Universidades de AMLO buscan captar 21% de egresados de bachillerato, pero no se sabe cómo lo lograrán
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Universidades de AMLO buscan captar 21% de egresados de bachillerato, pero no se sabe cómo lo lograrán

La SEP aún está haciendo los Lineamientos de Operación, pese a que desde febrero inició el registro para maestros y alumnos y en marzo comenzó la operación de algunos planteles.
Cuartoscuro Archivo
15 de abril, 2019
Comparte

La Secretaría de Educación Pública (SEP) promete que a través del Programa de Universidades para el Bienestar Benito Juárez, 21% de los egresados de bachillerato ingresarán a uno de los 100 nuevos planteles como meta para 2019.

Sin embargo, aún no se sabe cómo lo logrará, toda vez que la dependencia aún está haciendo los Lineamientos de Operación, pese a que desde febrero inició el registro para maestros y alumnos y en marzo comenzó la operación de algunos planteles.

Esto forma parte de la información entregada a Animal Político vía transparencia como parte del recurso de revisión con folio 68719, luego de que la dependencia dijo que no tenía el calendario del gasto ni programación del destino de los mil millones de pesos etiquetados para este programa.

Lee: Sin planteles construidos, este mes arrancan las 100 nuevas universidades de AMLO

En los alegatos del recurso de revisión que aceptó el INAI, la SEP entregó el calendario presupuestal según el cual en marzo se entregaron 182 millones de pesos, en abril y mayo se destinarán 91 millones, respectivamente; en junio, 120 millones; de julio a noviembre, 91 millones de pesos en cada mes y diciembre, 61 millones de pesos.

También la planeación fiscal referente a los “Objetivos, indicadores y metas para resultados de los programas presupuestarios”, de la Secretaría de Hacienda, el cual establece que el programa tiene como meta anual incluir a 21.3% de jóvenes con bachillerato terminado.

“Prioritariamente procedentes de municipios de alta y muy alta marginación que no tienen posibilidades de ingresar a las instituciones de educación superior actualmente accedan a los servicios de las universidades Benito Juárez”.

Además, prevé que 39% de los jóvenes en edad de estudiar la universidad (de 18 a 22 años) se inscriba a este programa en 2019. También que al finalizar el año estén en operación los 100 planteles en los municipios de alta y muy alta marginación del país.

Lo que la dependencia no explica es el proceso de entrega de recursos al Centro Regional de Educación Fundamental para la América Latina (Crefal), un organismo internacional que será el encargado de operar el programa.

Sin lineamientos

En febrero pasado, cuando se hizo la solicitud de transparencia, la SEP argumentó que no tenía la información. Después de interponer el recurso de revisión, la dependencia entregó un proyecto de lineamientos del programa con fecha del 8 de marzo, pese a que desde febrero inició inscripciones de alumnos y capacitación a maestros.

Advierte que no lo hace público porque “el documento sólo es un proyecto que fue circulado para ser analizado por las  distintas unidades de la Secretaría, pero por ninguna razón puede considerarse definitivo, puesto que solo se trata de un proyecto el cual  aún no está aprobado ni  firmado por los servidores públicos competentes”.

Te puede interesar: Universidades de AMLO solo aumentarían 1% la cobertura de educación superior

En dicha propuesta de lineamientos, se establece que la Subsecretaría de Educación Pública, donde están etiquetados los recursos, “podrá establecer la colaboración a que haya lugar conforme a las disposiciones jurídicas aplicables y el instrumento que para esos propósitos se formalice, con instancias y organizaciones nacionales o internacionales, cuyas capacidades institucionales permitan optimizar y agilizar la operación del programa”.

Esto es parte de lo que Raquel Sosa, coordinadora del programa, explicó en entrevista con Animal Político en marzo pasado, que la SEP trabajaba en un mecanismo jurídico que permitiera al Crefal recibir y operar los recursos, toda vez que se trata de un organismo internacional ajeno a la administración Pública.

