Con coronas fúnebres y delitos fabricados: así amenazan a las activistas opositoras a una presa en Zacatecas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

Con coronas fúnebres y delitos fabricados: así amenazan a las activistas opositoras a una presa en Zacatecas

Habitantes de Atotonilco han sido intimidadas con coronas fúnebres y delitos fabricados; sin embargo no desisten en su defensa por el agua.
Archivo / Cuartoscuro
2 de mayo, 2019
Comparte

Cuando, una mañana, Grecia Rodríguez abrió la puerta de su casa y vio que alguien le dejó una corona fúnebre repleta de claveles blancos, y una dedicatoria deseándole que descansara en paz, supo que su actividad como defensora del agua y del territorio de las comunidades ejidales de Zacatecas acababa de cambiar para siempre su vida personal.

Previo a esa mañana, recibir insultos ya era algo ‘cotidiano’, entre comillas, en su actividad diaria.

“Argüendera”, “revoltosa”, “alborotadora”, eran parte de los improperios a los que tuvo que acostumbrarse a vivir desde que, en 2013, comenzó a implicarse de lleno como activista.

Sin embargo, cuenta Grecia, la intensidad de los ataques arreció aún más cuando, ya como integrante del Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas, que forma parte de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), inició desde 2018, junto a otras mujeres y hombres de los ejidos El Potrero, Atotonilco, Estancia de Guadalupe, y Corrales, en el municipio Jiménez del Teúl, una férrea oposición a la construcción de la Presa de Milpillas.

Un proyecto que, por un lado, el gobierno estatal lleva desde 2014 prometiendo que, además de abastecer de agua el corredor urbano del centro del estado, donde se ubican ciudades clave como Zacatecas y Fresnillo, traerá también progreso, empleos y desarrollo, para las comunidades agrarias por las que atravesará un acueducto de más de 167 kilómetros.

Mientras que, por otro lado, tanto Grecia, como el Observatorio de Conflictos Mineros, la REMA, así como cientos de ejidatarios, denuncian que la construcción de la Presa de Milpillas es un “mega proyecto de muerte impuesto por la fuerza pública”, el cual tendría varios efectos negativos.

Uno, que provocaría “un daño irreparable” al río que abastece de agua a la comunidad para cosechar maíz, frijol, y chícharo. Dos, que pondría en riesgo de inundación y desplazamiento a los habitantes de Atotonilco y a todas las comunidades río abajo, incluida la cabecera municipal Jiménez del Teúl. Y tres, que a pesar de lo anterior, este proyecto solo beneficiaría a empresas mineras y a una multinacional cervecera que necesita más agua para continuar vendiendo sus productos.

“Múltiples académicos ya han ofrecido soluciones para el problema del abasto de agua en la zona, pero, desde 2014 hasta la fecha, el gobierno estatal no ha hecho caso de ninguna. Por eso, más bien nos parece que este proyecto, en realidad, es un negocio, y no una solución al problema del agua”, dice Grecia Rodríguez, en entrevista con Animal Político.

Sin embargo, recalca Grecia, denunciar esto en México, implica asumir un riesgo muy alto de, o bien ser objeto de campañas de desprestigio, o bien llevar permanentemente una diana marcada en la espalda.

“Estamos muy preocupados por la seguridad de los ejidatarios y de las ejidatarias opositoras al proyecto, y de los activistas defensores del agua, ya que en México nos están matando solo por decir que no estamos de acuerdo con un proyecto”, señala Grecia.

Y las cifras así lo corroboran.

Apenas el pasado mes de marzo, Amnistía Internacional alertó que, en apenas cuatro meses del nuevo gobierno de López Obrador, 15 defensores ambientales han sido asesinados en México, más de la mitad de los registrados en todo 2018, cuando contabilizó 21 defensores asesinados y 49 ataques en su contra.

De hecho, Rodrigo da Costa, integrante de Amnistía Internacional, dijo al diario La Jornada que México ocupa el segundo lugar de los países de América Latina donde se presentan más agresiones contra defensores de la tierra, solo superado por Colombia.

Las enemigas públicas

Tras recibir la corona fúnebre, Grecia fue incluida en el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos, aunque las agresiones, a través de múltiples formas, no se detuvieron.

Por ejemplo, el pasado 14 de octubre, Grecia narra que en la comunidad El Potrero asistió como invitada a una asamblea entre ejidatarios acerca del proyecto de la presa de Milpillas, cuando un grupo de policías estatales, a bordo de 20 camionetas, llegó, cercó el salón ejidal, y se la quiso llevar presa bajo la acusación de “falsas declaraciones” y “falsa identidad”.

