close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Favia Lucero

Pacientes con VIH Sida advierten sobre falta de medicinas; Salud asegura que hay abasto suficiente

El gobierno federal no ha finalizado aún la licitación para elegir a proveedores, con su nueva estrategia de compra de tratamientos retrovirales.
Foto: Favia Lucero
Por César Reveles y Favia Lucero (YoCiudadano)
5 de abril, 2019
Comparte

Pacientes con VIH Sida que reciben atención en hospitales de la Secretaría de Salud federal denunciaron que el nuevo mecanismo para la compra de medicinas, por parte del gobierno de México, está generando desabasto de tratamientos retrovirales.

La licitación y compra de estos medicamentos anteriormente era responsabilidad del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida), pero ahora, por mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, el proceso depende de la Secretaría de Salud en coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El nuevo proceso consiste en hacer la compra de medicamento en dos partes: primero se adquirirá el 20% de éstas y meses después el 80% restante, como una medida para evitar la corrupción.

De acuerdo con Organizaciones Civiles de VIH Sida, esta modalidad está provocando un desabasto de medicina a nivel nacional, toda vez que la administración federal no ha finalizado aún la licitación para elegir a los proveedores y adquirir el 20% del abasto total.

Si el proceso avanza conforme a lo esperado, la compra del 20% de medicamentos se haría el presente mes de abril, mientras que el 80% restante se adquiriría hasta julio.

Esa situación provocó una movilización en Ciudad Juárez, Chihuahua. Integrantes de diversas organizaciones cerraron el paso en una de las principales avenidas a manera de protesta, en tanto en Tabasco el presidente de la asociación civil Tabasqueños Unidos por la Diversidad y la Salud Sexual (TUDYSEX), José Cruz Guzmán, dijo a medios locales que a consecuencia de una “mala planeación” en los tiempos de contratación alrededor de 4 mil 500 pacientes con VIH Sida “se quedarán sin retrovirales a partir del segundo trimestre del año”.

En el caso de Chihuahua, los afectados aseguran que el medicamento existente en el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención de Sida e infecciones de transmisión sexual (Capasits) de Ciudad Juárez, que atiende alrededor de mil 300 pacientes, cuenta con 40 frascos en el caso de algunos medicamentos, los cuales no son suficientes para la demanda que hay.

De acuerdo con el Sistema de Administración, Logística y Vigilancia de ARV (SALVAR), hasta el 25 de marzo, en el Capasits de Ciudad Juárez había 42 frascos de Atazanavir de 300 MG para 170 pacientes que lo requieren. Mientras que del medicamento antirretroviral Darunavir de 400 MG, solo hay seis frascos y 47 pacientes que lo necesitan.

De los 38 medicamentos antirretrovirales que aparecen en la plataforma, solo 26 son requeridos por los pacientes del Capasits de Ciudad Juárez y, de éstos, 20 ya se encuentran en desabasto desde el 25 de marzo de 2019.

“Yo creo que a los pacientes que están citados para esta semana y la próxima les van a dar su medicamento, pero los pacientes que están citados para el fin de mes, no van a tener medicamento y eso es una amenaza muy real”, advirtió María Elena Ramos, directora de la asociación civil Programa Compañeros, que trabaja con personas diagnosticadas con VIH en Ciudad Juárez, y quien la mañana del jueves se manifestó en una de las principales avenidas de esa localidad fronteriza.

De acuerdo con la activista, no se trata de una cuestión de recursos, sino de formas de contratación. “Sí hay dinero para hacer la compra… porque el dinero lo dejó etiquetado la administración pasada, pero la decisión de gobierno federal pone en riesgo la salud y hasta la vida de alrededor de mil 300 pacientes que se atienden en el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) de Ciudad Juárez”, dijo Ramos. 

Juan Carlos Medel, coordinador nacional de la asociación civil SISEX, explicó que es de suma importancia que las personas en terapia de antirretrovirales no suspendan su consumo, porque esto facilitaría que el virus se vuela resistente al medicamento. 

