Falta consultar a 19 comunidades indígenas sobre el aeropuerto de Santa Lucía
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Elizabeth Cruz

Falta consultar a 19 comunidades indígenas sobre el aeropuerto de Santa Lucía

Hasta el momento solo una comunidad, Xaltocan, ha sido informada sobre el proyecto del aeropuerto. Según un convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) debe ser al menos 20 comunidades.
Foto: Elizabeth Cruz
Comparte

Hasta el momento solo un pueblo originario, Xaltocan, ha sido consultado sobre la obra de la base Militar de Santa Lucía, contrario a lo que dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 29 de abril.

Este martes, Román Meyer, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), contradijo también al mandatario, pues informó que la única comunidad consultada fue Xaltocan, Nextlalpan, en el Estado de México.

En entrevista para Animal Político, José Antonio Lara Duque, director del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL), asegura que lo que el gobierno llama una consulta, no lo fue, además de que las otras 19 comunidades que deben ser tomadas en cuenta, no han sido visitadas ni informadas sobre el proyecto.

“Los habitantes de Xaltocan nos comentan que la visita del gobierno a su comunidad fue con el pretexto de realizar una asamblea para informar sobre obras públicas y los beneficios que habría en el lugar (…) había integrantes de la Sedatu y la Segob y ahí fue, con la presencia de unos 600 habitantes, de los 4 mil que tiene la comunidad, que ellos pidieron la opinión sobre Santa Lucía”, relata Lara Duque.

De acuerdo con el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por el gobierno de México, para proyectos de esta magnitud deben consultarse al menos 20 comunidades que puedan resultar afectadas ambientalmente.

Lee también: AMLO dice que consultó a los pueblos cercanos a Santa Lucía y dieron el sí al aeropuerto

El convenio estipula que, para ser consultados, los 20 pueblos deben estar bajo un contexto de libertad, ser previamente informados, recibir datos culturalmente adecuados y recibirlos de buena fe.

Según el director del CDHZL, esto no se está cumpliendo. “Para nosotros más bien se trató de una consulta clandestina, a puerta cerrada, pues los habitantes fueron convocados para una asamblea y no fueron previamente informados; fue una situación muy opaca (…) el resto de los pueblos no se enteró sobre lo que estaba pasando (…) en ningún momento se ha cumplido con el convenio 169”.

Sobre una consulta más amplia, el titular de la Sedatu declaró este martes a Notimex que analizan con el Instituto de Pueblos Indígenas si la consulta se extenderá a otras comunidades de la zona, porque, según él, fue ese organismo quien determinó que fuera Xaltocan el pueblo visitado por el gobierno, al ser originario y estar a 700 metros de la base militar de Santa Lucía.

Lara Duque lamenta la declaración del titular de la Sedatu, pues dice que es inaceptable que el gobierno “analice” algo que está estipulado como una obligación del Estado mexicano.

Leer: Terminal de Santa Lucía se inaugurará en 2021 pero operará a toda su capacidad en 2069

Las 20 comunidades que deben ser consultadas según lo estipulado en el convenio 169 de la OIT son:

En Tecámac

1.- San Juan Pueblo Nuevo
2.- San Lucas Xolox
3.- Los Reyes Acozac
4.- Santo Domingo Ajoloapan
5.- Santa María Ajoloapan
6.- San Pedro Pozohuacan
7.- San Jerónimo Xonacahuacan
8.- Tecámac
9.- San Pablo Tecalco
10.- San Francisco Cuahtitlixca
11.- San Pedro Atzompa
12.- Santa María Ozumbilla

En Zumpango

13.- San Sebastián Atlatelco
14.- San Juan Xitlaltepec
15.- Santa María Cuevas
16.- Loma Larga
17.- San Bartolo Cuautlalpan

Y en Nextlalpan

18.- San Miguel Xaltocan
19.- San Mateo Acuitlapilco
20.- San Esteban Ecatitlán

Las comunidades más cercanas a Santa Lucía son San Sebastián, en Zumpango y San Lucas Xolox, en Tecámac, incluso más que Xaltocan, pero éstos no han sido ni siquiera visitadas.

