close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google Maps

La Estafa Maestra: Dos derrotas para la Fiscalía en una semana; juez argumenta falta de pruebas contra implicados

Un juez federal determinó que no hay pruebas suficientes para llevar a juicio al excoordinador de delegaciones de la Sedesol, ni al exdirector de presupuesto de Sedatu, por presuntas irregularidades.
Google Maps
Por Nayeli Roldán y Manuel Ureste
4 de abril, 2019
Comparte

En tan solo siete días, un juez federal archivó por falta de pruebas dos de las denuncias que presentó la Fiscalía General de la República (PGR) por el presunto desvío de más de 300 millones de pesos en la Sedesol y en Sedatu, a través del esquema de corrupción conocido como La Estafa Maestra.

El juez federal Fernando Payá desestimó el miércoles vincular a proceso a Pedro Simón León Mojarro, excoordinador de delegaciones de la Sedesol durante la administración de Rosario Robles. Mientras que, el miércoles pasado, determinó lo mismo en el caso de Francisco Báez Álvarez, exdirector de presupuesto de la Sedatu, también cuando Robles estuvo al frente de esta dependencia.

Leer: Otro funcionario de Sedesol implicado en La Estafa Maestra libra juicio; Fiscalía apelará

En ambos casos, el juez dictaminó que el Ministerio Público federal no comprobó la responsabilidad de estos funcionarios en irregularidades en los convenios con universidades públicas, para hacer supuestos servicios.

De momento, estos exfuncionarios ya no serán sometidos a juicio, aunque la Fiscalía señaló que apelará la decisión del juez en el caso de León Mojarro, al considerar que la investigación prueba que el exservidor público imputado autorizó indebidamente una contratación.

Sobrecosto millonario en Cruzada contra el Hambre

El último caso que se le cayó a la FGR fue el de Pedrón Simón León Mojarro, quien compareció el miércoles en la Sala 1 del Tribunal Federal Electoral, con sede en Reclusorio Norte de la Ciudad de México, acusado del delito de ejercicio indebido de la función pública.

León Mojarro firmó en 2015 un convenio por 124 millones de pesos con la Universidad Intercultural del Estado de México, para que ésta realizara en las 32 entidades del país el levantamiento de cuestionarios en un millón de hogares, y así se detectaran posibles beneficiarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

El convenio fue firmado al amparo de una exención que prevé el Artículo 1 de la Ley Federal de Adquisiciones, el cual establece que dos dependencias públicas de gobierno, como en este caso la Sedesol y la Universidad, pueden firmar convenios de manera directa y sin pasar por el filtro de una licitación pública.

Sin embargo, tanto la Auditoría Superior de la Federación (ASF), como la Fiscalía, detectaron que esta Universidad pública, a pesar de haber declarado por escrito previo a la firma del convenio que contaba con la capacidad y la infraestructura necesaria, subcontrató a empresas privadas para, supuestamente, realizar dichos cuestionarios.

A partir de lo anterior, los agentes de la Fiscalía expusieron ante el juez cinco argumentos para que vincularan a proceso a Pedro Simón León Mojarro, por el presunto delito de ejercicio indebido de la función pública.

El primero, que hubo un sobrecosto de los servicios: la Universidad cobró 124 millones de pesos de Sedesol para hacer los cuestionarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre, pero ésta entregó 61 millones a empresas privadas para que ellas hicieran los servicios, quedándose con los 63 millones restantes por no hacer nada.

El segundo, que hubo una violación al artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, puesto que la Universidad subcontrató con empresas más del 49% del dinero que le entregó Sedesol, lo cual está prohibido por dicha Ley.

El tercer argumento es que debido a que la Universidad subcontrató más del 49% permitido, la exención del Artículo 1 de la Ley ya no era aplicable al convenio, por lo que “hubo una contratación indebida” en la que participó el hoy exfuncionario de Sedesol.

El cuarto punto es que Pedro Simón León Mojarro no verificó que, en efecto, la Universidad tuviera la capacidad para dar los servicios contratados.  

