¿Por qué militares en activo pueden estar en la Guardia Nacional? Esta fue la negociación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Por qué militares en activo pueden estar en la Guardia Nacional? Esta fue la negociación

Pese a modificaciones, senadores y expertos dicen que el carácter de la Guardia Nacional es 100 % civil, y que el general que lo encabeza tiene que pedir licencia. Pero el gobierno dice que ningún militar transferido la pedirá.
Cuartoscuro
11 de abril, 2019
Comparte

La mañana del 21 de febrero los senadores de todos los partidos anunciaron, en medio de un ambiente de euforia, que se había alcanzado un consenso para crear una Guardia Nacional bajo un mando completamente civil. Un borrador del dictamen, difundido unos momentos antes por algunos legisladores y firmado por los líderes de las bancadas, incluía en sus artículos transitorios un enunciado que confirmaba lo anterior.

Ellos son los militares que comandarán la Guardia Nacional

“No encontrarse en activo en la fuerza armada permanente” se señalaba en los requisitos mínimos que deberían cumplir los integrantes de la Guardia.

Pero antes de llegar a la votación en el pleno, ese renglón del documento desapareció. Ni el dictamen difundido en la página del Senado ni en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación lo incluyó. El colectivo Seguridad Sin Guerra, que había celebrado la aprobación del borrador que incluía ese enunciado, se percató un día después del cambio.

 

¿Qué sucedió?

Fuentes que participaron en la negociación confirmaron que todo ocurrió durante el transcurso de la noche del 20 a la mañana del 21 de febrero. Indicaron que, en efecto, las modificaciones acordadas inicialmente a la minuta que semanas antes mandaron los diputados añadían la prohibición expresa de tener militares en servicio activo en la Guardia.

Dicha prohibición estaba contenida en el numeral 7 del artículo Cuarto Transitorio de la reforma, donde se establecían las cláusulas que debería incluir la Ley de la Guardia Nacional. Textualmente señala: “Lo requisitos que deberán cumplir sus integrantes, entre los que deberá estar no encontrarse en la fuerza armada permanente”.

Este es el documento completo donde aparece dicha condición:

¿Qué delitos va a combatir? ¿Qué pasará con los soldados? Las claves de la Guardia Nacional

Cuando dicho borrador fue enviado a los asesores de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Gobernación estos se alertaron por el enunciado. Un emisario de Gobernación se trasladó al Senado donde se reunió con los legisladores que continuaban discutiendo el acuerdo y pidió que dicho párrafo fuera modificado. Esto en el transcurso de la noche.

“Lo que nos dijo, en resumidas cuentas, es que los asesores de Sedena habían advertido que un militar aun cuando pidiera licencia, seguiría siendo un militar en activo. Dejar el enunciado así iba a impedir literalmente el traslado de cualquier elemento de las fuerzas armadas la Guardia Nacional, algo que era prioridad para el presidente y para la Sedena”, dijo uno de los legisladores que estuvo presente.

Las negociaciones se extendieron así hasta la mañana siguiente, aún con el borrador ya filtrado a periodistas y activistas en el que se mantenía la prohibición de militares en activo.

Finalmente, antes de llegar al pleno del Senado en la tarde de ese 21 de febrero, el numeral 7 del transitorio cuarto de la reforma fue modificado desapareciendo la prohibición de que hubiera militares en activo. En su lugar el enunciado quedó de esta forma:

“Los requisitos que deberán cumplir sus integrantes, conforme a las leyes aplicables…”

Los senadores acordaron hacer esta modificación solicitada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, a cambio de que en el apartado de consideraciones del dictamen de reforma (apartado que no aparece en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación) se incluyera un párrafo que indica que los militares que, en su caso sean transferidos a la Guardia, deben pedir licencia.

“Deseamos destacar el acuerdo alcanzado para que en la Ley de Guardia Nacional se establezcan requisitos que deberán cumplir sus integrantes, entre los cuales se trata de elementos provenientes de la Fuerza Armada Permanente. Se requiera haber obtenido licencia para separarse del servicio activo en los términos de las leyes aplicables”, señala el párrafo incluido en las consideraciones.