Durante su conferencia matutina de este miércoles, el mandatario nacional comentó que su administración “estaba siguiendo todo el procedimiento legal en todos los casos, y donde se necesite hacer consulta se va a llevar a cabo”.

José Antonio Lara Duque niega tal afirmación pues dice que en el caso de Santa Lucía, su administración no ha iniciado los procesos correspondientes para realizar las consultas.

El CDHZL ha tenido dos acercamientos con integrantes del gabinete presidencial, el primero fue con la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y el segundo con Patricia Legarreta, directora de Vinculación con las Organizaciones de la Sociedad Civil, de la Segob.

“A la titular de la SFP se le planteó la necesidad de tener acceso a la información y de que su dependencia hiciera las gestiones que le corresponden para que las instancias correspondientes como la Sedena y la Sedatu, se apeguen a la normatividad internacional y realicen las consultas, pero días después publicó en sus redes sociales que irían con todo por Santa Lucía; y en el caso de Legarreta se no dijo categóricamente que no la Segob no iba a dialogar sobre el tema de Santa Lucía por una decisión presidencial”, relata Lara Duque.

Su principal preocupación: el agua

El argumento de los pueblos originarios en contra del proyecto de Santa Lucía así como del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, es que de llevarse a cabo se comprometería el derecho humano al agua.

La cuenca más cercana a la base militar de Santa Lucía es la de Cuautitlán-Pachuca, la cual según datos de la Comisión Nacional del Agua tiene una sobreexplotación de 800% por lo cual ya tiene una veda.

Lee: Nuevo Aeropuerto en Santa Lucía, 66% más caro que en Texcoco: Colegio de Ingenieros

“Hace unos días, la Secretaría de la Defensa Nacional presentó una manifestación de impacto ambiental a la Semarnat, en la que reconoce que la zona de Santa Lucía tiene una crisis hídrica y que por ellos, la Sedena puede obtener un millón de litros diarios de agua, pero según sus propios datos el Nuevo Aeropuerto requiere 6 millones de litros de agua diarios para su funcionamiento, entonces ¿de dónde sacarán los 5 millones de litros agua diarios?, todo nos hace pensar que de la cuenca Cuautitlán-Pachuca”, comenta Lara Duque.

Por ello, según el CDHZL de llevarse a cabo el proyecto de Santa Lucía y explotarse la cuenca de Cuautitlán, podría ocasionarse en los próximos 10 años, lo que los expertos llaman un “infarto hidrológico”, que se refiere a una escasez total del agua en la región por la sobreexplotación natural.

Los pueblos indígenas invitan al gobierno federal a tener un diálogo en donde se explique la estrategia para causar esta sobreexplotación y posteriormente realizar la consulta a los 20 pueblos originarios.

En caso de que no haya una mejor opción y la sobreexplotación de la cuenca sea inevitable, los pueblos originarios plantearían la posibilidad de impulsar el Circuíto Aeroportuario, también propuesto por el gobierno y que se trata de fortalecer los aeropuertos que rodean a la Ciudad de México, como el de Pachuca, Morelos, Toluca y Puebla.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Facebook: qué grandes empresas se han sumado al boicot a la red social (y qué buscan con él)

La campaña "Stop Hate For Profit" pide al gigante tecnológico que tome medidas más enérgicas contra los discursos racistas y de odio que se propagan en sus plataformas.
Getty Images
24 de junio, 2020
Comparte

La marca de helados Ben &Jerry’s se ha unido a lo que es ya una creciente lista de empresas que, a lo largo del mes de julio, han decidido retirar su publicidad -y sus fondos- de las plataformas de Facebook.

La compañía que dirige Mark Zuckerberg es propietaria de Instagram y Whatsapp, además de la propia red social y el conglomerado suma hasta otras 80 compañías menos conocidas.

