close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Pagaste la luz? Una quinta parte de mexicanos le debe a CFE; Tabasco, el caso más grave

La CFE reporta a 7 millones 266 mil 259 usuarios que presentan un adeudo en sus pagos; 1 de cada 3 pesos de la deuda de consumo de luz corresponde al estado de donde es originario el presidente.
Cuartoscuro Archivo
22 de abril, 2019
Comparte

En México hay más de 38 millones de usuarios legalmente inscritos ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para el consumo doméstico de energía, pero cerca de la quinta parte de todos ellos registra adeudos por falta de pago. No se trata de personas que clandestinamente roben la luz, sino de clientes de la propia compañía.

¿A cuánto ascienden las pérdidas por esta causa para la CFE?: a poco menos de 30 mil millones de pesos. Tan solo en el último semestre del año pasado, dicho monto creció en más de 1 mil millón y medio de pesos.

Así lo arrojan datos oficiales de la empresa obtenidos por Animal Político a través de solicitudes de transparencia, los cuales muestran a su vez que Tabasco – estado natal del presidente Andrés Manuel López Obrador y desde el cual hizo un llamado para no pagar en la década de los 90 – es la entidad con el mayor porcentaje de adeudo: casi el 30% de todo el total nacional.

La información oficial proporcionada por CFE muestra que al cierre del año pasado existían, en números exactos, un total de 38 millones 744 mil 986 usuarios domésticos de energía eléctrica. Hay cinco entidades: Estado de México, Ciudad de México, Jalisco, Veracruz y Puebla, que concentran más de la tercera parte de todos los usuarios.

De ese total la compañía reporta a 7 millones 266 mil 259 usuarios que presentan un adeudo en sus pagos. Esta cantidad es cercana al 20% de todos los usuarios registrados.

Dicho de otra forma: prácticamente 1 de cada 5 clientes domésticos de la CFE no ha pagado por la energía que consume.

El monto total que no ha sido cubierto por los usuarios deudores asciende, al corte de diciembre de 2018, a 29 mil 488 millones 538 mil 966 pesos. Este monto equivale, por ejemplo, a la tercera parte de todo el presupuesto asignado para este año a la división de Distribución de la propia Compañía Federal de Electricidad.

La información obtenida por Animal Político muestra además que la deuda crece, a un ritmo mayor incluso que el del número de usuarios registrados.

Por ejemplo. Los datos muestran que de junio a diciembre de 2018 la cantidad de usuarios registrados pasó de 38 millones 57 mil 450, a 38 millones 477 mil 986, que es un ascenso del 1.1%.

En cambio, en junio de 2018 el monto de pago no cubierto por consumo de energía doméstica ascendía a 27 mil 802 millones de pesos, mientras que para diciembre de ese mismo año creció a 29 ml 488 millones. Se trata de un incremento superior al 6% en el monto.

Cortes a la minoría

Se preguntó a la CFE sobre el número de usuarios domésticos a los cuales se les ha cortado el servicio de energía, con motivo de los adeudos registrados. La empresa respondió que se trataba de un millón 180 mil 117 usuarios dados de baja del servicio.

Si se compara esta cantidad con el total de usuarios que registran deudas, equivale apenas al 16% de los clientes que no han pagado por la luz recibida.

Tabasco concentra 1 de cada 3 pesos de deuda

El estado de Tabasco no es la entidad con el mayor número de usuarios de energía eléctrica en el país. Hay por lo menos otros diez estados que registran más usuarios. Pese a ello, es líder indiscutible en la proporción de personas que no pagan por la energía que reciben.

Los datos oficiales muestran que el monto de pago faltante por consumo en Tabasco asciende a 8 mil 800 millones 476 mil 280 pesos. Ello equivale a casi el 30% de toda la deuda nacional de energía eléctrica a nivel doméstico. Dicho de otra forma: 1 de cada 3 pesos de la deuda de consumo de luz corresponden al estado de donde es originario el presidente.

La explicación detrás de esto es simple: en Tabasco la mayoría de las personas no pagan la luz, o por lo menos no lo hacen a tiempo.

De los 681 mil 120 usuarios domésticos de energía, 519 mil 629 registran adeudos. Esto significa que el 76% (3 de cada 4 tabasqueños) no cubren el pago de la luz en sus casas.

Para poner lo anterior en proporción: hay 17 estados en México donde el porcentaje de usuarios con adeudos en el servicio de energía eléctrica es menor al 10% de los clientes totales, mientras que en Tabasco el porcentaje es de 76%.

