close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Página de Facebook del candidato

BC tiene un candidato gay; defenderé derechos de las personas, sin importar su sexualidad, dice Tadeo

"Lo que estamos defendiendo es nuestros derechos por ser personas, no por ser gays”, dice el candidato independiente Tadeo Meza. Conoce su historia.
Foto: Página de Facebook del candidato
21 de mayo, 2019
Comparte

En Baja California, un estado gobernado desde hace 30 años por el PAN, partido de derecha y de corte conservador, hay en el panorama político un candidato a un cargo de elección popular que es abiertamente gay. Tadeo Meza, psicólogo de 33 años, es aspirante independiente a diputado local por el distrito 16 de Ensenada.

Para llegar hasta ahí, ha tenido que sobreponerse a la discriminación y enfrentarse al machismo, que casi lo mata y que sí acabó con la vida de su mejor amiga de la adolescencia, víctima de un brutal feminicidio.

Después de más de una década como activista social, ahora intenta llegar al Congreso local sin el respaldo de ningún partido, a los que acusa de postular a los políticos de siempre. Incluye a Morena, que podría desbancar al PAN con el control del estado, pero en su distrito hizo una coalición que promueve la reelección de Claudia Agatón, militante del PT que hace tres años ganó la curul apoyada por el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza.

Aunque percibe que en la sociedad y en la política local aún prevalece la discriminación ante la diversidad sexual, y ha recibido mensajes ofensivos, Meza explica que, si bien no ha tomado la bandera gay como estandarte de su campaña, es pública su orientación y cada vez más gente pone por encima lo que él es como persona, y no con quién sale.

Sobrevivir al rechazo

Cuando tenía 12 años, un amigo de su papá evidenció que no le gustaban las mujeres. Él lo negó, pero después de eso, nada volvería a ser igual.

“Al día siguiente, mi papá, nos vamos en su vehículo, y genera él un accidente, por tres ocasiones: primero choca con un poste, luego con otro vehículo, luego con una casa. A mí me quedó muy claro que estaba intentando que nos matáramos… Es decir, que prefería que estuviéramos muertos, a asumir que su hijo era gay. Para mí eso fue algo muy, muy fuerte, porque fue muy claro, y ya no volví a tocar el tema con él”, relata en entrevista con Animal Político.

Su mamá también se alejó de él cuando tuvo su primera pareja y dejó de apoyarlo en sus estudios. Aunque trabajaba, llegó el momento en que no pudo pagar la universidad, hasta que la directora se enteró de la situación y decidió hablar con la madre de Meza, que entonces entendió que no valía la pena el distanciamiento, y se reconcilió con su hijo y sus preferencias sexuales.

Esa profesora era Gabriela Hurtado, que con el tiempo se volvió su amiga y hoy va con él como suplente en la fórmula rumbo al Congreso del estado.

Ese fue el primer paso en su círculo más cercano, pero la discriminación social ha sido una constante, lamenta. Desde gente que le ha dicho que es un hombre valioso al que respeta, pero que sería mejor que cuidara sus ademanes y su voz. Presiones que de más joven incluso lo llevaron a practicar delante del espejo para “que no se note” que es gay.

O trabajos donde directamente le pidieron borrar de sus redes sociales fotos en las que se veía que tenía una pareja del mismo sexo.

“Ya no estoy dispuesto  eso ni permitir que le hagan eso a alguien más. Es humillante y cruel”, dice. “Las situaciones me han hecho ser fuerte y decir: me enfrento a un sistema. Yo creo que cuando nos enfrentamos a las creencias de nuestro sistema familiar, que son las más duras, ya no hay sistema que nos dé miedo, como podría ser el actual gobierno del estado”.

Pero desde la política, en lugar de combatirse esa discriminación, se ha mantenido. En Baja California, la propia Constitución del estado no está armonizada con la Carta Magna federal, y sigue diciendo que el matrimonio es solamente entre mujer y hombre, con el fin de perpetuar la especie. Reformar esa norma sería uno de sus objetivos al llegar al Congreso.

Leer: Parejas del mismo sexo podrán casarse en San Luis Potosí e Hidalgo; es legal en 17 estados

Hace apenas unos meses, cuenta, se ganó una batalla que él dio desde el Consejo Municipal para la Protección de los Derechos de la Diversidad Sexual: se aprobó un reglamento para proteger la diversidad, que había sido frenado por años y ahora pasó gracias a la regidora Bertha Martínez.

