El escándalo de los sobornos para que hijos de millonarios y estrellas de televisión entren a renombradas universidades
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

El escándalo de los sobornos para que hijos de millonarios y estrellas de televisión entren a renombradas universidades

El Departamento de Justicia de EU acusó a unas 50 personas, entre ellas las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, de ser parte de un plan de fraude.
Getty Images
12 de marzo, 2019
Comparte

Es el sueño de muchos padres: ver a sus hijos clasificar para alguna de las universidades más competitivas del mundo.

Para muchos estudiantes, eso requiere años de sacrificio y esfuerzo, o mucho dinero como se acaba de descubrir en Estados Unidos.

El Departamento de Justicia de ese país acusó este martes a unas 50 personas, entre ellas las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, de ser parte de un plan de fraude y sobornos de larga data para que sus hijos ingresaran a algunas universidades de renombre.

Yale, Stanford, Georgetown, la Universidad de Texas, la del Sur de California, la de Wake Forest o la de California en Los Ángeles son solo algunas de las instituciones salpicadas por el esquema, aunque las autoridades descartaron que las escuelainstitucionalmente tuvieran alguna participación.

Los fraudes ocurrían de dos formas diferentes, de acuerdo con los investigadores:

  • se creaban sofisticadas estrategias para hacer fraude en los exámenes de ingreso
  • se sobornaban a entrenadores deportivos para que admitieran en la universidad a jóvenes que no tenían las aptitudes adecuadas como atletas

En una conferencia de prensa este martes, el FBI alegó que el esquema de fraude abarcó todo el país y se extendió desde 2011 hasta febrero pasado.

Según los fiscales, durante ese periodo, los acusados desembolsaron más de US$25 millones para lograr que sus hijos ingresaran a estos centros de estudio de élite.

universidad

Getty Images
Yale es otra de las universidades de élite a la que ingresaron estudiantes gracias a los sobornos.

“Este caso muestra la creciente corrupción en las admisiones a universidades de élite a través de riquezas combinada con fraude”, aseguró el fiscal general de Boston Andrew Lelling.

De acuerdo con las autoridades, la operación que reveló el caso, llamada Varsity Blues, es la mayor investigación en temas de educación en la historia del Departamento de Justicia: involucró a más de 200 agentes y conllevó al arresto de 50 personas en seis estados.

No obstante, alegaron que el caso no está cerrado y que nuevos implicados podrían aparecen en un futuro cercano.

¿Quiénes son los principales acusados?

De acuerdo con el FBI, en el centro de la investigación está presuntamente el empresario William “Rick” Singer, quien se declaró culpable en la tarde del martes.

Singer gestionó los fraudes a través de su empresa Edge College & Career Network, un negocio de preparación para la universidad.

Unos 33 padres fueron acusados, así como 13 entrenadores de las universidades y trabajadores de la compañía Singer.

Huffman y Loughlin

Getty Images
Huffman y Loughlin están entre los más de 30 padres acusados.

Huffman, conocida por la serie “Esposas desesperadas” y Loughlin, una de las actrices de Full House, se encuentran entre las implicadas más conocidas.

Según los documentos judiciales, una de las entrenadoras que cooperó con los investigadores trabajaba para la Universidad de Yale y recibió más de US$400,000 por aceptar en su equipo a una estudiante que no tenía aptitudes deportivas mínimas.

El Departamento de Justicia informó que ningún estudiante fue acusado, dado que el esquema fue llevado a cabo por los padres.

¿Cómo funcionaban los fraudes?

La investigación señala que Singer instruía a sus clientes para facilitar los fraudes en los exámenes de ingreso.

Los padres entonces alegaban que sus hijos tenían cierta discapacidad y requerían tiempo adicional para hacer los exámenes de ingreso o que tenían otro evento que les impedía presentarse el día de las pruebas para todos los aspirantes.

De esta forma, los estudiantes hacían los exámenes en instalaciones específicas, donde ya la empresa de Singer había sobornado al personal para que les permitieran hacer trampas, que iban desde copiar hasta dejar que otras personas tomaran el examen en nombre de los candidatos.

Otros mecanismos incluían que los funcionarios soplaran las respuestas o incluso corrigiera lo escrito en los exámenes durante el proceso de revisión.

¿Cómo operaban los sobornos?

Los mecanismos de soborno se aprovecharon de un hecho poco conocido por muchos fuera de Estados Unidos y es que a las universidades de élite de ese país no solo se ingresa por un alto desempeño académico, sino también por cualidades deportivas relevantes.

La mayoría de centros de estudio realizan competencias deportivas entre ellos, para las que necesita estudiantes con ciertas condiciones atléticas.

En estos casos, muchas veces son los entrenadores los que determinan el ingreso de los aspirantes.

polo

Getty Images
Las universidades requieren estudiantes con aptitudes deportivas para sus competencias.

La firma de Singer, según el FBI, sobornó entonces a varios de ellos para que admitieran algunos candidatos aunque no tuvieran ninguna aptitud deportiva y para que hicieran creer al resto del equipo que se trataba de la persona correcta.

