close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro Archivo
Secretaría de Salud suspende aplicación de pruebas de tamiz neonatal; piden a estados hacer el estudio
Las secretarías estatales de salud recibieron una notificación federal, donde se les pide hacerse cargo de las pruebas a recién nacidos.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

La Secretaría de Salud federal suspendió la aplicación de pruebas de tamiz neonatal,—que se realizan a recién nacidos para detectar enfermedades que pudieran ocasionar discapacidad o incluso la muerte— hasta realizar la licitación que asigne un nuevo contrato a la empresa a cargo del estudio.

El contrato se que se tenía con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductivo, para realizar esta prueba a recién nacidos de todo el país a través del sistema de salud federal, concluyó el pasado 26 de marzo. Aunque la Secretaría de Salud confirmó que realizará una nueva licitación para renovarlo, de momento no existen recursos para que la prueba se siga realizando.

Leer: Residentes de 10 hospitales paran labores por falta de pago; Secretaría de Salud promete pagar adeudos

Las Secretarías de Salud estatales recibieron la notificación sobre esta suspensión y se les pide que, en lo que se realiza la nueva licitación y se define a un nuevo proveedor, sean los sistemas locales quienes se hagan cargo de las pruebas con sus propios recursos.  

La Secretaría de Salud de Ciudad de México confirmó a Animal Político que recibió el oficio de la dependencia federal avisando de la suspensión y dijo que, en su caso, ya se trabaja en el tema administrativo para dar continuidad a las pruebas.  

Cada sistema de salud estatal es ahora responsable de asignar recursos para la prueba de tamiz neonatal, o suspenderla hasta que la Secretaría Federal realice la licitación y renueve el contrato para realizarla.

Este sábado la dependencia federal de Salud aclaró que, aunado a la finalización del contrato, se revisará el proceso de licitación y adquisición de las pruebas de tamiz neonatal, hechas por la administración anterior debido a denuncias públicas e indicios de prácticas administrativas inadecuadas.

A través de un comunicado, la Secretaría de Salud calificó de falso que se vayan a suspender las pruebas a los recién nacidos; y explicó que para no interrumpir la prestación de este servicio “se ha contemplado un plan de contingencia con la colaboración de las instituciones del Sector Salud”; aunque confirmó que podría haber desabasto o retraso en la adquisición en los insumos necesarios.

Leer: AMLO busca federalizar salud y educación para evitar desvíos de recursos

Salud también dijo a Animal Político que se trabaja con sociedad civil y el sector académico para revisar, mejorar y ampliar el programa nacional de tamiz neonatal.

“El 25 de marzo terminó el contrato administrativo con la empresa o empresas que suministran los insumos, pero eso no implica que ese día se hayan terminado las pruebas (…)  La revisión del proceso de licitación puede ocasionar un retraso en la adquisición y un posible desabasto, que se resolverá con el apoyo del IMSS, del ISSSTE y de otras dependencias de salud”, informó la Secretaría de Salud a este medio.

La importancia del tamiz neonatal

El tamiz neonatal semiampliado que la Secretaría de Salud aplica en México es una prueba que detecta en recién nacidos seis enfermedades: fenilcetonuria, galactosemia, hiperplasia de glándulas suprarrenales, fibrosis quística, deficiencia glucosa 6 fosfato deshidrogenasa (conocido también como favismo) e hipotiroidismo congénito.

La detección oportuna de estas enfermedades, las cuales son endocrinas o de fallas en el metabolismo, ayuda a prevenir daños neurológicos, retrasos psicomotores, e incluso la muerte del menor, tras recibir un tratamiento adecuado.

La prueba se realiza entre los 3 y 5 días de nacido. Una mínima cantidad de sangre se extrae del talón del bebé, posteriormente se colocan seis gotas en un papel filtro y éste se envía a un laboratorio especializado que tiene listo el diagnóstico en 24 horas.

En clínicas privadas, estas pruebas tienen un costo de entre 900 y 3 mil pesos.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, anualmente se realizan entre 500 mil y un millón de pruebas de tamiz neonatal semiampliado. En 2017 se realizaron 1 millón 016 mil 969 pruebas, gracias a las cuales se detectaron y atendieron mil 371 enfermedades. En 2018 el número de pruebas bajó a 494 mil 846, con un total de mil 741 enfermedades detectadas.

Con la aplicación del tamiz neonatal se ha logrado reducir en 5.3% la mortalidad infantil, ocasionada anteriormente por alguna de las seis enfermedades estudiadas.  

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte