close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Página de Facebook del candidato

BC tiene un candidato gay; defenderé derechos de las personas, sin importar su sexualidad, dice Tadeo

"Lo que estamos defendiendo es nuestros derechos por ser personas, no por ser gays”, dice el candidato independiente Tadeo Meza. Conoce su historia.
Foto: Página de Facebook del candidato
21 de mayo, 2019
Comparte

En Baja California, un estado gobernado desde hace 30 años por el PAN, partido de derecha y de corte conservador, hay en el panorama político un candidato a un cargo de elección popular que es abiertamente gay. Tadeo Meza, psicólogo de 33 años, es aspirante independiente a diputado local por el distrito 16 de Ensenada.

Para llegar hasta ahí, ha tenido que sobreponerse a la discriminación y enfrentarse al machismo, que casi lo mata y que sí acabó con la vida de su mejor amiga de la adolescencia, víctima de un brutal feminicidio.

Después de más de una década como activista social, ahora intenta llegar al Congreso local sin el respaldo de ningún partido, a los que acusa de postular a los políticos de siempre. Incluye a Morena, que podría desbancar al PAN con el control del estado, pero en su distrito hizo una coalición que promueve la reelección de Claudia Agatón, militante del PT que hace tres años ganó la curul apoyada por el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza.

Aunque percibe que en la sociedad y en la política local aún prevalece la discriminación ante la diversidad sexual, y ha recibido mensajes ofensivos, Meza explica que, si bien no ha tomado la bandera gay como estandarte de su campaña, es pública su orientación y cada vez más gente pone por encima lo que él es como persona, y no con quién sale.

Sobrevivir al rechazo

Cuando tenía 12 años, un amigo de su papá evidenció que no le gustaban las mujeres. Él lo negó, pero después de eso, nada volvería a ser igual.

“Al día siguiente, mi papá, nos vamos en su vehículo, y genera él un accidente, por tres ocasiones: primero choca con un poste, luego con otro vehículo, luego con una casa. A mí me quedó muy claro que estaba intentando que nos matáramos… Es decir, que prefería que estuviéramos muertos, a asumir que su hijo era gay. Para mí eso fue algo muy, muy fuerte, porque fue muy claro, y ya no volví a tocar el tema con él”, relata en entrevista con Animal Político.

Su mamá también se alejó de él cuando tuvo su primera pareja y dejó de apoyarlo en sus estudios. Aunque trabajaba, llegó el momento en que no pudo pagar la universidad, hasta que la directora se enteró de la situación y decidió hablar con la madre de Meza, que entonces entendió que no valía la pena el distanciamiento, y se reconcilió con su hijo y sus preferencias sexuales.

Esa profesora era Gabriela Hurtado, que con el tiempo se volvió su amiga y hoy va con él como suplente en la fórmula rumbo al Congreso del estado.

Ese fue el primer paso en su círculo más cercano, pero la discriminación social ha sido una constante, lamenta. Desde gente que le ha dicho que es un hombre valioso al que respeta, pero que sería mejor que cuidara sus ademanes y su voz. Presiones que de más joven incluso lo llevaron a practicar delante del espejo para “que no se note” que es gay.

O trabajos donde directamente le pidieron borrar de sus redes sociales fotos en las que se veía que tenía una pareja del mismo sexo.

“Ya no estoy dispuesto  eso ni permitir que le hagan eso a alguien más. Es humillante y cruel”, dice. “Las situaciones me han hecho ser fuerte y decir: me enfrento a un sistema. Yo creo que cuando nos enfrentamos a las creencias de nuestro sistema familiar, que son las más duras, ya no hay sistema que nos dé miedo, como podría ser el actual gobierno del estado”.

Pero desde la política, en lugar de combatirse esa discriminación, se ha mantenido. En Baja California, la propia Constitución del estado no está armonizada con la Carta Magna federal, y sigue diciendo que el matrimonio es solamente entre mujer y hombre, con el fin de perpetuar la especie. Reformar esa norma sería uno de sus objetivos al llegar al Congreso.

