close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
El ISSSTE solo garantiza su operación hasta julio, ¿cómo aumentó su deuda hasta llegar a la quiebra?
El director de Administración y Finanzas acusó que gobiernos anteriores desmantelaron al ISSSTE con prácticas como comprar con sobreprecio y a discreción.
Cuartoscuro Archivo
23 de abril, 2019
Comparte

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) tiene un pasivo de casi 19 mil millones de pesos, causado por un abandono de los gobiernos anteriores que dejaron de darle recursos y lo desmantelaron, aseguró el director de Administración y Finanzas de ese organismo, Pedro Zenteno Santaella.

Debido a esta crisis financiera, el ISSSTE se encuentra en quiebra y sólo puede garantizar su operación hasta julio próximo, advirtió el funcionario al comparecer el 22 de abril ante la Comisión de Salud del Senado.

Lee: 2.1 millones de personas en México no pueden ejercer su derecho a la salud: Coneval
Zenteno afirmó que los gobiernos “neoliberales” de las últimas administraciones federales llevaron al Instituto a una quiebra financiera, lo que queda en evidencia al revisar los pasivos de los últimos seis años: de 2012 a 2017 mantuvo un promedio de seis mil millones de pesos, y para 2018 ascendió a casi 19 mil millones.

“Dejó de pagar, de darle recursos al Instituto; no quiero pensar mal, si haya sido por el año electoral”, expresó el funcionario.

Agregó que gran parte (sin especificar cuánto) de ese pasivo se generó sin haber tenido insuficiencia presupuestal, lo cual significaría que las autoridades encargadas del Instituto en administraciones pasadas cometieron daño patrimonial en su contra; aseguró que “en su momento” darán a conocer los nombres de los responsables y procederán conforme a la ley.

“No puede haber impunidad. El ISSSTE es tierra de nadie (…) desmantelaron la institución, hasta el carrito de anestesia está subrogado. La realidad supera la ficción en el ISSSTE”, puntualizó el funcionario.

Lee: Por políticas de austeridad, ISSSTE despedirá a 3 mil trabajadores

Focos rojos

El director de Normatividad, Administración y Finanzas del ISSSTE detalló las causas de la “quiebra financiera” en la que se encuentra, empezando por la discrecionalidad en las compras.

“Tenemos el problema de las delegaciones, que al amparo de la autonomía de gestión realizan de manera libre muchas de las compras y ahí probablemente hay focos de corrupción muy importantes”, dijo, y admitió que en la administración actual no hay evidencia de que esas prácticas se hayan terminado.

Señaló que el Instituto ha sido un botín político para grupos que se los “entregaban” a candidatos que perdían una elección a gobernador o a diputado, y se comprometió a generar, en el nuevo gobierno, lo necesario para poner orden administrativo y entregar resultados.

“Espero que en octubre que nos volvamos a ver les podamos hacer un planteamiento muy claro de cómo se ha avanzado, pero reitero la quiebra del instituto, tampoco somos magos”, dijo.

Lee: Un proveedor acaparó 35% de las compras de medicamentos del IMSS y el ISSSTE en sexenio de EPN
Otra de las causas que apuntó el funcionario fue el contrato que el ISSSTE firmó con el proveedor  SILODISA, que le presta servicios de distribución de medicamentos y material de curación, con vigencia del 6 de junio de 2017 al 5 de junio de 2020, por un monto de tres mil 331 millones. Esta empresa, indicó, le cuesta al instituto 13 mil 370 millones de pesos al año, siendo un servicio que la institución podría llevar a cabo por sí misma.

“Hay que recordar que nos encontramos con que el ISSSTE no tiene cadena de abasto, se desmantelaron los almacenes, lo que llevó a la contratación de esta empresa, se subrogó o se privatizó. Se ha hablado con el director general de la necesidad de recuperar la cadena de almacenamiento y distribución del instituto,  podemos tener ahorros sustantivos”, precisó.

Otra afectación al Instituto es que tiene 200 obras abiertas y en proceso de finiquito, lo que no se ha concretado por irregularidades en el proceso de construcción, “por corrupción de las empresas”.

