En 2018, ningún estado usó recursos para buscar desaparecidos; Comisión Nacional gastó 1.4% de presupuesto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

En 2018, ningún estado usó recursos para buscar desaparecidos; Comisión Nacional gastó 1.4% de presupuesto

El dinero etiquetado para los estados, y que era más de la mitad del presupuesto para búsqueda de personas, se quedó sin repartir el año pasado por la falta de comisiones locales.
Cuartoscuro Archivo
4 de marzo, 2019
Comparte

La Comisión Nacional de Búsqueda de personas desaparecidas sólo ejerció el año pasado 6.6 millones de pesos de los 468.9 que se le habían asignado, es decir, el 1.4%, y casi todo fue para el pago de personal eventual, según el reporte de gasto del Presupuesto de Egresos al último trimestre del año pasado.

Más de la mitad de lo presupuestado, que era para dar subsidios a las entidades, se quedó intacto por la falta de Comisiones de Búsqueda estatales. Nadie solicitó el dinero.

Leer: Expertos de la ONU exhiben fallas y contradicciones del Estado mexicano en la búsqueda de miles de desaparecidos

La Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) se instaló en marzo de 2018. Por ello, en el Presupuesto de Egresos (PEF) de ese año apenas se estipulaba su creación, y el dinero para ello se consignó en un artículo transitorio del decreto de PEF. Se asignaron 186.3 millones de pesos para que la Secretaría de Gobernación creara un órgano nacional encargado de realizar acciones de búsqueda de personas, y otros 282.6 millones, a cargo de la misma Secretaría, para otorgar subsidios a búsquedas en los estados.

A un año de distancia y con un nuevo gobierno, el actual subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, acusó al gobierno pasado de hacer una simulación en el tema de desaparecidos por el poco dinero que usó realmente. Aunque todavía faltan las cifras definitivas de la Cuenta Pública 2018, el avance de gasto al cuarto trimestre, publicado por la Secretaría de Hacienda, confirma que la Comisión gastó únicamente 6 millones 649 mil 615 pesos.

La mayor parte de este dinero se destinó a la partida de “remuneraciones al personal eventual”: 6 millones 322 mil 978, y en “Impuestos sobre nómina” se pagaron 186 mil 405 pesos. Todo el personal de la Comisión fue eventual, ya que nunca se crearon las plazas ni se definieron los perfiles, una tarea que correspondía tanto a Segob como a la Secretaría de Función Pública (SFP) para dejar claro qué nivel salarial y de responsabilidades tendría cada servidor público contratado.

Incluso esta cantidad usada en remuneraciones, es la mitad de lo que se tenía presupuestado originalmente, cerca de 12 millones de pesos, y se pagó hasta el último trimestre del año. Un exfuncionario de Gobernación que pidió no ser citado confirmó que los primeros seis meses desde que se instaló la Comisión, la gente que llegó a trabajar ahí no cobró, ni siquiera el propio comisionado.

La actual titular de la CNB, Karla Quintana, explicó en entrevista que cuando ella llegó al cargo, el 9 de febrero pasado, se encontró con sólo 12 personas trabajando, y que aunque ya estaban definidas 43 plazas, ella ha tenido que buscar a la gente para ocupar esos puestos.

El reporte de gasto de Hacienda también muestra que el año pasado hubo una partida con 3.1 millones asignados a materiales y útiles de oficina, que se quedó completamente sin gastar. Los primeros dos meses de creada la Comisión, no tuvo oficinas, y hasta mayo de 2018 le asignaron un espacio del edificio del Consejo Nacional de Población (Conapo), donde actualmente está ubicada, aunque sigue sin haber letreros o insignias de que ahí funciona la CNB, que a la fecha tampoco tiene página de internet.

El único rubro que aparece con gastos constantes es el de pasajes aéreos de servidores públicos en el desempeño de comisiones y funciones oficiales. Al segundo trimestre tiene un ejercicio de 62 mil pesos; al tercero, de 68 mil; y al cuarto, de 140 mil.

Nada de gasto para búsquedas en campo

En el Presupuesto había dinero asignado a pasajes y viáticos “para labores en campo y de supervisión”, pero no se gastó ni un solo peso. En el segundo y tercer trimestres del año estaban etiquetados un total de 53.1 millones a ese propósito, pero el reporte de ejercicio de este dinero se quedó en ceros. Para el último trimestre del año, esas partidas habían sido modificadas a la baja en la Cámara de Diputados a solo 320 mil pesos, que tampoco se usaron.

De acuerdo con un exfuncionario que pidió el anonimato, el cambio de titular en Gobernación, en enero de 2018, y el hecho de que fuera un año electoral, provocó que la dependencia no diera seguimiento a la creación de la CNB y estuviera más enfocada en cerrar la administración y pasar la estafeta a un nuevo gobierno, por lo que no gestionó ante la Secretaría de Hacienda que se liberaran los recursos.

Además, todo el dinero que estaba etiquetado para los estados y que era más de la mitad del presupuesto para búsqueda de personas, 282 millones 592 mil 800 pesos en total, se quedó sin repartir.

De acuerdo con los “Lineamientos para el otorgamiento de subsidios a las entidades federativas para realizar acciones de búsqueda de personas”, publicados el 31 de enero de 2018, los estados tenían que elaborar un proyecto de búsqueda, presentarlo ante la Comisión Nacional, y solicitar este dinero para recibir financiamiento de la Federación, además del presupuesto que la propia entidad fuera a destinarle.

