Iniciativa de ley plantea un nuevo sistema para que Estado y familias atiendan a personas dependientes en CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Iniciativa de ley plantea un nuevo sistema para que Estado y familias atiendan a personas dependientes en CDMX

Tras varios proyectos que quedaron inconclusos en la administración anterior, la Comisión de Igualdad de Género capitalina presentó la primera iniciativa legislativa para corresponsabilizar al Estado del cuidado de las personas dependientes.
Cuartoscuro
Comparte

El Congreso de la Ciudad de México presentó este 4 de abril la primera iniciativa de ley para crear un Sistema de Cuidados para la capital, a través del cual el Estado compartiría con las familias la responsabilidad de atender a personas dependientes, como niños, adultos mayores, personas enfermas o con discapacidad.

La propuesta pone al gobierno de la Ciudad de México como principal responsable y garante del derecho al cuidado, regulando la corresponsabilidad social del cuidado entre el gobierno, el mercado, las comunidades y las familias.

Para lograrlo, propone que el sistema genere un catálogo de servicios de atención al cuidado que comprende prestaciones económicas, asistencia en el cuidado en el hogar y centros de apoyo al cuidado. El apoyo a las personas cuidadoras no remuneradas será en efectivo (para la contratación de una persona cuidadora) o en especie, es decir, se les asignaría una persona cuidadora, detalló la diputada Paula Soto, quien presentó la iniciativa.

Mujeres cuidadoras atienden a 42 millones de personas dependientes; el Estado no reconoce su trabajo

La legisladora explicó a Animal Político que la designación del monto a entregar se analizaría durante la dictaminación de la Ley, “de conformidad con las posibilidades que los ingresos de la Ciudad de México arroje, siempre en consideración de que sea digno, adecuado y suficiente”. Agregó que la cantidad a entregar también dependerá del tipo y grado de dependencia así como del nivel socioeconómico, “sin ser éste excluyente del acceso a los programas”.

En el caso de los centros de apoyo, serían sedes facilitadas por el Estado con personas cuidadoras certificadas, actividades para el uso del tiempo que podrán ser educacionales, culturales, de recreación y de entretenimiento, así como áreas de cuidado para niños. Esto con el fin de que las personas en situación de dependencia reciban cuidado profesional, y que los cuidadores primarios puedan contar con periodos de tiempo para su propio cuidado, así como para otras actividades educativas, formativas y profesionales.

Estas personas, que históricamente han realizado labores de cuidado sin remuneración, sin preparación y sin ningún tipo de apoyo, podrían recibir capacitaciones y una certificación para mejorar las condiciones en que realizan estas tareas a través de la especialización.

El sistema deberá diseñar programas y políticas públicas que flexibilicen y compatibilicen las jornadas laborales dentro de las dependencias de la Ciudad de México, para que tanto mujeres como hombres puedan participar del cuidado, así como crear espacios de cuidado infantil, aunque solo dentro de las oficinas de gobierno.

Respecto a las empresas del sector privado, la iniciativa solo contempla la promoción de estímulos para que éstas flexibilicen las jornadas laborales de hombres y mujeres.

De aprobarse su creación, el Sistema de Cuidados de la Ciudad de México deberá “orientar los programas y políticas de cuidado a la equitativa distribución de responsabilidades y tareas entre mujeres y hombres; además de establecer la corresponsabilidad del cuidado entre sociedad, instituciones públicas y privadas para eliminar estereotipos de género que impongan a las mujeres dobles o triples jornadas de trabajo”, ya que en la actualidad las mujeres capitalinas –igual que las del resto del país y el mundo- realizan casi el 80% de las labores domésticas y de cuidado, según el Instituto Nacional de Estadística (Inegi).

El Sistema sería regido por un Consejo, presidido por la Jefatura de Gobierno e integrado por las secretarías de Inclusión y Bienestar Social, de Administración y Finanzas, de Desarrollo Económico, de Salud; del Trabajo y Fomento al Empleo y la de las Mujeres; así como por el DIF de la Ciudad; los institutos de las Personas con Discapacidad y de Atención al Adulto Mayor; el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), y la Comisión de Derechos Humanos local (CDHCDMX).

Contaría también con tres representantes del sector empresarial; tres de la sociedad civil y tres del Comité Territorial, que estaría conformado por los 16 alcaldes de la Ciudad y una persona de la sociedad civil por alcaldía. Los recursos para este sistema estarían contemplados en el presupuesto anual aprobado por el Congreso, que debe incluir un Fondo conjunto entre dependencias del gobierno.

Cuidar y ser cuidado: derecho constitucional

La Constitución Política de la Ciudad de México, promulgada en 2017, estableció –por primera vez en el país- la obligación del Estado de establecer un sistema de Cuidados que preste servicios públicos “universales, accesibles, pertinentes, suficientes y de calidad” y desarrolle políticas públicas para garantizar el derecho de las personas dependientes a recibir atención adecuada, así como el derecho de las personas cuidadoras a hacerlo sin minar su propio bienestar.

