El escándalo de los sobornos para que hijos de millonarios y estrellas de televisión entren a renombradas universidades
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

El escándalo de los sobornos para que hijos de millonarios y estrellas de televisión entren a renombradas universidades

El Departamento de Justicia de EU acusó a unas 50 personas, entre ellas las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, de ser parte de un plan de fraude.
Getty Images
12 de marzo, 2019
Comparte

Es el sueño de muchos padres: ver a sus hijos clasificar para alguna de las universidades más competitivas del mundo.

Para muchos estudiantes, eso requiere años de sacrificio y esfuerzo, o mucho dinero como se acaba de descubrir en Estados Unidos.

El Departamento de Justicia de ese país acusó este martes a unas 50 personas, entre ellas las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, de ser parte de un plan de fraude y sobornos de larga data para que sus hijos ingresaran a algunas universidades de renombre.

Yale, Stanford, Georgetown, la Universidad de Texas, la del Sur de California, la de Wake Forest o la de California en Los Ángeles son solo algunas de las instituciones salpicadas por el esquema, aunque las autoridades descartaron que las escuelainstitucionalmente tuvieran alguna participación.

Los fraudes ocurrían de dos formas diferentes, de acuerdo con los investigadores:

  • se creaban sofisticadas estrategias para hacer fraude en los exámenes de ingreso
  • se sobornaban a entrenadores deportivos para que admitieran en la universidad a jóvenes que no tenían las aptitudes adecuadas como atletas

En una conferencia de prensa este martes, el FBI alegó que el esquema de fraude abarcó todo el país y se extendió desde 2011 hasta febrero pasado.

Según los fiscales, durante ese periodo, los acusados desembolsaron más de US$25 millones para lograr que sus hijos ingresaran a estos centros de estudio de élite.

universidad

Getty Images
Yale es otra de las universidades de élite a la que ingresaron estudiantes gracias a los sobornos.

“Este caso muestra la creciente corrupción en las admisiones a universidades de élite a través de riquezas combinada con fraude”, aseguró el fiscal general de Boston Andrew Lelling.

De acuerdo con las autoridades, la operación que reveló el caso, llamada Varsity Blues, es la mayor investigación en temas de educación en la historia del Departamento de Justicia: involucró a más de 200 agentes y conllevó al arresto de 50 personas en seis estados.

No obstante, alegaron que el caso no está cerrado y que nuevos implicados podrían aparecen en un futuro cercano.

¿Quiénes son los principales acusados?

De acuerdo con el FBI, en el centro de la investigación está presuntamente el empresario William “Rick” Singer, quien se declaró culpable en la tarde del martes.

Singer gestionó los fraudes a través de su empresa Edge College & Career Network, un negocio de preparación para la universidad.

Unos 33 padres fueron acusados, así como 13 entrenadores de las universidades y trabajadores de la compañía Singer.

Huffman y Loughlin

Getty Images
Huffman y Loughlin están entre los más de 30 padres acusados.

Huffman, conocida por la serie “Esposas desesperadas” y Loughlin, una de las actrices de Full House, se encuentran entre las implicadas más conocidas.

Según los documentos judiciales, una de las entrenadoras que cooperó con los investigadores trabajaba para la Universidad de Yale y recibió más de US$400,000 por aceptar en su equipo a una estudiante que no tenía aptitudes deportivas mínimas.

El Departamento de Justicia informó que ningún estudiante fue acusado, dado que el esquema fue llevado a cabo por los padres.

¿Cómo funcionaban los fraudes?

La investigación señala que Singer instruía a sus clientes para facilitar los fraudes en los exámenes de ingreso.

Los padres entonces alegaban que sus hijos tenían cierta discapacidad y requerían tiempo adicional para hacer los exámenes de ingreso o que tenían otro evento que les impedía presentarse el día de las pruebas para todos los aspirantes.