“Es un camino de lucha, resistencia, de constante visibilización en los espacios de participación para romper con sus prejuicios y dogmas. Es un reto bastante interesante y emocionante”, afirma.

Un brutal feminicidio que marcó su vida

La vivencia que más marcó a Meza ocurrió en 2005, cuando tenía 19 años. Su mejor amiga, Sara Benazir Chavolla Ruiz, de solo 15 años, fue raptada cuando salía de la escuela, en Tijuana. Su cuerpo fue encontrado después, destrozado en la carretera. Sus agresores la violaron y la tiraron de un auto en movimiento, para que fuera atropellada.

“Eso me llevó a preocuparme por el gran problema que tenemos de feminicidios. Ya tenemos estadísticamente superior la cifra a cuando eran los años de las muertas de Juárez. Por eso junto con otros activistas impulsamos la alerta de género aquí en el estado. Estuvimos en manifestaciones, organizamos marchas, para que se haga justicia. Llegamos a tener aquí en Ensenada hasta tres feminicidios en menos de una semana”, detalla.

Leer: Feminicidios en México tardan hasta seis años en resolverse; ONU Mujeres denuncia impunidad

Meza estudió psicología y se especializó en crímenes, en dar contención a familias de víctimas, y diseñó la primera especialidad en psicología criminal con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos, para una universidad del norte del país. También trabajó con hombres presos por violencia feminicida, para tratar de entender y evitar que volvieran a delinquir.

Ahí descubrió que la mayoría de agresores de mujeres tenían antecedentes de crueldad animal, así que esta también se volvió una de sus causas de activismo. En 2017, logró una de las primeras condenas del país por maltrato animal, a un hombre que dejaba aislada y sin comer a su perra, Tomasa, hasta que los vecinos la rescataron para llevarla a un refugio que tenía Meza, pero finalmente murió.

Así, fruto de su activismo y su especialización psicológica, Meza ha participado en conferencias, programas de radio y televisión, por lo que es conocido en Tijuana y Ensenada. De ahí fue que decidió dar el paso a la política, con el respaldo de muchos ciudadanos, que incluso le han dicho que desconfían de los políticos pero ven en él una opción diferente.

“Yo creo en que lo personal es político, que es una frase de la lucha feminista. Todo lo personal es político y siempre incide en nosotros, y creo que si hemos llegado a un punto de impunidad tan grande como el que tenemos es porque nosotros no hemos ocupado los espacios de representación ciudadana. Entonces ahora que se abre vía independiente, para mí fue como un foco verde de decir: esta es una vía en la que nosotros podemos ocupar los espacios para evitar que los mismos de siempre continúen con la corrupción y con la impunidad en este ciclo”, explica.

La apuesta por ser candidato independiente

En las pasadas elecciones federales de 2018, se desinfló el impulso que los candidatos independientes habían tenido en 2015, cuando Pedro Kumamoto llegó al Congreso de Jalisco y Jaime Rodríguez, El Bronco, al gobierno de Nuevo León. La ola de Morena, de la mano de Andrés Manuel López Obrador, pasó por encima de partidos y de independientes.

Pero Meza confía en que hay condiciones que le ayudan: por un lado, asegura que, justo por el éxito de Morena, que va arriba en las encuestas, muchos expriistas han buscado cobijarse ahí, y la gente se está dando cuenta de eso y no está de acuerdo. Por otro lado, recuerda que Baja California es conocida por su espíritu democrático, al ser en 1989 el primer estado que rompió con el monopolio del PRI en el poder.

Tan solo para esta elección, en Ensenada hay dos aspirantes independientes a la presidencia municipal, Rogelio Castro y Gustavo Flores, que recabaron 11 mil firmas cada uno, y Meza, que necesitó 6 mil firmas para su candidatura a diputado. Nunca se acercó a un partido para buscar su postulación, y está seguro de que no la necesita.

“Nuestra intención no es un cargo público por un cargo público, es hacer ciudadanía desde un espacio libre de alianzas con grupos de poder. Y si bien es cierto coincido en las propuestas de austeridad e inclusión que abandera Morena, no me siento identificado con sus alianzas con los partiditos satélite que han acompañado a los mismos de siempre”, subraya.