“El propósito del medicamento es bajar los niveles del virus en la sangre a niveles indetectables para que esta persona tenga una buena calidad de vida, para que de esa forma su carga viral no sea capaz de transmitir el VIH a otras personas”, dijo el activista, uno de los convocantes a la manifestación de este jueves, misma que inició frente a las instalaciones del  Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) de Ciudad Juárez,  para después avanzar a la avenida Adolfo López Mateos, donde cerraron los carriles por varios minutos.

“Sin medicamento me muero”; “La 4T nos está quitando la salud a todas las personas con VIH y Sida”;  “Sus malas decisiones nos pueden llevar a la muerte”, eran algunos de los mensajes que se podían leer en los carteles que portaban los manifestantes.  

Ramos y Medel explicaron que aun cuando las organizaciones enfocadas al tema del VIH Sida cuentan con un pequeño banco de medicamentos de donaciones, éstos no les permiten dar abasto a todos. 

Explicaron que aunque una persona que vive con el VIH puede comprar por su cuenta los medicamentos, después de que un doctor especialista lo diagnostica, el costo aproximado de un tratamiento mensual es de dos mil pesos. Es decir, que debería gastar alrededor de 24 mil pesos al año para tener una buena calidad de vida. 

Abasto de medicamentos en mes y medio

En entrevista para Animal Político, Luis Adrián Quiroz, vocal de Consejo Nacional para la Prevención y el Control del Sida (Conasida), y colaborador de ONG a través del programa Derechohabientes Viviendo con VIH, del IMSS, comenta que el desabasto podría replicarse en varios estados del país durante las próximas semanas.

“El gobierno acaba de iniciar la licitación, una vez que la termine el proceso de compra dura alrededor de mes y medio, es decir aunque terminen en tiempo la licitación, el medicamento tardaría demasiado y el desabasto será inevitable”, comentó Quiroz.

Además, dijo que los pacientes con VIH Sida están inconformes con la nueva estrategia del gobierno, pues además del atraso, el comprar los medicamentos en dos partes propiciará un desabasto tarde o temprano.

“El argumento del presidente para hacer este cambio fue el de evitar prácticas inadecuadas al momento de la compra, pero nunca mostró las pruebas de irregularidades con el modelo que usaba Censida; con ellos al frente nunca hubo estos problemas pues siempre compraban el 100% de los medicamentos y se almacenaban”, relató Quiroz.

El vocal de Conasida dijo que las protestas en todo el país comenzarán en los siguientes días. “En el caso de la Ciudad de México, los medicamentos solo alcanzan para un mes más, el caso de cada estado es distinto, entre los que menos tienen en este momento están Chihuahua y Tabasco”.

El activista comentó que en recientes días un grupo de pacientes con VIH Sida sostuvo una reunión con personal del área de vinculación de la Secretaría de Salud, para hablar del cambio de política de contratación de medicamentos y el desabasto que se va a generar, pero no hubo una respuesta concreta para el tema.

“En caso de que se llegue a agotar el medicamento, cada paciente se encargará de comprarlo y posteriormente veremos cómo podemos apoyar”, fue la respuesta del personal de la dependencia, según Luis Adrián Quiroz.

“Ellos saben que estos tratamientos son caros, pero hay pacientes que no pueden atenderse de manera particular”, finalizó.

“Hay suficientes atirretrovirales”

En respuesta a las denuncias, la Secretaría de Salud federal emitió un comunicado donde asegura que sus unidades médicas “cuentan con abasto suficiente para el tratamiento con antirretrovirales de las personas que viven con VIH Sida”.

