Funcionaria que cometió irregularidades en la Línea 12 ahora es la encargada de adjudicar contratos en Pemex
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Funcionaria que cometió irregularidades en la Línea 12 ahora es la encargada de adjudicar contratos en Pemex

Reyna María Basilio fue declarada como la responsable de autorizar indebidamente el pago a dos empresas durante la construcción de la Línea 12.
Cuartoscuro
12 de abril, 2019
Comparte

A pesar de ser acusada de autorizar adeudos de obras no reconocidas de la Línea 12 del Metro, Reyna María Basilio Ortiz, exdirectora de Administración de Contratos de Proyecto Metro, es ahora la coordinadora de Procura y Abastecimiento para Transformación Industrial de la Dirección Corporativa de Administración y Servicios de Pemex, área encargada de adjudicar contratos.

Basilio Ortiz trabajó para la administración de Marcelo Ebrard, de 2006-2012, cuando éste construyó la Línea 12 del Metro, proyecto en que la funcionaria se desempeñó como directora de Administración.

Tras la denuncias de irregularidades por los daños ocasionados durante la construcción de ésta así como en el manejo de los recursos, varios funcionarios fueron investigados por autoridades locales y federales, entre ellos, Reyna María Basilo.

En septiembre de 2014, tras una auditoría hecha por la Contraloría General del gobierno de la Ciudad de México, se encontró que Basilio Ortiz fue la “responsable de autorizar indebidamente un reconocimiento con dos empresas”, a las cuales se les pagaría más de 478 millones de pesos -sin que éstas cumplieran los requisitos de normatividad-.  

A consecuencia de esto, la funcionaria se hizo acreedora a una sanción económica de 478 millones 63 mil 757 pesos y una inhabilitación de 15 años para ocupar cualquier cargo público.

De acuerdo con el diario Reforma, a la par, la Procuraduría General de Justicia capitalina abrió la averiguación previa FAE/D/T1/186/14-09 y en julio 2015 se dictó una orden de aprehensión en su contra por su “probable responsabilidad en la comisión del delito de Uso ilegal de Atribuciones y Facultades”.

Ante esto, la funcionaria consiguió un amparo mediante el cual el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal suspendió la orden de aprehensión.

Con relación a la inhabilitación de 15 años, Basilio Ortiz solicitó en el Tribunal Contencioso Administrativo de la Ciudad de México la cancelación de la sanción impuesta. El 15 de diciembre de 2017, el Tribunal de Justicia Administrativa de Ciudad de México declaró la nulidad de ésta pero reconoció que la funcionaria “sí había incurrido en irregularidades”.

El caso no terminó ahí. Meses después autoridades capitalinas presentaron una inconformidad en el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa por la decisión que favoreció a Basilio.

Este Tribunal también reconoció que Reyna María Basilio incurrió en irregularidades pero estableció que las sanciones de inhabilitación y la económica no fueron debidamente individualizadas y aplicadas. En septiembre de 2018 ordenó al Tribunal Contencioso Administrativo que anulará la decisión que había tomado a favor de la funcionaria y se emitiera una nueva sentencia con los criterios actuales sobre el caso.

 

Con información de Reforma (suscripción necesaria). 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El poderoso cardenal y las otras 9 personas que enfrentan un insólito juicio en el Vaticano por malversación

Angelo Becciu, antiguo asesor del Papa, es una de 10 personas que comparecen ante un tribunal acusado de delitos financieros.
27 de julio, 2021
Comparte

El cardenal Angelo Becciu es el clérigo de mayor rango que se sienta en el banquillo por presuntos delitos financieros.

Junto a Beccio otras 9 personas enfrentan el juicio que inicia este 27 de julio en el Vaticano por cargos que incluyen malversación, blanqueo de dinero, fraude, extorsión y abuso de poder.

El influyente cardenal de 73 años, que niega las acusaciones, fue forzado a dimitir el pasado septiembre, pero mantiene su título.

Las acusaciones están relacionadas a la compra multimillonaria de una propiedad en Londres con fondos de la Iglesia.

Becciu era un cercano asesor del papa Francisco que anteriormente había ocupado un cargo clave en el Secretariado de Estado del Vaticano, que administra las donaciones de la Iglesia.

El cardenal deberá responder preguntas sobre una controvertida inversión en un edificio de lujo en Londres que conllevó pérdidas durante su tiempo a cargo del Secretariado: desde entonces, la transacción ha estado bajo una investigación financiera.

El pago de US$200 millones por un edificio de apartamentos en la elegante avenida Sloane de Londres se hizo con dinero de la Iglesia a través de fondos y compañías en paraísos fiscales, una transacción que el cardenal había defendido en el pasado.

En un comunicado emitido a principios de mes por personas allegadas, el cardenal expresó que era “la víctima de una conspiración” y manifestó su “absoluta inocencia”, informó la agencia AFP.


¿Mayor escrutinio de la Santa Sede?

Análisis de John McManus, experto en temas religiosos de la BBC

Llegar al fondo de la problemática relación entre el Vaticano y sus finanzas se ha convertido en tema central del Vaticano bajo el papa Francisco.

En paralelo con su deseo de convertir a la Iglesia en un santuario donde todos, no importa cuán imperfectos, puedan encontrar un lugar, está su labor para lograr que el Vaticano sea un destino especialmente hostil para aquellos que busquen usarlo para enriquecerse.

Los supuestos crímenes enumerados ahora todavía tienen que ser probados en el tribunal.

Pero el simple hecho de que el Papa estuviera dispuesto al proceso y el juicio de un cardenal que no sólo era un alto miembro de la jerarquía en el Vaticano, sino también un amigo de Francisco, es una señal de su clara intención de que cuando se trata de delitos financieros, está preparado para tomar medidas sin precedentes para limpiar la reputación de la Iglesia.

El riesgo para el Papa, y para la iglesia, es que este juicio abrirá la posible mala gestión de las finanzas de la Santa Sede a un mayor escrutinio público.


Edificio en la avenida Sloane, Londres

Getty Images
El edificio en el que el cardenal Becciu invirtió el dinero del Vaticano queda en la elegante avenida Sloane, de Londres.

Dos antiguos directores de la unidad de inteligencia financiera del Vaticano están entre los diez imputados.

Enfrentan cargos de malversación, lavado de dinero, fraude, extorsión y abuso de poder.

Una mujer italiana que trabajó para el cardenal Becciu fue acusada de malversación el año pasado.

Se espera que el juicio dure dos meses. De ser encontrados culpables, podrían enfrentar penas de prisión o multas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3gwP5X5szQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.