La Fiscalía señaló que, a pesar de que en el convenio entre Sedesol y la Universidad quedó constatado que la Universidad declaraba en un oficio, bajo protesta de decir verdad, que sí contaba con la suficiente capacidad y que, además, no subcontrataría ningún servicio, León Mojarro era el responsable directo de verificarlo y no lo hizo, lo que derivó en un presunto daño a las arcas públicas.

“El oficio de la Universidad diciendo que tenía la capacidad no basta. El proveedor debía entregar el oficio y además toda la documentación que así lo pruebe. Y esa documentación, simplemente, no existe en el expediente”, subrayó uno de los cuatro agentes de la Fiscalía que participó el miércoles en la audiencia.

Y el quinto argumento: la Fiscalía expuso que, previo a la firma del convenio, la Sedesol pidió a tres universidades diferentes, de la que resultó más barata la opción de la Intercultural del Edomex, una “cotización de mercado”. Pero esto, subrayó la Fiscalía, es diferente de un estudio de mercado que, tal y como obliga la Ley de Adquisiciones, debió haber hecho un organismo especializado, y que, posteriormente, debió ser publicado en Compranet, el portal oficial de compras de Gobierno. Cosa que no sucedió.

Exfuncionario cumplió con la normativa: juez

A pesar de estos argumentos, el juez federal Fernando Payá determinó que el exfuncionario de Sedesol cumplió con todos los requisitos previstos en la excepción de la Ley de Adquisiciones, por lo que no violó la Ley.

“(La Fiscalía) no aportó datos de prueba suficientes sobre conductas ilícitas en la contratación, ni sobre el uso indebido de la función pública (de Pedro Simón León Mojarro)”, concluyó el juez.

Payá consideró que una de las pruebas más importantes ofrecidas por la defensa fue el Acuerdo del Comité de Adquisiciones de la Sedesol, firmado en 2010 por el entonces titular, Heriberto Félix Guerra. En él se establece que el proveedor debe entregar un escrito, mediante el cual acredite la capacidad para cumplir con los servicios. La Universidad sí entregó dicho documento.

Además, el juez argumentó que, si posteriormente a la firma del convenio, la Universidad subcontrató de manera indebida a empresas privadas, pese a haber declarado por escrito su Rector que tenía la capacidad y que no subcontrataría servicio alguno, esto ya sería materia de otra causa, no imputable al exfuncionario, tal y como expuso también la defensa del acusado.

“El imputado no podía saber, a futuro, que la Universidad subcontrataría”, resaltó el juez. “Y la Fiscalía no acreditó que el imputado sabía, previo a la firma del convenio, que la Universidad iba a subcontratar por arriba del 49% que permite la Ley”.

Sobre si el exfuncionario debía supervisar que la Univesidad tuviera la capacidad suficiente para dar los servicios, el juez también estuvo de acuerdo con el contraargumento de la defensa, la cual señaló que, según la normativa interna de la Sedesol, es prueba suficiente el oficio que le entregó la Universidad.

En cuanto a quién sería el funcionario de Sedesol que debió vigilar entonces que la Universidad no subcontratara de manera indebida, y que los servicios se realizaran sin sobrecosto, la defensa del exfuncionario Pedro Simón Mojarro señaló públicamente a Marcos Salvador Ibarra Infante, exdirector general adjunto en la Unidad de Coordinación de Delegaciones de la Sedesol.

Aunque, de nuevo, el juez dijo que si la verificación estaba o no a cargo de un tercero, en este caso Ibarra Infante, eso “ya sería objeto de otros análisis” y no era motivo de la audiencia pública del miércoles.

Analiza interponer demanda en contra de la Auditoría

León Mojarro fue funcionario de la Sedesol hasta 2015, pero en su paso por la dependencia firmó otros dos convenios denunciados penalmente por la Auditoría Superior de la Federación, en 2017, debido a presuntas irregularidades encontradas respecto a la subcontratación de empresas fantasma por parte de instituciones de educación superior.

