close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Delitos graves con armas de fuego se disparan hasta 250 % en alcaldías de CDMX

La Procuraduría admite el incremento de violencia por múltiples factores; anuncia plan ciudadano para captar datos que ayuden en casos de delitos graves y sumará 100 agentes nuevos a investigaciones.
Cuartoscuro
Comparte

El pasado 30 de abril, Aideé Mendoza, estudiante de 18 años de edad del sexto semestre del CCH Oriente, fue asesinada dentro de su salón de clases. Las circunstancias del homicidio y el móvil siguen sin aclararse pero hay un dato del que no existe ninguna duda: se utilizó un arma de fuego.

Un arma de fuego como la que también portaban los asaltantes que intentaron robarle un vehículo al chofer del periodista Héctor de Mauleón en la colonia Condesa, hecho que terminó con uno de los presuntos responsables muerto y otro lesionado por impactos de bala.

Son botones de muestra de una violencia armada que se ha disparado en los últimos tres años. Datos oficiales revisados por Animal Político evidencian que en las alcaldías más pobladas existen incrementos de hasta 250 % en delitos de alto impacto cometidos con armas de fuego, entre ellos homicidios, lesiones y robo a conductores con violencia.

Todo lo anterior en un lapso de apenas tres años.

El jefe de la Policía de Investigación, Bernardo Gómez del Campo, atribuyó a múltiples factores el alza de la violencia pero sostuvo que se está enfrentando.

Este 7 de mayo, se anunció el lanzamiento de una red ciudadana de denuncia con el apoyo del Consejo Ciudadano, con la que se prevé obtener datos que permitan desarticular grupos delictivos que se han fortalecido en la capital.

Además, el jefe policial dijo que se incorporarán 100 nuevos agentes al área de investigación y confió en que el uso de mayor tecnología permitirá esclarecer más casos y contener la incidencia delictiva.

Descomposición acelerada

De acuerdo con cifras oficiales de incidencia delictiva publicadas por el actual gobierno en su portal de datos abiertos, de enero a marzo de 2019 se abrieron 289 carpetas de investigación por homicidios dolosos cometidos con arma de fuego en la capital del país, cifra que si se compara con los 110 casos del primer trimestre de 2016, equivale a un incremento del 163 % en la incidencia de este ilícito.

Si la comparación se hace por tasas delictivas el margen de crecimiento es mayor dado que la población de la capital en realidad disminuye año con año. Se trata de una tasa de 1.24 casos por 100 mil habitantes en el primer trimestre de 2016, contra 3.29 casos en el mismo lapso de 2019, un alza del 165 %

El crecimiento de los casos de homicidios con arma de fuego ha sido sostenido en Ciudad de México: 110 en el primer trimestre de 2016, 170 en el primer trimestre de 2017, 215 en el mismo lapso de 2018 y 289 en este año.

Los casos por lesiones con arma de fuego pasaron de 330 averiguaciones en los primeros tres meses de 2016, a 485 en el mismo periodo de 2019, un alza del 48 %.

Aún más crítico es el caso de los robos a conductores y pasajeros de automóviles con violencia, delito cometido en ocasiones frecuentes con armas de fuego. Ahí  la incidencia pasó de 291 casos en el primer trimestre de 2016, a mil 9 en el mismo lapso de este año, se trata de un incremento de casi 250 %.

Aunque es un delito de bajo impacto, la portación ilegal de armas también creció 90 % en los últimos tres años al pasar de 40 casos de enero a marzo de 2016, a 76 en el mismo lapso de 2019.

Gobierno de CDMX invertirá 50 mdp para reforzar seguridad en escuelas de UNAM e IPN

Alcaldías en números rojos

En Iztapalapa, la alcaldía más poblada del país y donde han ocurrido casos como el de Aideé Mendoza, el incremento delictivo es más pronunciado que al nivel de la ciudad, pues es de 247 % en el primer trimestre del año, respecto al mismo periodo de 2016.

Los robos a conductores y pasajeros con violencia en la delegación subieron 229 %. Mientras que los casos de lesiones dolosas con arma de fuego también acumulan un crecimiento sostenido en los últimos tres años, con un repunte superior al 80 %.

La segunda alcaldía más poblada de la ciudad, Gustavo A. Madero, registró una cifra de homicidios dolosos 156 % superior a la de hace tres años.

Los robos a conductores de autos con violencia se duplicaron en tres años en esta demarcación, al pasar de 23 casos en el primer trimestre de 2016, a 50 en el mismo periodo de 2019.

La alcaldía con la mayor proporción de delitos de alto impacto por kilómetro cuadrado, según datos de la Procuraduría, es Cuauhtémoc, donde también se registra un alza en la violencia armada.

Por ejemplo, los homicidios con arma de fuego registraron un repunte del 42 % en el periodo referido, mientras que los casos de atentados registran un alza del 17 % en la incidencia de este delito.

En tanto, los robos con violencia armada a los conductores en Cuauhtémoc registraron un avance del 122 %.

Procuraduría ve múltiples factores en alza criminal

Cuestionado por Animal Político sobre las razones detrás del incremento en la incidencia delictiva en la ciudad, el jefe de la Policía de Investigación de la Procuraduría capitalina, Bernardo Gómez del Campo, dijo que hay distintos factores detrás de este fenómeno pero advirtió que se está combatiendo.

“El incremento en la incidencia delictiva es un tema multifactorial que se está atacando desde todos los escenarios. Hay factores socioeconómicos, sociodelictivos, y prácticamente por eso los gabinetes de seguridad son tan valiosos porque ahí convergemos todas las autoridades y cada quien hace lo que le corresponde. No es un tema solo policial o social sino un equilibrio y así hay que verlo para contener la incidencia delictiva”.

En el caso específico de la Policía de Investigación, Gómez del Campo adelantó que en los próximos meses se integrarán 100 nuevos agentes a la corporación para reforzar las capacidades de la institución.

No obstante, el jefe policial dijo que la clave está en impulsar un uso cada vez mayor de herramientas tecnológicas en tareas de investigación. “Los centros de comunicación como el C5 y la coordinación con otras autoridades son fundamentales. Tenemos el factor humano y talento el cual nunca sobrará, pero apostamos por la calidad de la investigación con tecnología”, dijo.

Red ciudadana contra bandas delictivas

El Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de Ciudad de México y la Procuraduría capitalina lanzaron un nuevo esquema de colaboración que tiene por objeto fortalecer la cultura de la denuncia con el objetivo de atacar la comisión de delitos de alto impacto así como a las bandas criminales que la cometen.

El esquema consiste en que el Consejo transmitirá a la Policía de Investigación los datos y denuncias sobre hechos delictivos que recibe en sus líneas de atención para que dicha corporación a su vez pueda analizarlos e incorporarlos.

Ello permitirá que no se pierdan datos que muchos ciudadanos conocen, pero que no presentan como denuncias formales por temor o por falta de tiempo.

El presidente del Consejo Ciudadano, Salvador Guerrero Chipres, dijo que mensualmente el consejo recibe 26 mil llamadas de las cuales más de 11 mil son para reportar delitos graves, de las cuales puede desprenderse información útil para las autoridades. Con este mecanismo de colaboración se estaría creando una red ciudadana rica en información para las autoridades, lo que además contribuirá a abatir la cifra negra.  

“Por nuestra parte hemos creado un grupo de 71 personas, todas ellas mujeres, que están en todas las coordinaciones territoriales con un perfil muy claro de inteligencia social que nos ayudan también a recopilar datos. Con las denuncias que ellas obtienen, y los datos que se cruzan con el Consejo Ciudadano podemos empatar la información y sumarlo a las unidades de inteligencia. Ello puede generar nuevos casos o alimentar los ya existentes”, expuso Gómez del Campo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuánto puede tardar en regenerarse la selva consumida por los incendios en la Amazonia

El cambio climático y la intensidad del fuego pueden determinar la rapidez de la recuperación de las zonas afectadas por las llamas.
Getty Images
27 de agosto, 2019
Comparte

Más de 40.000 especies de plantas, 1.300 tipos de aves y 426 diferentes de mamíferos viven en la selva tropical del Amazonas, la más grande del mundo con 6,7 millones de kilómetros cuadrados.

Muchos animales y plantas, sin embargo, están amenazadas por los incendios que hace semanas azotan la zona. Las llamas no se limitan solo a la Amazonia de Brasil, también están afectando a los bosques de Bolivia y Paraguay.

Las imágenes son desoladoras: el humo y las llamas han cubierto centenares de miles de hectáreas de selva.

