La Estafa Maestra: Dos derrotas para la Fiscalía en una semana; juez argumenta falta de pruebas contra implicados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google Maps

La Estafa Maestra: Dos derrotas para la Fiscalía en una semana; juez argumenta falta de pruebas contra implicados

Un juez federal determinó que no hay pruebas suficientes para llevar a juicio al excoordinador de delegaciones de la Sedesol, ni al exdirector de presupuesto de Sedatu, por presuntas irregularidades.
Google Maps
Por Nayeli Roldán y Manuel Ureste
4 de abril, 2019
Comparte

En tan solo siete días, un juez federal archivó por falta de pruebas dos de las denuncias que presentó la Fiscalía General de la República (PGR) por el presunto desvío de más de 300 millones de pesos en la Sedesol y en Sedatu, a través del esquema de corrupción conocido como La Estafa Maestra.

El juez federal Fernando Payá desestimó el miércoles vincular a proceso a Pedro Simón León Mojarro, excoordinador de delegaciones de la Sedesol durante la administración de Rosario Robles. Mientras que, el miércoles pasado, determinó lo mismo en el caso de Francisco Báez Álvarez, exdirector de presupuesto de la Sedatu, también cuando Robles estuvo al frente de esta dependencia.

Leer: Otro funcionario de Sedesol implicado en La Estafa Maestra libra juicio; Fiscalía apelará

En ambos casos, el juez dictaminó que el Ministerio Público federal no comprobó la responsabilidad de estos funcionarios en irregularidades en los convenios con universidades públicas, para hacer supuestos servicios.

De momento, estos exfuncionarios ya no serán sometidos a juicio, aunque la Fiscalía señaló que apelará la decisión del juez en el caso de León Mojarro, al considerar que la investigación prueba que el exservidor público imputado autorizó indebidamente una contratación.

Sobrecosto millonario en Cruzada contra el Hambre

El último caso que se le cayó a la FGR fue el de Pedrón Simón León Mojarro, quien compareció el miércoles en la Sala 1 del Tribunal Federal Electoral, con sede en Reclusorio Norte de la Ciudad de México, acusado del delito de ejercicio indebido de la función pública.

León Mojarro firmó en 2015 un convenio por 124 millones de pesos con la Universidad Intercultural del Estado de México, para que ésta realizara en las 32 entidades del país el levantamiento de cuestionarios en un millón de hogares, y así se detectaran posibles beneficiarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

El convenio fue firmado al amparo de una exención que prevé el Artículo 1 de la Ley Federal de Adquisiciones, el cual establece que dos dependencias públicas de gobierno, como en este caso la Sedesol y la Universidad, pueden firmar convenios de manera directa y sin pasar por el filtro de una licitación pública.

Sin embargo, tanto la Auditoría Superior de la Federación (ASF), como la Fiscalía, detectaron que esta Universidad pública, a pesar de haber declarado por escrito previo a la firma del convenio que contaba con la capacidad y la infraestructura necesaria, subcontrató a empresas privadas para, supuestamente, realizar dichos cuestionarios.

A partir de lo anterior, los agentes de la Fiscalía expusieron ante el juez cinco argumentos para que vincularan a proceso a Pedro Simón León Mojarro, por el presunto delito de ejercicio indebido de la función pública.

El primero, que hubo un sobrecosto de los servicios: la Universidad cobró 124 millones de pesos de Sedesol para hacer los cuestionarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre, pero ésta entregó 61 millones a empresas privadas para que ellas hicieran los servicios, quedándose con los 63 millones restantes por no hacer nada.

El segundo, que hubo una violación al artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, puesto que la Universidad subcontrató con empresas más del 49% del dinero que le entregó Sedesol, lo cual está prohibido por dicha Ley.

El tercer argumento es que debido a que la Universidad subcontrató más del 49% permitido, la exención del Artículo 1 de la Ley ya no era aplicable al convenio, por lo que “hubo una contratación indebida” en la que participó el hoy exfuncionario de Sedesol.

El cuarto punto es que Pedro Simón León Mojarro no verificó que, en efecto, la Universidad tuviera la capacidad para dar los servicios contratados.  

