Estudiantes de Escuela Normal de Morena rechazan integrarse a Universidades de AMLO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook José Santos Valdés

Estudiantes de Escuela Normal de Morena rechazan integrarse a Universidades de AMLO

Si la Normal se integra al Programa de Universidades Benito Juárez tendrían que iniciar de cero sus estudios. El gobierno solo les ha dado la opción de entregarles su historial académico.
Facebook José Santos Valdés
10 de abril, 2019
Comparte

Los estudios de una centena de alumnos de la Escuela de Educación Normal José Santos Valdés, creada por Morena en 2016, están en vilo. Sin explicación alguna, no iniciaron el semestre previsto para febrero, y el 14 de marzo simplemente no les permitieron la entrada al plantel.

Días después, Raquel Sosa, coordinadora del Programa de Universidades Benito Juárez García del gobierno federal, informó a la comunidad que la escuela sería uno de los 100 planteles de dicho programa, pero debido a que el plan de estudios cambiaría, debían empezar de cero, aún cuando había alumnos en sexto, cuarto y segundo semestre.

La Normal llevaba el mismo plan de estudios emitido por la Dirección General de Educación Normal y Actualización del Magisterio de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y los egresados serían licenciados en Educación Preescolar o Educación Primaria, Raquel Sosa advirtió que ya no sería así.

Lee también: SEP negó validez a universidades de Morena por incumplir con la ley; nuevo gobierno las hará “oficiales”

“Esos planes (de estudio) eran neoliberales”, por eso serían sustituidos por unos con “verdadero enfoque sociocultural”, dijo Sosa en una reunión con la comunidad de la Normal. Por tanto, la licenciatura cambiaría el nombre a “Educación Básica”, aunque no hay ninguna licenciatura con ese nombre reconocida ante la Dirección de la SEP.

“No queremos pertenecer al Programa de Universidades Benito Juárez. A nosotros nos prometieron una educación de Normal, reconocida por la SEP”, dice Marisol Martínez, representante estudiantil en entrevista con Animal Político.

normal

En busca de una solución

Para instalar cualquiera de los planteles del Programa Escuelas Universitarias, financiadas por legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y coordinado también por Raquel Sosa, primero personajes allegados al partido constituían ante notario una Asociación Civil, con el nombre de cada escuela. En este caso el nombre oficial fue Escuela de Educación Normal José Santos Valdés A. C.

La presidenta de la AC era Etelvina Sandoval, la secretaria, Raquel Bárcenas y la tesorera Irma Ballesteros. Ésta estructura era la máxima autoridad de decisión en la escuela, incluso por encima del director, Juan Leove Ortega Pérez.

Lee también: Universidades de AMLO solo aumentarían 1% la cobertura de educación superior

Así comenzó a operar desde febrero de 2016 y hasta 2019, sumaban 30 alumnos de sexto semestre, de la primera generación; 36 de cuarto y 45 de segundo. Con una plantilla de 30 docentes.

Aunque la escuela hizo dos trámites para el reconocimiento de validez de estudios ante la Dirección General de Educación Normal y Actualización del Magisterio de la Secretaría de Educación Pública (SEP), no lo consiguió debido a que el terreno donde se encuentra el plantel, en Xochimilco, no tiene permiso de uso de suelo para impartir educación. 

Sin embargo, de acuerdo con maestros, los planes de estudios eran tomados de la SEP y regían las labores conforme al calendario oficial también. Confiaban en que una vez que Andrés Manuel López Obrador ganara la elección, podrían regularizar el terreno y conseguirían la validación de la escuela. 

Pero justo después de la elección las cosas empezaron a fallar. Los pagos a maestros se atrasaron desde la campaña electoral a tal grado que algunos de ellos aún tienen adeudos.  

Justo por esta situación, desesperados por la falta de salario, acudieron a la Normal del Mexe en Hidalgo, cuando se enteraron que el presidente López Obrador anunciaría el programa de Universidades en diciembre pasado. Con pancartas reclamando el pago a maestros, intentaron abordarlo sin éxito.