Se trata de un convenio con la Universidad Autónoma del Estado de Morelos para “el levantamiento de información que permita conocer la opinión de los beneficaciarios con relación a la atención recibida del personal de los programas de los programas sociales”, por 77 millones de pesos.

El otro fue por 52 millones de pesos con la Universidad Autónoma de Zacatecas, para “implementar las acciones para que se realice el ‘Diseño y desarrollo de una metodología de intervención para el fortalecimiento del padrón de beneficiarios de la Sedesol’”.

Posterior a la decisión del juez de no vincularlo a proceso por el convenio con la Universidad Intercultural del Edomex, Pedro Simón Mojarro dijo que “la justicia prevaleció” y criticó directamente a la Auditoría Superior de la Federación por las observaciones que ésta hizo al convenio que llevó a la Fiscalía a imputarlo.  

“El que nada debe, nada teme -recalcó-. Esta imputación de la Auditoría Superior es tirarle a los patos con un rifle para ver cuántos caen. Es irresponsable, arbitraria, y ahora sostengo y compruebo, que fue fuera de la ley”.

El exfuncionario de Sedesol criticó que durante seis años la Auditoría ha señalado posibles actos de corrupción al amparo del Artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, pero ésta no mandó ninguna propuesta a la Cámara de Diputados para suspender ese Artículo.

“La Auditoría se ciñe únicamente a la cuestión punitiva. Es decir, ellos justifican su trabajo imputándote. Mi propuesta sería que, en este nuevo gobierno, se convierta en una Auditoría preventiva, para que no andemos imputando a gente sin ton ni son, y sometiéndonos al escarnio de los medios y de la sociedad”.

“Ya, en Zacatecas (de donde es originario) todo el mundo me vincula a La Estafa Maestra. Y, lamentablemente, ese es el daño que me han hecho. Por eso, me reservo el derecho de poner una demanda por daño moral en contra de la Auditoría, por su imputación irresponsable, arbitraria y fuera de la legalidad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los 10 destinos turísticos más competitivos de América Latina

España se afianza como el país más competitivo del mundo para la industria de viajes y turismo, según un informe del Foro Económico Mundial. ¿Cómo quedan clasificados los países latinoamericanos?
4 de septiembre, 2019
Comparte

España y México se afianzan como los destinos turísticos más competitivos del mundo y de América Latina, respectivamente.

Ambos vuelven a aparecer destacados en el informe “Competitividad de Viajes y Turismo” que el Foro Económico Mundial (FEM) publicada cada dos años, y cuya edición de 2019 presentó este miércoles.

El ranking, compuesto por un total de 140 países analizados, tiene en cuenta factores como sus infraestructuras turísticas y de transporte, seguridad, apertura internacional, competitividad de sus precios, capacidades tecnológicas, sostenibilidad medioambiental y recursos naturales y culturales, entre otros.

Por tercera vez consecutiva, España es distinguido como líder mundial en competitividad turística, seguido por Francia y Alemania.

“España es el segundo país más visitado en el mundo y ha desarrollado una economía enfocada en el turismo, en la que en torno a la mitad de los gastos internos del sector proceden de los visitantes internacionales”, destaca el informe del FEM.

Sobre los factores que la mantienen a España como país líder en turismo, el informe menciona las “excepcionales infraestructuras” como su oferta hotelera, la calidad del transporte por ferrocarril, las carreteras y los puertos, calificados como “muy importantes” para el éxito de la industria de los cruceros.

Los 10 destinos turísticos más competitivos del mundo. . .

Angola, Mauritania, República Democrática del Congo, Burundi, Liberia, Chad y Yemen ocupan los últimos puestos de la clasificación mundial del FEM.

¿Y América Latina?

En el puesto 19 de la lista global (tres puestos más arriba que en 2017), México es el país latinoamericano mejor valorado por “sus atractivos naturales, su amplia fauna y vida salvaje y los numerosos sitios protegidos”, subraya el informe.

También destaca que México, al igual que Brasil e India, son países con “economías con excepcionales recursos naturales y culturales, que combinan de manera efectiva” precios y competitividad.