La Fiscalía señaló que, a pesar de que en el convenio entre Sedesol y la Universidad quedó constatado que la Universidad declaraba en un oficio, bajo protesta de decir verdad, que sí contaba con la suficiente capacidad y que, además, no subcontrataría ningún servicio, León Mojarro era el responsable directo de verificarlo y no lo hizo, lo que derivó en un presunto daño a las arcas públicas.

“El oficio de la Universidad diciendo que tenía la capacidad no basta. El proveedor debía entregar el oficio y además toda la documentación que así lo pruebe. Y esa documentación, simplemente, no existe en el expediente”, subrayó uno de los cuatro agentes de la Fiscalía que participó el miércoles en la audiencia.

Y el quinto argumento: la Fiscalía expuso que, previo a la firma del convenio, la Sedesol pidió a tres universidades diferentes, de la que resultó más barata la opción de la Intercultural del Edomex, una “cotización de mercado”. Pero esto, subrayó la Fiscalía, es diferente de un estudio de mercado que, tal y como obliga la Ley de Adquisiciones, debió haber hecho un organismo especializado, y que, posteriormente, debió ser publicado en Compranet, el portal oficial de compras de Gobierno. Cosa que no sucedió.

Exfuncionario cumplió con la normativa: juez

A pesar de estos argumentos, el juez federal Fernando Payá determinó que el exfuncionario de Sedesol cumplió con todos los requisitos previstos en la excepción de la Ley de Adquisiciones, por lo que no violó la Ley.

“(La Fiscalía) no aportó datos de prueba suficientes sobre conductas ilícitas en la contratación, ni sobre el uso indebido de la función pública (de Pedro Simón León Mojarro)”, concluyó el juez.

Payá consideró que una de las pruebas más importantes ofrecidas por la defensa fue el Acuerdo del Comité de Adquisiciones de la Sedesol, firmado en 2010 por el entonces titular, Heriberto Félix Guerra. En él se establece que el proveedor debe entregar un escrito, mediante el cual acredite la capacidad para cumplir con los servicios. La Universidad sí entregó dicho documento.

Además, el juez argumentó que, si posteriormente a la firma del convenio, la Universidad subcontrató de manera indebida a empresas privadas, pese a haber declarado por escrito su Rector que tenía la capacidad y que no subcontrataría servicio alguno, esto ya sería materia de otra causa, no imputable al exfuncionario, tal y como expuso también la defensa del acusado.

“El imputado no podía saber, a futuro, que la Universidad subcontrataría”, resaltó el juez. “Y la Fiscalía no acreditó que el imputado sabía, previo a la firma del convenio, que la Universidad iba a subcontratar por arriba del 49% que permite la Ley”.

Sobre si el exfuncionario debía supervisar que la Univesidad tuviera la capacidad suficiente para dar los servicios, el juez también estuvo de acuerdo con el contraargumento de la defensa, la cual señaló que, según la normativa interna de la Sedesol, es prueba suficiente el oficio que le entregó la Universidad.

En cuanto a quién sería el funcionario de Sedesol que debió vigilar entonces que la Universidad no subcontratara de manera indebida, y que los servicios se realizaran sin sobrecosto, la defensa del exfuncionario Pedro Simón Mojarro señaló públicamente a Marcos Salvador Ibarra Infante, exdirector general adjunto en la Unidad de Coordinación de Delegaciones de la Sedesol.

Aunque, de nuevo, el juez dijo que si la verificación estaba o no a cargo de un tercero, en este caso Ibarra Infante, eso “ya sería objeto de otros análisis” y no era motivo de la audiencia pública del miércoles.

Analiza interponer demanda en contra de la Auditoría

León Mojarro fue funcionario de la Sedesol hasta 2015, pero en su paso por la dependencia firmó otros dos convenios denunciados penalmente por la Auditoría Superior de la Federación, en 2017, debido a presuntas irregularidades encontradas respecto a la subcontratación de empresas fantasma por parte de instituciones de educación superior.

Se trata de un convenio con la Universidad Autónoma del Estado de Morelos para “el levantamiento de información que permita conocer la opinión de los beneficaciarios con relación a la atención recibida del personal de los programas de los programas sociales”, por 77 millones de pesos.