Te puede interesar: Nuevas universidades afectan a estudiantes extranjeros y maestros de Centro latinoamericano en Michoacán

En enero de este año, a través de una videollamada realizada entre docentes y Raquel Sosa, ésta les reclamó por aquella manifestación. “No son las formas”, dijo, mientras anunciaba que la escuela tendría modificaciones en su administración y planes de estudio porque se incorporaría al Programa de Universidades Benito Juárez.

Y los maestros, si querían incorporarse al nuevo proyecto, debían inscribirse en la página de internet como el resto para ser seleccionados. Incluso, en el listado de escuelas, ya no aparece con el mismo nombre sino como Normal de Educación Básica.

Las semanas siguientes todo fue caos, relata una de las maestras entrevistadas que prefiere el anonimato por temor a represalias

El 25 de febrero Raquel Bárcenas y Gabriela Vázquez, directora académica del Programa de Universidades, acudió a las instalaciones de la escuela para informar que el director quedaba destituido y el 19 de marzo entregarían el nuevo plan de estudios.

Lee también: Sin planteles construidos, este mes arrancan las 100 nuevas universidades de AMLO

Pero antes de que llegara esa fecha, el 14 de marzo, “la escuela fue sellada y no nos dejaron entrar”, comenta otro profesor en entrevista, y “nadie les explicó nada”.

A partir de entonces, maestros y estudiantes se han manifestado afuera de Palacio Nacional con la esperanza de que el Presidente los escuche. También entregaron cartas a Atención Ciudadana de la Presidencia y a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sin que hubiera alguna respuesta.

Quienes sí los recibieron fue el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro, y el titular de la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación, Mario Chávez, quienes se comprometieron a ayudarlos.

La propuesta es que la Normal José Santos sea reconocida por la SEP y su funcionamiento financiero dependa de la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México, pero primero debían “negociarlo” con Raquel Sosa. Animal Político solicitó la versión oficial de la SEP respecto al tema, pero no hubo respuesta.  

Te puede interesar: Universidades de AMLO serán operadas por organismo internacional que no está obligado a rendir cuentas

Este martes, Raquel Sosa y representantes de estudiantes y maestros se reunieron en Palacio Nacional para encontrar una solución. Por primera vez les dio una razón de haber decidido cerrar la escuela: supuestas irregularidades cometidas por el director Leove y presunta utilización de la escuela para movilización electoral, por lo que advirtió que iniciaría una auditoría sobre las finanzas.

La comunidad universitaria asegura que la gestión del director Leove fue correcta y nada se decidía sin el aval de los integrantes de la Asociación Civil, de hecho las facturas de honorarios de los maestros salían a nombre ésta.

normal

La única opción que Sosa ofreció a los estudiantes fue entregar su historial académico, la principal demanda de los alumnos puesto que toda la documentación se encuentra al interior del inmueble, y que si optaban por no reiniciar la carrera, podrían ser transferidos a la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, ubicada en Calzada México-Tacuba.

Sin embargo, para muchos de los estudiantes no es opción debido a la falta de recursos. “Somos de bajos recursos y algunos no podríamos pagar ni los pasajes desde la demarcación hasta la Benemérita”, dice Marisol. Por eso es que la Normal en Xochimilco significaba una oportunidad educativa y de superación para los jóvenes de esa alcaldía y los alrededores y lo que piden es que permanezca ahí.  

Después de la reunión de este martes, aún está pendiente la decisión de los estudiantes y, sobre todo, la respuesta de la SEP. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El país que con solo 12 camas con oxígeno se enfrentó al COVID y logró contener la pandemia

Con solo siete médicos por cada 100 mil habitantes, Senegal ha sido elogiado por su manejo de la epidemia de coronavirus.
8 de octubre, 2020
Comparte

A pesar de tener solo siete médicos por cada 100.000 habitantes, Senegal se ha ganado no pocos elogios por su manejo de la pandemia de coronavirus. Mayeni Jones y Naomi Scherbel-Ball, de la BBC, analizan cómo este país africano logró mantener a raya a la covid-19.

