¿Por qué militares en activo pueden estar en la Guardia Nacional? Esta fue la negociación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Por qué militares en activo pueden estar en la Guardia Nacional? Esta fue la negociación

Pese a modificaciones, senadores y expertos dicen que el carácter de la Guardia Nacional es 100 % civil, y que el general que lo encabeza tiene que pedir licencia. Pero el gobierno dice que ningún militar transferido la pedirá.
Cuartoscuro
11 de abril, 2019
Comparte

La mañana del 21 de febrero los senadores de todos los partidos anunciaron, en medio de un ambiente de euforia, que se había alcanzado un consenso para crear una Guardia Nacional bajo un mando completamente civil. Un borrador del dictamen, difundido unos momentos antes por algunos legisladores y firmado por los líderes de las bancadas, incluía en sus artículos transitorios un enunciado que confirmaba lo anterior.

Ellos son los militares que comandarán la Guardia Nacional

“No encontrarse en activo en la fuerza armada permanente” se señalaba en los requisitos mínimos que deberían cumplir los integrantes de la Guardia.

Pero antes de llegar a la votación en el pleno, ese renglón del documento desapareció. Ni el dictamen difundido en la página del Senado ni en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación lo incluyó. El colectivo Seguridad Sin Guerra, que había celebrado la aprobación del borrador que incluía ese enunciado, se percató un día después del cambio.

 

¿Qué sucedió?

Fuentes que participaron en la negociación confirmaron que todo ocurrió durante el transcurso de la noche del 20 a la mañana del 21 de febrero. Indicaron que, en efecto, las modificaciones acordadas inicialmente a la minuta que semanas antes mandaron los diputados añadían la prohibición expresa de tener militares en servicio activo en la Guardia.

Dicha prohibición estaba contenida en el numeral 7 del artículo Cuarto Transitorio de la reforma, donde se establecían las cláusulas que debería incluir la Ley de la Guardia Nacional. Textualmente señala: “Lo requisitos que deberán cumplir sus integrantes, entre los que deberá estar no encontrarse en la fuerza armada permanente”.

Este es el documento completo donde aparece dicha condición:

¿Qué delitos va a combatir? ¿Qué pasará con los soldados? Las claves de la Guardia Nacional

Cuando dicho borrador fue enviado a los asesores de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Gobernación estos se alertaron por el enunciado. Un emisario de Gobernación se trasladó al Senado donde se reunió con los legisladores que continuaban discutiendo el acuerdo y pidió que dicho párrafo fuera modificado. Esto en el transcurso de la noche.

“Lo que nos dijo, en resumidas cuentas, es que los asesores de Sedena habían advertido que un militar aun cuando pidiera licencia, seguiría siendo un militar en activo. Dejar el enunciado así iba a impedir literalmente el traslado de cualquier elemento de las fuerzas armadas la Guardia Nacional, algo que era prioridad para el presidente y para la Sedena”, dijo uno de los legisladores que estuvo presente.

Las negociaciones se extendieron así hasta la mañana siguiente, aún con el borrador ya filtrado a periodistas y activistas en el que se mantenía la prohibición de militares en activo.

Finalmente, antes de llegar al pleno del Senado en la tarde de ese 21 de febrero, el numeral 7 del transitorio cuarto de la reforma fue modificado desapareciendo la prohibición de que hubiera militares en activo. En su lugar el enunciado quedó de esta forma:

“Los requisitos que deberán cumplir sus integrantes, conforme a las leyes aplicables…”

Los senadores acordaron hacer esta modificación solicitada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, a cambio de que en el apartado de consideraciones del dictamen de reforma (apartado que no aparece en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación) se incluyera un párrafo que indica que los militares que, en su caso sean transferidos a la Guardia, deben pedir licencia.

“Deseamos destacar el acuerdo alcanzado para que en la Ley de Guardia Nacional se establezcan requisitos que deberán cumplir sus integrantes, entre los cuales se trata de elementos provenientes de la Fuerza Armada Permanente. Se requiera haber obtenido licencia para separarse del servicio activo en los términos de las leyes aplicables”, señala el párrafo incluido en las consideraciones.

Este es el documento completo ya con la eliminación expresa de militares en activo en los transitorios y con el párrafo de la licencia de los militares en las consideraciones:

Pero ni su jefe ni militares transferidos pedirán licencia

Contrario a lo estipulado en el párrafo mencionado, ni el general que fue nombrado como jefe de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, en proceso actual de retiro, ni algún otro de los más de 30 mil efectivos de policía militar y naval que se prevé transferir a la Guardia Nacional pedirán licencia.

Así lo confirmó en entrevista con Animal Político en el Senado el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, luego de una reunión privada con legisladores en donde entregó el paquete de leyes secundarias que acompañarán a la Guardia Nacional.

En el caso del general Rodríguez Bucio, el secretario Durazo destacó que él ya no está en activo pues se encuentra en proceso de retiro, por lo que estimó que no habrá ningún problema.

“No será necesario que pida licencia por dos razones. En primer lugar porque su proceso reglamentario de retiro termina en agosto. Pero además una vez que inicia el proceso de retiro seis meses antes, entra ya en esa calificación de retiro. Y al mismo tiempo una vez que asuma la responsabilidad de la Guardia Nacional él sería comisionado” dijo.

Durazo destacó el “gran prestigio a nivel nacional e internacional” con el que cuenta el general Rodríguez Bucio y su trayectoria intachable en más de 45 años de experiencia.

Y cuestionado sobre si los elementos de la policía militar y naval que sean transferidos a la Guardia deberán pedir licencia, el secretario respondió que tampoco será necesario ya que bastará con que sean comisionados a la nueva fuerza.

Así respondió Durazo a la pregunta expresa de si estos efectivos deberán pedir licencia al Ejército y a la Marina:

“No. El hecho de pasar comisionados (a la Guardia) ya lo desvincula de la Secretaría de la defensa Nacional y de la Secretaría de Marina. Y ellos aun cuando sean comisionados podrán regresar luego al Ejército y a la Marina para retomar sus derechos” dijo.

El Ejército presenta los uniformes que usarán los elementos de la Guardia Nacional

Expertos y legisladores difieren

Consultados por Animal Político, expertos y legisladores consideraron que aun cuando se eliminó la prohibición expresa de nombrar a militares en activo en el dictamen de la Guardia Nacional, la reforma es clara en que se trata de una fuerza de seguridad civil. En ese contexto consideraron que el general nombrado como comandante de esta fuerza sí debe pedir licencia.

El académico Alejandro Madrazo, quien participó en las audiencias públicas, señaló incluso que aun pidiendo licencia el nombramiento de una cúpula militar al frente de la Guardia Nacional no era lo deseable.

“El nombramiento es inconstitucional sino pide licencia o no esté retirado. Es un error de política pública porque continúa y profundiza la militarización calderonista. Y es pésima señal porque habla de un presidente que no respeta ni a la Constitución, ni los acuerdos políticos”, dijo Madrazo.

El senador del PAN Julen Rementería, integrante de equipo del Senado que logró los consensos para la reforma, insistió en que aun cuando se eliminara la prohibición expresa de militares en activo esta nueva fuerza es de orden civil. No obstante consideró que es importante que exista la licencia de los elementos.

“La esencia de Guardia Nacional de carácter civil esa está salvaguardada por su condición y naturaleza civil, pero sobre todo porque cualquier falta tendrá que responderse ante tribunales civiles y nunca militares, en consecuencia (si) el mando pidió licencia y sigue siendo considerado por la milicia activo no hace diferencia respecto frente a quién tiene que comparecer en caso de faltas”, dijo Rementería.