Pareja mira el atardecer en Rio de Janeiro.

Getty Images
Brasil, segundo mejor clasificado en América Latina, es destacado por sus recursos naturales y culturales.

De Brasil, segundo mejor clasificado de la región, el FEM resalta sus numerosos estadios deportivos, su entretenimiento cultural digital o su capacidad para albergar reuniones de organizaciones internacionales, entre otros factores.

Costa Rica destaca por su mejora en infraestructura terrestre y portuaria, mientras que Panamá sufrió una de las mayores caídas respecto al pasado ranking al caer del puesto 35 al 47.

Perú, por su parte, se encuentra entre los 20 países con mayor número de recursos naturales y culturales junto a Argentina y Colombia, entre otros.

Los 10 destinos turísticos más competitivos de América Latina. (según sus puestos en el ranking global). .

En lo más bajo de la clasificación de países latinoamericanos están Nicaragua (puesto 91 de 140), Honduras (94), Guatemala (99), El Salvador (108), Paraguay (109), Venezuela (117) y Haití (133).

Los puntos a mejorar

La región de las Américas (que incluye a todos los países del continente) es la tercera mejor valorada del mundo según el informe, detrás de Europa y Asia-Pacífico.

El reporte destaca a Sudamérica como la subregión con mayor crecimiento desde el pasado ranking publicado en 2017.

Punta Cana, República Dominicana

Getty Images
El informe del FEM también valora las infraestructuras de transporte y turísticas de los países, como su oferta hotelera.

Estados Unidos encabeza esta clasificación regional. Bolivia también destaca como el país que más puestos ascendió en la tabla (del 99 al 90) respecto al informe de hace dos años.

El FEM asegura que “los países de las Américas dependen a menudo de sus recursos naturales para generar turismo, pero son desafiados por puntuaciones más bajas en cuanto a la creación de entornos adecuados” para el turismo.

En concreto, el informe destaca cómo la región continúa entre los últimos puestos en lo que respecta a infraestructura aérea y terrestre y sostenibilidad medioambiental.

En toda la región se realizaron mejoras en esta última área mediante ratificaciones de tratados medioambientales. “Sin embargo, la destrucción del hábitat, evidenciada por la creciente deforestación y las cifras de especies amenazadas,continúa poniendo en peligro los recursos naturales” de estos países, destaca el informe.

Sin embargo, el mayor obstáculo de la región para la competitividad se centra, según el FEM, a sus bajas calificaciones en la adecuación del entorno, especialmente su entorno empresarial y seguridad.

Deforestación en el Amazonas.

Getty Images
La sostenibilidad ambiental es uno de los puntos a mejorar por los países de las Américas para mejorar su competitividad turística, dice el FEM.

Los altos impuestos, los trámites burocráticos y los sistemas legales ineficientes han seguido empeorando en muchos países, lo que podría obstaculizar la inversión en viajes y turismo, dice el FEM.

Sobre la seguridad en la región, aunque el informe concluye que ha mejorado en términos generales, afirma que “se mantienen tasas de homicidio excepcionalmente altas y servicios policiales poco confiables, lo que disuade a muchos potenciales turistas”.

Lo más valorado de la región

En el lado positivo, de las Américas se destaca que es más competitiva que el promedio mundial debido a sus numerosos recursos naturales y culturales, así como su mejora en cuanto a nuevas tecnologías.

Sin embargo, en la región, la competitividad en los precios es la característica más valorada (una nota de 5,3 de promedio) con Colombia a la cabeza.

Más de la mitad de los indicadores regionales son liderados por Estados Unidos y Canadá. No obstante, Argentina encabeza el de salud e higiene, Chile el de apertura internacional, México el de recursos naturales y Brasil el de recursos culturales.

El informe recuerda, eso sí, que es importante tener en cuenta que el rendimiento y valoración de indicadores varía mucho entre las distintas subregiones y países dada la gran desigualdad existente en la región.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw

https://www.youtube.com/watch?v=vFY6U5zH1-4

https://www.youtube.com/watch?v=vmn_Arwoev4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.