close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Autoridades detectan presunto enriquecimiento ilícito de Duarte y Karime Macías por 20 mdp

Por este caso, cuya investigación inició desde hace casi tres años, la FGR (antes PGR) solicitará en las próximas semanas nuevas órdenes de aprehensión a jueces federales.
Cuartoscuro Archivo
9 de abril, 2019
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) detectó a través de una serie de peritajes especializados un posible enriquecimiento ilícito y fraude fiscal por al menos 20 millones de pesos del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, de su esposa Karime Macías, y de otras personas y familiares cercanos a la pareja.

Por este caso, cuya investigación inició desde hace casi tres años, la FGR (antes PGR) solicitará nuevas órdenes de aprehensión a jueces federales en las próximas semanas. Una de ellas ya se dio a conocer el pasado fin de semana en contra de Mónica Tubilla Macías, prima de Karime Macías.

Autoridades federales informaron que el 11 de julio de 2016 la entonces PGR inició la carpeta de investigación FED/SEIDF/UEIDFF-VER/0000691/2016 en contra de Duarte y su primer círculo familiar por la denuncia presentada por Miguel Ángel Yunes Linares. A ellas se integró el acta circunstanciada AC/UEIDFF/010/2016 abierta un mes antes, por una denuncia anónima interpuesta en contra del exgobernador de Veracruz por enriquecimiento ilícito.

Ese fue el punto de partida de las investigaciones que permitieron corroborar  presuntas irregularidades entre los recursos económicos detectados en las cuentas bancarias de Duarte y su esposa, respecto a los ingresos de los mismos. En síntesis fueron 20 millones de pesos que supuestamente transitaron por las cuentas sin actividades (legales) que las amparen. Dinero que incluso pudo llegar al extranjero.

Para verificar lo anterior la Subprocuraduría de Delitos Federales de la entonces PGR obtuvo información de distintas instituciones federales, entre ellas la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Comisión Nacional Bancara de Valores, y la Procuraduría Fiscal de la Federación. Incluso se solicitaron asistencias internacionales a Estados Unidos, España y Costa Rica.

Además se solicitó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) un dictamen técnico contable en materia de evolución patrimonial tanto de Duarte de Ochoa así como de sus dependientes económicos.

Por su parte la PGR llevó a cabo diversos peritajes en materia de contabilidad y evolución patrimonial. Uno de ellos concluyó que en el periodo del 1 de diciembre de 2010 al 31 de diciembre de 2015 existe un aumento patrimonial de Javier Duarte sin justificación. Dicho periodo coincide con los cinco primeros años de su administración.

Desde octubre de 2016 y previa autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el Ministerio Público Federal consiguió el aseguramiento de múltiples cuentas bancarias relacionadas con Duarte, su primer círculo familiar y  posibles prestanombres.

Los delitos y el retraso en la denuncia

De acuerdo con lo explicado por autoridades que participaron en la investigación, los nuevos delitos que estarían configurando en contra de Macías, Duarte y otros involucrados, son defraudación fiscal y enriquecimiento ilícito equiparados.

Lo anterior ya que se detectaron recursos económicos que no están amparados ante ninguna actividad comprobable y que, por ende, tampoco fueron reportados a Hacienda ni se cumplieron las obligaciones fiscales correspondientes. La confirmación de la defraudación fiscal permite a su vez corroborar la existencia de recursos no justificados, que en el caso de Duarte y sus familiares directos es equiparable a enriquecimiento ilícito.

El progreso de este caso se vio detenido al menos año y medio debido a la falta de denuncia formal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), hecho confirmado por el subprocurador Felipe Muñoz en una conferencia de prensa en octubre de 2018.

Y es que acuerdo con el artículo 92 del Código Fiscal de la Federación, para que pueda procederse penalmente en un caso de defraudación fiscal es indispensable que la Secretaría de Hacienda presente ante el Ministerio Público la querella correspondiente.

Fue hasta diciembre de 2018 cuando se dio a conocer públicamente que la SHCP había formalizado la denuncia por defraudación fiscal en contra de Karime Macías por las irregularidades detectadas en sus movimientos bancarios.

Cabe señalar que la investigación federal por estos delitos no solo se extendió al círculo familiar del exgobernador de Veracruz y su esposa sino a varios colaboradores.

Las autoridades consultadas informaron que el delito de defraudación fiscal equiparada se confirmó en al menos dos casos más: el del abogado fiscalista José Juan Rodríguez Janeiro por irregularidades en el ejercicio fiscal de 2012, y en el del empresario Moisés Mansur Cysneiros por irregularidades en los ejercicios fiscales 2012 y 2014.

Hasta ahora no se ha precisado públicamente si las órdenes de aprehensión en contra de ellos dos fueron solicitadas a os jueces correspondientes o aún no.