Sobre el proceso de licitación informó que “están en curso los mecanismos para para mantener el abasto de los antirretrovirales en todo el país, ya sea mediante compras por adjudicación directa, la licitación pública internacional abierta o el apoyo por parte de otras instituciones públicas de salud”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Jamie Clarke

El padre que llevó a su hijo a Mongolia para desconectarlo de su celular

El montañista Jamie Clarke quería estrechar los lazos con su hijo, Khobe, de 18 años, así que lo llevó de viaje a Mongolia para que descubriera lo que puede hacer al estar lejos de la pantalla de su "smartphone".
Jamie Clarke
2 de enero, 2020
Comparte

¿Cómo logras que un adolescente suelte su teléfono y te hable? Jamie Clarke fue hasta Mongolia con su hijo para averiguarlo.

Mientras recorría un valle remoto del país asiático en su motocicleta, el aventurero Jamie Clarke dejaba que el zumbido del motor y el viento resonaran en su mente al mismo tiempo que sus pensamientos vagaban.

Después de varias horas, se detuvo para quitarse el casco y mirar el mapa.

Esto era lo que le gustaba de las aventuras: la soledad, el paisaje y la sensación de estar a cargo de su propio destino.

Pero cuando su hijo de 18 años se detuvo justo detrás de él en su propia motocicleta, tenía una visión diferente del largo viaje que acababan de terminar.

Para él, estar solo con sus pensamientos era novedoso e inquietante.“¡Oh, dios mío, fue terrible! ¡No puedo quedarme así con mi cerebro!”, exclamó.

Pero precisamente por eso los dos habían decidido embarcarse juntos en esta aventura.

Enojado y triste

Clarke, esquiador, montañista y excursionista de toda la vida, sentía que estaba perdiendo contacto con su hijo Khobe, quien siempre estaba hablando por teléfono en su casa en Calgary, Alberta, en el suroeste de Canadá.

Jamie Clarke y su hijo Khobe en Mongolia.

Jamie Clarke
Khobe Clarke tuvo que prepararse para escalar montañas.
Montañas de Mongolia.

Jamie Clarke
¿Hay que ir al otro lado del mundo para despegar a tus hijos del celular?

El padre, en parte, se culpaba a sí mismo. Como todo el mundo, él también tiene un teléfono inteligente y disfrutaba jugando con su hijo en su Blackberry cuando era pequeño.

“Si alguna adicción tenemos hoy como individuos y como familia, nosotros (los padres) la perpetuamos”, dice Clarke a la BBC. “Los teléfonos son dispositivos geniales, pero comenzamos a sentir que nos están controlando y no al revés”.

El problema había llegado a un punto crítico unos años antes, cuando Clarke fue con su familia a un refugio de esquí remoto durante un fin de semana para celebrar su cincuenta cumpleaños.

El área no tenía wifi y no había señal de celular.

“Nunca antes había experimentado un fin de semana sin mi teléfono”, dijo el hijo de Clarke, Khobe, a la BBC. “Fue muy raro para mí”.

El joven admite que en ese momento estaba enojado por tener que viajar, y triste porque sin Snapchat o Instagram no tenía idea de lo que estaban haciendo sus amigos en casa.

Eso hizo que su padre pensara sobre el papel que la tecnología había desempeñado en su vida familiar, y sobre cómo solucionarlo.

La preparación

Durante mucho tiempo, había soñado con viajar a través de Mongolia en bicicleta. Ahora que su hijo era mayor, ¿por qué no hacerlo con él?

Hace aproximadamente un año, se lo propuso a Khobe. En un primer momento, el joven rechazó la idea. “Dije que no con bastante rapidez”, recuerda.

Jamie Clarke y su hijo en Mongolia

Jamie Clarke
Padre e hijo pudieron conocerse en distintas facetas.

“Pero se convirtió en una idea divertida… la preparación hizo que fuera emocionante ir y hacerlo”, rememora.

Khobe obtuvo su licencia de motociclista y los dos practicaron viajes más largos.

Pese a que su padre había subido el Everest dos veces, Khobe nunca había escalado una montaña, por lo que también tuvo que adentrarse en el montañismo.

“¿Ver las estrellas?”

Los Clarke partieron el 28 de julio y, en el transcurso del mes siguiente, viajaron más de 2.200 kilómetros a través de Mongolia en moto, caballo y camello.