De esta forma, los estudiantes hacían los exámenes en instalaciones específicas, donde ya la empresa de Singer había sobornado al personal para que les permitieran hacer trampas, que iban desde copiar hasta dejar que otras personas tomaran el examen en nombre de los candidatos.

Otros mecanismos incluían que los funcionarios soplaran las respuestas o incluso corrigiera lo escrito en los exámenes durante el proceso de revisión.

¿Cómo operaban los sobornos?

Los mecanismos de soborno se aprovecharon de un hecho poco conocido por muchos fuera de Estados Unidos y es que a las universidades de élite de ese país no solo se ingresa por un alto desempeño académico, sino también por cualidades deportivas relevantes.

La mayoría de centros de estudio realizan competencias deportivas entre ellos, para las que necesita estudiantes con ciertas condiciones atléticas.

En estos casos, muchas veces son los entrenadores los que determinan el ingreso de los aspirantes.

polo

Getty Images
Las universidades requieren estudiantes con aptitudes deportivas para sus competencias.

La firma de Singer, según el FBI, sobornó entonces a varios de ellos para que admitieran algunos candidatos aunque no tuvieran ninguna aptitud deportiva y para que hicieran creer al resto del equipo que se trataba de la persona correcta.

Las operaciones conllevaban, además, que se crearan supuestos expedientes atléticos de los estudiantes en el que se alteraban las fotografías con el cuerpo de deportistas tomadas de internet.

¿Por qué el esquema trasciende las universidades?

Según explicaron los investigadores, el mecanismo de fraude trasciende el escándalo educativo y señalaron a otros delitos como lavado de dinero y evasión de impuestos.

Y es que según el FBI, Singer utilizaba su organización sin fines de lucro, Key Worldwide Foundation, para que los pagos de los padres aparecieran como “donaciones caritativas”, lo que implica que pueden ser después deducidas de impuestos.

De ahí que el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos también participó en la investigación y alegó que levantará cargos contra los acusados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gN-LCGigRIQ&t=25s

https://www.youtube.com/watch?v=x_-KV-ydCvA

https://www.youtube.com/watch?v=uUGQmcaAGcc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Vacuna contra COVID de Pfizer tiene 95% de efectividad en resultados finales; buscarán comercializarla pronto

Los directivos de Pfizer solicitarán la autorización de comercialización "en unos días" a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU.
AFP
Por AFP
18 de noviembre, 2020
Comparte

La vacuna desarrollada por la alianza Pfizer-BioNTech tiene una efectividad del 95% en la prevención de COVID-19, según los resultados finales completos de su ensayo clínico a gran escala, anunciaron las compañías en un comunicado conjunto.

“Los resultados del estudio marcan un paso importante en este histórico viaje de ocho meses para presentar una vacuna capaz de ayudar a poner fin a esta devastadora pandemia”, dijo Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, que solicitará la autorización de comercialización “en unos días” a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

“Con cientos de miles de personas en todo el mundo infectadas todos los días, necesitamos urgentemente llevar una vacuna segura y eficaz al mundo”, añadió Bourla. Pfizer aseguró que la vacuna no tuvo efectos secundarios graves.

El anuncio se produjo en momentos en que los casos de coronavirus están aumentando en Estados Unidos y otras partes del mundo, lo cual aumentó las esperanzas de poner fin a la pandemia que ha cambiado la vida de las personas en todo el planeta.

Los dato difundidos este miércoles son mejores que los resultados parciales publicados la semana pasada y que mostraban “más del 90%” de efectividad de la vacuna. Ello significa que 162 miembros del grupo de placebo del ensayo contrajeron COVID-19, en comparación con solo 8 en el grupo vacunado.

Ese resultado se registró dentro de los siete días de la segunda dosis de la vacuna, que se toma en dos dosis con tres semanas de diferencia. El protocolo del ensayo era evaluar la eficacia una vez que se alcanzó un total de 170 casos en ambos grupos.

En total, más de 43 mil personas se han ofrecido como voluntarias para el ensayo, que comenzó a fines de julio y se espera que continúe.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.