Este boicot es parte de la campaña “Stop Hate For Profit” (No al Odio por Dinero), que exige a Facebook tomar medidas más estrictas contra el contenido racista y de odio.

Facebook obtiene US$70.000 millones al año de ingresos por publicidad.

La campaña acusa a la red socail de “amplificar los mensajes de los supremacistas blancos” y “permitir mensajes que incitan a la violencia”.

Ben &Jerry’s, propiedad del gigante británico de bienes de consumo Unilever, tuiteó que “dejará de poner publicidad en Facebook e Instagram en Estados Unidos”.

Otras marcas

A principios de esta semana, las marcas de equipamiento para actividades al aire libre The North Face, Patagonia y REI se unieron a la campaña.

Facebook

Getty Images
Facebook es el segundo anunciante digital de Estados Unidos, por detrás de Google.

“De elecciones seguras a la justicia racial pasando por una pandemia global, hay mucho en juego para sentarse y dejar que la compañía siga siendo cómplice de la difusión de noticias falsas y de discursos que fomentan el miedo y el odio “, dijo uno de los tuits de Patagonia.

Desde Ben &Jerry’s dijeron que están de acuerdo con la campaña y con “todos los que han solicitado a Facebook que adopte medidas más enérgicas para evitar que sus plataformas de redes sociales se utilicen para dividir a nuestra nación, anular a los votantes, fomentar y avivar el racismo y la violencia, y socavar nuestra democracia”.

Después de la muerte de George Floyd bajo custodia policial el pasado mayo, el director ejecutivo de Ben &Jerry’s , Matthew McCarthy, dijo que “los negocios tienen que ser responsables” y poner en marcha planes para aumentar la diversidad.

A principios de esta semana, la plataforma independiente de trabajos Upwork y el desarrollador de software de código abierto Mozilla también se unieron a la campaña.

George Floyd

Getty Images
La muerte de George Floyd ocurrió mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis.

Facebook se comprometió a “avanzar en la equidad y la justicia racial”.

“Estamos tomando medidas para revisar nuestras políticas, garantizar la diversidad y la transparencia al tomar decisiones sobre cómo aplicamos nuestras políticas y avanzar en la justicia racial y la participación de los votantes en nuestra plataforma”, dijo la red social el domingo.

La declaración también señaló los Estándares de la Comunidad de la compañía, que incluyen el reconocimiento de la importancia de la plataforma como un “lugar donde las personas pueden comunicarse”.

“Nos tomamos en serio nuestro papel para evitar el abuso de nuestro servicio”.

Manifestantes

Getty Images
Tras la muerte de George Floyd, cientos de manifestantes salieron a protestar en las calles de Minneapolis.

No al odio por dinero

La campaña Stop Hate for Profit fue lanzada la semana pasada por grupos de defensa de derechos civiles, como la Liga Anti-Difamación, la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color y la organización Color Of Change (El Color del Cambio).

El movimiento ha dicho que es una “respuesta al largo historial de Facebook de permitir que el contenido racista, violento y verificablemente falso corra desenfrenadamente en su plataforma”.

Stop Hate for Profit ha pedido a los anunciantes que presionen a la compañía para que adopte medidas más estrictas contra el contenido racista y de odio en sus plataformas al retirar la inversión en publicidad durante todo el mes de julio.

Según la consultora eMarketer, Facebook es el segundo anunciante digital de Estados Unidos, por detrás de Google.

Mark Zuckerberg

Getty Images
Mark Zuckerberg dirige un conglomerado de empresa que incluyen Facebook, Instagram y Whatsapp.

Facebook y su director ejecutivo, Mark Zuckerberg, a menudo han sido criticados por el manejo de temas controvertidos.

Este mes, el personal de la compañía se pronunció en contra de la decisión del gigante tecnológico de no eliminar o marcar con una advertencia una publicación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El mismo mensaje en Twitter fue clasificado con una etiqueta de advertencia alegando que “glorificaba la violencia”.

Unilever, la empresa matriz de Ben and Jerry’s, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de la BBC.


https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.