“Les dije: no me pueden llevar porque estamos en un espacio público y no en un MP, por lo que no estoy rindiendo ninguna declaración. Y tampoco tengo que probarte mi identidad”.

Aún así, en un video publicado el 15 de octubre en el perfil de Facebook del Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas, puede apreciarse que un nutrido grupo de agentes policiacos trató de detenerla, entre jalones y manotazos para que no grabara la escena.

“El gobierno de Zacatecas nos ha convertido en las enemigas públicas número uno, diciendo que es por nuestra culpa que miles de zacatecanos no tienen agua”, criticó la integrante del Observatorio de Conflictos Mineros y de la Red Mexicana de Afectados por la Minería, las cuales también acusan al gobierno estatal de querer coaccionar con recursos y beneficios de programas sociales a los ejidatarios inconformes para que aprueben el proyecto.

Una acusación que el gobierno de la entidad ha rechazado en varias ocasiones; una de ellas, en septiembre del año pasado, cuando según recogieron medios locales, el actual gobernador Alejandro Tello descartó que su administración manipule a los habitantes del ejido en el municipio de Jiménez del Teúl.

La entrega de despensas y apoyos no son sobornos, sino apoyos que surgieron como respuesta a peticiones de la ciudadanía, dijo el mandatario, quien en diciembre del año pasado encabezó un foro especial en el que, subrayó, “fueron convocados de manera plural ejidatarios, académicos, especialistas, y ciudadanía” para debatir sobre este proyecto polémico.

“Si nos quitan el río, no somos nada”

Sandra Miranda es delegada de los ejidatarios de Atotonilco ante el municipio de Jiménez del Teúl y opositora al proyecto de la presa.

Junto a un grupo de 60 mujeres de edades que van desde los 15 años, a los 26, 32, 50 y hasta los 60, ha encabezado desde octubre pasado acciones de resistencia frente a las constructoras que han querido introducir maquinaria pesada al río.

“Este movimiento de oposición ha estado liderado por mujeres y también por hombres, pero las mujeres han jugado un papel fundamental”, subraya Miranda.

“Las mujeres logramos detener a las máquinas para que no entraran al río en el que quieren hacer la presa. Nos pusimos enfrente y, a pesar de que fuimos agredidas verbalmente por los operadores de las máquinas, no nos quitamos”, añade la activista.

Sin embargo, todas estas acciones también tuvieron consecuencias para Sandra, que denuncia haber sido objeto de hostigamiento policial y de una campaña de desprestigio en medios locales.

“Tratan de intimidarnos, de meternos miedo, diciéndonos, por ejemplo, que la Policía Federal viene en camino con una orden para detenerme. O, en otras ocasiones, policías estatales, sin ningún aviso, hacen guardia frente a mi domicilio. Mientras que, en otras, sueltan rumores para ponerme mal con las comunidades, diciendo, por ejemplo, que ya me habían dado un millón, que me había vendido”.

La última acusación que le hicieron en medios locales, denuncia Sandra, es que ella lideró un intento de retener contra su voluntad a un funcionario estatal que, el pasado 26 de abril, fue al ejido de Atotonilco a ofrecer “apoyos sociales” a los pobladores, aunque la Red Mexicana de Afectados por la Minería señala que, en realidad, el funcionario fue a ofrecer dulces a los niños, becas, tinacos y estufas ecológicas para convencer a los ejidatarios de que den su consentimiento al proyecto de la presa.

“Nos acusan de secuestradoras. Pero en el ejido, las mujeres no portan armas, ni siquiera piedras”, ríe Sandra.

En cualquier caso, asegura Sandra ahora más seria, van a continuar con la defensa del agua y la oposición al proyecto de la presa.

Por ahora, a través del Observatorio y la Red Mexicana de Afectados por la Minería, han presentado denuncias ante el Ministerio Público en Sombrerete, por la invasión de maquinaria en propiedad ejidal, han interpuesto quejas ante las comisiones de derechos humanos de Zacatecas y la Nacional, y ante la Procuraduría Agraria Nacional, y han interpuesto recursos de amparo y juicios de nulidad, por la presunta falsificación de firmas y actas de asamblea, por parte de funcionarios gubernamentales.

“Vamos a seguir luchando por el agua -concluye Sandra-. Porque si nos quitan el río, no somos nada”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La misteriosa desaparición de Sophia Huang Xueqin, la mujer que impulsó el #MeToo de China

Una destacada periodista que inició el movimiento #MeToo en China desapareció cuando estaba por volar a Reino Unido. La BBC investigó el caso.
21 de mayo, 2022
Comparte

El 19 de septiembre de 2021, Sophia Huang Xueqin y el defensor de los derechos laborales Wang Jianbing “desaparecieron” mientras se dirigían al aeropuerto de la ciudad de Cantón, en el sur de China.

