Tren Maya costaría hasta 10 veces más y traería riesgos ambientales si no se planea bien: IMCO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Tren Maya costaría hasta 10 veces más y traería riesgos ambientales si no se planea bien: IMCO

Si el gobierno no hace una evaluación correcta de los costos y competencia del Tren Maya, el proyecto podría no proporcionar desarrollo a las comunidades por donde pasará, advirtió el IMCO en un diagnóstico de la obra.
Cuartoscuro
19 de marzo, 2019
Comparte

El Tren Maya, considerado por el gobierno federal como el principal proyecto de infraestructura, podría traer riesgos económicos, ambientales y sociales en la región sureste del país, de acuerdo con un diagnóstico elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

En un comunicado, la organización señaló que, en caso de que el gobierno no haga una evaluación correcta de los costos estimados, el aforo, densidad poblacional, conectividad y competencia del Tren Maya con otros medios existentes de transporte, este proyecto podría no cumplir con sus objetivos de proporcionar crecimiento y desarrollo a las comunidades por donde pasará.

Lee: En riesgo, la mitad de la población nacional de jaguares si el Tren Maya no cumple ley ambiental

Esto, explicó el IMCO, ocasionaría que el gobierno federal acabe subsidiándolo con recursos de los contribuyentes, lo que no generaría beneficios para nadie.

“El costo estimado de construcción del Tren Maya derivado de este ejercicio asciende entre los 479 mil 920 millones de pesos y 1,599 millones 767 pesos, un rango que es entre 4 y 10 veces mayor que los 120 a 150 mil millones de pesos estimados por el Gobierno federal”, indicó.

En materia ambiental, el Instituto destacó que especialistas han manifestado su preocupación en torno a la ruta del Tren Maya, la cual atraviesa una región con diversidad biológica y cultural única, así como en la evaluación económica del impacto ambiental que deberá retroalimentar la factibilidad y el análisis costo-beneficio del proyecto.

Como preocupaciones sociales, el IMCO señaló que en los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, por donde correrá el tren, el 56% de la superficie está compuesta por más de mil 406 núcleos agrarios, de los cuales casi el 100% corresponde a ejidos.

Te puede interesar: Tren Maya: el beneficio social compensa el impacto ambiental, justifica FONATUR

Por ello, explicó que el gobierno tendrá que cumplir con su obligación de realizar una consulta libre, previa, culturalmente adecuada, pública e informada en esta región, con un alto número de población indígena.

Además, la planeación tendrá que asegurar el trazo y los derechos de vía deberán estar listos antes de iniciar la obra.

Lee también: Empresas financiarán 90% del Tren Maya y serán responsables de su mantenimiento por 30 años: Fonatur

Para aumentar la rentabilidad del proyecto, el IMCO propone al gobierno incluir a la población en mecanismos de consulta regulares desde la etapa de planeación del proyecto para gestionar mejor los diversos riesgos sociales, e incorporar actividades distintas al turismo en el proyecto.

También deberá asegurar que las líneas que se construyan en tramos urbanos, densamente poblados y cortos; obtener la totalidad de los derechos de vía de los tres tramos antes de iniciar la obra y evaluar el costo de oportunidad de otros proyectos que puedan generar un mayor beneficio a la sociedad, como el Ferrocarril Transístmico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

COVID: cómo tu dieta te puede ayudar a recuperarte después de contraer el coronavirus

Expertos ofrecen recomendaciones para atender síntomas específicos del virus a través de la alimentación.
Getty Images
22 de diciembre, 2021
Comparte

La receta para que el cuerpo enfrente cualquier infección no suele cambiar: generar energía a través de los alimentos, mantenerse hidratado y una pizca de proteínas que ayuden a reparar los tejidos y las células.

El de la covid-19, sin embargo, es un virus distinto a todos los que conocíamos.

Es nuevo, así que nuestros sistemas inmunológicos no estaban preparados para enfrentarlo. Tampoco existían medicamentos para combatirlo.

Aun así los expertos en nutrición afirman que la alimentación es crucial para enfrentar la enfermedad.

Comer es una parte tan rutinaria de nuestra vida diaria que es fácil pasar por alto su importancia, sobre todo cuando una persona se recupera de la covid-19.

Ante esto, expertos ofrecen recomendaciones sobre distintas dietas que podrían ayudar a un paciente de covid en etapa de recuperación a manejar los síntomas.

¿Cómo la comida ayuda a la recuperación?

Antes de explicar los consejos de varios nutricionistas, es importante entender cómo el cuerpo combate las enfermedades. Como dicen, conocer la teoría facilitará la fase de práctica.

El sistema inmunológico es una red de órganos, células y químicos que luchan contra las infecciones de muchas formas. Los glóbulos blancos, anticuerpos y otros mecanismos destruyen los microorganismos dañinos, y además reparan las células y tejidos afectados por cualquier enfermedad.

Varios platos con vegetales como tomate y pimientos

Getty Images

De la misma forma, las proteínas y los aminoácidos de los cuales están hechas estas células son importantes.

Durante una infección, el cuerpo extrae proteínas de los músculos que se descomponen y se transforman en aminoácidos, que a su vez el sistema inmunológico usa para producir nuevas proteínas, explicó Philip Calder, profesor de inmunología nutricional de la Universidad de Southampton.

Por esta razón es que muchas personas pierden peso y sienten sus músculos débiles cuando están enfermas.

“Durante la recuperación, debe volver a agregar la proteína”, dice el profesor Calder. “Esto proporciona los componentes básicos que su cuerpo necesita para realizar sus actividades… especialmente para aquellos que han estado inmóviles en una cama de hospital”.

En un escenario de enfermedad el cuerpo también necesita más energía porque trabaja más de lo normal.

“El sistema inmunológico necesita mucha energía cuando está activo y se enfrenta a patógenos”, añadió Calder.

Es por esto que comer alimentos ricos en carbohidratos como avena, pan y pasta, además de alimentos ricos en proteínas y ricos en energía como yogurcon toda la grasa, huevos y nueces ayudará a la recuperación, incluso si el apetito de la persona es poco.

Vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales

Igualmente, consumir las vitaminas y minerales adecuados es esencial durante el proceso de recuperación.

Estos micronutrientes se encuentran en muchos alimentos, como en las frutas y verduras, carne, huevos y lácteos. Es aquí cuando entra en juego la importancia de disfrutar de una dieta amplia.

“Son los trabajadores de la fábrica que llevan a cabo todos los procesos y son realmente importantes”, expuso Calder. Ciertas vitaminas y minerales juegan un papel clave en el apoyo al sistema inmunológico y la recuperación, como por ejemplo:

  • Vitaminas: A, C, D, E, B6, B9 (folato) y B12
  • Minerales: zinc, cobre, selenio y hierro

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) recomienda que las personas tomen un suplemento de vitamina D (10 microgramos por día) en los meses de invierno, pues este nutriente se produce por el contacto con la luz solar. Mientras, la vitamina B12 solo se encuentra en productos de origen animal, por lo que las personas veganas deberían tomar suplementos de esa sustancia.

Una persona sostiene en sus manos varias vitaminas

Getty Images
Ciertas vitaminas y minerales juegan un papel clave en el apoyo al sistema inmunológico.

Además de las vitaminas, en el proceso de producir energía las grasas saludables, incluidas las que se encuentran en el aceite de oliva, el aceite de colza y el pescado azul, son importantes.

Así también las grasas Omega-3, ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir lo suficiente y deben provenir de la alimentación. Son especialmente beneficiosos para el sistema inmunológico. Algunas fuentes de Omega-3 son las sardinas, el salmón y el verdel.

Si el paciente no tiene apetito durante la enfermedad, por lo que le cuesta obtener todas sus vitaminas vía alimentos, puede considerar tomar un suplemento multivitamínico enriquecido con Omega-3.

Ninguna sustancia, vitamina o mineral acelerará milagrosamente la recuperación; cada uno tiene un papel diferente.

Lo que se debe comer para recuperarse de la covid-19

El experto indicó que una dieta de estilo mediterráneo, rica en alimentos vegetales, es ideal para recuperarse de la covid-19. Y es que contiene todos los nutrientes que el cuerpo necesita después de recibir el “martilleo” de la infección.

“Esto significa que lo ideal es una dieta con abundantes frutas, verduras, bayas, nueces, semillas y legumbres, y también algo de pescado azul y aceites saludables”, sostuvo Calder.

La carne es una buena fuente de proteínas, pero algunas plantas también son excelentes. Por ejemplo, la quinoa, legumbres (frijoles, lentejas y guisantes), tofu y nueces.

Para que una persona vegana o vegetariana obtenga los aminoácidos que necesita lo mejor es combinar más de una fuente de proteínas.

Este tipo de dieta variada y rica en fibra también proporciona una amplia gama de bacterias intestinales buenas y un revestimiento intestinal saludable, los cuales desempeñan un papel importante en la regulación del sistema inmunológico.

Imagen de varias legumbres

Getty Images
Las legumbres son una fuente de proteína.

El científico agregó que si la persona pasó por un tiempo en el que injirió pocos alimentos, lo ideal es que retome su dieta poco a poco.

“Hágalo con cuidado”, comentó. “Los alimentos más blandos son más fáciles de manejar para el intestino. Restaurar el intestino será razonablemente rápido, pero podría llevar algunos días, ya que los pacientes vuelven a comer más “.

