¿Por qué militares en activo pueden estar en la Guardia Nacional? Esta fue la negociación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Por qué militares en activo pueden estar en la Guardia Nacional? Esta fue la negociación

Pese a modificaciones, senadores y expertos dicen que el carácter de la Guardia Nacional es 100 % civil, y que el general que lo encabeza tiene que pedir licencia. Pero el gobierno dice que ningún militar transferido la pedirá.
Cuartoscuro
11 de abril, 2019
Comparte

La mañana del 21 de febrero los senadores de todos los partidos anunciaron, en medio de un ambiente de euforia, que se había alcanzado un consenso para crear una Guardia Nacional bajo un mando completamente civil. Un borrador del dictamen, difundido unos momentos antes por algunos legisladores y firmado por los líderes de las bancadas, incluía en sus artículos transitorios un enunciado que confirmaba lo anterior.

Ellos son los militares que comandarán la Guardia Nacional

“No encontrarse en activo en la fuerza armada permanente” se señalaba en los requisitos mínimos que deberían cumplir los integrantes de la Guardia.

Pero antes de llegar a la votación en el pleno, ese renglón del documento desapareció. Ni el dictamen difundido en la página del Senado ni en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación lo incluyó. El colectivo Seguridad Sin Guerra, que había celebrado la aprobación del borrador que incluía ese enunciado, se percató un día después del cambio.

 

¿Qué sucedió?

Fuentes que participaron en la negociación confirmaron que todo ocurrió durante el transcurso de la noche del 20 a la mañana del 21 de febrero. Indicaron que, en efecto, las modificaciones acordadas inicialmente a la minuta que semanas antes mandaron los diputados añadían la prohibición expresa de tener militares en servicio activo en la Guardia.

Dicha prohibición estaba contenida en el numeral 7 del artículo Cuarto Transitorio de la reforma, donde se establecían las cláusulas que debería incluir la Ley de la Guardia Nacional. Textualmente señala: “Lo requisitos que deberán cumplir sus integrantes, entre los que deberá estar no encontrarse en la fuerza armada permanente”.

Este es el documento completo donde aparece dicha condición:

¿Qué delitos va a combatir? ¿Qué pasará con los soldados? Las claves de la Guardia Nacional

Cuando dicho borrador fue enviado a los asesores de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Gobernación estos se alertaron por el enunciado. Un emisario de Gobernación se trasladó al Senado donde se reunió con los legisladores que continuaban discutiendo el acuerdo y pidió que dicho párrafo fuera modificado. Esto en el transcurso de la noche.

“Lo que nos dijo, en resumidas cuentas, es que los asesores de Sedena habían advertido que un militar aun cuando pidiera licencia, seguiría siendo un militar en activo. Dejar el enunciado así iba a impedir literalmente el traslado de cualquier elemento de las fuerzas armadas la Guardia Nacional, algo que era prioridad para el presidente y para la Sedena”, dijo uno de los legisladores que estuvo presente.

Las negociaciones se extendieron así hasta la mañana siguiente, aún con el borrador ya filtrado a periodistas y activistas en el que se mantenía la prohibición de militares en activo.

Finalmente, antes de llegar al pleno del Senado en la tarde de ese 21 de febrero, el numeral 7 del transitorio cuarto de la reforma fue modificado desapareciendo la prohibición de que hubiera militares en activo. En su lugar el enunciado quedó de esta forma:

“Los requisitos que deberán cumplir sus integrantes, conforme a las leyes aplicables…”

Los senadores acordaron hacer esta modificación solicitada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, a cambio de que en el apartado de consideraciones del dictamen de reforma (apartado que no aparece en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación) se incluyera un párrafo que indica que los militares que, en su caso sean transferidos a la Guardia, deben pedir licencia.

“Deseamos destacar el acuerdo alcanzado para que en la Ley de Guardia Nacional se establezcan requisitos que deberán cumplir sus integrantes, entre los cuales se trata de elementos provenientes de la Fuerza Armada Permanente. Se requiera haber obtenido licencia para separarse del servicio activo en los términos de las leyes aplicables”, señala el párrafo incluido en las consideraciones.

Este es el documento completo ya con la eliminación expresa de militares en activo en los transitorios y con el párrafo de la licencia de los militares en las consideraciones:

Pero ni su jefe ni militares transferidos pedirán licencia

Contrario a lo estipulado en el párrafo mencionado, ni el general que fue nombrado como jefe de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, en proceso actual de retiro, ni algún otro de los más de 30 mil efectivos de policía militar y naval que se prevé transferir a la Guardia Nacional pedirán licencia.

Así lo confirmó en entrevista con Animal Político en el Senado el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, luego de una reunión privada con legisladores en donde entregó el paquete de leyes secundarias que acompañarán a la Guardia Nacional.

En el caso del general Rodríguez Bucio, el secretario Durazo destacó que él ya no está en activo pues se encuentra en proceso de retiro, por lo que estimó que no habrá ningún problema.

“No será necesario que pida licencia por dos razones. En primer lugar porque su proceso reglamentario de retiro termina en agosto. Pero además una vez que inicia el proceso de retiro seis meses antes, entra ya en esa calificación de retiro. Y al mismo tiempo una vez que asuma la responsabilidad de la Guardia Nacional él sería comisionado” dijo.

Durazo destacó el “gran prestigio a nivel nacional e internacional” con el que cuenta el general Rodríguez Bucio y su trayectoria intachable en más de 45 años de experiencia.

Y cuestionado sobre si los elementos de la policía militar y naval que sean transferidos a la Guardia deberán pedir licencia, el secretario respondió que tampoco será necesario ya que bastará con que sean comisionados a la nueva fuerza.

Así respondió Durazo a la pregunta expresa de si estos efectivos deberán pedir licencia al Ejército y a la Marina:

“No. El hecho de pasar comisionados (a la Guardia) ya lo desvincula de la Secretaría de la defensa Nacional y de la Secretaría de Marina. Y ellos aun cuando sean comisionados podrán regresar luego al Ejército y a la Marina para retomar sus derechos” dijo.

El Ejército presenta los uniformes que usarán los elementos de la Guardia Nacional

Expertos y legisladores difieren

Consultados por Animal Político, expertos y legisladores consideraron que aun cuando se eliminó la prohibición expresa de nombrar a militares en activo en el dictamen de la Guardia Nacional, la reforma es clara en que se trata de una fuerza de seguridad civil. En ese contexto consideraron que el general nombrado como comandante de esta fuerza sí debe pedir licencia.

El académico Alejandro Madrazo, quien participó en las audiencias públicas, señaló incluso que aun pidiendo licencia el nombramiento de una cúpula militar al frente de la Guardia Nacional no era lo deseable.

“El nombramiento es inconstitucional sino pide licencia o no esté retirado. Es un error de política pública porque continúa y profundiza la militarización calderonista. Y es pésima señal porque habla de un presidente que no respeta ni a la Constitución, ni los acuerdos políticos”, dijo Madrazo.

El senador del PAN Julen Rementería, integrante de equipo del Senado que logró los consensos para la reforma, insistió en que aun cuando se eliminara la prohibición expresa de militares en activo esta nueva fuerza es de orden civil. No obstante consideró que es importante que exista la licencia de los elementos.

“La esencia de Guardia Nacional de carácter civil esa está salvaguardada por su condición y naturaleza civil, pero sobre todo porque cualquier falta tendrá que responderse ante tribunales civiles y nunca militares, en consecuencia (si) el mando pidió licencia y sigue siendo considerado por la milicia activo no hace diferencia respecto frente a quién tiene que comparecer en caso de faltas”, dijo Rementería.

Alfredo Lecona, integrante del colectivo #SeguridadSinGuerra, confirmó que ellos se percataron de la eliminación de la imposibilidad de militares en activo un día después de que la reforma fue aprobada.

Pese a ello, coincidió en que la Guardia Nacional está configurada constitucionalmente como una fuerza civil y no militar. En ese sentido advirtió que el nombramiento de militares que no han pedido licencia afecta la cadena de mando, pues sus superiores jerárquicos no son civiles, sino son los secretarios de Marina y Defensa Nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

India: los desesperados mensajes para salvar a pacientes con COVID

Avani Singh es una de las miles de personas en India que ha tenido que recurrir a las redes sociales para obtener ayuda para su familia.
1 de mayo, 2021
Comparte

Mientras una segunda ola de coronavirus causa estragos en India, con más de 350 mil  casos reportados a diario, las familias de los enfermos de covid-19 buscan desesperadamente ayuda en las redes sociales.

Desde la mañana hasta la noche, rastrean cuentas en Instagram, dejan mensajes en grupos de WhatsApp y revisan sus guías telefónicas. Buscan camas en un hospital, oxígeno, el fármaco remdesivir y donaciones de sangre.

Es caótico y abrumador. Un mensaje de WhatsApp comienza a circular: “Dos camas de UCI libres. Minutos después, ya no lo están. Pasaron a ser ocupadas por quien llegó primero.

Otro mensaje: “Se necesita con urgencia concentrador de oxígeno. Por favor, ayuda”.

A medida que el sistema de salud se debilita, es la comunidad, el esfuerzo personal y la suerte lo que decide entre la vida y la muerte.

La demanda supera a la oferta. Y los enfermos no pueden darse el lujo de perder tiempo.

“Buscamos en 200 lugares una cama de hospital”

Cuando comencé a redactar este artículo el viernes, hablé con un hombre que buscaba oxígeno en WhatsApp para su primo de 30 años en Uttar Pradesh, un estado en el norte de India. Cuando terminé de escribir el domingo, había muerto.

Otros están agotados y traumatizados, después de días cargando en sus hombros el peso de encontrar un tratamiento que salve la vida a sus seres queridos.

“Son las 6 de la mañana, la hora a la que comenzamos las llamadas. Nos informamos de cuáles son las necesidades de mi abuelo para el día -oxígeno e inyecciones- lo compartimos en WhatsApp y llamamos a todas las personas que conocemos”, explica Avani Singh.

Avani Singh con su abuelo, de 94 años, enfermo de covid en Delhi.

Avani Singh
Avani Singh con su abuelo, de 94 años, enfermo de covid en Delhi.

Su abuelo de 94 años está muy enfermo de covid en Delhi.

Desde su casa en Estados Unidos, Avani y su madre, Amrita, describen una extensa red de familiares, amigos, parientes y contactos profesionales, muchas veces lejanos, que les ayudaron cuando el abuelo cayó enfermo y su salud se deterioró rápidamente.

“Usamos todos los contactos que tenemos. Yo buscaba en las redes sociales. Algunas páginas que sigo dicen ‘tal lugar confirmado, tiene cama de UCI’ o ‘este sitio tiene oxígeno’. Entre todos probamos unos 200 lugares“, explica Avani.

Finalmente, a través de un amigo de la escuela, encontraron un hospital con camas, pero descubrieron que no tenía oxígeno. En esos momentos, el padre de Avani estaba inconsciente.

“Entonces publiqué una súplica en Facebook y un amigo sabía de una sala de emergencia con oxígeno. Gracias a ese amigo, mi padre sobrevivió aquella noche“, dice Amrita.

Cuando hablamos el sábado, su perspectiva había mejorado, pero la tarea que tenían por delante Avani y Amrita era conseguir inyecciones de remdesivir. Hicieron algunas llamadas, y el hermano de Amrita en Delhi viajó en auto hasta esos lugares, haciendo unos 160 km en un solo día.