Huang estaba a punto de tomar un vuelo a Reino Unido tras obtener una beca Chevening financiada por el gobierno británico para realizar estudios de género en la Universidad de Sussex, en el sureste de Inglaterra.

Los reportajes y campañas de la periodista ayudaron a impulsar el movimiento #MeToo de China en 2018, por lo que es considerada una de las principales defensoras de los derechos de las mujeres en ese país.

Ahora, tras más de siete meses de detención, se espera que tanto ella como Wang enfrenten un juicio por cargos de “incitación a la subversión del Estado”, una acusación grave que podría conducir a años de prisión.

La BBC investigó cómo en China se ha llevado una campaña de desinformación en contra de ella. Y también, el porqué del silencio en Reino Unido adonde ella debía llegar aquel septiembre.

Pósteres sobre las desapariciones de Huang y Wang Jianbing

Shy Guys Studios
Huang y Wang están detenidos desde septiembre

Impulsora del #MeToo de China

En el caso de Huang, su propia experiencia de agresión sexual la llevó a realizar una encuesta histórica en 2017 que reveló que más del 80% de las mujeres periodistas en China habían sufrido acoso sexual, pero permanecieron en silencio.

También informó sobre los casos de #MeToo más destacados del país y ganó un premio el año pasado por su perfil sobre la activista feminista Li Qiaochu.

Huang una pancarta de #MeToo

SCMP
Huang se basó en su propia experiencia para poner en marcha el movimiento #MeToo en China.

Ahora, se encuentra entre las decenas de miles de activistas -muchas de ellas defensoras de los derechos de las mujeres- que “desaparecieron” en China después de trabajar por los derechos humanos en los últimos años.

Ya había estado detenida durante tres meses en China tras escribir una publicación en un blog sobre las protestas a favor de la democracia en Hong Kong en 2019.

Diana Fu, profesora asociada de ciencias políticas en la Universidad de Toronto (Canadá), le dijo a la BBC que el caso de Huang es “emblemático” porque ilustra los desafíos que enfrentan los activistas en China debido al empeoramiento de la represión del gobierno de Pekín contra la sociedad civil.

“El gobierno percibe el movimiento #MeToo como parte del movimiento transnacional que aboga por los valores democráticos liberales”, dijo Fu. “Ve este tipo de activismo, no solo como una amenaza de movilización, sino también como una amenaza ideológica”.

“Es un fenómeno aterrador”

Muchos activistas como Huang y Wang, que defienden los derechos de género y otras causas de justicia social, han sido acusados de ser agentes de fuerzas occidentales hostiles y son atacados en internet por troles nacionalistas.

Captura de pantalla de publicaciones abusivas en las redes sociales contra Huang

Shy Guys Studios
Huang ha sido blanco de troles en internet.

“En la internet de China es difícil diferenciar entre un comentarista al servicio del Estado y un usuario común”, dijo a la BBC Liu Lipeng, quien trabajó como censor de la plataforma china de redes sociales Sina Weibo, la más popular del país, y ahora reside en Estados Unidos.

Liu ayudó a eliminar contenido “sensible” en la plataforma entre 2011 y 2013, revisando hasta 60.000 publicaciones diarias.

En el caso de Huang, dice que las autoridades chinas se han embarcado en una campaña de desinformación en su contra.

“Huang es una reportera muy famosa. Si quieren borrar todo de su pasado, es una tarea bien difícil”, dijo Liu. “, usaron comentarios difamatorios para influir negativamente en la percepción que la gente tenía de ella. Es un fenómeno aterrador“.

Liu Lipeng

Brian Inocencio
Liu Lipen dice que es “aterrador” lo que le están haciendo a Huang

Weibo no respondió a la solicitud de comentarios de la BBC.

La embajada china en Reino Unido le dijo a la BBC que China está “comprometida con la defensa de la equidad social y la justicia” y que “se opone firmemente a cualquiera que difunda desinformación y difame a China con el pretexto de proteger los derechos humanos y las libertades”.

Mientras los casos de Huang y Wang se entregan a los fiscales en China, Kris y otros simpatizantes en el extranjero planean continuar creando conciencia sobre su difícil situación.

“Estar dentro o fuera de China es como estar dentro o fuera de un muro. Pero estar fuera no significa que uno sea libre”, dijo Kris.

“Solo cuando ellos sean libres, todos podremos ser verdaderamente libres”.