Según el NHS, si no bajó de peso durante la enfermedad, la persona puede intentar incluir lo siguiente en su dieta diaria para optimizar su recuperación de la covid-19:

  • Proteína: tres porciones del tamaño de la palma de la mano de carne, pescado, huevos, frijoles, legumbres, nueces, garbanzos y alternativas a la carne como Quorn o tofu. (Más frijoles y legumbres, menos carnes rojas y procesadas).
  • Frutas y verduras: 5 porciones de 80 g (aproximadamente un puñado), incluso frescas, congeladas o enlatadas, idealmente en una gama de colores.
  • Lácteos / alternativas lácteas: tres porciones del tamaño de un pulgar de leche, queso y yogurt o alternativas lácteas ricas en proteínas que están fortificadas con calcio (más leche de soja fortificada y menos productos a base de aceite de coco)

Enfrentar la fatiga

Si a consecuencia de la covid-19 el paciente se siente débil, debe intentar minimizar la pérdida de peso, aumentar la energía y recuperar la fuerza muscular, comentó por su parte Kirsten Jackson, dietista y portavoz de la Asociación Dietética Británica.

“Muchas personas se involucran en tratar de comer de manera saludable, pero si se siente tan mal que no puede cocinar y su energía es baja, entonces es importante consumir calorías en cualquier forma”, detalló.

Una foto de tres batidos con leche

Getty Images
Los batidos que incluyen algún tipo de lácteos son buenos para mantener la hidratación y recibir energía.

Las bebidas con leche como el chocolate caliente y los batidos que incluyen algún tipo de lácteos son buenos para mantener la hidratación y recibir energía.

Las bebidas sustitutivas de comidas y las comidas preparadas saludables también pueden ser un recurso provisional en medio de la fatiga. Sin embargo, Jackson instó a tener precaución al comprar estos líquidos.

“Muchos batidos en el mercado son en realidad para bajar de peso, por lo que son muy bajos en calorías, o son batidos de proteínas, que son simplemente ricos en proteínas y no en calorías”, mencionó.

Comer poco y con frecuencia puede ser más fácil y atractivo que preparar tres comidas abundantes al día. La Asociación Dietética Británica sugirió optar por tres comidas nutritivas más pequeñas, además de refrigerios y bebidas.

Pérdida de olfato y gusto

Cerca de la mitad de todos los pacientes con covid-19 pierden el sentido del olfato (anosmia) y con ello su capacidad para saborear los alimentos. Para la mayoría de las personas volverá después de dos o tres semanas, pero para el 10% de los pacientes puede tomar meses.

Un hombre sostiene un tarro de yogur

Getty Images
El yogur es una alternativa para adquirir proteínas.

“Esto puede tener un impacto significativo en su apetito porque no tiene todas esas señales normales, los olores y sabores, para activarlo”, dice Sarah Oakley, directora ejecutiva de Abscent, una organización benéfica que apoya a las personas que han perdido su sentido del olfato.

La experta sugirió probar alimentos con distintas cualidades sensoriales. “Pruebe alimentos con elementos crujientes y suaves, o piense en diferentes colores y temperaturas”, acotó Oakley. “De esa manera, obtienes una variedad de sensaciones que son importantes cuando has perdido el sentido del gusto y el olfato”.

También recomendó “entrenar” el olfato para ayudar a que se recupere. Esto implica inhalar activamente los mismos aromas dos veces al día bajo una intensa concentración. Esta práctica debe repetirse durante cuatro meses.

“El entrenamiento del olfato es esencialmente fisioterapia para la nariz”, dijo Oakley. “Las neuronas se han dañado y la terapia del olfato es un proceso de curación”.

Los olores y sabores distorsionados y desagradables (parosmia) también son una parte común de la recuperación de la covid-19.

Plato de salmón cocinado

Getty Images
El pescado, como el salmón, puede ser una fuente de proteína.

Esto puede hacer que comer sea muy difícil, especialmente si la parosmia hace que algunos alimentos tengan un mal sabor.

Los alimentos que provcan esta reacción varían de persona a persona, pero a menudo incluyen café, ajo, cebollas, pan y carnes asadas o fritas. “Esto puede volverse bastante angustioso y difícil”, dijo Oakley.

Aunque la condición sea intensa y los sabores desagradables, el paciente necesita obtener sus calorías de la manera que pueda.

“Los batidos sustitutivos de comidas sin sabor y los alimentos fríos como el helado tienden a ser menos desencadenantes”, dice Oakley. “En esas primeras etapas, no se trata tanto de preocuparse por el equilibrio nutricional, se trata de mantener altos los niveles de energía.

Una vez que las cosas mejoran la persona puede comenzar a consumir frutas o verduras.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XT3T-3-D7MI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.