close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Pixabay
Una jirafa nació en Chapultepec, pero en el mundo es una especie en peligro de extinción
Este mamífero ya está extinto en 7 países de África. En el zoológico de Chapultepec convive con un macho y seis hembras.
Pixabay
5 de abril, 2019
Comparte

Una jirafa hembra nació en el Zoológico de Chapultepec el pasado 2 de marzo.

Esta semana la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México lanzó una convocatoria para elegir su nombre.

Tiene casi 1.8 metros de altura y reporta un buen estado de salud, pues se alimenta de la leche de su madre, además de que convive con otros ejemplares como antílopes, grullas y cebras.

La cría convive actualmente con su manada, integrada por un macho y seis hembras, dos de ellas menores de un año de edad; mientras que su madre se llama Keyla y tiene 17 años, el papá se llama Chacho y tiene ocho años; su abuela es Fortunata y con 28 años, es la jirafa más longeva del zoológico.

Sin embargo, la jirafa es una especie en peligro. El número de ejemplares ha caído un 40% desde 1985, según datos de  Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza,(IUCN por sus siglas en inglés).

En 1985, la población estimada de jirafas en África era de entre 151,702 y 163,452 individuos. Para 2015, esta cifra se había reducido a un estimado de 97,562, lo que representa una disminución de la población de entre 36 y 40%.

En 2015, la jirafa fue catalogada como “vulnerable” en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.

“La fragmentación, la degradación y la pérdida de hábitat, las enfermedades, la caza ilegal (caza furtiva), el crecimiento y la expansión de la población humana, y la guerra y los disturbios civiles han impactado en el número y la distribución de jirafas en África, y continúan haciéndolo. Muchas amenazas surgen de la competencia directa, indirecta o percibida por los recursos humanos, su ganado y las tierras agrícolas”, señala la UICN en un estudio sobre esta especie.

Alerta que el hábitat de la jirafa está degradado o destruido por el pastoreo, el desmonte de tierras para la agricultura y la recolección incontrolada de madera y leña.

“El daño a los cultivos crea conflicto entre los humanos y las jirafas, mientras que el contacto cercano con el ganado doméstico puede resultar en la transmisión de enfermedades”, indica el estudio.

Te dejamos algunos datos interesantes sobre esta especie recopilados por la IUCN:

-La jirafa ya es una especie extinta en al menos siete países de África.

Igual que las huellas dactilares de los humanos, no hay dos jirafas que tengan el mismo patrón de pelaje.

-Los pies de jirafa son del tamaño de un plato de comida, en promedio tiene un diámetro de 30 centímetros.

-Las lenguas de jirafa son de color púrpura azulado y miden entre 45 y 50 cm de largo.

-La jirafa es el mamífero más alto del mundo. Incluso las jirafas recién nacidas son más altas que la mayoría de los humanos.

-La jirafa hembra da a luz de pie. Sus jóvenes caen aproximadamente 2 metros al suelo y pueden pararse a la hora de nacer.

-Cerca del 50% de todos los terneros jirafa no sobreviven su primer año.

-El cuello de una jirafa es demasiado corto para llegar al suelo. Si quiere tomar agua debe extender sus patas delanteras o arrodillarse para alcanzar el suelo.

-La jirafa solo necesita beber una vez cada pocos días. La mayor parte de su agua proviene de todas las plantas que comen.

-Para proteger el cerebro de la jirafa de los cambios repentinos en la presión arterial cuando baja su cabeza para beber, tiene válvulas para detener el flujo de la sangre y los vasos de paredes elásticas que se dilatan y se contraen para controlar el flujo.

-La NASA ha investigado los vasos sanguíneos en las patas de las jirafas para inspirarse en los trajes espaciales humanos.

-Un corazón de jirafa puede pesar hasta 11 kilos y es el más grande de cualquier mamífero terrestre. Se utiliza para bombear 60 litros de sangre alrededor de su cuerpo cada minuto a una presión arterial el doble que la de un humano promedio.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte