a búsquedas en los estados.

A un año de distancia y con un nuevo gobierno, el actual subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, acusó al gobierno pasado de hacer una simulación en el tema de desaparecidos por el poco dinero que usó realmente. Aunque todavía faltan las cifras definitivas de la Cuenta Pública 2018, el avance de gasto al cuarto trimestre, publicado por la Secretaría de Hacienda, confirma que la Comisión gastó únicamente 6 millones 649 mil 615 pesos.

La mayor parte de este dinero se destinó a la partida de “remuneraciones al personal eventual”: 6 millones 322 mil 978, y en “Impuestos sobre nómina” se pagaron 186 mil 405 pesos. Todo el personal de la Comisión fue eventual, ya que nunca se crearon las plazas ni se definieron los perfiles, una tarea que correspondía tanto a Segob como a la Secretaría de Función Pública (SFP) para dejar claro qué nivel salarial y de responsabilidades tendría cada servidor público contratado.

Incluso esta cantidad usada en remuneraciones, es la mitad de lo que se tenía presupuestado originalmente, cerca de 12 millones de pesos, y se pagó hasta el último trimestre del año. Un exfuncionario de Gobernación que pidió no ser citado confirmó que los primeros seis meses desde que se instaló la Comisión, la gente que llegó a trabajar ahí no cobró, ni siquiera el propio comisionado.

La actual titular de la CNB, Karla Quintana, explicó en entrevista que cuando ella llegó al cargo, el 9 de febrero pasado, se encontró con sólo 12 personas trabajando, y que aunque ya estaban definidas 43 plazas, ella ha tenido que buscar a la gente para ocupar esos puestos.

El reporte de gasto de Hacienda también muestra que el año pasado hubo una partida con 3.1 millones asignados a materiales y útiles de oficina, que se quedó completamente sin gastar. Los primeros dos meses de creada la Comisión, no tuvo oficinas, y hasta mayo de 2018 le asignaron un espacio del edificio del Consejo Nacional de Población (Conapo), donde actualmente está ubicada, aunque sigue sin haber letreros o insignias de que ahí funciona la CNB, que a la fecha tampoco tiene página de internet.

El único rubro que aparece con gastos constantes es el de pasajes aéreos de servidores públicos en el desempeño de comisiones y funciones oficiales. Al segundo trimestre tiene un ejercicio de 62 mil pesos; al tercero, de 68 mil; y al cuarto, de 140 mil.

Nada de gasto para búsquedas en campo

En el Presupuesto había dinero asignado a pasajes y viáticos “para labores en campo y de supervisión”, pero no se gastó ni un solo peso. En el segundo y tercer trimestres del año estaban etiquetados un total de 53.1 millones a ese propósito, pero el reporte de ejercicio de este dinero se quedó en ceros. Para el último trimestre del año, esas partidas habían sido modificadas a la baja en la Cámara de Diputados a solo 320 mil pesos, que tampoco se usaron.

De acuerdo con un exfuncionario que pidió el anonimato, el cambio de titular en Gobernación, en enero de 2018, y el hecho de que fuera un año electoral, provocó que la dependencia no diera seguimiento a la creación de la CNB y estuviera más enfocada en cerrar la administración y pasar la estafeta a un nuevo gobierno, por lo que no gestionó ante la Secretaría de Hacienda que se liberaran los recursos.

Además, todo el dinero que estaba etiquetado para los estados y que era más de la mitad del presupuesto para búsqueda de personas, 282 millones 592 mil 800 pesos en total, se quedó sin repartir.

De acuerdo con los “Lineamientos para el otorgamiento de subsidios a las entidades federativas para realizar acciones de búsqueda de personas”, publicados el 31 de enero de 2018, los estados tenían que elaborar un proyecto de búsqueda, presentarlo ante la Comisión Nacional, y solicitar este dinero para recibir financiamiento de la Federación, además del presupuesto que la propia entidad fuera a destinarle.

Sin embargo, ningún estado solicitó dinero. Uno de los problemas, es que no sólo la CNB arrancó lenta, sino que a nivel local no se crearon la mayoría de Comisiones de Búsqueda que por ley tendrían que existir para contar con un Sistema Nacional de Búsqueda. Al terminar 2018, sólo había ocho instituciones locales, y ninguna Secretaría de Gobierno estatal buscó tampoco hacer acciones de búsqueda.