Este sería el segundo caso penal en contra de Janeiro y Mansur luego de que ambos fueron acusados, junto con Javier Duarte y otras personas más, de lavado de dinero y delincuencia organizada, caso por el cual el exgobernador de Veracruz fue sentenciado a 9 años de prisión.

Janeiro logró ser absuelto en dicho proceso a cambio de colaborar con las autoridades federales confesando los actos ilegales. Por su parte Mansur huyó a Canadá donde aún permanece junto con su familia, sin que a la fecha el gobierno de México haya conseguido extraditarlo.

Opacidad en casos Duarte y Macías

Desde el año pasado Javier Duarte y Karime Macías enfrentan procedimientos de carácter internacional promovidos por México, derivados de órdenes de aprehensión giradas en contra de ambos por jueces de Veracruz.

En el caso de Javier Duarte pesa en su contra una orden de aprehensión por el delito de desaparición forzada. Para que la misma pueda ser cumplimentada, se necesita que Guatemala (país que lo extraditó en 2017) autorice su ejecución como una excepción al tratado que solo permite procesar a una persona por los delitos originales por los cuales fue entregada.

En el caso de Karime Macías, la Fiscalía de Veracruz obtuvo una orden en su contra por posibles hechos de corrupción, la cual no ha podido ser cumplimentada pues, desde 2016, ella y sus hijos viven en Londres donde solicitaron refugio. Por ello se giró una ficha roja de Interpol en contra de Macías, y se puso en marcha la solicitud formal de extradición.

En ambos casos los procedimientos están a cargo de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la cual no ha informado de avance alguno. En ese contexto Animal Político solicitó vía transparencia a la dependencia conocer el estatus de estos procedimientos que públicamente han sido confirmados, sin embargo, la SRE se negó a informar argumentando que son datos “confidenciales”.

En el caso de Karime Macías la SRE argumentó al dar respuesta a la solicitud folio 0000500236618 que “el dar a conocer si una persona cuenta o no con una petición de extradición en su contra afectaría el derecho a la presunción de inocencia y a salvaguardar su honor”.

Y respecto a la solicitud de Javier Duarte folio 0000500236518, la dependencia federal respondió con una negativa casi idéntica a la anterior. Señaló que “dar a conocer si una persona cuenta o no en su contra con una petición de excepción al Principio de Especialidad (…) afectaría el derecho a la presunción de inocencia y a salvaguardar su honor”.

En este contexto Animal Político ya promovió ante el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) recursos en contra de esta negativa de proporcionar la información.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La mayoría de las misteriosas emisiones de gas que destruyen la capa de ozono provienen de China

El gas, llamado CFC-11, es usado en la fabricación de espumas aislantes de poliuretano para casas y es además un potente gas de invernadero. A pesar de que un tratado internacional prohibió su producción, un equipo internacional de investigadores confirmó que sigue siendo emitido en grandes cantidades en el este de China.
24 de mayo, 2019
Comparte
Rigby et al
Estaciones de monitoreo en Corea del Sur y Japón fueron clave para determinar que las emisiones del gas prohibido provenían del este de China.

Ya no hay dudas sobre las principales fuentes del enigmático aumento de un gas que destruye la capa de ozono.

El gas, llamado CFC-11, era usado principalmente en la fabricación de espumas aislantes para casas, pero se acordó a nivel internacional que la producción cesaría gradualmente a partir del año 2010.

Sin embargo, los científicos detectaron un extraño fenómeno: el ritmo de reducción se ha vuelto más lento en los últimos seis años.

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature asegura tener una explicación. Gran parte de las emisiones provienen de fábricas que siguen manufacturando material aislante con el gas dañino en provincias del este de China.

El CFC-11 es también llamado triclorofluorometano, y es un tipo de clorofluorocarbono o CFC, una serie de sustancias químicas desarrolladas inicialmente como refrigerantes en la década de 1930.

A los científicos les llevó décadas descubrir que cuando los CFCs se descomponen en la atmósfera, liberan átomos de cloro que rápidamente destruyen la capa de ozono que nos protege de la luz ultravioleta.

El gran agujero en la capa de ozono sobre la Antártica fue descubierto recién a mediados de la década de 1980.

La comunidad internacional acordó el llamado Protocolo de Montreal en 1987, que prohibió la emisión de los CFCs más perjudiciales.

Estudios recientes indican que si se respeta la prohibición, la brecha en la capa de ozono en el Hemisferio Norte podría desaparecer para 2030, y la de la Antártica para cerca de 2060.

¿Cuándo se descubrió el problema de los CFC?

CFC-11 era el segundo CFC en abundancia, y las emisiones del gas comenzaron a bajar tras el protocolo de Montreal de acuerdo a lo esperado.

Sin embargo, en 2018 un equipo de investigadores encontró que el ritmo de disminución se redujo en un 50% después de 2012.

Uso espuma aislante en la construcción de una casa

Getty Images
El gas prohibido, CFC-11, es usado en la fabricación de espumas aislantes para la construcción.