Alfredo Lecona, integrante del colectivo #SeguridadSinGuerra, confirmó que ellos se percataron de la eliminación de la imposibilidad de militares en activo un día después de que la reforma fue aprobada.

Pese a ello, coincidió en que la Guardia Nacional está configurada constitucionalmente como una fuerza civil y no militar. En ese sentido advirtió que el nombramiento de militares que no han pedido licencia afecta la cadena de mando, pues sus superiores jerárquicos no son civiles, sino son los secretarios de Marina y Defensa Nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El puente entre México y EU bajo el que duermen más de 10 mil migrantes

Miles de personas esperan en un campamento improvisado bajo el puente internacional que conecta a Ciudad Acuña (México) con Del Río (Texas) a que procesen sus solicitudes de asilo.
18 de septiembre, 2021
Comparte

El puente que conecta Del Río (Texas) con Ciudad Acuña (México) se ha convertido en un campamento improvisado con más de 10,000 personas que han cruzado masivamente la frontera con Estados Unidos.

Los migrantes duermen bajo el puente en penosas condiciones, tras haber cruzado las aguas heladas del río Bravo, a la espera de que las autoridades procesen sus solicitudes de asilo.

El campamento improvisado tiene pocos servicios básicos y algunos migrantes, que soportan temperaturas de hasta 37°C, están regresando a México a por suministros.

Los migrantes son en su mayoría haitianos, pero también hay algunos cubanos, venezolanos y nicaragüenses, dicen los informes de las autoridades.

Muchos de ellos forman parte de una ola más grande de migrantes que se dirigen al norte, gran parte de los cuales llegaron a Brasil y otras partes de Sudamérica tras el terremoto de 2010, informa el Washington Post.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. Se bañan en el río Grande cerca del Puente Internacional entre México y EE. UU., Donde esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Migrantes que buscan asilo en EE.UU. se bañan en el río Bravo (río Grande), en la frontera con México.

“Un caos”

Según dijo a Reuters el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, más de 10,500 migrantes se encontraban bajo el Puente Internacional de Del Rio el jueves por la noche.

Ramsés Colón, un solicitante de asilo afrocubano de 41 años que trabajó en Perú para ahorrar dinero para el viaje, dijo que el campamento de Del Río es un “caos”.

“Te quedas ahí entre miles con tu boleto, esperando tu turno”, le dijo al Washington Post. Se refiere a los boletos con números que las autoridades entregan a los migrantes mientras esperan a ser procesados.

“Parada temporal”

La Patrulla Fronteriza dijo en un comunicado que estaba aumentando la dotación de personal en Del Río para facilitar un “proceso seguro, humano y ordenado”.

MAPA

BBC

“Para prevenir lesiones por enfermedades relacionadas con el calor, el área con sombra debajo del Puente Internacional Del Río está sirviendo como un sitio de parada temporal mientras los migrantes esperan ser a llevados bajo la custodia de la USBP (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos)”, agregó.

Se les proporcionó agua potable, toallas y baños portátiles, agrega el comunicado.

Afluencia récord

Desde que asumió la presidencia en enero, Joe Biden, quien prometió reformar la inmigración estadounidense, ha creado un grupo de trabajo para reunificar a los niños migrantes con sus familias, ha detenido la construcción del muro fronterizo de Donald Trump y ha pedido revisiones de los programas de inmigración legal cancelados por su predecesor.

Pero también está experimentando una afluencia récord de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, incluidos cientos de niños no acompañados, que están detenidos en centros estadounidenses.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. descansan cerca del Puente Internacional entre México y EE.UU. mientras esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Los migrantes deben esperar su turno para que su solicitud de asilo sea procesada.

La llegada de migrantes ha crecido significativamente en las últimas semanas.

El mes pasado, las autoridades estadounidenses arrestaron a más de 195.000 migrantes en la frontera con México, de acuerdo con datos del gobierno publicados el miércoles.

Y en julio el número de personas detenidas en la frontera superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según muestran las cifras de las autoridades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.