No van a silenciarnos”

En los últimos meses, simpatizantes de los activistas chinos han realizado protestas solidarias en Londres, Taipéi (Taiwán) y Hong Kong, lanzando una campaña bajo el hashtag #FreeXueBing e instando a la gente a enviar postales al centro de detención de Cantón para pedir su liberación.

En Reino Unido, los partidarios también piden a las instituciones británicas que adopten una postura más firme en el caso de Huang.

Estamos haciendo esto para demostrar que no vamos a ser silenciados”, dijo un simpatizante chino en Londres que pidió permanecer en el anonimato por motivos de seguridad.

“Instamos a la universidad, a Chevening y al gobierno británico a tomar más medidas”.

Los defensores de los activistas acusan a la universidad y al programa de becas Chevening de no hablar por temor a enemistarse con el gobierno chino.

Los estudiantes provenientes de China representan aproximadamente el 20% de las matrículas internacionales en la Universidad de Sussex, y sus tasas de matrícula -junto con las colaboraciones con instituciones chinas- proporcionan un importante flujo de ingresos.

Defensores de los activistas con máscaras de Huang frente a la estación de Taipéi

Michael Saul Garber
Los defensores de los activistas han realizado protestas en todo el mundo.

Un asunto delicado

Cuando se informó por primera vez de la desaparición de Huang, la Universidad de Sussex y Chevening emitieron la siguiente declaración: “Estamos preocupados por la seguridad y el paradero de nuestra estudiante. Nuestro personal está en contacto con Chevening para buscar más detalles”.

Pero desde entonces ninguno de los dos organismos hizo más declaraciones públicas.

En un email interno, filtrado luego a la BBC, se advirtió a los estudiantes y al personal que no discutieran la situación de Sophia.

La universidad dijo que se trataba de un asunto delicado y que las solicitudes de los medios deberían ser atendidas por la oficina de prensa, citando preocupaciones sobre la protección de datos.

Kris, una feminista china en Reino Unido y amiga de Huang que habló con la BBC bajo un seudónimo por temor a represalias del Estado chino, dijo que se sintió indignada al saber que la universidad había “censurado” el caso.

“ afirma nutrir a futuras activistas y líderes del feminismo, pero luego instruye a los estudiantes que no discutan este asunto”, dijo Kris. Es la situación igual a como sería en China”.

En respuesta a la BBC, un vocero de la universidad dijo que la institución “sigue profundamente preocupada por la seguridad y el paradero de su posible estudiante” y ha estado en “contacto regular” con Chevening y con la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo (FCDO), un departamento del gobierno del Reino Unido.

Esa persona también dijo que la universidad siguió el consejo de la FCDO, que aseguró a la BBC que estaba “siguiendo el asunto de cerca”.

Huang sosteniendo un cartel que dice "No puedo mantener la calma, me eligieron para Chevening"

Sophia Huang Xueqin
Huang había compartido su entusiasmo en las redes sociales al ganar una prestigiosa beca.

En diciembre, más de 100 académicos de Chevening (becados actualmente y en años anteriores) firmaron una carta solicitando al equipo de Chevening que pidiera la liberación de los dos activistas y que la FCDO iniciara un diálogo con el gobierno chino sobre sus casos.

Membros de la Unión de Universidades y Colegios del Reino Unido también emitieron una declaración en defensa de Huang y Wang.

Chevening no respondió a las solicitudes de comentarios de la BBC.

Lijia Zhang, una escritora feminista china en Londres, dijo a la BBC que está “decepcionada” por el relativo silencio de la comunidad internacional en torno al caso de Huang, en contraste con el de Peng Shuai, una estrella del tenis que acusó a un exfuncionario de alto rango del Partido Comunista Chino de agresión sexual.

Peng Shuai

Getty Images
El caso de Peng Shuai acaparó una amplia cobertura mediática mundial – a diferencia del de Huang

La desaparición de Peng fue ampliamente cubierta por los medios internacionales, lo que llevó a muchas celebridades del tenis y a la Asociación de Tenis Femenino (WTA) a hablar en su nombre.

La WTA también suspendió los torneos en China por este caso.

“El caso de Sophia ha desatado una discusión global atrasada sobre el papel de las instituciones globales para proteger a los académicos chinos en riesgo de persecución”, dijo a la BBC Joanna Chiu, autora del libro China Unbound y excorresponsal en Pekín.

“Como Huang recibió una beca financiada por el gobierno del Reino Unido para estudiar en la Universidad de Sussex, estas instituciones tienen la responsabilidad de abogar por su liberación”, añadió.

Manifestante con un cartel de MeToo y usa una máscara con la cara de Huang

Richie Fowler
Huang es una reportera prestigiosa en China

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZxEkMGziyDU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.