Sufren mareos, alergias: Esta es la lucha legal de ciudadanos afectados por la contaminación de CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Sufren mareos, alergias: Esta es la lucha legal de ciudadanos afectados por la contaminación de CDMX

Ciudadanos con afectaciones en su salud por la mala calidad del aire en la capital exigen que se modifiquen de nuevo las reglas de verificación, para que haya menos vehículos circulando y por lo tanto menos contaminación.
Cuartoscuro Archivo
Por Siboney Flores
29 de abril, 2019
Comparte

Comenzó a escupir flemas con sangre, tenía ardor en la garganta y le sangraba la nariz. Era enero de 2019 cuando Ximena Galicia acababa de volver a México y se preguntaba el porqué de esos síntomas. En revisión médica, el doctor le dijo que no tenía ningún cuadro de infección, “seguramente la contaminación te esté afectando”, le explicó.

Un año antes, Ximena había sido diagnosticada con esclerosis múltiple y lupus; lo que coincidió con el tiempo que vivió en el extranjero, y ahora que volvió a México notó que sus síntomas neurológicos empeoran: “Allá me sentía bien, pero aquí me siento cansada, cualquier actividad me agota, tengo que ir varias veces a urgencias por los síntomas neurológicos… como la epilepsia, se agrava”.

Pese a ello, Ximena no ve como una posibilidad mudarse a otra parte del país para escapar de la mala calidad del aire de la Ciudad de México. “Mi enfermedad (esclerosis múltiple y lupus) la atiendo en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, tendría que ver la calidad hospitalaria para mi tratamiento en otro sitio y es algo complicado”.

Leer: No solo en CDMX hay mala calidad del aire; en un año murieron 14 mil 288 personas por esta causa en 20 ciudades

Con 27 años, Ximena es una de las 12 partícipes en el amparo presentado el pasado 24 de abril en contra de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y la Secretaría local del Medio Ambiente (Sedema), por afectaciones a la salud debido la mala condición del aire de la ciudad.

Otra de las afectadas es Elisa Blengio, una estudiante del Posgrado en Ciencias Políticas de la UNAM. “Hay días que amanezco con mucho mareo, me es difícil el equilibrio… el problema no es mi cuerpo, es el ambiente en el que me desarrollo”.

A inicios de 2016, Elisa comenzó a tener alergias y problemas respiratorios. “Los médicos me daban antihistamínicos, me decían que era una alergia al ambiente”. Para mediados de año, se mudó al centro de la ciudad y encontró un punto más agudo de la rinitis. “Comencé a dejar de salir, dejé de hacer ejercicio, no podía seguir con el mismo ritmo, me inyectaba cortisona y fui librando el cuadro pero no me he recuperado”.

Un año después, los médicos le indicaron que continuara con la toma de antihistamínicos, el uso de un spray, y comenzaron a realizar un sin fin de estudios pero no se encontró ninguna enfermedad.

En 2018, dejó de escuchar del lado derecho debido a los efectos secundarios que producen los antihistamínicos. Este año los doctores del Instituto Nacional de Rehabilitación le han informado que la molestia se ha convertido en una disfunción vestibular en el oído medio, que puede ser incapacitante, y que le puede generar mareo y dolor de cabeza de manera constante.

En una estimación, Elisa calcula que ha gastado 60 mil pesos en los últimos 3 años entre medicamentos y consultas médicas. Elisa es derechohabiente del ISSSTE pero cuando acudió le dieron una cita dentro de 3 meses y por ello decidió tratarse de manera particular, y más tarde integrarse al servicio del Instituto Nacional de Rehabilitación.

Ambas participan en la solicitud de amparo, tras ver un tuit del 10 de abril, donde el profesor de derecho ambiental por la UAM, Bernardo Bolaños, y el abogado litigante, Gunnar Hellmund, dijeron que ayudarían legal y gratuitamente a ciudadanos afectados por la mala calidad del aire en la capital del país.

Los siete amparos se emitieron ante el Poder Judicial de la Ciudad de México y buscan que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, modifique el actual reglamento de verificación de vehículos. Aunque no descartan comenzar otro juicio por responsabilidad por daño, y exigir indemnización para algunos enfermos.