Pero hasta el momento no se ha hecho público que dicho acuerdo se haya concretado legalmente, pese a que desde diciembre pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el programa.

Los lineamientos de operación deberán ser firmados por el subsecretario de Educación, Luciano Concheiro, y prevén que el presupuesto sea gastado en siete aspectos, pero en ninguno se menciona lo que debe invertirse para construir los nuevos planteles, ni el pago de nómina, ni insumos.

Sólo se habla de “diseñar el marco conceptual conforme al que operarán los planteles; elaborar el modelo operativo, jurídico, funcional y financiero; elaborar los estudios de factibilidad sobre la instalación de los planteles; diseñar los planes y programas de estudio; determinar el profesiograma y revisar los perfiles docentes; analizar la pertinencia y viabilidad tanto física como jurídica que deberán cumplir los terrenos en los que construirán los planteles; diseñar los mecanismos y normas de control escolar y realizar el análisis y la definición de los mecanismos de ingreso a los planteles”.

Universidades de AMLO serán operadas por organismo internacional que no está obligado a rendir cuentas

También se establece que la SEP “es la instancia encargada de normar la ejecución de las acciones derivadas y será competente para resolver cualquier situación no prevista en los criterios”.

Sin embargo, la SEP se encuentra al margen de la operación del programa, porque toda la responsabilidad ha recaído en Raque Sosa, coordinadora nombrada por el Presidente.

Incluso, en la página de internet de la SEP no hay información respecto a las Universidades, sólo se encuentra en la página del Crefal y sin mencionar a la dependencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La 'nueva fase' de coronavirus de EU y por qué es una amenaza mayor que cuando empezó la pandemia

Estados Unidos se encuentra en una peligrosa fase de la pandemia, según la coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19, la doctora Deborah Birx.
3 de agosto, 2020
Comparte
Hombre con mascarilla y bandera de EE.UU. detrás.

Getty Images

La epidemia de coronavirus en Estados Unidos ha entrado en una “nueva y peligrosa fase”.

Así lo advirtió la doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19.

La enfermedad está “extremadamente extendida” en el país y actualmente supone una amenaza mayor que cuando comenzaron los primeros brotes, a principios de año, dijo Birx el domingo.

Hasta este 3 de agosto, EE.UU. había registrado el mayor número de casos y muertes atribuidas al coronavirus de todo el mundo.

Según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, la primera economía mundial ha confirmado más de 4,6 millones de contagios y 155.165 muertes.

A nivel mundial, se han contabilizado más de 18 millones de casos y más de 690.000 fallecimientos hasta este 3 de agosto.

¿En qué consiste la “nueva fase”?

Hay una clara diferencia que marca esta nueva etapa en la que ha entrado Estados Unidos: las zonas afectadas.

Ya no solo son las zonas urbanizadas las más golpeadas, sino múltiples y diferentes áreas por todo el país.

“Esta epidemia ahora mismo es diferente y está más extendida. Y es tanto rural como urbana”, destacó el domingo Birx en el programa State of the Union, de la cadena CNN.

""La epidemia en EE.UU. ahora mismo es diferente y está más extendida. Y es tanto rural como urbana"", Source: Deborah Birx, Source description: Coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19., Image: Deborah Birx

Birx lanzó una advertencia a las comunidades rurales por el escepticismo que mostraron algunas de ellas a la llegada del virus a sus zonas.

“A todo aquel que vive en un área rural: no eres inmune ni estás protegido contra este virus“, espetó.

La asesora de la Casa Blanca insistió en la necesidad de portar mascarilla, incluso dentro de la propia vivienda si hay personas de riesgo y se está en una zona donde se haya producido un brote.

También manifestó su preocupación por la gente que se está yendo de vacaciones a puntos con un alto número de casos, haciendo referencia a las visitas que ha realizado a 14 estados en las últimas tres semanas.

“A medida que viajaba por el país, vi a todo Estados Unidos moviéndose (…) Si usted ha decidido irse de vacaciones a un lugar muy afectado, necesita volver y proteger a aquellos con comorbilidades y asumir que está contagiado”.