Para su campaña, ha buscado gastar el 1 % de lo que gastan los partidos, según sus cálculos, y ha recurrido a que la población se sume a apoyarlo con un símbolo: les pide donadas llaves viejas que ya no usen, las pulen y las reparten en lugar de basura electoral, con el slogan de que son las llaves para que los ciudadanos entren juntos por primera vez al Congreso del Estado.

“Y una vez llegando al Congreso vamos a defender los derechos de las personas por el hecho de ser personas. Así como defendemos los derechos de las mujeres por ser personas, no específicamente por ser mujeres; igual las personas de la diversidad sexual lo que estamos defendiendo es nuestros derechos por ser personas, no por ser gays”, afirma.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

VIH/sida: cuáles son los países de América Latina con aumento de casos

El último informe de ONUSIDA alerta del "aumento" en el número de nuevos casos de VIH en Latinoamérica, pese a que en general ese número cae a nivel global.
Getty Images
18 de julio, 2019
Comparte

El aumento es “preocupante”: un reporte de la ONU destaca a América Latina como una de las zonas a vigilar por el incremento de nuevos casos de VIH.

En la región, se produjo una subida del 7% en 2018 respecto a 2010 (sin contar la situación en la región del Caribe), según el informe global más reciente del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), publicado esta semana.

Solo en otras dos zonas del mundo ocurrió lo mismo: Europa del Este y Asia central (29%) y Oriente Medio y el Norte de África (10%), señala la organización.

Alrededor de 1,7 millones de personas se contagiaron del VIH en 2018, un descenso del 16% respecto a 2010 impulsado en su mayoría por el “impresionante progreso” registrado en los países del este y sur de África, donde habita el 54% de las personas que viven con el virus.

También se registraron avances en El Caribe, con una bajada del 16% en ese mismo periodo.

Datos globales VIH/Sida. [ 37,9 millones de personas viven con VIH en el mundo ],[ 23,3 millones tienen acceso a tratamiento ] [ 770.000 murieron por enfermedades relacionadas con el sida. ], Source: Fuente: Datos más recientes de ONUSIDA, de 2018, Image:

Los buenos datos, no obstante, no significan que haya que bajar la guardia, según ONUSIDA: aún queda mucho camino por delante.

En conjunto se pasó de 2,1 millones de nuevos casos en 2010 a 1,7 millones en 2018, pero aún queda lejos el objetivo de llegar a menos de 500.000 para 2020.

De Chile a El Salvador

En su informe, ONUSIDA destaca que hay “diferentes tendencias” en la región latinoamericana, en la que incluye a 16 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

La situación en Venezuela no se detalla por falta de datos oficiales, en los que se basa ONUSIDA para llevar a cabo su informe.

“Debido a la situación política que está atravesando Venezuela, la recogida de datos del sistema sanitario relacionado con el VIH ha sido un desafío“, explica a BBC Mundo el director del equipo de apoyo regional de ONUSIDA para América Latina, César Núñez.

En “el Caribe”, por otro lado, el organismo examina el progreso en: Bahamas, Barbados, Belice, Cuba, República Dominicana, Guyana, Haití, Jamaica y Surinam.

En el índice de “Latinoamérica”, El Salvador se sitúa como el país con la mayor reducción de nuevos casos de VIH, con un “fuerte” descenso del 48% en 2018 respecto a 2010.

Cambio porcentual sobre nuevos contagios de VIH en Latinoamérica . 2010-2018. .

Le sigue Nicaragua, con una bajada del 29% y Colombia, con un descenso del 22%, en ese mismo periodo; mientras que México, por ejemplo, se mantiene.

Esas destacadas marcas, no obstante, se contraponen con la situación en Chile, el país de la región con el mayor aumento de nuevos casos (34%), seguido por Bolivia (22%), Brasil (21%) y Costa Rica (21%).

Pese al aumento regional, la ONU señala en su informe que “la tendencia en los países grandes pueden tener una influencia desmedida en la media regional”.

Por ejemplo, si no se contara Brasil, en Latinoamérica se hubiera registrado una bajada del 5% en nuevos casos en ese lapso de tiempo.

