Becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro protestan por retraso en pagos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
@OVIALCDMX

Becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro protestan por retraso en pagos

Los manifestantes acusaron que alrededor de 150 mil becarios han sido dados de baja sin explicación alguna, y más de 200 mil no han recibido su pago.
@OVIALCDMX
16 de mayo, 2019
Comparte

Decenas de personas, beneficiarias del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, bloquearon durante varios minutos ambos sentidos de Paseo de la Reforma, a la altura de la Glorieta de Colón, acusando retrasos y falta de pago; así como la baja injustificada, según dicen, de al menos 150 mil becarios.

Los manifestantes se colocaron afuera de las oficinas de Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), ubicada sobre Paseo de la Reforma, exigiendo ser atendidos por el subsecretario Horacio Duarte.

Leer: ¿Qué aprenden? ¿Sí les sirve el programa? La experiencia de los Jóvenes Construyendo el Futuro

Los inconformes comentaron al diario Reforma que el programa ha tenido diversas irregularidades, principalmente en los pagos a becarios. En algunos casos acusan que se han retrasado al menos 15 días.

Un becario comentó que de los 500 mil becarios, que según el gobierno de México hoy forman parte del programa, más de 200 mil aún no han recibido su pago, además de que otros 150 mil becarios han sido dados de baja sin explicación alguna.

Leer: ‘No estoy en mi área, pero es experiencia’. Las fallas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Después de varios minutos de protesta, un representante de la Secretaría del Trabajo salió de las oficinas para dialogar con los inconformes, asegurando que la situación sería revisada y ofreciéndoles pasar a las instalaciones en grupos de cinco personas.

“Se les dio atención por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión, para atender cada uno de sus casos”, indicó la Secretaría, en una tarjeta informativa.

“La STPS manifiesta que quienes han solicitado su incorporación a Jóvenes Construyendo el Futuro cuentan con diversos canales de comunicación directa con la dependencia, por lo que les advierte que no se requiere de ningún intermediario para dar continuidad a su ingreso, permanecia y adhesión a cada uno de los beneficios del programa del Gobierno de México”, agregó.

El pasado martes, Luisa María Alcalde Luján, titular de la STPS, informó que más de medio millón de becarios forman parte del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, y que la meta para este año es llegar a un millón.

De acuerdo con Alcalde, el programa “está funcionando bastante bien” y aseguró que éste ayudará que “ya no habrá ningún joven que no tenga la oportunidad de un empleo”.

La titular de la STPS subrayó que para 2020 se cumpliría la meta de 2.3 millones de personas de entre 18 y 29 años de edad que se han capacitado para tener un empleo o, en su caso, continuar sus estudios.

Durante una firma de convenio entre su dependencia y Aeroméxico, Alcalde que la proyecto se han integrado jóvenes que no han concluido su educación básica, otros el bachillerato y algunos que han concluido sus estudios universitarios, pero no han tenido la oportunidad de encontrar un empleo debido, en gran parte, a que no cuentan con la experiencia suficiente para ocupar un puesto de trabajo.

Con información de Notimex y Reforma (suscripción necesaria).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La pareja que se casó en un hospital horas antes de que el novio muriera de COVID-19

Esta es una historia que tuvo lugar hace unos días en una de las salas del Hospital Bradford Royal, en Inglaterra, en medio de la pandemia por COVID-19.
23 de abril, 2020
Comparte

El doctor John Wright, médico epidemiólogo que dirige el Instituto de Investigación de la Salud de Bradford, en Inglaterra, está escribiendo un diario para la BBC y registrando lo que ocurre en las salas de su hospital en medio de la pandemia de coronavirus.

A continuación narra una historia que ocurrió hace unos días en el Hospital Bradford Royal.

20 de abril de 2020

Estamos viviendo tiempos de intensas emociones, de temor y soledad, pero también de amor extraordinario.

Cuando la enfermera Sophie Bryant-Miles, que se acababa de graduar, llegó recientemente a su turno nocturno en la Sala Uno, se le dijo que no se esperaba que un joven con varios trastornos médicos, además de la sospecha que sufría COVID-19, fuera a sobrevivir y que ahora estaba recibiendo cuidados paliativos.

Pero también allí -vestida con con equipo médico completo de protección personal: delantal, mascarilla y visor- estaba la que había sido la novia del paciente durante los últimos 15 años y ahora era su prometida, quien le había contado al personal sanitario que nunca habían tenido tiempo ni dinero de casarse.

Era una desgarradora colisión entre el amor y la muerte. Pero de allí salió algo hermoso. Sophie llamó al capellán del hospital, Joe Fielder, y le preguntó si podía casar a la pareja de inmediato.

A continuación Sophie cuenta la historia:

Sophie Bryant-Miles organizó la boda en la sala del Hospital Royal donde trabaja.

SOPHIE BRYANT-MILES
Sophie Bryant-Miles organizó la boda en la sala del Hospital Royal donde trabaja.

Joe dijo que no podía hacer una ceremonia legal pero que podía ir y llevar a cabo un servicio similar a una boda. Ellos podrían decir “acepto”. Y tendrían todo el discurso de “hasta que la muerte los separe” y todas las cosas que se dicen durante una boda. Excepto que sería en un hospital.

Joe llegó, hicimos unos anillos con papel aluminio y contactamos por FaceTime a la hija del paciente para que pudiera ver la ceremonia.

Fue un servicio realmente hermoso, y Joe estuvo brillante. Imprimió folletos con los nombres y todos los himnos y oraciones que íbamos a decir, todo.

La novia se mostró completamente comprensiva sobre el hecho de que todos debíamos estar totalmente vestidos con trajes protectores y que el paciente tendría que usar una mascarilla. Aún así, todos se mostraron entusiasmados con lo que estaba ocurriendo.

Joe también estaba vestido con todo el equipo protector y parecía que estaba sudando. Después tomamos una fotografía. Ella lo quiso así, y él también. Hicimos todo lo posible para que pareciera una boda real e incluso les dimos pastel.

Ella sabía que él tenía sólo unas horas más de vida, y creo que ambos sentían que esto sería lo último que podrían hacer juntos. Al menos tendrían este recuerdo final juntos.

Creo que todos estábamos llorando.

El capellán Joe Fielder, agrega:

El diagnóstico médico era que él no sobreviviría la noche, así que usé un servicio y una celebración de compromisos, lo cual es muy similar a una misa de boda en una iglesia.

El paciente hizo todo lo posible para decir las palabras, pero en ocasiones le costaba trabajo debido a su respiración. Su pareja hizo lo posible para decir las palabras, pero le costó también debido a las lágrimas. Y la familia estaba sonriendo y llorando al mismo tiempo.

Y todo esto lo hicimos vestidos con el equipo médico de protección personal, fue muy extraño. Pero ese paciente podía morir sabiendo que había dicho esas palabras de compromiso. Y su pareja estaba realmente agradecida. Nos agradeció mucho la oportunidad para que se dijeran esas palabras.

Lo único que quieres es hacer tu parte para tratar a la gente con dignidad, para ayudarles a saber que son amados y cuidados. Estoy muy agradecido por tener la oportunidad de ayudarlos a celebrar su amor y celebrarlo de esa forma

Es muy pronto para que la esposa y la hija hablen de lo que pasó. El funeral aún no ha tenido lugar, pero ambas dieron su consentimiento para que esta historia fuera publicada.

La jefa de la sala del hospital, Jennie Marshall-Hamad, supo del servicio cuando despertó a la mañana siguiente. Tuvo un sentimiento agridulce. Se sintió abrumada y orgullosa de su equipo y tuvo una enorme tristeza cuando el paciente falleció horas más tarde.

En el hospital Bradford Royal estamos alcanzando el pico de la ola de la epidemia y enfrentándolo bien, pero ninguno de nosotros sabemos cuándo terminará esto.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=H_Q1WDFqnT0

https://www.youtube.com/watch?v=3FlrsNfKguk

https://www.youtube.com/watch?v=QBv7nudMSpc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts