¿Qué tan importante es el libro de texto gratuito en las escuelas? Esto dicen los maestros
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Qué tan importante es el libro de texto gratuito en las escuelas? Esto dicen los maestros

"Si no llegaran, el alumno se sentiría desprotegido, porque los niños son muy visuales y de verdad aprecian sus libros", dijo una profesora de Guanajuato, ante el retraso en el proceso de elaboración de los libros de texto.
Cuartoscuro Archivo
30 de abril, 2019
Comparte

Este febrero, la Comisión Nacional del Libro de Texto Gratuito (Conaliteg) cumplió 60 años de operación. Fue una política creada en 1959 por el entonces secretario de Educación, Jaime Torres Bodet, durante la presidencia de Adolfo López Mateos, cuando la población tenía altos niveles de analfabetismo y pobreza.

La Conaliteg nació con la visión de que el libro de texto gratuito, “además de un derecho social, fuera un vehículo que facultara el diálogo y la equidad en la escuela”, por eso es que comenzó el diseño y producción de los libros que han recibido decenas de generaciones en escuelas públicas.

Desde entonces el libro de texto gratuito ha estado en las aulas y significa una herramienta indispensable para la comunidad estudiantil que hasta el ciclo escolar pasado sumaba 26.2 millones de alumnos, y 1.5 millones de maestros. Es por ello que la impresión y distribución ha sido un mecanismo perfectamente probado y repetido con exactitud cada año, en la Conaliteg.

Sin embargo, este ciclo escolar 2019-2020 existe el riesgo de que los libros no lleguen en agosto próximo, cuando inicia el año lectivo, debido a que el retraso ya suma casi cinco meses, debido a la falta de contratación de proveedores y empresas impresoras.

Generalmente en mayo salían los vehículos cargados de libros para distribuirlos al país, pero esta vez ni siquiera se han concretado los contratos con los proveedores y empresas impresoras para lograr que se entreguen los 192 millones de libros como ocurrió el año pasado.

Leer: Sin fechas claras para los participantes, lanzan nueva convocatoria para impresión de libros de texto

El exsubsecretario de Educación Básica, Lorenzo Gómez Morín, asegura en entrevista que el libro de texto es la base del sistema educativo mexicano y este retraso impactará sobre todo a maestros y alumnos. La afectación, dice, se verá inmediatamente en el aprendizaje de los estudiantes.

“Los maestros no desarrollan todos sus ejercicios. Aunque ahora les dan más libertad, siguen llevando al pie de la letra los libros. Y los que más van a perder son los más pobres, quienes no tienen más herramientas”.

Ante esta situación, Animal Político preguntó a maestros de distintos estados del país respecto a exactamente cuánto ocupan y qué tan importantes son los libros de texto gratuito. Esto fue lo que dijeron:

Antonio Virgilio Ruiz

Maestro de 2do. de primaria

Baja California Sur

Siete años de práctica

Los libros de texto son muy importantes porque es la materia prima con la que se trabaja dentro del salón. Preparamos clase con base en los libros, apegado al programa de estudios que se está manejando. En los libros vienen las actividades con las que se trabajan las materias y la dosificación.

Se trabaja en manera general adentrando al alumno a las lecciones, aunque se trabajan ejercicios en el cuaderno, se completa con las actividades del libro.

Incluso los niños se emocionan cuando les das su material. Uno ve cómo los empiezan a hojear, y no recibirlos les impactaría hasta anímicamente. Además de que merma en el nivel académico de los alumnos, es un efecto dominó.

En caso de que no se tenga al inicio del ciclo escolar se tendrían que estar fotocopiando de años interiores o imprimiendo del digital de la página de la Conaliteg. Sería un gasto extra para la escuela y padres de familia, si no se tuviera el libro en físico.

Nunca ha pasado un retraso en mis años de docencia. Los alumnos siempre han recibido los libros a tiempo.

Tania Velázquez

Maestra de 5to. de primaria

Guanajuato

25 años de práctica

Hay varias razones por las que sí es importante el libro de texto. Es una herramienta del proceso enseñanza aprendizaje, es una guía para los niños y ellos los leen, los subrayan, le hacen apuntes. Los alumnos a nivel primaria tienden a ser más visuales y al manipular el libro, al leerlo, al trabajarlo, tienen mejor desempeño.

Las materias donde funcionan aún más los libros son Formación cívica y ética, Geografía, Ciencias Naturales e Historia porque vienen buenas actividades, te proporcionan páginas de internet para que los niños investiguen. De esas materias sí me baso mucho para mis clases.  

En las materias de Pensamiento matemático y Lenguaje y comunicación, me baso en los contenidos, pero siempre les pongo algo de ejercicios prácticas que yo busco.

Nunca, en mi carrera docente que empecé en 1994 los libros se han retrasado. Y si no llegaran, el alumno se sentiría desprotegido, porque los niños son myu visuales y de verdad aprecian sus libros. Si no llegan, sería un fraude más de nuestro gobierno.

Vanessa de los Santos

Maestra de 2do. y 6to. de primaria

Durango

Tres años de práctica

Considero que son una herramienta base para la práctica docente, pues fungen como una fuente de información viable. En lo personal, trato de sacarle el mayor provecho posible utilizando los distintos tipos de texto que el mismo maneja, así como el uso de las imágenes que, en la mayoría de los casos, suelen ser ignoradas como recurso didáctico.

Por otro lado, el libro de texto actual sería de más utilidad si estuviese correctamente diseñado, vinculado a las necesidades actuales, pues si bien sirve como transmisor de conocimientos fundamentales, también le hace falta la parte en la que se manejen conceptos de relevancia social: la implementación de las nuevas tecnologías para el futuro del planeta, la (in)estabilidad política, diversidad cultural, equidad e igualdad de género, prácticas para la conservación del medio ambiente, entre muchos otros.

La cantidad de libros de texto que se nos otorgan al inicio de cada ciclo escolar siempre es insuficiente y es complicado acceder a los mismos por medio de Internet, pues no todos los alumnos tienen la posibilidad de buscarlos o contar con ellos por vía Internet, así que es necesario considerar que el material se debe entregar en cantidades justas y en tiempo oportuno (no a mitad de ciclo, como en algunos casos sucede).

Aun así, sé que existen maestros que contestan el libro como puro requisito, pues lo primero que piden los supervisores para evaluar el trabajo del maestro es el libro de texto del alumno contestado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo el ejercicio físico puede ayudarnos a crear nuevas neuronas y a mejorar la memoria

Por mucho tiempo se pensó que el cerebro no podía generar nuevas neuronas, pero ahora se sabe que la neurogénesis no se detiene ni siquiera durante la vejez.
31 de agosto, 2021
Comparte

Hace tiempo se pensaba que en el cerebro no se podían generar nuevas neuronas. Éste se entendía como una entidad estática e invariable que, simplemente, degeneraba a medida que envejecíamos o debido a lesiones cerebrales.

No obstante, a partir de los experimentos de la bióloga de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) Marian Diamond, se demostró en 1964 que el cerebro adulto era plástico y adaptativo.

Ese estudio fue pionero en identificar cómo las características del entorno afectaban directamente al desarrollo y crecimiento cerebral.

El experimento realizado contaba con una jaula grande y espaciosa con doce ratas que crecían en un ambiente enriquecido (elementos para jugar o correr en la rueda giratoria, compañía, alimentación diversa), así como con otras doce ratas que se encontraban en una jaula pequeña, aisladas, sin estímulos sociales o de juego.

Tras ochenta días, Diamond analizó sus cerebros y descubrió que el córtex cerebral se había modificado en el grupo del ambiente enriquecido.

En estos, la corteza cerebral era más extensa, debido al crecimiento de las espinas dendríticas de las neuronas, se observó angiogénesis —mayor número de vasos sanguíneos—, se vió incrementado el nivel del neurotransmisor acetilcolina, así como el del factor neutrófico derivado del cerebro, conocido por sus siglas en inglés BDNF, una proteína que se expresa especialmente en la corteza cerebral y el hipocampo, áreas fundamentales para procesos como aprendizaje y memoria.

Estos datos han generado un sinfín de estudios dirigidos a analizar el papel de cada uno de los elementos que componían ese ambiente enriquecido.

Neurogénesis y ejercicio físico

Desde los estudios pioneros de neuroplasticidad, múltiples han sido las evidencias científicas que demuestran cómo factores tales como la dieta, la actividad cognitiva diversa, el ambiente social, la novedad y el ejercicio físico son elementos que favorecen indiscutiblemente este fenómeno.

Cerebro.

Getty Images
El ejercicio físico regular puede contribuir a la neurogénesis.

Centrémonos en el ejercicio físico.

Los múltiples beneficios del ejercicio físico regular se han demostrado ampliamente en modelos humanos y animales. Sabemos que puede contribuir a la neurogénesis, así como poseer un rol importante para revertir y reparar el daño neural existente, tanto en mamíferos como en peces.

Comprender cómo se produce este proceso, y qué factores lo ponen en marcha, puede resolver el rompecabezas para mejorar la pérdida de memoria relacionada con la edad y tal vez prevenir enfermedades neurodegenerativas, incluido el Alzhéimer.

El cerebro promedio contiene alrededor de 100 000 millones de células cerebrales, la mayoría de las cuales se formaron antes del nacimiento. En las primeras etapas de la infancia se siguen generando nuevas células cerebrales a un ritmo acelerado.

Con los años, la neurogénesis disminuye gradualmente, pero el proceso no se detiene ni durante la vejez. Los factores neurotróficos ayudan a estimular y controlar este proceso, siendo el BDNF el más importante.

Entre 700 y 1.500 nuevas por día

Eso es especialmente cierto en el giro dentado del hipocampo, a pesar de que hay otras regiones cerebrales que también producen nuevas células cerebrales.

Recientemente, un equipo de investigación de la Universidad de Harvard, liderado por Rudolph Tanzi, ha encontrado que el hipocampo puede producir entre 700 y 1.500 nuevas neuronas cada día.

Hipocampo.

Getty Images
El ejercicio consigue acelerar la maduración de células madre a células adultas totalmente funcionales.

Quizás esto pueda no parecer mucho si tenemos en cuenta la vasta galaxia de neuronas que poseemos, pero incluso este pequeño número tiene valor, ya que mantiene activas muchas conexiones neurales ya existentes.

Así, si bien la mayoría de los cerebros puede desarrollar nuevas células, el objetivo de la ciencia ahora es encontrar las mejores maneras de hacerlo.

La idea sería que, si se puede aumentar el número de neuronas aún más a través de la neurogénesis, se podría intensificar la función principal del hipocampo y mejorar la forma en que las personas aprenden nueva información y acceden a la memoria a corto y largo plazo.

Los resultados de este estudio respaldan el vínculo entre ejercicio y neurogénesis.

Se encontró que el ejercicio aeróbico durante ocho semanas puede doblar la ratio de generación de nuevas neuronas en el hipocampo, en relación a aquellos sujetos que no realizan ejercicio.

Además de producir BDNF, el ejercicio aeróbico podría ayudar a aumentar la producción hepática de una enzima (Gpld1), que también puede ayudar con la neurogénesis.

Sabemos que el ejercicio consigue acelerar la maduración de células madre a células adultas totalmente funcionales y fomenta el principal mecanismo celular existente para el aprendizaje y la memoria, denominado aprendizaje a largo plazo. Todos estos elementos son clave para fomentar el aprendizaje y la memoria.

¿Cómo reducir el riesgo de enfermedades como el alzhéimer?

Aunque estos hallazgos provienen de estudios en animales, las personas podrían obtener los mismos beneficios cerebrales a través del ejercicio aeróbico. En este momento, no hay sustituto para el ejercicio regular para ayudar con la neurogénesis.

Mujer haciendo deporte.

Getty Images
Cualquier ejercicio físico que aumente la frecuencia cardíaca es ideal.

Sin embargo, no está claro qué tipo de ejercicio aeróbico funciona mejor, ni cuánto tiempo y cuánto es suficiente. Existen datos que sugieren entre 120 y 150 minutos recomendados de ejercicio de intensidad moderada por semana.

Estudios apuntan a la natación como uno de los deportes más completos. Promueve un claro beneficio cognitivo (mejoras en procesos atencionales, flexibilidad cognitiva, memoria) tanto en jóvenes como en personas mayores.

No obstante, cualquier ejercicio físico que aumente la frecuencia cardíaca, como usar usar una cinta de correr, andar en bicicleta o caminar con fuerza, son ideales. El cerebro en movimiento aprende más rápido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.