También lo afecta que la contratación es descentralizada lo que ha provocado discrecionalidad en las compras, y que muchas de ellas se hagan con sobreprecio, como en el Hospital 20 de noviembre, donde aseguró que se compra un antibiótico fungicida en dos mil 640 pesos, cuando en el área central se adquiere en 208 pesos: 1,168% más caro. “Necesitamos controlar, centralizar, poner orden”, reiteró.

Agregó que hay pagos pendientes en la subdirección de personal; adeudos por vales de fin de año,  por el fondo de ahorro de personal civil y partes proporcionales de aguinaldo por más de mil 600 millones de pesos. El pasivo laboral, en tanto, asciende a cuatro mil 635 millones de pesos, por lo cual el ISSSTE tiene 17 mil 488 juicios laborales en curso, “que ponen al instituto en una situación muy grave desde el punto de vista presupuestal”, dijo.

Lee: Gobierno anuncia a servidores públicos que serán atendidos en el ISSSTE en 2019

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, rechazó que el ISSSTE atraviese por una crisis.

Existe un problema de déficit financiero heredado, pero se va a resolver, sobre todo porque hay disciplina en el manejo del presupuesto, no hay corrupción y ya no se condonarán impuestos a los grandes contribuyentes, dijo este martes durante la conferencia matutina.

El mandatario dijo que el caso del ISSSTE al igual que con Petróleos Mexicanos (Pemex) y en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dejaron al instituto muy mal: “Sí hay un problema heredado de tipo financiero, pero lo vamos a resolver”.

Precisó que el gobierno federal cuenta con un plan de rescate para el ISSSTE, como para todo el país, puesto que se debe garantizar la seguridad social de la población.

IMSS y PEMEX también denunciaron abandono

En la comparecencia ante legisladores también estuvieron presentes representantes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Petróleos Mexicanos (Pemex), en tanto la petrolera tiene su propio servicio de salud para sus trabajadores. Flavio Cienfuegos, director de Administración del IMSS, denunció que entre 2013 y 2019 (la administración del expresidente Enrique Peña) casi el 70% de las adquisiciones de medicamentos se hizo sólo con cinco proveedores, por un monto de 150 mil millones de pesos.

Agregó que en algunas compras, como los guantes de látex, hay sobrecosto de 174 millones de pesos, que habrían sido suficientes para pagar a 425 enfermeras generales o para la renta de 418 ambulancias adicionales en un año.

Además, el funcionario aseguró que de 114 proveedores adjudicados en el IMSS, 96 han tenido algún incumplimiento, con un monto que supera los 400 millones de pesos.

En su oportunidad, Roberto Lehmann, subdirector de servicios de Salud de Pemex, aseguró que su administración recibe un sector salud en donde el mantenimiento “no existe”, con hospitales que no han recibido mantenimiento durante cuatro o seis años, bajo el argumento de que no había recursos para ello.

Coincidió en que otro de los grandes problemas de las instituciones de salud pública es el sobrecosto en las compras, que en Pemex llega a ser de 10 o 15 veces el costo real; y aseguró que la petrolera estatal tiene una deuda de mil 100 millones de pesos en contratos de subrogación.

“Tenemos equipos obsoletos que no dan una función adecuada. La mala planeación que nos entregaron del servicio médico no tiene presupuesto asignado para renovación de tecnología, por lo tanto no podemos redirigir recursos. Falta material humano, médicos con años haciendo comisiones sin base. No me pregunten por qué pero eso es lo que recibí”, puntualizó Lehmann Mendoza.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cruz Roja mandará ayuda humanitaria a Venezuela en una operación como la que realiza en Siria
Entre tanto, un cargamento con 65 toneladas de medicinas y material médico procedente de China arribó este viernes al país, según anunció el vicepresidente venezolano para el área económica, Tareck El Aissami.
30 de marzo, 2019
Comparte

El pulso entre el gobierno de Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guiadó por la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela vivió este viernes dos nuevos capítulos.

La Federación Internacional de la Cruz Roja (Ifrc) anunció que comenzará dentro de 15 días una operación de ayuda en el país suramericano que, por su magnitud, dijo que es comparable a la que desarrollan en Siria, un país devastado por la guerra.

La decisión tiene lugar poco más de un mes después de que los intentos de la oposición de llevar al país cargamentos con material humanitario terminaran en altercados a lo largo de las fronteras con Colombia y Brasil.

Entre tanto, un cargamento con 65 toneladas de medicinas y material médico procedente de China arribó este viernes al país, según anunció el vicepresidente venezolano para el área económica, Tareck El Aissami.

En febrero pasado, otro cargamento con fármacos y material quirúrgico llegó a Venezuela procedente de Rusia, otro de los países que apoya al gobierno de Nicolás Maduro.

¿En qué consiste la ayuda de la Cruz Roja?

Según anunció el presidente de la Ifrc, Francesco Rocca, se ofrecerá asistencia a unas 650.000 personas, aunque aclaró que esto no solucionará la crisis que atraviesa el sector de la salud en Venezuela, sino que será solo “un inicio”.

La operación, que ha sido aprobada tanto por el gobierno de Maduro como por Guaidó, incluirá toneladas de alimentos y suministros médicos.

“Si todos van a respetar lo que se discutió, esta es una operación muy similar a lo que está pasando en Siria en cuanto al número de personas que van a ser atendidas“, agregó.

venezuela

AFP
Los hospitales de Venezuela sufran una notable carencia de medicinas y material quirúrgico.

En principio, el organismo con sede en Ginebra contempla la entrada de plantas eléctricas para dotar de energía a los hospitales públicos, equipos médicos y kits quirúrgicos.

“No se puede aceptar que niños o seres humanos mueran por falta de luz, no es una patología la falta de luz”, dijo Rocca.

En menos de un mes, el país ha sufrido dos apagones nacionales que han dejado sin suministro buena parte del territorio por más de 72 horas.

¿Por qué causa polémica la ayuda?

Tras proclamarse presidente interino en enero pasado, Guaidó solicitó ayuda humanitaria a la comunidad internacional para intentar aliviar la profunda crisis que atraviesa Venezuela.

Varios países, liderados por Estados Unidos, enviaron cientos de toneladas de alimentos y medicinas, pero el gobierno de Maduro rechazó su entrada al país.

Según la versión oficial, Venezuela no vive una crisis humanitaria y su población no necesita “migajas” que en realidad buscan justificar una intervención y un “golpe de Estado”.

venezuela

Getty Images
Venezuela ha sufrido dos apagones nacionales en menos de un mes.

Pero Naciones Unidas estima que cerca de un cuarto de la población de Venezuela (unos siete millones de personas) necesitan ayuda humanitaria.

Varias organizaciones internacionales y opositoras denuncian desde hace meses un aumento de la desnutrición y de enfermedades en consonancia con el deterioro de las condiciones de vida en el país.

La nación vive desde hace años una profunda crisis económica, con hiperinflación, carestía de alimentos y medicinas que ha llevado a millones de personas a emigrar.

¿Qué significa la aceptación de la ayuda?

La disputa por la entrada de la ayuda era uno de los puntos principales de conflicto entre Maduro y Guaidó.

De acuerdo con el enviado especial de la BBC a Venezuela Will Grant, más allá del obvio alivio para los venezolanos que se beneficiarán de la asistencia, la ayuda trae consigo un cambio crucial.

Es un reconocimiento implícito del presidente Maduro de que efectivamente existe una crisis humanitaria en Venezuela a pesar de sus repetidas negaciones en los últimos tiempos”, señala.

guaidó

Getty Images
Guaidó asegura que la aceptación de la ayuda es una “admisión de fracaso” por parte del gobierno.

Guaidó consideró que la aceptación de la ayuda humanitaria de la Ifrc era una admisión de fracaso por parte del gobierno.

Maduro, por su parte, no comentó de momento la decisión, aunque en otras ocasiones ha señalado que la situación que vive su país es resultado de una “guerra económica” respaldada por Washington.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gN-LCGigRIQ&t=25s

https://www.youtube.com/watch?v=x_-KV-ydCvA

https://www.youtube.com/watch?v=uUGQmcaAGcc

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.