La segunda entidad con el mayor monto económico de adeudo de luz es el Estado de México con 7 millones 959 mil 596 pesos, seguido de Ciudad de México con 5 millones 72 mil 696 pesos, Chiapas con 3 millones 20 mil pesos, y bastante más atrás Veracruz con 826 mil pesos. Guerrero, Sonora, Sinaloa, Hidalgo y Puebla completan la lista de las 10 entidades con el mayor monto de adeudo.

Por otra parte, si la comparación se hace por porcentaje de usuarios que no pagan la luz, luego de Tabasco se ubica Chiapas donde el 60.5% de los usuarios totales registran adeudos, seguida del Estado de México con el 43.4%, Ciudad de México con 34.6%, Sinaloa y Sonora con 20%, Campeche, Durango e Hidalgo con proporciones mayores a 19%.

En el otro extremo están las entidades federativas con los montos más bajos de adeudo. En cuanto a monto los usuarios de San Luis Potosí acumulan la deuda más pequeña con 1 millón 732 mil 460 pesos, seguida de Tlaxcala con 1 millón 927 mil 982 pesos, Colima con 3 millones 404 mil 215 pesos y Zacatecas con 4 millones 909 mil pesos.

En cuanto a proporción de usuarios, San Luis Potosí también presenta los mejores números con apenas 0.6% de los clientes de CFE con algún adeudo, seguido de Tlaxcala con un 1.3% de sus usuarios totales con problemas, Michoacán y Baja California Sur con 2%, y Zacatecas con 3%.

¿Borrón y cuenta nueva? No hasta ahora

El julio del año pasado, unas semanas después de ganar las elecciones federales, el entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador anunció que condonaría los adeudos de usuarios de la luz, principalmente en estados de la zona sureste donde varios usuarios dejaron de pagar desde la década de los noventa.

“Habrá borrón y cuenta nueva”, dijo durante un mitin en Palenque, Chiapas.

Pero lo anterior no ha ocurrido hasta ahora y la CFE, dirigida por Manuel Bartlett, no ha confirmado alguna fecha oficial para que lo anterior ocurra.

En Tabasco, la entidad con el mayor adeudo, las autoridades locales han reconocido que la promesa hecha por el presidente no tiene fecha confirmada para llevarse a cabo.

En febrero pasado el gobernador de la entidad, Adán Augusto López Hernández, había declarado que sería en abril cuando posiblemente se concretaría lo anterior, sin embargo, a unos días de que concluya el mes no hay confirmación alguna de que esto se concrete, ni en Tabasco ni en alguna otra parte del país.

En varias ocasiones Manuel Bartlett ha insistido en que las malas administraciones de años anteriores, y contratos que resultaron perjudiciales, han dejado a la Comisión Federal de Electricidad casi en “la quiebra”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ataques al corazón: por qué los humanos somos casi la única especie que sufre esta condición

Un nuevo estudio brinda pistas para explicar la predisposición de los seres humanos a las enfermedades cardiovasculares. Además de estilos de vida que pueden ser factores de riesgos, las causas también podrían incluir una mutación genética.
25 de julio, 2019
Comparte
ataque al corazón

Getty
Las enfermedades del corazón son muy comunes en los humanos pero poco frecuentes en los animales.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte prematura (personas menores de 70 años) en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Representan casi un tercio de las muertes cada año (17,9 millones), y se espera que esa cifra alcance los 23 millones para 2030.

En la mayoría de los casos, la causa es la aterosclerosis, la obstrucción de las arterias con depósitos de grasa que reducen el flujo sanguíneo a los órganos vitales.

Pero mientras que esta condición es común en los humanos, es “prácticamente inexistente” en otros mamíferos, incluidos los chimpancés con estilos de vida sedentarios.

También hay muy poca evidencia de que esto ocurra en las ballenas y los delfines.

Entonces, ¿por qué los humanos son más propensos a sufrir ataques al corazón?

Un rasgo humano

En algún momento entre hace dos millones y tres millones de años, nuestros antepasados “perdieron” un gen.

corazón

Getty
Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte prematura.

Una mutación genética les desactivó un gen llamado CMAH, y esta característica se transmitió a través de la cadena evolutiva hasta llegar al Homo sapiens, que apareció hace unos 200,000 años.

Según un nuevo estudio de la Universidad de California, como resultado de esta mutación, los humanos se han vuelto particularmente vulnerables a los ataques cardíacos.