Leer: Parejas del mismo sexo podrán casarse en San Luis Potosí e Hidalgo; es legal en 17 estados

Hace apenas unos meses, cuenta, se ganó una batalla que él dio desde el Consejo Municipal para la Protección de los Derechos de la Diversidad Sexual: se aprobó un reglamento para proteger la diversidad, que había sido frenado por años y ahora pasó gracias a la regidora Bertha Martínez.

“Es un camino de lucha, resistencia, de constante visibilización en los espacios de participación para romper con sus prejuicios y dogmas. Es un reto bastante interesante y emocionante”, afirma.

Un brutal feminicidio que marcó su vida

La vivencia que más marcó a Meza ocurrió en 2005, cuando tenía 19 años. Su mejor amiga, Sara Benazir Chavolla Ruiz, de solo 15 años, fue raptada cuando salía de la escuela, en Tijuana. Su cuerpo fue encontrado después, destrozado en la carretera. Sus agresores la violaron y la tiraron de un auto en movimiento, para que fuera atropellada.

“Eso me llevó a preocuparme por el gran problema que tenemos de feminicidios. Ya tenemos estadísticamente superior la cifra a cuando eran los años de las muertas de Juárez. Por eso junto con otros activistas impulsamos la alerta de género aquí en el estado. Estuvimos en manifestaciones, organizamos marchas, para que se haga justicia. Llegamos a tener aquí en Ensenada hasta tres feminicidios en menos de una semana”, detalla.

Leer: Feminicidios en México tardan hasta seis años en resolverse; ONU Mujeres denuncia impunidad

Meza estudió psicología y se especializó en crímenes, en dar contención a familias de víctimas, y diseñó la primera especialidad en psicología criminal con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos, para una universidad del norte del país. También trabajó con hombres presos por violencia feminicida, para tratar de entender y evitar que volvieran a delinquir.

Ahí descubrió que la mayoría de agresores de mujeres tenían antecedentes de crueldad animal, así que esta también se volvió una de sus causas de activismo. En 2017, logró una de las primeras condenas del país por maltrato animal, a un hombre que dejaba aislada y sin comer a su perra, Tomasa, hasta que los vecinos la rescataron para llevarla a un refugio que tenía Meza, pero finalmente murió.

Así, fruto de su activismo y su especialización psicológica, Meza ha participado en conferencias, programas de radio y televisión, por lo que es conocido en Tijuana y Ensenada. De ahí fue que decidió dar el paso a la política, con el respaldo de muchos ciudadanos, que incluso le han dicho que desconfían de los políticos pero ven en él una opción diferente.

“Yo creo en que lo personal es político, que es una frase de la lucha feminista. Todo lo personal es político y siempre incide en nosotros, y creo que si hemos llegado a un punto de impunidad tan grande como el que tenemos es porque nosotros no hemos ocupado los espacios de representación ciudadana. Entonces ahora que se abre vía independiente, para mí fue como un foco verde de decir: esta es una vía en la que nosotros podemos ocupar los espacios para evitar que los mismos de siempre continúen con la corrupción y con la impunidad en este ciclo”, explica.

La apuesta por ser candidato independiente

En las pasadas elecciones federales de 2018, se desinfló el impulso que los candidatos independientes habían tenido en 2015, cuando Pedro Kumamoto llegó al Congreso de Jalisco y Jaime Rodríguez, El Bronco, al gobierno de Nuevo León. La ola de Morena, de la mano de Andrés Manuel López Obrador, pasó por encima de partidos y de independientes.

Pero Meza confía en que hay condiciones que le ayudan: por un lado, asegura que, justo por el éxito de Morena, que va arriba en las encuestas, muchos expriistas han buscado cobijarse ahí, y la gente se está dando cuenta de eso y no está de acuerdo. Por otro lado, recuerda que Baja California es conocida por su espíritu democrático, al ser en 1989 el primer estado que rompió con el monopolio del PRI en el poder.