Animal Político preguntó a la nueva comisionada sobre el subejercicio el año pasado, a lo que Quintana contestó que no puede confirmar qué pasó, pero que desde luego faltó voluntad política y el presupuesto se ejerció “ínfimamente”. Se comprometió, no obstante, a impulsar la creación de las comisiones locales para que en cuestión de meses ahora sí se envíen los subsidios para búsquedas en los estados.

Para este 2019, la CNB tiene un presupuesto de 400 millones: 193 millones 215 mil 472 etiquetados en la partida “Servicios profesionales, científicos y técnicos integrales”, y otros 207 millones 576 mil 512 pesos para “Subsidios a Entidades Federativas y Municipios”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Muertes impactantes, incesto y otras 6 razones por las que Game of Thrones se convirtió en un fenómeno
La serie de fantasía basada en los libros de George R. R. Martin, está rompiendo récords de espectadores. Aquí te damos ocho razones por las que es tan popular.
5 de mayo, 2019
Comparte
Reparto de Game of Thrones

Getty Images
La octava temporada de “Game of Thrones” está siendo un éxito en número de espectadores.

AVISO DE SPOILERS. En esta nota se revelan algunos puntos de la trama de la serie.


La última temporada de la serie de fantasía “Game of Thrones”, basada en los libros del estadounidense George R. R. Martin, está rompiendo récords de audiencia.

El tercer capítulo, dedicado a la Batalla de Invernalia, superó los 17.4 millones de espectadores en vivo solo en Estados Unidos, según HBO, que aunque emite la serie en 150 países reconoce que es muy complicado recabar datos fiables en muchos de los mercados.

La séptima temporada registró una media de casi 33 millones de espectadores por capítulo si se cuentan los que lo vieron en vivo o lo hicieron más tarde.

Pero, ¿cuál es la fórmula mágica de esta serie?

Jon Nieve en un fotograma de la serie.

Getty Images
Muchos espectadores se llevaron una sorpresa al ver cómo a Jon Nieve lo traicionaban sus propios subalternos en la temporada 5.

Contiene acción, violencia, drama, romance, política, misterio, zombies, sexo… ¡y ni siquiera mencionamos los dragones todavía!

1) Muertes impactantes

En la serie hay muchas, muchas bajas.

¿Recuerdan los impresionantes momentos de las primeras temporadas en los que todavía éramos inocentes y veíamos cómo asesinaban a los “buenos” de manera grotesca?

La mayoría de las muertes eran inesperadas, comenzando por la espantosa ejecución del personaje principal de la primera temporada, Ned Stark.

Los espectadores estaban con el corazón en un puño ante una violencia extrema sumada a la imprevisibilidad y la frecuencia de las muertes de los personajes protagonistas.

Además, esta característica de la serie le añade una capa de misterio, ya que nadie está a salvo, y eso mantiene a los espectadores involucrados emocionalmente para descubrir qué pasará después.

Emilia Clarke and Kit Harington attend the "Game Of Thrones" Season 8 NY Premiere After Party on April 3, 2019

Getty Images
Jon Nieve y Daenerys Targaryen se embarcan en una relación romántica sin saber que son familia.

2) Muchos secretos

Desde el primer episodio, la serie captó la atención de los espectadores con múltiples tramas y giros constantes.

Los seguidores elucubran una teoría tras otra y son muchos los que disfrutan debatiendo y compartiendo sus predicciones.

De hecho, “Game of Thrones” inspiró un cambio cultural en la forma en que la gente ve programas de televisión “a demanda”.

Por ejemplo, muchos seguidores decidieron despedirse de la temporada final con reuniones temáticas para ver los capítulos juntos y debatir sobre los misterios, las intrigas y el trasfondo de la serie.

Y si el desarrollo de la trama no confirma sus intuiciones, más ganas tienen todavía de seguir viendo la serie.

David Benioff, George R. R. Martin y D.B Weiss.

Getty Images
El escritor George R. R. Martin aún tiene que escribir final de la saga, por lo que los coproductores de la serie tuvieron que adelantarlo en las tramas.

3) La adaptación

Es inevitable aplaudir el increíble trabajo de los creadores David Benioff y Dan Weiss, que se traduce en escenas bien escritas, unos efectos especiales maravillosos, personajes intrigantes, un gran arco narrativo y el componente épico de la serie de fantasía.

“Game of Thrones” es una adaptación de la serie de libros de George R. R. Martin “Canción de hielo y fuego“, ambientada en el mismo mundo de fantasía, con gigantes, magia y dragones como protagonistas de la historia.

Pero el guion de la serie logró atraer a públicos que no tenían ningún interés en el género de fantasía, en parte gracias a las intensas tramas políticas y a las relaciones entre los personajes.