Aunque el viaje era totalmente material de Instagram, se abstuvieron de publicar sus fotos en internet hasta que regresaron.

Khobe reconoce que estar lejos de su teléfono fue un desafío.

“Creo que todo el tiempo estuve bastante consumido por extrañar mi teléfono”, cuenta. “Te das cuenta de lo aburrido que se vuelve todo. Cuando estoy aburrido puedo simplemente abrir YouTube o Netflix. Pero sin teléfono, ¿qué voy a hacer, mirar las estrellas?”, señala.

Pero también dice que conocer más a su padre valió la pena, especialmente durante el tiempo que pasaron en sus carpas o simplemente cocinando.

“Me sorprendió que cuando está lejos del trabajo y la familia, actúa como una persona más cercana a mi edad”, dice.

Jamie Clarke y su hijo Khobe en Mongolia.

Jamie Clarke
Jamie y su hijo recorrieron Mongolia en moto, caballo y camello.

Del mismo modo, Clarke se sorprendió al ver cuán maduro era su hijo cuando no estaban confinados a su típica dinámica de crianza padre-hijo.

“Me ayudó a ver a Khobe de una manera diferente. Lo veía como un niño que seguía dejando su chaqueta sobre la mesa, sin lavar los platos”, dice. “Y pude verlo como un hombre joven, y me impresionó lo bien que pudo actuar bajo presión”.

Horario sin pantalla

No tienes que ir al otro lado del mundo solo para relacionarte con tus hijos, dice Caroline Knorr, editora de Paternidad de Common Sense Media, una organización sin fines de lucro que educa a los padres sobre los medios y la tecnología.

“Los padres pueden establecer horarios sin pantalla en casa durante todo el año, pero especialmente durante las vacaciones”, opina.

Knorr recomienda hacer cosas divertidas durante el tiempo sin pantallas, como jugar, salir a caminar o incluso ver una película.

“Lo realmente importante es que los padres comuniquen por qué es valioso pasar tiempo desconectados”, indica.

“Di explícitamente ‘estoy apagando mi teléfono para que podamos tener tiempo en familia'”, sugiere.

Khobe Clarke en Mongolia.

Jamie Clarke
El joven se dio cuenta de que nunca había pasado tanto tiempo solo con sus pensamientos.

Knorr cree que también es importante no demonizar la tecnología, ni a sus hijos por usarla.

“Creo que muchas veces los padres se preocupan porque creen que ‘los medios están cambiando el comportamiento de sus hijos'”, apunta.

“Pero en realidad es normal y natural en el desarrollo de los adolescentes que se interesen en la cultura pop y no en el tiempo en familia”, aclara.

Sin embargo, esta parte natural de la adolescencia se ve potenciada por redes sociales como Tik Tok o Snapchat, que están diseñadas para mantener la atención de los usuarios durante el mayor tiempo posible para ganar dinero con publicidad.

Lecciones

Clarke dice que ahora que su viaje ha terminado, él y su hijo están tratando de aplicar en su vida cotidiana algunas de las lecciones que aprendieron.

Jamie Clarke y su hijo Khobe en Mongolia.

Jamie Clarke
Khobe dice que la vida en carpa fue su parte favorita del viaje.

“Tengo que darme cuenta de que la tecnología es valiosa y usarla, mientras él se está dando cuenta de lo consumidora que es. Quizás ambos necesitemos recordar quién tiene el control: tú o la aplicación”, sostiene.

Khobe asegura que está tratando de ver la tecnología como algo que “quiere usar, no que tiene que usar”.

“Estoy tratando de cambiar mis hábitos cuando estoy con un grupo de personas y se supone que es tiempo de interacción social, no de que todos estén con su teléfono”, dice.

“Es grosero no darle toda tu atención a la gente”.

.


https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg&t=18s

https://www.youtube.com/watch?v=-NSjnc3NL2k&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.