“Mi abuelo es mi mejor amigo. No puedo agradecer lo suficiente a las personas que manejan esas páginas de Instagram por todo lo que están haciendo”, dice Avani.

Pero la información pronto se desactualiza. También les preocupan las informaciones falsas.

“Nos enteramos de que una farmacia tenía los medicamentos pero cuando mi primo llegó allí ya no quedaba ninguno. Abría a las 8:30 de la mañana y la gente llevaba haciendo cola desde medianoche. Solo los 100 primeros recibieron las inyecciones”.

“Ahora venden los medicamentos en el mercado negro. Deberían costar unas 1.200 rupias (US$16) y los venden por 100.000 rupias (US$1.334), y nadie te puede garantizar su autenticidad”, explica Amrita.

Como cualquier sistema que confía en conexiones personales, no todo el mundo recibe una oportunidad justa. El dinero, los contactos familiares y un alto estatus social brindan mayores posibilidades de éxito, así como el acceso a internet y los celulares.

Situaciones desesperadas

En medio del caos, algunas personas tratan de poner algo de orden, centralizando la información, creando grupos comunitarios y usando cuentas de Instagram para hacer circular los contactos.

Arpita Chowdhury, de 20 años, y un grupo de estudiantes en su universidad para mujeres en la capital gestionan una base de datos que ellas mismas recaban y verifican.

Arpita Chowdhury

Arpita Chowdhury
Arpita Chowdhury y otras estudiantes del Lady Shri Ram College, una Universidad en Nueva Delhi, crearon un grupo para coordinar la información en las redes sociales.

“Cambia hora a hora, minuto a minuto. Hace cinco minutos me dijeron que había un hospital con diez camas disponibles, pero cuando llamo ya no hay”, explica.

Con sus compañeras, llama a los números de contacto anunciados en las redes sociales que ofrecen oxígeno, camas, plasma o medicamentos, y publica la información verificada en internet.

Luego responde a las solicitudes de familiares de pacientes con covid que solicitan ayuda.

Es algo que podemos hacer para ayudar, a nivel más básico, dice.

Arpita Chowdhury comparte información verificada en WhatsApp

BBC
“Necesitamos dos camas de hospital para mis abuelos, ¿saben de algo?”, preguntan en un mensaje. “El Colegio Médico Doon tiene camas de UCI”, responden.
Arpita Chowdhury comparte información verificada en WhatsApp

BBC
-“SOS, oxígeno en Agra”. -“De acuerdo, averiguo”. “OXÍGENO. Ubicación: Agra, Uttar Pradesh. Disponible el 23 de abril a las 12 del mediodía. Verificado”.

El viernes, Aditya Gupta me dijo que estaba buscando un concentrador de oxígeno para su primo Saurabh Gupta, gravemente enfermo en Gorakhpur, una ciudad en el estado norteño de Uttar Pradesh en donde hubo un gran aumento de casos y muertes.

Saurabh, un ingeniero de 30 años, era el orgullo y la alegría de su familia. Su padre tenía una pequeña tienda y ahorró para que pudiera tener una educación.

“Visitamos casi todos los hospitales en Gorakhpur. Los hospitales más grandes estaban llenos y el resto nos dijeron: ‘Si logran obtener el oxígeno por su cuenta, podremos aceptar al paciente“, explicó Aditya.

A través de WhatsApp, la familia consiguió un cilindro de oxígeno, pero necesitaban un concentrador para hacerlo funcionar. Estaban agotados el viernes, aunque recibieron garantías de un proveedor de que podrían obtener uno.

Pero el dispositivo que tan desesperadamente necesitaban nunca llegó y Saurabh no puso ser ingresado en el hospital.

El domingo, Aditya me dijo: “Lo perdimos ayer por la mañana, murió delante de sus padres”.

Saurabh Gupta

Aditya Gupta
Saurabh tenía 30 años.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9Bbb1CsM8f0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.