En estudios anteriores, Ajit Varki, uno de los autores de la investigación, ya había observado que la aterosclerosis es prácticamente inexistente en animales que no sean humanos.

En un experimento realizado hace diez años, se analizaron chimpancés y otros mamíferos en cautiverio para ver si los factores de riesgo comunes a los humanos, como un estilo de vida sedentario, una dieta alta en grasas y colesterol y la presión arterial alta, podrían provocar ataques cardíacos en estos animales.

Pero no se registró nada significativo. Entre los chimpancés, los ataques cardíacos fueron poco frecuentes y no fueron causados por aterosclerosis.

chimpancés

Getty
Los chimpancés no desarrollan enfermedades cardiovasculares de manera natural.

Esto llevó a los investigadores a enfatizar que los animales solo sufren de la enfermedad cardiovascular si han sido modificados genéticamente para funcionar de manera similar a los humanos, o alimentados con cantidades no naturales de colesterol con fines científicos.

En la investigación actual, Varki y su equipo utilizaron ratones modificados genéticamente en los que el gen CMAH estaba inactivo, al igual que en los humanos. En otro grupo de ratones, el gen no fue modificado.

Aunque ambos grupos fueron alimentados de la misma manera y sometidos a la misma rutina, el grupo de ratones modificados genéticamente tenía al menos el doble de acumulación de grasa en su sangre.

“La pérdida de CMAH en ratones aumenta claramente la predisposición al desarrollo de la aterosclerosis sin cambios en el peso corporal o los perfiles de lípidos”, señala el estudio.

“Estos datos indican que la pérdida evolutiva de CMAH puede haber contribuido al aumento de la predisposición a enfermedad cardiovascular en los humanos”.

Gen

Getty
La pérdida del gen CMAH hizo que los humanos tuvieran más predisposición a los ataques cardíacos.

Riesgos ligados a la carne roja

Los investigadores señalan que hay varios factores de riesgo que aumentan las posibilidades enfermedades cardiovasculares en los seres humanos.

Incluyen la falta de actividad física, colesterol alto, la edad, diabetes, obesidad, tabaquismo y consumo de carnes rojas.

Sin embargo, en aproximadamente el 15% de los casos que ocurren por primera vez, estos factores no están presentes, dice Varki.

“Esto puede ayudar a explicar por qué incluso los vegetarianos sin ningún factor de riesgo cardiovascular obvio son aún muy propensos a sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares”, dice.

Pero el estudio incluye otras conclusiones que puede que no le resulten agradables a los consumidores de carnes rojas.

carne

Getty
El estudio da luces sobre las posibles relaciones entre el consumo de carnes rojas y el cáncer.

El gen CMAH produce un tipo de ácido siálico llamado Neu5Gc, que está presente en la carne roja.

Después de que el gen CMAH fue desactivado en nuestros antepasados, los humanos tuvieron deficiencia de Neu5Gc, así que el cuerpo comenzó a tratar esta sustancia como si viniera del exterior.

Cuando consumimos altas cantidades de Neu5Gc presente en la carne roja, desencadenamos una respuesta inmune de los anticuerpos, que puede conducir a una inflamación crónica llamada xenosialitis.

Los investigadores asociaron esa inflamación con un mayor riesgo de cáncer y de enfermedad cardiovascular.

En el estudio, los ratones alimentados con una dieta rica en Neu5Gc sufrieron un aumento de 2.4 veces en la aterosclerosis.

hombre

Getty
El sedentarismo y una dieta alta en grasas aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En busca de nuevas conexiones

Los investigadores dicen que esta reacción inmunológica podría arrojar luz sobre los vínculos entre el alto consumo de carne roja y algunos tipos de cáncer, pero esta es un área que debe ser estudiada más a fondo.

Exactamente cuándo y cómo nuestros ancestros homínidos perdieron el gen CMAH que sintetiza Neu5Gc, sigue siendo un enigma.

Existen algunas hipótesis basadas en la selección natural, pero los investigadores dicen que no podemos descartar la posibilidad de un fenómeno aleatorio que se transmitió hasta que llegó al Homo sapiens.

Sin embargo, los científicos saben que la pérdida del gen CMAH le dio a Homo sapiens al menos dos características útiles: la capacidad de caminar largas distancias y la reducción de la fertilidad.

Varki cree que los nuevos descubrimientos sobre la pérdida del gen abrirán la puerta a nuevas terapias para tratar enfermedades cardiovasculares.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0erzbX0Kg3k&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=pVg29BThB0s

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.