El otro fue por 52 millones de pesos con la Universidad Autónoma de Zacatecas, para “implementar las acciones para que se realice el ‘Diseño y desarrollo de una metodología de intervención para el fortalecimiento del padrón de beneficiarios de la Sedesol’”.

Posterior a la decisión del juez de no vincularlo a proceso por el convenio con la Universidad Intercultural del Edomex, Pedro Simón Mojarro dijo que “la justicia prevaleció” y criticó directamente a la Auditoría Superior de la Federación por las observaciones que ésta hizo al convenio que llevó a la Fiscalía a imputarlo.  

“El que nada debe, nada teme -recalcó-. Esta imputación de la Auditoría Superior es tirarle a los patos con un rifle para ver cuántos caen. Es irresponsable, arbitraria, y ahora sostengo y compruebo, que fue fuera de la ley”.

El exfuncionario de Sedesol criticó que durante seis años la Auditoría ha señalado posibles actos de corrupción al amparo del Artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, pero ésta no mandó ninguna propuesta a la Cámara de Diputados para suspender ese Artículo.

“La Auditoría se ciñe únicamente a la cuestión punitiva. Es decir, ellos justifican su trabajo imputándote. Mi propuesta sería que, en este nuevo gobierno, se convierta en una Auditoría preventiva, para que no andemos imputando a gente sin ton ni son, y sometiéndonos al escarnio de los medios y de la sociedad”.

“Ya, en Zacatecas (de donde es originario) todo el mundo me vincula a La Estafa Maestra. Y, lamentablemente, ese es el daño que me han hecho. Por eso, me reservo el derecho de poner una demanda por daño moral en contra de la Auditoría, por su imputación irresponsable, arbitraria y fuera de la legalidad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué significará el fin de la dependencia del petróleo para la geopolítica?

Qué impacto puede tener el advenimiento de la energía renovable –que ya no es la excepción sino la norma en muchos campos- en la política, se pregunta el corresponsal de diplomacia de la BBC.
12 de enero, 2020
Comparte
Paneles solares en Gemasolar España

BBC
La energía solar es una forma de energía renovable que está reemplazando a los combustibles fósiles.

Si uno quiere entender la revolución que está teniendo lugar en el sector de las energías renovables, nada mejor que visitar la central eléctrica llamada Gemasolar en el sur de España.

En las llanuras polvorientas de Andalucía han descubierto cómo generar energía solar las 24 horas del día.

Efectivamente, aunque sea difícil de creer, en Gemasolar crean electricidad incluso cuando el sol no brilla.

Han puesto más de 2.500 espejos enormes en monturas hidráulicas que siguen el paso del sol a través del cielo.

Los espejos, cada uno del tamaño de media cancha de tenis, reflejan los rayos en un punto central, la parte superior de una torre de 140 metros, donde sal fundida se calienta a casi 600° C.

Esa sal líquida se transporta por la torre hasta donde calienta el vapor que alimenta una turbina.

Y ahí está el truco: no toda la sal se usa en ese punto. Parte es almacenada en enormes tanques y se usa más tarde, cuando el sol se ha puesto. Mientras el sol brille todos los días, la planta puede generar energía 24 horas, 7 días a la semana.

Les digo esto no solo como una ilustración de cuán rápido está cambiando la tecnología renovable -esta innovación en particular no es tan nueva-, sino también como un ejemplo de cuán electrificada se va a convertir nuestra energía.

Se prevé que la expansión de los vehículos eléctricos se acelere significativamente, hasta el punto en que se convierta en la norma y no en la excepción.

El avión de Alice de la firma Eviation

Eviation
El avión de Alice de la firma Eviation tiene 9 asientos y puede volar 600 millas solo con baterías.

La tecnología de baterías aún tiene mucho camino por recorrer, pero muchos científicos y empresas están compitiendo para encontrar formas de almacenar energía eléctrica que sea más liviana y duradera.

Ya se están produciendo algunos aviones de pasajeros con motor eléctrico.

¿Cuánto tiempo antes de que los barcos puedan ser alimentados por baterías en lugar de combustible?

La pregunta obvia y muy controvertida es cuándo alcanzará su punto máximo esta revolución renovable y si llegará a tiempo para proteger al planeta del calentamiento global. Eso no es algo en lo que yo esté cualificado para responder.

La que me hago es una pregunta distinta: ¿qué impacto podría tener esta nueva tecnología, no en el clima del mundo, sino en su clima político?

¿Qué sucederá con el equilibrio global del poder político cuando muchos países ya no necesiten comprar tanto petróleo y gas?

Un cambio de ecuación

Durante más de un siglo, las naciones que tenían petróleo y gas tenían poder, literal y políticamente.

Y se han librado varias guerras por esos preciados recursos.

Un tanque abandonado en el desierto de Kuwait con un poso de petróleo en llamas en el fondo.

Getty Images
El Ejército iraquí incendió campos petroleros kuwaitíes después de su retirada en 1991.

Todo comenzó antes de la Primera Guerra Mundial cuando Winston Churchill, como primer lord del Almirantazgo, convirtió la Armada británica de carbón galés a petróleo importado.

Para garantizar el acceso británico a ese petróleo, el futuro primer ministro británico compró una participación de control en la compañía petrolera anglo-persa, la precursora de BP, en lo que ahora es Irán.

Desde ese momento, gran parte de la historia del siglo XX se puede ver a través de la búsqueda de hidrocarburos por parte de los países, desde los intentos de Adolf Hitler de asegurar los campos petroleros de Bakú hasta la invasión de Saddam Hussein de Kuwait, incluido el ataque de aviones no tripulados y misiles en las instalaciones petroleras sauditas en septiembre pasado.

Los países con petróleo y gas usaron sus monopolios para venderlos con grandes ganancias; aquellos países que dependían de ellos invirtieron mucha sangre y tesoros defendiendo su acceso.

Winston Churchill

Getty Images
Churchill, fotografiado aquí en 1914, supervisó la transición de la Marina Real británica del carbón al petróleo.

La pregunta es cuánto podría cambiar la revolución renovable esta ecuación geopolítica.

¿Cuánta influencia perderán algunos de los grandes productores de combustibles fósiles del mundo en Medio Oriente, África y otros lugares?

¿Podría haber más conflictos regionales a medida que estos países luchan por una parte cada vez menor del mercado de energía de hidrocarburos?

¿Y qué podría pasarles internamente a estos países si pierden su principal fuente de ingresos?

A menudo, se trata de naciones cuyas enormes economías están dirigidas por el Estado, con muchos trabajadores empleados por los gobiernos y poblaciones jóvenes acostumbradas al combustible barato.

“Estados fallidos”

No se sabe con precisión cuándo tendrá lugar la transición de los combustibles fósiles a la energía limpia.

Hay muchas predicciones diferentes sobre cuándo la demanda mundial de petróleo alcanzará su punto máximo y caerá, pero los planificadores de Shell pronosticaron recientemente que posiblemente ocurrirá en 2025.

Algunos países productores de petróleo están preparándose para el momento en que ya no puedan depender del petróleo. Buscan diversificar sus economías y encontrar otras fuentes de energía.

Pero otros países son más escépticos, confiando en que la demanda de su petróleo y gas perdurará por mucho tiempo.

Algunos de ellos hablan de diversificación pero hacen poco al respecto. Las posibles consecuencias se están convirtiendo en una fuente creciente de preocupación.

Las protestas por un aumento en el precio del combustible en Irán, noviembre de 2019

Getty Images
Las protestas por un aumento en el precio del combustible estallaron recientemente en Irán.

“El gobierno productor de petróleo obtiene ingresos; si esos ingresos caen o desaparecen, el gobierno ya no podrá mantener el sector no-petrolero, lo que significa que tendrá un desempleo creciente, ya no podrá pagar subsidios para mantener contenta a su población”, le dijo a la BBC el profesor Paul Stevens, distinguido miembro de Chatham House, el grupo de expertos de asuntos exteriores del Reino Unido.

“Muchos de los grandes exportadores de petróleo y gas son lo que podría describirse cortésmente como políticamente inestables. Por lo tanto, cuanto más rápida sea la transición , mayor y más perturbadora será la caída en los ingresos del gas y el petróleo, así que potencialmente podrá haber una gran cantidad de Estados fallidos”.