“Cuando llegó el primer caso, estábamos muy ansiosos y yo me enojé porque era un caso importado”, cuenta la doctora Khardiata Diallo, quien coordina el centro de tratamiento epidémico del Hospital Fann en la capital, Dakar.

“Nos preocupaba la falta de equipamiento para tratar el coronavirus, había solo 12 camas con suministro limitado de oxígeno para todo el país“.

Los médicos del Hospital Fann ahora pueden monitorear a los pacientes usando cámaras, como medida para minimizar el contacto.

BBC
Los médicos del Hospital Fann ahora pueden monitorear a los pacientes usando cámaras, como medida para minimizar el contacto.

Eso fue a finales de febrero, cuando un ciudadano francés regresó a Dakar, después de unas vacaciones en un centro de esquí, con fiebre, dolor de garganta y dolor de cabeza.

Fue el primer caso de covid-19 en Senegal y el segundo caso reportado en África subsahariana.

Diallo, que formó parte del equipo que trató el único caso de ébola del país durante el brote que afectó a África occidental en 2014 y tiene experiencia en brotes de cólera en los últimos 15 años, sabía que debían actuar rápido para contener la pandemia.

Tests gratuitos las 24 horas

Sus colegas del prestigioso Instituto Pasteur de Dakar, que en febrero fue uno de los dos laboratorios de África que podían realizar pruebas de coronavirus, capacitaron a personal de decenas de otros países sobre cómo realizar las pruebas.

Ibrahima Diop, quien contrajo coronavirus en Senegal en abril.

BBC
Ibrahima Diop fue primero diagnosticado y tratado por malaria cuando contrajo el nuevo coronavirus en abril.

En abril, 43 países del continente africano podían diagnosticar covid-19 de manera efectiva.

Hoy en día, el laboratorio en Dakar funciona las 24 horas y las pruebas se han extendido por todo el país.

Los tests para aquellos que tienen síntomas son gratuitos y los resultados se obtienen en ocho horas.

Si bien ha habido preocupaciones sobre el bajo número de pruebas en todo el continente, el Centro Africano para el Control de Enfermedades está apoyando a los países para aumentar los niveles de testeo y hay esperanzas de que los kits de diagnóstico baratos puedan ayudar.

El Instituto Pasteur ha sido crucial en este esfuerzo, ya que su virólogo jefe, Amadou Sall, se asoció con la firma británica Mologic para desarrollar dos kits de prueba caseros:

  • Uno para probar si alguien tiene el virus actualmente, similar a las pruebas PCR de laboratorio
  • El otro para comprobar si alguien ha desarrollado anticuerpos contra el coronavirus de una infección anterior

La fabricación de la prueba de anticuerpos ya comenzó y deberían lanzarse en las próximas semanas, explica Sall.

Funcionará como un test de embarazo, con un costo cercano a US$1 y con resultados en solo 10 minutos.

Mientras, la prueba para determinar si alguien tiene coronavirus se ha retrasado y está siendo validada por la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool, pero hay esperanzas de que aún esté disponible antes de fin de año.

Un mayor nivel de pruebas también deberían ayudar a realizar diagnósticos tempranos.

Gente con mascarilla en un autobús en Dakar.

BBC
El uso de mascarillas es obligatorio en Dakar.

Ibrahima Diop, de 29 años y quien trabaja en un call center en Dakar, se enfermó en abril y fue tratado inicialmente por malaria.

Ante la insistencia de su madre, quien trabajaba en un hospital, fue a que le hicieron la prueba y le diagnosticaron coronavirus, junto con 60 de sus colegas. Recibió rápidamente tratamiento y fue dado de alta del hospital en una semana.

Su caso mostró la necesidad de que las personas se realicen pruebas en un país donde los síntomas pueden confundirse fácilmente con la malaria, algo que las autoridades han enfatizado durante sus sesiones informativas televisadas diariamente sobre el coronavirus.

Cantar para combatir el virus

Un índice de respuesta global a la covid-19 de la revista Foreign Policy otorgó a Senegal la puntuación más alta posible por su estrategia de comunicación, a la que se unieron los mejores músicos del país para informar a la gente.