Click here to see the BBC interactive

La epidemia de coronavirus en Estados Unidos ha avanzado durante estos últimos meses, especialmente en estados del sureste y medio oeste.

Si en marzo y abril, Nueva York y Nueva Jersey, en la costa este, eran los puntos más vapuleados por el virus, en las últimas semanas se han dado preocupantes aumentos de casos y muertes en California, Florida o Texas.

“Nosotros subimos mucho cuando el área metropolitana de Nueva York era el epicentro del brote. Luego las curvas comenzaron a descender de vuelta, pero no como sucedió en otros países (…) Nunca llegamos a descender a un punto realmente bajo”, explicaba el 30 de julio Anthony Fauci, el científico jefe del equipo especial contra el coronavirus de la Casa Blanca, en entrevista con la BBC.

“Cuando levantamos algunas restricciones con el objetivo de reactivar la economía en ciertas regiones del país, algunos estados del sur como Florida, Texas, Arizona o el sur de California empezaron a sufrir contagios. Entonces la base pasó de 20.000 casos diarios, a 30.000, 40.000, 50.000, 60.000 e incluso 70.000 pacientes diarios”, añadió.

Hombre con cartel pidiendo la vuelta al trabajo.

Getty Images
La pandemia ha asestado un duro golpe a la economía estadounidense, con la consecuente pérdida de empleos.

Desde entonces, la mayor preocupación del gobierno es controlar esa situación pero también la de otras regiones que parecen empezar a atravesar lo que pasaron los estados del sur, puntualizó el experto.

Según datos recopilados por The New York Times, el país registró más de 1,9 millones de nuevos contagios en julio, cerca del 42% de los más de 4,5 millones de casos confirmados en todo el país desde que comenzó la pandemia y más del doble que cualquier otro mes.

Expertos en salud pública que vinculan el aumento de casos con la reapertura temprana han pedido nuevas medidas, si bien también continúan los llamados para seguir por el camino de la “nueva normalidad”, entre ellos, por parte del propio presidente.

Trump insiste en que el repunte de casos se debe al aumento en el número de pruebas realizadas y aboga por reabrir los colegios próximamente.

“Gran parte de nuestro país está muy bien”, aseguró Trump la noche del domingo, en claro contraste con la opinión manifestada por su asesora.

Disputa política

El presidente fue más allá este lunes y criticó abiertamente las declaraciones de Birx en televisión y calificó su intervención de “patética”.

Birx y Trump.

Getty Images
Desde el Partido Demócrata se ha criticado a Birx, vinculándola a la “campaña de desinformación” de Trump.

Trump consideró que Birx había cedido a la presión por parte de los demócratas, en referencia a las críticas que trascendieron contra la doctora.

“Deborah mordió el anzuelo y nos golpeó. ¡Patético!“, señaló el mandatario en Twitter este lunes.

La líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, criticó a Birx por su supuesta disposición a adaptar su mensaje para conseguir el apoyo de Trump.

“Creo que el presidente está difundiendo desinformación sobre el virus y que ella es su responsable, así que no tengo ninguna confianza“, señaló Pelosi en la cadena ABC.

Birx, por su parte, ha defendido que sus decisiones siempre se han basado y se basan en la ciencia.

Mujer con mascarilla en Miami Beach.

Getty Images
Ante el repunte de casos en lugares como Miami, las autoridades impusieron la orden de portar mascarillas.

Mientras continúa la disputa política, una nueva proyección de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estima que el número de muertos por la crisis del coronavirus puede superar los 180.000 en el país para el 22 de agosto.

Y la sociedad sigue dividida en torno a la crisis, con cuestiones como portar una mascarilla, una práctica que los expertos recomiendan encarecidamente para frenar la propagación del virus pero que en Estados Unidos se ha convertido en un asunto extremadamente politizado.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

https://www.youtube.com/watch?v=Nu-srgsjjtE

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.