Tan solo para esta elección, en Ensenada hay dos aspirantes independientes a la presidencia municipal, Rogelio Castro y Gustavo Flores, que recabaron 11 mil firmas cada uno, y Meza, que necesitó 6 mil firmas para su candidatura a diputado. Nunca se acercó a un partido para buscar su postulación, y está seguro de que no la necesita.

“Nuestra intención no es un cargo público por un cargo público, es hacer ciudadanía desde un espacio libre de alianzas con grupos de poder. Y si bien es cierto coincido en las propuestas de austeridad e inclusión que abandera Morena, no me siento identificado con sus alianzas con los partiditos satélite que han acompañado a los mismos de siempre”, subraya.

Para su campaña, ha buscado gastar el 1 % de lo que gastan los partidos, según sus cálculos, y ha recurrido a que la población se sume a apoyarlo con un símbolo: les pide donadas llaves viejas que ya no usen, las pulen y las reparten en lugar de basura electoral, con el slogan de que son las llaves para que los ciudadanos entren juntos por primera vez al Congreso del Estado.

“Y una vez llegando al Congreso vamos a defender los derechos de las personas por el hecho de ser personas. Así como defendemos los derechos de las mujeres por ser personas, no específicamente por ser mujeres; igual las personas de la diversidad sexual lo que estamos defendiendo es nuestros derechos por ser personas, no por ser gays”, afirma.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué tan cierto es que a las mujeres les cuesta más perder peso que a los hombres?

La sospecha es de larga data y parece haber mucha evidencia anecdótica pero, ¿es realidad o mito? Y de ser cierto, ¿no deberían adecuarse los planes de pérdida de peso de acuerdo al sexo?
17 de noviembre, 2019
Comparte
Pies en pesas: mujer, triste; hombre, alegre

Getty Images
¿¡Pero, por qué!?

¿Te ha pasado que has seguido al pie de la letra una muy recomendada dieta durante toda la semana y cuando llega el momento de subirte a la pesa en lugar de alegría lo que te invade es una gran decepción?

El número que ves no es el que esperabas. Sientes una mezcla de frustración, injusticia e irritación.

Todo eso se multiplica si eres mujer y has estado a régimen junto con un hombre y él pierde más peso que tú.

Es una queja conocida: “él sólo tiene que dejar de comer pan y adelgaza, mientras que yo…“.

¿Será cierto que a los hombres realmente les resulta más fácil perder peso que a las mujeres? ¿ Y que, por ende, los planes de pérdida de peso deberían adecuarse dependiendo del género?

Las respuestas pueden ser más complicadas de lo que piensas…

Los titulares no siempre cuentan toda la historia

El año pasado, una investigación hizo que muchos (y sobre todo muchas) exclamaran: “¡Lo sabía!

La Universidad de Copenhague, junto con otras 8 instituciones de investigación, se embarcó en un estudio que puso a 2.500 personas pre-diabéticas y con sobrepeso en una estricta dieta controlada de calorías durante 8 semanas.

¿El resultado? En promedio, los hombres perdieron 11,8 kg, mientras que las mujeres “solo” bajaron 10,2 kg.

Finalmente, había evidencia de que a los hombres les resulta más fácil perder peso que a las mujeres.

Sin embargo, las estadísticas no cuentan la historia completa.

Hombre empujando la aguja de una pesa hacia la izquierda

Getty Images
¿Qué tienen ellos que no tengan ellas?

“Fue decepcionante que los medios de comunicación se centraran en esa diferencia sin comprender bien las matemáticas”, le dice a la BBC el profesor Ian Macdonald de la Universidad de Nottingham, quien participó en el estudio.

Enfocarse en las diferencias en el peso final fue, según él, “desafortunado”.

¿La razón? Todos los participantes en el estudio recibieron la misma cantidad de alimentos (810 calorías) sin tener en cuenta que los hombres tenían un mayor déficit de energía.

En primer lugar, los hombres eran más grandes (pesaban en promedio 109 kg en comparación con los 96 kg de las mujeres), por lo que tenían más peso que perder.

Así que la diferencia en el resultado, “fue solo una consecuencia de la diferencia en el tamaño del cuerpo. Si hubiéramos tenido hombres más pequeños y mujeres más grandes, habría sido al revés”, explica el profesor.

Esto no fue un descuido por parte de los científicos.

Mujer en pesa

Getty Images
Si las mujeres hubieran sido más gordas al empezar la dieta que los hombres, el resultado habría sido al revés.

El plan de 8 semanas no era el foco principal de la investigación, sino el comienzo de otro estudio de 3 años.

“Los participantes tuvieron que perder el 8% del peso corporal en ese período de 8 semanas para ser reclutados en la dieta aleatoria y el período de mantenimiento de ejercicio durante los próximos 3 años, como parte de un estudio de prevención de diabetes”, revela Macdonald.

También hubo informes de que los hombres perdieron peso “mejor” que las mujeres: su presión arterial y frecuencia cardíaca disminuyeron más y hubo diferencias en el nivel de la caída del colesterol.

Pero, aclara Macdonald, “Si bien hubo algunas diferencias estadísticas, en términos de relevancia clínica, no eran significativas. Ambos sexos experimentaron beneficios de la pérdida de peso”.

¿Entonces no hay diferencia?

Sin embargo, el profesor admite que hay diferencias en la pérdida de peso entre hombres y mujeres.

“Para el mismo índice de masa corporal, los hombres tenderán a tener más masa libre de grasa (músculo) y una masa de grasa menor. Eso se debe al efecto de las hormonas sexuales en la masa de grasa corporal, así como a la distribución de grasa”.

Debido a eso, “las mujeres generalmente encuentran un poco más difícil perder peso“, según el doctor Tom Little, especialista en nutrición y fundador de Colour-Fit.

Ilustración de hombre gordo y después musculoso.

Getty Images
Los hombres tienen más masa muscular, por eso les queda un poco más fácil adelgazar.

“Los hombres tienen más testosterona y están genéticamente diseñados para tener un mayor porcentaje de músculo y menos grasa. La masa muscular tiene un metabolismo más alto que la grasa y, por lo tanto, cuanto más músculo tengas, más calorías puedes quemar, incluso cuando no haces ejercicio“, apunta.

“Sin embargo, la mayoría de los estudios muestran que si bien los hombres inicialmente pierden peso más rápido, las diferencias se compensan con el tiempo“.

Entonces, ¿hay dietas más adecuadas para hombres o mujeres?

Este verano boreal, una nueva investigación de la Universidad de Iowa -tan nueva que, de hecho, aún no se ha publicado oficialmente (“hasta ahora, la hemos presentado solo en reuniones científicas”, explica el investigador principal, el Dr. E Dale Abel)- examinó si los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de tener éxito en la popular dieta cetogénica.

La dieta cetogénica (o dieta keto, en su forma abreviada) es un plan de alimentación bajo en carbohidratos y rico en grasas.

El estudio se realizó por casualidad.

Estaban investigando el impacto de la dieta cetogénica como tratamiento para la insuficiencia cardíaca. Notaron que los ratones machos en la dieta perdieron peso, pero las hembras lo ganaron.

“Notamos que esa discrepancia era realmente pronunciada entre machos y hembras en la dieta cetogénica; pensamos ‘¡guau, qué drástico!’, por lo que la siguiente pregunta fue si eso era reproducible”, explica Jesse Cochran, el investigador líder.

“Todas las veces fue igual: los ratones machos perdían peso, las hembras, lo ganaban“.

Ratones

Getty Images
Las ratonas se engordaban, los ratones, adelgazaban.

Para averiguar si las diferencias se debían a las hormonas sexuales, estudiaron ratones hembras a quienes les habían extirpado los ovarios para imitar un estado posmenopáusico. Descubrieron que aunque aumentaban de peso (debido a la deficiencia de estrógenos), la dieta keto no lo exacerbaba.

¡Advertencia!

A pesar de todo, los científicos universitarios advierten que, en primer lugar, aunque los ratones perdieron músculo y grasa, eso podría deberse a que la versión de esa dieta para ratones está restringida en proteínas (lo que es necesario para que los ratones en esta dieta produzcan cetonas).

A diferencia de ellos, los humanos continúan comiendo proteínas en la dieta cetogénica, por lo que podría no causar pérdida muscular.

Abel y el equipo ya han recibido atención de los medios sobre el estudio, tras presentarlo en reuniones científicas.

“Recibí muchas anécdotas de mujeres o de sus proveedores de atención médica que decían: ‘Tiene sentido, siempre me pregunté por qué (no funcionó para mí)'”, cuenta.

“No obstante quiero advertir en letras grandes que un ratón no es una persona. Nos pueden dar una idea, y ciertamente estamos explorando ideas moleculares y otras hormonas que podrían ayudarnos a comprender la diferencia entre hombres y mujeres.

“Lo que es clave es que, si se hacen ensayos en humanos, se debería investigar cuidadosamente para determinar si hay diferencias en el efecto de esas dietas debido al género”, agrega.

Ratón y hombre asustado

Getty Images
“Un ratón no es una persona”, advierte el experto.

Una razón por la cual aún no tenemos una respuesta clara sobre si algunas dietas son más adecuadas para cada género es que la ciencia en general ha sido hecha a la medida de sólo uno de ellos.

“En medicina en general, mucho de lo que hacemos en la práctica está basado en estudios realizados en hombres. Cada vez hay más conciencia de que ello, por eso creo que una observación como la que hizo Jesse es crucial, ya que destaca que existen diferencias fundamentales en la biología”, explica Abel.

¿Deberías elegir una dieta basándote en el género?

La respuesta es: No. Al menos hasta que haya más investigación que aclare bien las cosas.

Sin embargo, Rick Miller, el dietista principal del Hospital King Edward VII de Londres, explica que hay algunas consideraciones que puedes tener en cuenta.

Los planes basados ​​en el sexo pueden ofrecer cierta personalización en torno a las opciones de ejercicio o variaciones que pueden adaptarse mejor a hombres o mujeres.

“Pero en términos de nutrición, los requisitos generales de proteínas, carbohidratos y grasas se basan en la composición corporal (proporciones de masa grasa a masa magra). Por lo tanto, un hombre y una mujer de las mismas proporciones tendrán necesidades similares de calorías y nutrientes por día.

“Cuando se trata de micronutrientes (vitaminas y minerales), existen algunas diferencias entre hombres y mujeres. Por ejemplo, la menstruación aumenta las necesidades de hierro de una mujer debido a la pérdida de sangre”.

Delgada con pantalón grande

Getty Images
La clave es que no se sienta como una dieta, sino como una serie de modificaciones para alcanzar tu objetivo.

“La clave del éxito de cualquier plan de nutrición es la personalización del estilo de vida, el historial médico y los objetivos”.

Así que…

Si bien (todavía) no tenemos respuestas definitivas a las preguntas planteadas, los expertos con los que hablamos tienen algunos consejos para las personas que hacen dieta, independientemente del género.

Todos están de acuerdo en que, en lugar de embarcarse en una dieta muy restrictiva, es mejor optar por el enfoque lento y constante”: realizar cambios en la alimentación saludable que sean sostenibles a largo plazo.

“Pregúntate: ‘¿puedo mantener este cambio de por vida?’. Si la respuesta es ‘no’, es posible que deberías ser un poco más indulgente y ver qué otra cosa podrías intercambiar. Eso evita que tomes decisiones drásticas que no podrás mantener.

La idea, señala Millar, es que “no se sienta como una ‘dieta’ sino como que solo estás haciendo pequeños cambios”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_f9miyzXsHk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.