Desafíos

“La región se enfrenta a un desafío en cuanto a la cobertura del tratamiento entre todas las personas que viven con VIH, una circunstancia directamente ligada a la transmisión del virus”, explica Núñez.

Además, los países “necesitan aumentar la inversión y el acceso (del tratamiento) sobre poblaciones específicas, combinado a una prevención que tenga en cuenta los factores sociales y estructurales que llevan a la transmisión del virus, como la discriminación, el acceso a servicios y la pobreza”.

En ese aspecto, el director del equipo de apoyo regional advierte de la situación de las llamadas “poblaciones clave“, más en riesgo: “trabajadores sexuales, consumidores de drogas, hombres homosexuales o aquellos que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, personas transgénero o presos”, señala el organismo.

En 2018, el 65% de los nuevos casos se produjeron en personas de las “poblaciones clave” y sus parejas sexuales (por encima de la media global, 54%), mientras que “solo un tercio (35%) se produjo en el resto de la población”, incide.

Manos de mujer mostrando pastillas.

Getty Images
Una vez que hay presencia de VIH en sangre hay distintos fármacos que pueden reducir la carga vírica.

“Las comunidades juegan un rol crucial para asegurar una mayor aceptación de la prevención del VIH y los servicios de tratamiento, reducir el estigma y la discriminación y proteger los derechos humanos”.

Los hombres homosexuales y otros que mantienen relaciones sexuales con hombres representan el 17% -estimado- de las nuevas infecciones en el mundo y hasta el 40% en Latinoamérica, según el informe.

En el documento, el organismo destaca los esfuerzos de los grupos LGBTI, apoyados por organizaciones en defensa de los derechos humanos y expertos legales y en sanidad pública, para conseguir la eliminación de leyes que criminalizaban las relaciones entre personas del mismo sexo en Latinoamérica y el Caribe, además de otras zonas del mundo.

Sin embargo, la ONU señala que esos intentos siguen enfrentando una “ardua batalla” en muchos países.

línea

BBC

Claves sobre el VIH y el sida

  • Sida no es lo mismo que VIH: sida es el nombre de la enfermedad. La sigla VIH (virus de inmunodeficiencia humana) hace alusión al virus que la causa.
  • Se puede vivir con el virus y nunca padecer el sida. El sida aparece en las etapas más avanzadas de la infección por VIH.
  • El VIH se puede transmitir por relaciones sexuales (vaginales, anales o bucales) sin protección con una persona que viva con el virus; por la transfusión de sangre contaminada; y por compartir agujas, jeringas, material quirúrgico u otros objetos punzocortantes.
  • De momento, no hay cura para el VIH, pero existe el llamado tratamiento antirretrovírico, que puede volver el virus indetectable y, por ende, impedir el contagio.

Fuente: OMS, ONU Sida, Fundéu

En total, la ONU estima que en el mundo hay actualmente unos 37,9 millones de personas con VIH y solo 23,3 millones tienen acceso a la terapia antirretroviral, según los datos más actualizados, de 2018.

En Latinoamérica, se estima que hay 1,9 millones de personas viviendo con VIH y 1,2 millones con acceso a tratamiento.

Pese a que las cifras llevan descendiendo desde 2010, la ONU insiste en el informe que “se progresa, pero cada año menos” y urge a hacer más esfuerzos para cumplir los objetivos marcados.

Para 2020, la meta es llegar a que el 90 % de las personas que viven con VIH conozcan su estado, que el 90% de los diagnosticados reciban terapia antirretrovírica y que, para ese mismo año, el 90% de las personas que reciben terapia antirretrovírica consigan la supresión viral (reducir significativamente la presencia del virus en sangre para conservar la salud).

De todas las personas viviendo con VIH en 2018, un 79% lo sabía, el 62% tenían acceso a tratamiento y el 53% de las personas logró la supresión viral.

En ese sentido, Latinoamérica destaca por sus buenas notas, tal y como remarca el director de ONUSIDA especializado en la región: en 2018, 80% de las personas que vivían con VIH lo sabían, 78% de las personas diagnosticadas estaban recibiendo tratamiento y el 89% de aquellos en tratamiento consiguieron disminuir significativamente la presencia del virus en sangre.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kGxskMQ5l3E

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.