Desde la administración capitalina anterior fueron lanzados diversos proyectos, planeados con la sociedad civil, para crear este sistema que ofrezca atención a las personas dependientes que no tienen un cuidador, así como alternativas para que los cuidadores no se vean obligados a dejar todas sus actividades primarias por prestar cuidados; sin embargo, esos planes no llegaron a concretarse.

Por bajos sueldos y jornadas extenuantes, mujeres prefieren abrir su propio negocio

Ya durante la administración actual, que convive con la primera Legislatura del nuevo Congreso capitalino, fue redactada una primera iniciativa para crear este Sistema que no fue bien recibida por las organizaciones de la sociedad civil que la evaluaron, pues a su juicio, seguía enfocando los esfuerzos en las mujeres sin combatir la desigualdad de género en la repartición de estas tareas; además de que no incluía al Instituto de Atención al Adulto Mayor como parte de las instituciones participantes.

Aunque la participación de las mujeres en el mercado laboral es cada vez mayor, su desarrollo tiene un importante freno que impide cerrar la brecha de género: las labores domésticas y el cuidado de personas. Expertos y organizaciones en México y el mundo han advertido que la desigualdad de género no podrá combatirse mientras persista la idea de que los cuidados son responsabilidad femenina y del ámbito privado.

También en marzo pasado el Partido Acción Nacional presentó una iniciativa para crear el Sistema de Cuidados pero adscrito a la ley de Salud local, así como una ley para la regulación de los cuidados paliativos, específicamente. La iniciativa presentada este jueves es la primera que propone una Ley del Sistema de Cuidados y está signada por los diputados Paula Soto y Temístocles Villanueva, ambos del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) y presidentes de las comisiones de Igualdad de Género y de Derechos Humanos, respectivamente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid-19: el gráfico que muestra el riesgo de contagio de coronavirus según la actividad que hagas

Un grupo de expertos de Estados Unidos evaluaron la posibilidad de exponerse al virus al hacer actividades como abrir el correo o asistir a un servicio religioso, entre otras.
7 de septiembre, 2020
Comparte
Ilustración de persona corriendo con perro y el coronavirus en el aire

Getty Images | BBC
Los expertos consideran que salir a correr acompañado o pasear al perro tiene un riesgo moderado-bajo.

¿Cuán arriesgado es ir a comprar o comer en un restaurante? ¿Y tomarse un trago en un bar? ¿O ir al cine?

En medio de la actual pandemia de covid-19, seguramente muchos se preguntan cuáles son los riesgos de infección haciendo este tipo de actividades.

Preguntas así quería responder la Asociación Médica de Texas (TMA, por sus siglas en inglés), que juntó un panel de 14 expertos en salud pública, epidemiología y enfermedades infecciosas para diseñar una clasificación según el riesgo que supone hacer distintas acciones cotidianas.

Ir al gimnasio, comer en un buffet o asistir a un concierto multitudinario están entre las más arriesgadas, según la TMA.

“Es un gráfico hecho para Texas (EE.UU.), pero sirve para otros países. Hay que considerar las diferencias de cada lugar, pero también hay muchas semejanzas”, dice a BBC Mundo el médico John Carlo, experto en salud pública y uno de los miembros de TMA que participó en la creación del gráfico.

Gráfico de riesgo de contagio de coronavirus según la actividad

BBC

¿Cómo se hizo el ranking?

La clasificación del 1 (menos arriesgada) al 10 (más arriesgada) sigue los siguientes criterios: si las actividades son realizadas en el interior o en el exterior; la proximidad con otras personas; el tiempo de exposición al virus; la posibilidad de seguir las prácticas de prevención (como el uso de mascarillas) y el riesgo de que una persona se contamine realizando la acción.

Por eso dos actividades muy distintas pueden ocupar la misma categoría.

“El centro comercial, a pesar que suele ser un espacio cerrado, puede ser amplio, estar ventilado y puede permitir mantener la distancia social. En cambio, la playa, aunque es un espacio abierto, puede estar abarrotada”, dice John Carlo.

Para todas las actividades de la lista, los médicos consideraron que los participantes usaban mascarillas, mantenían una distancia de al menos dos metros entre personas (que no fueran sus familiares) y se lavaban las manos siempre que fuera posible.

“Este es el punto de vista de un grupo de médicos que tenían que responder como estas actividades se comparan en términos de riesgo. Pero solamente la propia persona puede saber las condiciones en que va a practicar la actividad y determinar el riesgo total”, añade Carlo.

El experto también recalca que el mismo tipo de negocio puede variar mucho, como en el caso de las peluquerías y/o barberías.

“En Estado Unidos tenemos salones en que hay una persona atendiendo a un solo un cliente. Todo está muy limpio y las dos personas pueden usar mascarillas. Hay otras que no y el riesgo es distinto. Se trata de usar el sentido común para analizar el escenario de cada actividad. Nuestro gráfico es una buena guía, pero la gente tiene que analizar sus propios casos.”, concluye Carlo.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.