Las operaciones conllevaban, además, que se crearan supuestos expedientes atléticos de los estudiantes en el que se alteraban las fotografías con el cuerpo de deportistas tomadas de internet.

¿Por qué el esquema trasciende las universidades?

Según explicaron los investigadores, el mecanismo de fraude trasciende el escándalo educativo y señalaron a otros delitos como lavado de dinero y evasión de impuestos.

Y es que según el FBI, Singer utilizaba su organización sin fines de lucro, Key Worldwide Foundation, para que los pagos de los padres aparecieran como “donaciones caritativas”, lo que implica que pueden ser después deducidas de impuestos.

De ahí que el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos también participó en la investigación y alegó que levantará cargos contra los acusados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gN-LCGigRIQ&t=25s

https://www.youtube.com/watch?v=x_-KV-ydCvA

https://www.youtube.com/watch?v=uUGQmcaAGcc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

César Duarte acumuló 50 propiedades en tres estados de EU, indica Corral

El gobernador Javier Corral informó que la entidad contrató a una despacho de abogados para identificar las propiedades de Duarte.
Cuartoscuro
9 de julio, 2020
Comparte

El exgobernador César Duarte, detenido el miércoles pasado por su presunta responsabilidad en los delitos de peculado y asociación delictuosa, acumuló en Estados Unidos 50 propiedades susceptibles de ser embargadas, indicó el actual mandatario de Chihuahua, Javier Corral.

Durante una gira de trabajo, Corral detalló que fue contratado por el gobierno estatal un despacho estadounidense de abogados, para identificar las propiedades de Duarte, ya sea a través de prestanombres o a nombre de sus familiares.

“Habiendo nosotros entregado originalmente un listado de cerca de 10 bienes inmuebles que se identificaron como propiedad del exgobernador, el despacho ha identificado alrededor de 50 bienes en los Estados Unidos en Nuevo México, Texas y en Florida, incluso, una de las recientes ubicaciones que se habían hecho era precisamente este negocio, este taller denominado Chávez, (en donde fue detenido), que ya había sido identificado por el despacho”, dijo Corral, de acuerdo con un boletín del gobierno de Chihuahua.

El grupo de abogados contratados, aseguró Corral, cobrará una comisión pero hasta que se recuperen los bienes, “por lo cual este acuerdo no implica en la actualidad erogación alguna por parte de la administración estatal”.

“Nuestro principal propósito, como siempre lo hemos dicho, es poder recuperar, poder reintegrar al pueblo de Chihuahua, los recursos que le arrebataron, el fruto de lo robado, por eso la Operación Justicia para Chihuahua está más vigente que nunca”, dijo Corral.

La primera orden de aprehensión contra Duarte la emitió la Fiscalía chihuahuense el 27 de marzo de 2017, tras detectar un desfalco de 6 mil millones de pesos y el desvío de otros 250 millones de pesos. 

Desde ese día, Duarte era oficialmente un prófugo de la justicia mexicana, la cual pidió ayuda, incluso, a la Interpol para que emitiera una ficha roja de búsqueda y captura en 190 países.

Aunque el exgobernador no estaba muy lejos. Había huido al país vecino, a Estados Unidos, al que accedió el 28 de noviembre a través del aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey. Desde entonces, Duarte se movió por varios estados de la Unión Americana, refugiándose especialmente en Nuevo México y Texas, donde posee varias propiedades.

Meses después de la primera orden de aprehensión, el 30 de junio de 2017, la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) informó que también obtuvo otra orden en contra del exgobernador.

La Fiscalía dirigida en ese entonces por Santiago Nieto, hoy titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, acusa a Duarte por la presunta retención ilegal del sueldo a 700 empleados del gobierno de Chihuahua, durante seis años, que acumularon un mínimo de 79 millones de pesos, presuntamente entregados al PRI para financiar campañas electorales ilegalmente.

Como parte de este tema electoral, también fue detenido Alejandro Gutiérrez, exsecretario general adjunto del CEN del PRI. El 7 de mayo del año pasado, Gutiérrez fue condenado por el delito de peculado.

Por otra parte, la Auditoría Superior del estado de Chihuahua también acusó a César Duarte por presuntos desvíos cuantificados en más de 6 mil millones de pesos.

Y en febrero de 2018, Animal Político publicó una nota en la que dio a conocer que, durante 2016, el exmandatario dispuso de 7 mil 713 millones de pesos provenientes de financiamientos a corto plazo, de los cuales no fue posible identificar el destino y la aplicación de esos recursos.

No obstante, todas estas órdenes de aprehensión y señalamientos de desvíos millonarios no desencadenaron ninguna consecuencia contra César Duarte. El motivo: la Fiscalía General de la República acusa a su antecesora, la vieja PGR, de haber congelado el caso.

Por eso, no fue hasta octubre de 2019, ya con la nueva administración de gobierno, que otra jueza de control del Distrito de Chihuahua libró otra orden de aprehensión contra Duarte y con fines de extradición. Misma que ayer se concretó con la captura del exgobernador en Miami, Florida.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.