En abril, se juntaron para lanzar Daan Corona, que significa “Derrotar al coronavirus” en wolof, el idioma local.

En la canción, el famoso músico senegalés Youssou Ndour pide a la gente que se quede en casa y se lave las manos.

https://www.youtube.com/watch?v=qwT19-up78M


También hay coloridos murales en la universidad más antigua de Senegal que muestra a los estudiantes las técnicas adecuadas para evitar la transmisión del coronavirus.

En algunas áreas se instalaron lavabos públicos para que la población pueda lavarse las manos.

En los primeros días de la pandemia, se implementaron otras medidas preventivas, incluida la declaración del estado de emergencia, el cierre total de las escuelas y un toque de queda nocturno.

Los restaurantes, supermercados y bancos se apresuraron a introducir controles de temperatura en sus entradas.

Mural en Dakar de un hombre tosiendo en su codo.

BBC
Murales en Dakar muestran los métodos para evitar la propagación del virus.
Lavabos públicos en Dakar.

BBC
Los lavabos públicos se ven en varias calles de Dakar para que la gente pueda lavarse las manos.

Si bien algunas de esas medidas fueron levantadas, en las calles de Dakar las mascarillas siguen siendo obligatorias, una regla que se introdujo ya en abril.

Hoy en día, las 14 regiones de Senegal están equipadas para tratar a pacientes con coronavirus.

En la sala para los enfermos graves de coronavirus del Hospital Fann de Dakar, Oumar Kane monitorea a su último paciente con coronavirus que depende de un respirador.

El hombre de 58 años ha sido tratado allí durante poco más de una semana, y es diabético.

Para minimizar el contacto, las cámaras de la sala se conectan a una pantalla fuera.

Anuncio de la hermandad musulmana Mouride en el que le pide a la población que use mascarillas.

BBC
La popular hermandad musulmana Mouride le pide a la población que use mascarillas.

Pero en marzo, cuando los casos en Senegal comenzaron a aumentar, el doctor Kane recuerda una situación muy diferente.

“El problema era que solo teníamos 10 camas con respiradores y había momentos en que recibíamos llamadas pidiendo una cama pero no podíamos recibir al paciente”, recuerda.

“Esa demanda continuó durante unas tres semanas, hasta que se equiparon otros hospitales”.

El número de casos diarios registrados ha ido disminuyendo desde mediados de agosto.

Senegal, que tiene una población de 16 millones de personas, solo había registrado hasta esta semana 15.000 casos positivos y poco más de 300 muertes.

Su estrategia para contener el virus se ha adaptado y muchos pacientes con síntomas leves ahora son tratados en casa, con personal médico monitoreando su estado de forma remota desde el hospital y entregando medicamentos.

El desafío de la peregrinación musulmana

Cuando los vuelos internacionales reabrieron en julio, existía la preocupación de que hubiera un aumento en los casos.

Senegal, como muchos otros países africanos, ha pedido a los visitantes que presenten una prueba negativa fechada no más de una semana antes del viaje.

A su llegada, se toma la temperatura de los pasajeros.

En la tumba del fundador de la hermandad Mouride se suelen concentrar grandes concentraciones durante la peregrinación de Grand Magal.

AFP
En la tumba del fundador de la hermandad Mouride se suelen concentrar grandes concentraciones durante la peregrinación de Grand Magal.

Estas medidas parecen haber funcionado, como muestra el bajo número de casos importados.

Se espera que esta semana cuatro millones de personas asistan a la fiesta anual más grande del país, el Grand Magal de Touba.

Es una peregrinación histórica a Touba, que se encuentra a 190 km al este de Dakar y es el hogar espiritual de la hermandad musulmana Mouride.

Los peregrinos hacen cola durante horas en las calles de la ciudad para llegar a la Gran Mezquita y al mausoleo del fundador de la hermandad.

Si bien los carteles alrededor de la capital muestran al líder de la comunidad pidiendo a sus seguidores que usen mascarillas, reunir a un número tan grande de fieles en un solo lugar será una prueba crucial cuando el país busca mantener el progreso logrado.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0MknUIeXFIg

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.