Este es el documento completo ya con la eliminación expresa de militares en activo en los transitorios y con el párrafo de la licencia de los militares en las consideraciones:

Pero ni su jefe ni militares transferidos pedirán licencia

Contrario a lo estipulado en el párrafo mencionado, ni el general que fue nombrado como jefe de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, en proceso actual de retiro, ni algún otro de los más de 30 mil efectivos de policía militar y naval que se prevé transferir a la Guardia Nacional pedirán licencia.

Así lo confirmó en entrevista con Animal Político en el Senado el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, luego de una reunión privada con legisladores en donde entregó el paquete de leyes secundarias que acompañarán a la Guardia Nacional.

En el caso del general Rodríguez Bucio, el secretario Durazo destacó que él ya no está en activo pues se encuentra en proceso de retiro, por lo que estimó que no habrá ningún problema.

“No será necesario que pida licencia por dos razones. En primer lugar porque su proceso reglamentario de retiro termina en agosto. Pero además una vez que inicia el proceso de retiro seis meses antes, entra ya en esa calificación de retiro. Y al mismo tiempo una vez que asuma la responsabilidad de la Guardia Nacional él sería comisionado” dijo.

Durazo destacó el “gran prestigio a nivel nacional e internacional” con el que cuenta el general Rodríguez Bucio y su trayectoria intachable en más de 45 años de experiencia.

Y cuestionado sobre si los elementos de la policía militar y naval que sean transferidos a la Guardia deberán pedir licencia, el secretario respondió que tampoco será necesario ya que bastará con que sean comisionados a la nueva fuerza.

Así respondió Durazo a la pregunta expresa de si estos efectivos deberán pedir licencia al Ejército y a la Marina:

“No. El hecho de pasar comisionados (a la Guardia) ya lo desvincula de la Secretaría de la defensa Nacional y de la Secretaría de Marina. Y ellos aun cuando sean comisionados podrán regresar luego al Ejército y a la Marina para retomar sus derechos” dijo.

El Ejército presenta los uniformes que usarán los elementos de la Guardia Nacional

Expertos y legisladores difieren

Consultados por Animal Político, expertos y legisladores consideraron que aun cuando se eliminó la prohibición expresa de nombrar a militares en activo en el dictamen de la Guardia Nacional, la reforma es clara en que se trata de una fuerza de seguridad civil. En ese contexto consideraron que el general nombrado como comandante de esta fuerza sí debe pedir licencia.

El académico Alejandro Madrazo, quien participó en las audiencias públicas, señaló incluso que aun pidiendo licencia el nombramiento de una cúpula militar al frente de la Guardia Nacional no era lo deseable.

“El nombramiento es inconstitucional sino pide licencia o no esté retirado. Es un error de política pública porque continúa y profundiza la militarización calderonista. Y es pésima señal porque habla de un presidente que no respeta ni a la Constitución, ni los acuerdos políticos”, dijo Madrazo.

El senador del PAN Julen Rementería, integrante de equipo del Senado que logró los consensos para la reforma, insistió en que aun cuando se eliminara la prohibición expresa de militares en activo esta nueva fuerza es de orden civil. No obstante consideró que es importante que exista la licencia de los elementos.

“La esencia de Guardia Nacional de carácter civil esa está salvaguardada por su condición y naturaleza civil, pero sobre todo porque cualquier falta tendrá que responderse ante tribunales civiles y nunca militares, en consecuencia (si) el mando pidió licencia y sigue siendo considerado por la milicia activo no hace diferencia respecto frente a quién tiene que comparecer en caso de faltas”, dijo Rementería.

Alfredo Lecona, integrante del colectivo #SeguridadSinGuerra, confirmó que ellos se percataron de la eliminación de la imposibilidad de militares en activo un día después de que la reforma fue aprobada.

Pese a ello, coincidió en que la Guardia Nacional está configurada constitucionalmente como una fuerza civil y no militar. En ese sentido advirtió que el nombramiento de militares que no han pedido licencia afecta la cadena de mando, pues sus superiores jerárquicos no son civiles, sino son los secretarios de Marina y Defensa Nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Pruebas COVID: qué explica que haya tantos resultados negativos entre contagiados

La llegada de nuevas variantes, como las relacionadas a ómicron, parecen haber anticipado la aparición de los síntomas de infección antes de que la carga viral llegue a su pico.
5 de julio, 2022
Comparte

En los últimos meses, se ha vuelto común ver que algunas personas que empiezan a mostrar síntomas típicos de covid (tos, congestión nasal, fiebre…), se hacen una prueba rápida de antígenos y el resultado es negativo.

La persona continúa con el malestar y, uno o dos días después, se hace una prueba nueva que confirma la infección del coronavirus.

El peligro es que, en ese lapso en el que no se tuvo un diagnóstico acertado, no se tomaron las medidas necesarias, como el aislamiento y el uso de las máscaras, para evitar contagiar a otros con el virus.

Esto a su vez crea nuevas cadenas de transmisión e incrementa el número de casos de la enfermedad.

Pero ¿cómo se explica este fenómeno de “positividad retrasada”?

Aunque no hay respuestas claras, algunos expertos le plantearon varias hipótesis a la BBC, que ayudan a entender la situación. También recuerdan lo que hay que hacer para que te protejas a ti y a todas las personas a tú alrededor.

En resumidas cuentas, aunque aún existan muchas interrogantes sobre el tema, la recomendación es simple: si tienes los síntomas típicos de covid, mantente aislado y evita el contacto con la gente así la prueba rápida de antígenos que te hayas hecho el primer o segundo día te haya dado negativo.

Y en lo posible, intenta repetir la prueba entre el tercer y el quinto día para tener mayor certeza sobre el diagnóstico.

¿Se aceleró el virus?

El primer factor que explica esta situación es la llegada de nuevas variantes del coronavirus, especialmente aquellas que emergieron de ómicron como la BA.2 y la BA.5.

Luego de haberse esparcido por el mundo, vino un cambio importante en el periodo de incubación, que es el tiempo entre que el virus comienza a invadir las células de nuestro cuerpo y la llegada de los síntomas.

“El virus infiltra las células y adentro hace entre 100 y 1.000 copias nuevas de sí mismo, las cuales van e infectan otras células, y así continúa el proceso hasta la reacción del sistema inmune, la cual causa síntomas como congestión nasal, estornudos, fiebre…”, explica el experto en virus José Eduardo Levi, investigador y coordinador de desarrollo en DASA (Diagnósticos de América, una firma experta en diagnósticos en Brasil).

En comparación, según un reporte de la agencia de seguridad sanitaria del Reino Unido, el periodo de incubación de la variante alpha era en promedio de cinco a seis días.

Ese período disminuyó a cuatro días durante la ola de la variante delta.

Con ómicron, el periodo entre la invasión viral y la llegada de los síntomas se redujo aún más y es de tan solo tres días.

Coronavirus SARS-CoV-2

Getty Images
Las variantes de ómicron tienen unos de los periodos más cortos de incubacion que se han visto con el coronavirus hasta el momento

En otras palabras: si antes tomaba casi una semana para que una persona comenzara a desarrollar síntomas típicos de covid luego de haber entrado en contacto con alguien infectado, hoy ese proceso es mucho más rápido y puede ocurrir casi que de la noche a la mañana.

“Lo que más vemos en nuestras oficinas son pacientes diciendo que salieron en una caminata el domingo y que ya el martes o el miércoles estaban experimentando síntomas”, dice la especialista en enfermedades infecciosas y virus Nancy Bellei, quien también es profesora de la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp).

Pero, ¿por qué pasa?

Virus distintos, defensas actualizadas

Dentro de las teorías que podrían explicar por qué ómicron fue menos agresivo que las anteriores cepas, algunos expertos aseguran que las mutaciones genéticas mismas de la variante fueron las que acortaron el tiempo de incubación.

Otros subrayan el papel del sistema inmune en este proceso.

En una serie de publicaciones en Twitter, el inmunólogo y epidemiólogo Michael Mina, quien trabajó en la Universidad de Harvard y es actualmente el director científico de una compañía de pruebas, asegura que la vacunación “ha cambiado fundamentalmente la relación entre el covid y la carga viral”.

Anteriormente, los síntomas del covid comenzaban a aparecer justo cuando las cantidades del virus en el cuerpo estaban alcanzando su pico.

“¿Por qué la gente está reportando síntomas pero arrojando resultados negativos?”, preguntó.

“Los síntomas que experimentamos son usualmente el resultado de la respuesta inmune. Las vacunas pueden hacer que nuestro cuerpo detecte el virus más rápidamente, antes de que el número de copias llegue a su punto máximo. Ese es literalmente el propósito de la vacunación”, escribió en la red social.

Mujer se limpia la nariz

Getty Images
Con el avance de la pandemia y la vacunación, los síntomas se han vuelto más moderados

Más adelante en su explicación, Mina señala que la respuesta inmune rápida ayuda a suprimir el virus por un tiempo, hasta que el patógeno se elimine del cuerpo o que eventualmente gane la batalla y comience a replicarse con mayor ferocidad.

“Entendiendo esto, una prueba creada para detectar una cierta cantidad de virus dará resultados negativos en los primeros días, antes de que incremente la carga viral”, aseguró el científico.

En otras palabras, una de las teorías dice que con el ómicron, el corto periodo de incubación y la aparición más temprana de síntomas significa que la carga viral (la cantidad de coronavirus en acción) durante los primeros días de una infección no es lo suficientemente alta como para ser detectada por las pruebas de antígenos.

Vale la pena decir que esta es apenas una de las posibles explicaciones para este fenómeno, y que la idea está lejos de ser comprobada o de ser adoptada por algún tipo de consenso entre los expertos.

“El sistema inmune también depende de que se active cierta cantidad de partículas virales para que se inicie una respuesta. Así que me parece que la inmunidad que se crea a través de la vacunación o de casos anteriores de covid contribuye más a acabar con la infección rápidamente que interferir con sus inicios”, dice Levi, quien también hace investigaciones en el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo (USP).

De cualquier manera, hay evidencia de que la cantidad de proteínas virales en esos primeros días de infección podrían estar más bien bajos en las olas de ómicron.

“Con esto, hay un riesgo de que las pruebas de antígenos fallen a la hora de detectar estos casos, ya que no hay partículas suficientes como para obtener un resultado positivo”, resume el virólogo Anderson F. Brito, investigador científico del Instituto Todos por la Salud.

“Así que tenemos que ser cuidadosos a la hora de interpretar estos resultados iniciales, de tal manera que no generemos un falso sentido de seguridad”, advierte.

Errores humanos e interpretación de las pruebas

Igual, dentro de esta discusión es imposible ignorar el impacto del factor humano en el número de errores que se ve en los resultados.

La prueba de antígenos, la cual puede hacer cualquier persona desde su casa, requiere ejecutar una serie de procedimientos muy específicos – separar materiales, lavarse las manos, restregar la parte trasera de la nariz con un hisopo por un periodo mínimo de tiempo, mezclar con la solución salina, esperar unos minutos…

Si cualquiera de estos pasos no se hace de manera correcta, el resultado puede arrojar un falso negativo.

“No puedes confiar en la conclusión de una prueba mal hecha”, dice Bellei, también miembro de la Sociedad Brasilera de Enfermedades Infecciosas (SBI).

El doctor resalta la variación que existe entre la calidad de las pruebas que hay disponibles en las farmacias.

Hay mucha diferencia entre la sensitividad y especificidad de las distintas pruebas rápidas. Algunas pueden detectar el 80% de los casos, mientras que en otras esta tasa cae al 70 o incluso al 50%”, advierte.

Aunque no existe una manera fácil y accesible para saber qué productos son los de mejor calidad, Bellei recomienda que las personas den preferencia, si es posible, a las marcas más conocidas, compañías que lleven trabajando en diagnósticos por décadas.

Una segunda recomendación importante es leer cuidadosamente las instrucciones que vienen con la prueba y seguir cada paso al pie de la letra para reducir las probabilidades de errores y resultados equivocados.

En este sentido, también hubo muchas dudas sobre si las pruebas de antígenos iban a ser capaces de detectar las variantes ómicron, debido a las mutaciones tan distintas que tienen a las de otras variantes.

Una mujer con una prueba de covid

Getty Images
Seguir las instrucciones de las pruebas al pie de la letra es el primer paso para prevenir resultados equivocados

Esta hipótesis, sin embargo, resultó siendo falsa. “La prueba de antígeno principalmente detecta la proteína N del coronavirus”, explica Levi.

“Y sabemos que ómicron tiene más mutaciones en la proteína S, la cual no es usualmente el objetivo principal de estas pruebas”, agregó.

En otras palabras, las pruebas rápidas continúan siendo relativamente efectivas a la hora de encontrar nuevas variantes.

A lo mejor el meollo del asunto está en intentar entender cuál es el momento adecuado para hacerse la prueba, y de ahí, aprender a cómo interpretar los resultados y a tomar las acciones necesarias.

¿Qué cambia con el diagnóstico?

Dados todos estos cambios observados en el comportamiento del virus y en nuestro sistema inmune, el mensaje principal es relativamente simple: si tienes los síntomas típicos de covid, como dolor de garganta, tos, estornudos y fiebre, evita el contacto con otras personas para no transmitirles el agente infeccioso.

Esta regla aplica incluso para las personas que se hicieron una prueba en los primeros días y obtuvieron un resultado negativo. Como se explicó, aún no es posible estar 100% seguro y puede ser que la carga viral no esté lo suficientemente alta como para ser detectada por la prueba.

Los periodos de cuarentena dependen de una variedad de condiciones, pero un periodo de entre 5 y 7 días es normalmente suficiente para la mayoría de las personas.

Si te hiciste la prueba el primer o segundo día de síntomas y el resultado fue negativo, vale la pena repetirlo nuevamente entre el tercer y el quinto día si es posible.

Un estudio no publicado del London School of Hygiene and Tropical Medicine, del Reino Unido, reveló que el pico de la carga viral ocurre usualmente al tercer día de la aparición de síntomas.

Con esto, si realmente tienes covid, será más factible detectarlo si te haces una prueba en el punto en el que la carga esté en su pico.

“Y es importante notificar los resultados a la unidad de salud más cercana a tu hogar, para eventualmente confirmar el diagnóstico a través de métodos más exactos como la prueba PCR, y que el caso pueda ser tenido en cuenta en las estadísticas oficiales”, aseguró Brit.

Por supuesto, también es importante limitar el contacto con otras personas, especialmente aquellos más vulnerables al covid como las personas mayores o inmunosuprimidas, durante el periodo de incertidumbre entre una prueba y otra.

Otro punto clave es mantener la vacunación al día.

“Todos aquellos que tienen sus dosis al día transmiten menos coronavirus que los que no tienen su esquema de vacunación completo”, dice la profesora e inmunóloga de la Universidad Federal de las Ciencias de la Salud de Porto Alegre.

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Seúl, en Corea del Sur, mostró justo eso. Los individuos vacunados que se contagian con covid transmiten el virus durante cuatro días en promedio. El periodo cambia dramáticamente incluso en los parcialmente vacunados, quienes pueden transmitir el virus hasta por 8 días.

“Esto adicional al hecho de que es la vacuna la que permite que la infección no se complique en la mayoría de las veces”, afirma el especialista.

Este artículo apareció publicado en su portugués original en: https://www.bbc.com/portuguese/internacional-61986889


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VgDyo-yIZLI&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl&index=1

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.