Desde el 1 de julio de 2016, el Gobierno de la Ciudad de México y la Sedema implementaron un sistema de verificación vehicular que incluía la medición de las emisiones de partículas finas, la revisión de los condiciones físico-mecánicas de los automóviles y la verificación de diagnóstico a bordo (OBD), que mide a través de la computadora del automóvil los contaminantes críticos.

Sin embargo, tras la llegada del nuevo gobierno de Claudia Sheinbaum, solo se aplica la prueba OBD. Bernardo Bolaños explica que con esta modificación al reglamento de verificación vehícular “se pusieron miles de automóviles a circular, porque los que tenían holograma 1 ahora tienen 0, y pueden conducir cuando quieran”.

Sobre el tema, el Gobierno de la Ciudad de México explicó que pese a los cambios se está aplicando lo que dice la ley mexicana, pues se establece el uso de la prueba OBD para automóviles posteriores a 2006 y el examen de emisiones de gases para autos más antiguos.

Claudia Sheinbaum apoyó esa versión. El viernes 26 de abril dijo en conferencia de prensa que “se está cumpliendo exactamente con lo que dice la norma” y que se está trabajando para mejorar los verificentros y en distintas medidas para mejorar la calidad del aire.

“Estamos trabajando Secretaría del Medio Ambiente, Movilidad, incluso Central de Abasto, distintas áreas del Gobierno en un programa de mejora de Calidad del Aire, en un programa integral de mejora del medio ambiente en la Ciudad de México. Estamos trabajando en esto, ha habido una serie de contingencias ambientales, hoy vimos un análisis de cómo está asociado a temperatura, velocidad del aire, etcétera, etcétera.

(…) al siguiente semestre vamos a hacer una serie de medidas que nos ayuden a mejorar la calidad del aire sin que sean ocurrencias, sino realmente en un esquema de planeación”, explicó la jefa de Gobierno.

Los ciudadanos se ampararon bajo dos artículos. El artículo primero que dicta que toda persona gozará de los derechos humanos establecidos en la Constitución y en los tratados internacionales de los que México sea parte, así como garantías de su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse.

Y el artículo cuarto, que establece el derecho a que toda persona goce de un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar.

Bolaños explica que “cuando uno tiene un derecho adquirido no se vale privar de nuevo a la ciudadanía. En 2018 teníamos un derecho adquirido al medio ambiente sano, los automóviles tenían que pasar tres pruebas, quitar esas medidas aumenta partículas suspendidas y ozono de la ciudad”.

En Twitter, cientos de personas contactaron a Bolaños y Hellmund para ampararse, pero solo participaron 12 personas en los 7 amparos porque contaban con un diagnóstico médico y estaban dispuestos a firmar. Entre los partícipes se encuentran ciclistas enfermos, personas con enfermedades crónicas o niños afectados por las últimas contingencias ambientales.

Los demandantes aspiran a que un juez de distrito ratifique a favor, y exija al gobierno anular la nueva reglamentación de verificación vehicular.

En 2019, 109 días con mala calidad del aire

En los 117 días que han transcurrido del año (con corte al 27 de abril), 109 días han presentado emisiones mayores a los 100 puntos en alguno de los 5 contaminantes utilizados como criterio, lo cual indica un riesgo a la salud para personas con enfermedades crónicas, enfermedades respiratorias, niños y personas de la tercera edad.

Según la Dirección de Monitoreo del Aire en la Ciudad de México, el índice de calidad del aire queda establecido en seis clasificaciones: buena, donde se emiten 0 a 50 puntos; regular, donde se emiten de 50 a 100 puntos; mala, con un valor de 101 a 150 puntos; muy mala, mayor a 150 puntos, extremadamente mala mayor a 200 puntos, y peligrosa por arriba de los 300 puntos. A partir de los 101 puntos, implica un riesgo para la salud.

En lo que va de 2019, estos son los días con mala calidad del aire:

Enero, 27 días presentaron  mala calidad del aire y 2 días muy mala calidad.

Febrero, 26 días presentaron mala calidad.

Marzo, 28 días presentaron mala calidad y 1 día muy mala calidad.

Abril (con corte al 27 de abril), 23 días han presentado mala calidad del aire y 3 días muy mala calidad.