Las mediciones de estaciones de monitoreo en Corea del Sur y Japón fueron clave para detectar las misteriosas fuentes de CFC-11.

Los científicos especularon que el motivo de la caída en el ritmo de reducción era que el gas se seguía produciendo en el este de Asia.

Los autores del nuevo estudio señalan que si las fábricas que usan CFC-11 no son clausuradas, esto puede retrasar en una década la reparación de la capa de ozono.

¿Qué hallaron los científicos en el terreno?

Estudios adicionales de la Agencia de Investigación de China en 2018 indicaron que efectivamente ese país era la fuente de las emisiones.

El organismo constató el uso ilegal de CFC-11 en la gran mayoría de las fábricas productoras de aislantes de poliuretano que fueron investigadas.

Atmósfera sobre la superficie de Tierra

Getty Images
El Protocolo de Montreal prohibió el uso de algunas sustancias que destruyen la capa de ozono, vital para protegernos de los rayos ultravioleta.

Un vendedor señaló a la agencia que cerca del 70% del material aislante en hogares chinos es fabricado usando el gas prohibido.

Y el motivo es simple: CFC-11 es un producto de mejor calidad y mucho más barato que otros alternativos.

¿Qué demuestra este nuevo estudio?

El trabajo confirma más allá de cualquier duda razonable que entre el 40 y el 60% del aumento en emisiones de CFC11 proviene de provincias en el este de China.

Los científicos demostraron que desde 2012, los niveles de CFC-11 aumentaron debido a la producción en fábricas chinas en esa parte del país.

Los investigadores calcularon que hubo un aumento de un 110% en la producción del gas en esa región entre 2014 y 2017, en comparación con el período entre 2008 y 2012.

Agujero en la capa de ozono

NASA
El agujero en la capa de ozono sobre Antártica, visto en esta imagen en septiembre de 2018, podría repararse para 2060. Pero la producción de gases prohibidos en China puede retrasar esto una década.

“Este nuevo estudio se basa en aumentos bruscos en las mediciones del aire que viene de China”, señaló al programa Inside Science de la BBC el autor principal del estudio, Matt Rigby, profesor del departamento de química de la Universidad de Bristol en Inglaterra.

“Usando simulaciones por computadora del transporte de estos gases en la atmósfera pudimos calcular emisiones de diferentes regiones, y así llegamos a la estimación de emisiones extra de 7.000 toneladas de CFC-11 provenientes de China en comparación con los niveles anteriores a 2012”.

“Sin embargo, los datos indican los niveles del gas en la atmósfera, pero no cómo fue usado ese gas donde fue producido”, afirmó Rigby

Es posible que el gas haya sido producido en otra región de China o incluso en otro país, y haya sido transportado a las fábricas de espumas aislantes. Es en esta última etapa que parte del CFC-11 es emitido a la atmósfera”.

¿De dónde proviene el resto de las emisiones?

Los científicos no están seguros. Es posible que el 40% restante provenga de otras partes de China, que no están cubiertas por las estaciones de monitoreo.

También podrían originarse en India, África o Sudamérica, pero el monitoreo de las emisiones de CFC-11 en esas regiones es muy escaso, según el estudio.

¿Tiene el aumento de CFC-11 implicaciones para el cambio climático?

Sí. Los autores del estudio señalan que estos clorofluorocarbonos también son gases de invernadero extremadamente potentes.

Uso de espumas aislantes

Getty Images
El gas usado en espumas aislantes de poliuretano es un potente gas de invernadero. Una tonelada de CFC-11 equivale a cerca de 5.000 toneladas de CO2 o dióxido de carbono.

Una tonelada de CFC-11 equivale a cerca de 5.000 toneladas de CO2 o dióxido de carbono.

“Estas emisiones extra que identificamos en el este de China equivalen a la emisión de cerca de 35 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera al año, una cantidad similar al 10% de las emisiones anuales de todo Reino Unido, o las emisiones anuales totales de Londres“, afirmó Rigby.

¿Qué medidas tomará China?

Las autoridades chinas afirman que ya comenzaron a tomar medidas para reducir la producción del gas dañino por parte de lo que describe como “fabricantes corruptos”.

Varios sospechosos arrestados en la provincia de Henan en noviembre poseían 30 toneladas de CFC-11.

Clare Perry, de la Agencia de Investigaciones Ambientales, Environmental Investigations Agency o EIA, una ONG británica, señaló que el nuevo estudio enfatiza la necesidad de acabar con la producción de ese gas.

“Creo que con este estudio ya no quedan dudas de que China es la fuente de estas emisiones inesperadas, y esperamos que las autoridades chinas hagan todo lo necesario para descubrir las fuentes de la producción CFC-11“.

“A menos que la producción de esta sustancia química se elimine será casi imposible impedir su uso por parte de las compañías fabricantes de espumas aislantes”.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=b_35-FMMYic

https://www.youtube.com/watch?v=AliQxK9Tj9o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.