Sin embargo, ningún estado solicitó dinero. Uno de los problemas, es que no sólo la CNB arrancó lenta, sino que a nivel local no se crearon la mayoría de Comisiones de Búsqueda que por ley tendrían que existir para contar con un Sistema Nacional de Búsqueda. Al terminar 2018, sólo había ocho instituciones locales, y ninguna Secretaría de Gobierno estatal buscó tampoco hacer acciones de búsqueda.

Animal Político preguntó a la nueva comisionada sobre el subejercicio el año pasado, a lo que Quintana contestó que no puede confirmar qué pasó, pero que desde luego faltó voluntad política y el presupuesto se ejerció “ínfimamente”. Se comprometió, no obstante, a impulsar la creación de las comisiones locales para que en cuestión de meses ahora sí se envíen los subsidios para búsquedas en los estados.

Para este 2019, la CNB tiene un presupuesto de 400 millones: 193 millones 215 mil 472 etiquetados en la partida “Servicios profesionales, científicos y técnicos integrales”, y otros 207 millones 576 mil 512 pesos para “Subsidios a Entidades Federativas y Municipios”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El gigantesco cráter que apareció en Siberia y que asombra a los científicos

Recientemente, un equipo de la televisión local descubrió uno nuevo de forma accidental que se cree tiene unos 50 metros de profundidad.
10 de septiembre, 2020
Comparte
cráter

Getty Images
Los cráteres comenzaron a aparecer en 2014.

Desde que aparecieron por primera vez en 2014 han causado fascinación y temores dentro y fuera de Siberia.

Se trata de unos cráteres inmensos que se abren de forma abrupta en la superficie en este vasto territorio de Rusia.

Recientemente, un equipo de la televisión local descubrió uno nuevo de forma accidental que se cree que tiene unos 50 metros de profundidad.

Luego, un grupo de científicos realizó una expedición para examinar el gran agujero en forma de cilindro y no pudieron contener el asombro.

“Lo que vimos hoy es sorprendente por su tamaño y grandeza. Son las fuerzas colosales de la naturaleza las que crean tales objetos”, dijo al diario Siberian Times Evgeny Chuvilin, investigador principal del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo que participó en la expedición científica.

De acuerdo con la prensa local, se trata del “más impresionante” de los 17 cráteres que han aparecido en esta región en los últimos años y que se cree que son causados por la acumulación de gas metano debajo del hielo de la superficie.

“Este objeto es único. Contiene mucha información científica adicional, que aún no estoy listo para divulgar”, dijo el geólogo Vasily Bogoyavlensky, del Instituto Ruso de Investigación de Petróleo y Gas en Moscú a la televisora Vesti Yamal.

¿De qué se trata?

Según un reporte del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo, estos agujeros son llamados hidrolacolitos y comenzaron a aparecer en esta zona en 2014 como consecuencia del derretimiento del permafrost (la capa de suelo permanentemente congelado —pero no permanentemente cubierto de hielo o nieve— de las regiones muy frías o periglaciares, como la tundra siberiana).

Bogoyavlensky explicó a la televisora que los cráteres aparecen porque “se forman cavidades saturadas de gas en el permafrost” y luego, producto el derretimiento del hielo de la superficie, son liberados a la atmósfera.

“En un sentido literal, es un espacio vacío lleno de gas a alta presión y se forma cuando la capa de hielo de la cobertura se distiende “, dijo.

siberia

Getty Images
Hay reportes de unos 17 cráteres de este tipo en Siberia.

De acuerdo con Siberian Times, en muchas ocasiones, el surgimiento de estos cráteres está asociado a grande explosiones, por el gas que escapa de las profundidades.

Bogoyavlensky consideró que las actividades humanas, como la extracción de gas de las vastas reservas de Yamal y el cambio climático podrían ser dos factores detrás de sus apariciones.

Una puerta al pasado

Estos cráteres, según medios rusos, representan una rara ocasión de mirar al mismo tiempo al pasado, al presente y al futuro.

Las capas de sedimento expuestas revelan cómo fue el clima en la región durante 200.000 años, un registro geológico que puede ayudar a comprender cómo será en el futuro la adaptación de la región al calentamiento global.

Y al mismo tiempo, un potencial crecimiento del cráter puede ser un indicador inmediato del creciente impacto del cambio climático en el permafrost.

Cráter de Batagaika

Getty Images
En algunos cráteres descubiertos con anterioridad, como el Batagaika., la pared ha crecido un promedio de 10 metros al año. Pero en años de mayor temperatura el incremento ha sido de hasta 30 metros.

Según explicó con anterioridad a la BBC Julian Murton, profesor de Ciencia del Permafrost en la Universidad de Sussex en Inglaterra, el proceso que llevó a la exposición de estos cráteres se inició en la década del 60.

La rápida deforestación en la zona implicó que en los meses de verano el terreno dejó de estar protegido por la sombra de los árboles.

Los rayos del sol calentaron el terreno y el proceso se aceleró ante la falta de transpiración vegetal, que habría disminuido la temperatura del suelo.

“Esta combinación de menos sombra y transpiración llevó a un calentamiento de la superficie”, explicó Murton.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

https://www.youtube.com/watch?v=UtuieuqZq7M&t=27s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.