La Ciudad de México ha tenido cuatro contingencias ambientales en el primer cuatrimestre del año, cifra mayor a las dos contingencias presentadas en 2018 e igual al número de contingencias presentadas en 2017.

Las contingencias se presentaron:

1 de enero, en la estación de monitoreo Villa de las Flores por un valor de 157 puntos de partículas suspendidas.

30 de marzo, en la estación de monitoreo Pedregal por un valor de 155 puntos del contaminante ozono.

10 de abril, en la estación de monitoreo Pedregal por un valor de 152 puntos del contaminante ozono.

16 de abril, en la estación de monitoreo Camarones por un valor de 154 puntos del contaminante ozono.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo una manada de más de 50 osos polares flacos y hambrientos puso en alerta a una aldea de Rusia

De acuerdo con expertos en comportamiento animal, el motivo de llegada de los osos a zonas pobladas está directamente vinculado con la escasez de comida que sufren con motivo del cambio climático.
6 de diciembre, 2019
Comparte

Un pequeño poblado en el Ártico de Rusia vive desde el jueves una alerta insólita.

Nada tiene que ver con las grandes nevadas ni el frío insufrible que castiga casi todo el año a Ryrkaypiy, en la región septentrional de Chukotka.

Sin embargo, todas las actividades públicas han sido canceladas y las escuelas han recibido personal extra para su protección.

¿La causa? Una manada de osos polares flacos y hambrientos que ha bajado hasta la aldea en busca de comida.

De acuerdo con expertos en comportamiento animal, el motivo de llegada de la manada a zonas pobladas está directamente vinculado con la escasez de comida que sufren con motivo del cambio climático.

Y es que el derretimiento de los hielos obliga a los osos a buscar comida en el pueblo en lugar de en el mar.

“El hielo marino se derrite antes este año y se vuelve a congelar más tarde. Por eso no pueden salir al hielo marino para cazar focas y acaban en las comunidades atraídos por el olor de la comida y la basura”, le dijo a la BBC Rod Downie, experto polar del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Two polar bears with the village in the background

WWF
Los osos se han acercado más de lo común a la aldea.

Otros expertos rusos han sugerido, por su parte, que dado que las visitas de osos polares se han vuelto tan frecuentes en Ryrkaypiy, el poblado debería ser evacuado permanentemente.

“Yo, como científico, creo que no debería permanecer allí. Tratamos de controlar la situación, pero nadie querría pensar qué pasará allí en tres o cinco años”, comentó a la agencia Tass Anatoly Kochnev, del Instituto de Problemas Biológicos del Norte.

¿Qué se sabe de los osos?

Tatyana Minenko, directora del programa de patrulla de osos de Ryrkaypiy, contó a la agencia Ria Novosti que al menos 56 osos polares habían llegado hasta la aldea.

“Son osos adultos y jóvenes … hay hembras con cachorros de diferentes edades”, dijo, a la vez que advirtió que todos parecían estar muy delgados.

Y es que si bien los osos polares normalmente viven en el cabo Schmidt, a solo 2,2 km de Ryrkaypiy, el área ha estado experimentando un clima inusualmente cálido.

“Si el hielo fuera lo suficientemente fuerte, los osos, o al menos algunos de ellos, ya se habrían ido al mar, donde podrían cazar focas o liebres marinas”, comenta Mikhail Stishov, del WWF.

Imagen del oso polar

Sergey Kavry/Facebook
Esta imagen de un oso polar con una letra y números pintados en negro sobre su cuerpo despertó la preocupación de los científicos.

Sin embargo, mientras esperan que el hielo se haga más fuerte, son atraídos a las aldeas en busca de comida, agregó.

Los osos polares de Rusia fueron noticia también esta semana luego de que se publicara la foto de uno de ellos pintado con espray.

El hecho alarmó a los científicos al considerar que podría resultar mortal para el animal.

Algunos calificaron como “broma de mal gusto” los caracteres “T-34” que le escribieron y que hacen referencia a un modelo de tanque que jugó un papel fundamental en la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, lo cierto es que la pintura negra hace que el oso sea ahora demasiado visible tanto para sus presas como para los cazadores furtivos, advirtieron ecologistas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dDLDuv7LH48

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg&t=37s

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.