Riesgos sin fronteras

Por su parte, Tom Burke, presidente del grupo de expertos sobre medio ambiente E3G , señala que “cuando no se puede proporcionar seguridad alimentaria, energética y de agua, como hemos visto en todo el Medio Oriente, es muy difícil mantener estabilidad interna”.

“Cuando no se cumple con las expectativas, las poblaciones urbanas se amotinan, y las estructuras básicas del Estado corren el riesgo de desmoronarse“.

“Pero mucho más que eso, cuando la gente se amotina o parece que podría amotinarse, lo que suele suceder es que los gobiernos buscan problemas en el extranjero para distraer a su población”.

La planta de procesamiento de petróleo Khurais de Arabia Saudita

Getty Images
La planta de procesamiento de petróleo Khurais de Arabia Saudita fue atacada en septiembre, causando tensiones globales.

Así que imagínate un país productor de petróleo actualmente estable en el Golfo que de repente se convierte en un Estado fallido. Esto no solo sería un desastre para el país en sí, sino que también podría tener enormes implicaciones para el mundo.

Los Estados fallidos a menudo se convierten en el hogar de la violencia extremista, como en Siria, y a menudo producen migración masiva.

Esta interrupción potencial podría no limitarse al Golfo.

Rusia es uno de los mayores exportadores de petróleo y gas del mundo. Su economía y su gobierno dependen enormemente de los ingresos que esto genera. No es de extrañar que el presidente Putin describa el desarrollo de “tecnologías verdes” como uno de los “principales desafíos y amenazas” para la seguridad económica de su país.

Presidente ruso Vladimir Putin

Getty Images
La economía rusa depende de los ingresos del petróleo y el gas.

Muchos rusos recuerdan que la caída de los precios del petróleo contribuyó al colapso de la Unión Soviética.

Sin embargo, el gobierno actual está invirtiendo poco en energías alternativas renovables. Si un día el mundo necesita comprar menos gas ruso, eso podría tener un gran impacto en la estabilidad del Estado ruso y podría transformar sus relaciones con Europa.

Amenaza limpia

Existen otras fuentes potenciales de tensión y conflicto en un mundo de energía limpia.

Podría haber una carrera para asegurar el acceso a minerales como el cobalto y el litio, que son vitales para las baterías y pueden ser escasos.

Gran parte del mejor cobalto del mundo se encuentra en la República Democrática del Congo (RDC), que tiene una historia de inestabilidad y mala gobernanza.

Al mismo tiempo, las nuevas llamadas superredes a través de las cuales fluirá la electricidad entre países serán más vulnerables al ciberataque.

Mina de cobalto en la RDC

Getty Images
El cobalto, un mineral vital necesario para la producción de baterías recargables, es un producto valioso.

Una pregunta interesante es cómo deberían responder los activistas ambientales a los riesgos políticos involucrados en el movimiento hacia la energía renovable.

¿Deberían tenerse en cuenta esos posibles inconvenientes o es la necesidad de proteger al mundo del cambio climático tan importante que todas las demás consideraciones son secundarias?

¿Cómo podría verse afectada la opinión pública si reducir el calentamiento global significara más terrorismo y migración?

Estos, por supuesto, son algunos de los peores escenarios. Hay muchos posibles positivos.

Notas dulces

Cuando tenga lugar la transición a las energías renovables, los países que anteriormente eran dependientes podrán producir su propia energía.

Una de las ventajas de las energías renovables es que muchos más países tienen la capacidad de generar energía limpia.

Paneles solares en una casa

Getty Images
Los paneles solares son cada vez más comunes en entornos domésticos.

Algunos países con mucho sol, viento o marea no solo podrían ser autosuficientes, sino que también podrían exportar parte de su energía a través de los llamados interconectores.

Puede haber incluso un dividendo para la paz: si el mundo ya no necesita tanto petróleo pasando por el estrecho de Ormuz cada día, ¿tal vez no necesitarán ejércitos y armadas tan grandes para defenderlo?

En gran medida, la geopolítica de la energía puede dejar de ser tan significativa.

Y, quizás así, deje ser una razón para matar.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo

https://www.youtube.com/watch?v=t-EjahwJLtY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.