Y todo está realmente bien hecho.

Emilia Clarke caracterizada de Daenerys Targaryen y Jason Momoa de Drago

Getty Images
El personaje de Daenerys Targaryen representaba, en general, a la heroína. Pero, ¿habrá sorpresa en la trama de la última temporada?

4) Los personajes

Dejando a un lado las excelentes actuaciones, la evolución de los personajes es una de las razones principales por las que los espectadores son fieles a la serie.

Nunca se sabe si va a ganar el héroe o el villano.

De hecho, a excepción de los zombies de hielo, los personajes suelen despertar controversia. Independientemente de lo “buenos” que sean, son villanos desde la perspectiva de alguna otra persona.

Así, el concepto de moralidad se vuelve subjetivo. El héroe puede convertirse en antihéroe y viceversa, dependiendo del momento.

Por eso el verdadero gancho es la lucha de unos personajes multidimensionales por salir adelante.

Maisie Williams y Sophie Turner.

Getty Images
Una de las claves de la serie es la evolución de los personajes como Arya y Sansa Stark.

5) Feminismo

Aunque algunos se quejaron inicialmente de que la serie era misógina por sus explícitas escenas de desnudez femenina y la violencia hacia las mujeres, muchos ahora la consideran feminista.

Los personajes femeninos que lograron sobrevivir hasta la última temporada dieron una muestra de fortaleza.

Daenerys es la “madre de los dragones”, Sansa se transformó en una hábil estratega, Arya se convirtió en una asesina letal y, por supuesto, Cersei es ahora la principal amenaza.

Estos personajes se enfrentaron, a su manera, a grandes traumas, pero en lugar de aceptar el papel de víctimas lograron transformarlos en el motor de su supervivencia.

Ramin Djawadi.

Getty Images
El compositor Ramin Djawadi asegura que mira cada escena “unas mil veces” mientras prepara la banda sonora de la serie.

6) La música

Rara vez la banda sonora de un programa de televisión se vuelve tan crucial para su éxito, pero el compositor musical Ramin Djawadi logró la hazaña, especialmente la memorable canción principal, todo un fenómeno cultural.

¿Quién no la tarareó alguna vez? Ya es una de las canciones más reconocidas de la televisión moderna.

Las escenas más importantes de la serie se entremezclan con sus propias pistas exclusivas, que “no acompañan a las escenas, sino que les dan forma”, según aseguran Benioff y Weiss, los creadores de la serie.

Lena Headey y Nikolaj Coster-Waldau.

FilmMagic
Los seguidores de la serie se sorprendieron al descubrir la incestuosa relación entre los gemelos Cersei y Jaime Lannister.

7) Cuestiones controvertidas

La idea clave de este drama de fantasía ambientado en Westeros es un lugar que refleja los impulsos brutales y primitivos de la humanidad, donde no hay inhibiciones ni reglas, y donde la moralidad es, digamos, fluida en el mejor de los casos.

Además de abundantes escenas de sexo y de violencia gráfica, en la serie hay incesto, violaciones, pedofilia y sadismo, unos elementos inquietantes pero extrañamente irresistibles de ver simplemente por el impacto que aportan a la televisión convencional.

Algunos sugieren que la popularidad de “Juego de Tronos” se debe al deseo inconsciente de los humanos de vivir en un mundo completamente liberal, sin restricciones ni reglas.

Dragón de Game of Thrones

Getty Images
Los dragones y las épicas escenas bélicas de la serie tienen un precio: se estima que cada episodio cuesta US$15 millones cada uno, según la revista ‘Variety’.

8) Los dragones

En la serie aparecen muchas criaturas míticas: caminantes blancos, espíritus malignos, gigantes y tres terroríficos dragones, entre otros.

Estas criaturas, creadas digitalmente, son increíblemente realistas, así como unos efectos especiales que nos llevan a un mundo con hermosos paisajes, paredes de hielo y dragones que escupen fuego.

De hecho, algunos dirán que se trata de un espacio que nos permite reimaginar la creatividad y, quizás, nuestras propias vidas.

Sin duda, son obras de arte que satisfacen nuestra imaginación y nos dejan con ganas de más.

Tal vez lo mejor de “Juego de Tronos” es que nos permite volver a usar la imaginación, como cuando de niños leíamos cuentos de hadas.

Solo que, esta vez, podemos vivir libres de culpa en los mundos de fantasía más adultos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

DO NOT DELETE OR TRANSLATE! Digihub tracker for 48136601

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.