Los datos satelitales del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE, en portugués) señalan que, en lo que va de año, se ha registrado en Brasil un incremento en los incendios de más de un 80% respecto a los mismos mismos meses de 2018.

Pero ¿cuánto puede tardar en regenerarse la selva amazónica consumida por los incendios?

amazonas

Getty Images
La deforestación y el cambio climático pueden afectar a la regeneración de las áreas afectadas.

El profesor de ciencias del ecosistema en la Universidad de Oxford (Inglaterra) Yadvinder Malhi asegura que “el bosque tarda entre 20 y 40 años, si se le permite regenerarse”.

No obstante, en conversación con BBC Mundo, el académico precisa que hay varios aspectos que pueden afectar esta recuperación.

Uno de ellos es cuán dañada esté la tierra quemada. Si ha sufrido múltiples incendios -afirma-, es más probable que presente daños permanentes y su recuperación sea mucho más lenta.

Otro de los factores tiene relación con la cercanía del pedazo de tierra quemado a un bosque sin daños.

“Si está al lado de un bosque intacto, los pájaros y animales van a irse naturalmente al área dañada y ayudarán a la regeneración”. De lo contrario, dice Malhi, “va a ser mucho más difícil porque se tendrán que introducir las semillas y las especies”.

Cambio climático y deforestación

El cambio climático es otro de los factores que puede determinar la rapidez con la que las hectáreas quemadas van a regenerarse.

Claire Wordley, investigadora del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge (Inglaterra), afirma que este factor es extremadamente difícil de prever y controlar.

“Ya se ha pronosticado que si la temperatura llega a ser muy alta, el Amazonas no podrá producir suficiente lluvia para mantener su selva tropical. Entonces, si hace demasiado calor, puede convertirse en sabana”, dice a BBC Mundo.

Según la académica, aunque es difícil hacer una estimación del tiempo que tardará la selva dañada en recuperarse, sí está claro que no serán diez años. “Pueden ser cientos”, afirma.

amazonas

Getty Images
Varias zonas de la región amazónica están siendo afectadas por la cría de ganado.

Por otra parte, el uso de la tierra para la agricultura y la deforestación también pueden ser una barrera para impedir la recuperación de la tierra.

Para el investigador ecológico Phil Martin, aunque recuperar las plantas y árboles “puede tomar entre 150 y 200 años”, eso sería en “perfectas condiciones”.

“El problema es que hoy hay varias áreas que están siendo afectadas por agricultores y la cría de ganado. El cambio climático también puede afectar, vemos que ahora los incendios son mucho más frecuentes y destructivos que antes”, indica.

Cambios en la estructura

Los incendios modifican drásticamente la estructura de la vegetación de un determinado lugar. Y esto, a su vez, afecta a las especies que viven en el área.

Así lo afirma José María Cardoso da Silva, profesor del Departamento de Geografía y Estudios Regionales de la Universidad de Miami (EE.UU.). Para el académico, la recuperación de las especies puede tardar varias décadas o siglos, siendo aún más difícil si los incendios son sucesivos.

amazonas

Getty Images
Miles de diferentes especies viven en el amazonas.

“Si los incendios se convierten en la norma en el paisaje, los bosques nunca se regenerarán en su condición natural y veremos un nuevo tipo de vegetación empobrecida dominada por unas pocas especies de árboles comunes que pueden sobrevivir en el nuevo régimen de incendios“, señala a BBC Mundo.

Da Silva agrega que “los incendios también pueden facilitar la expansión de especies invasoras que, con el tiempo, pueden limitar la regeneración de los ecosistemas naturales”.

¿Los incendios son parte del ecosistema del Amazonas?

Otro dato que hay que tener en cuenta para entender cuán difícil será recuperar las zonas afectadas es que los incendios en la selva amazónica no ocurren naturalmente.

“En muchas partes del mundo, el fuego es parte del ecosistema. Pero en la selva tropical, los árboles no están preparados, nunca han experimentado incendios”, explica Malhi.

“Entonces incluso pequeños incendios pueden matar muchísimos árboles. Puede ser muy dañino”, agrega.

Una opinión similar comparte la investigadora Claire Wordley.

“Hay zonas, como Australia o algunas partes de Estados Unidos, que están preparadas para lidiar con el fuego pero la región amazónica no tiene esa misma capacidad. Sudamérica es una de las regiones que se recupera más lentamente de los incendios“, dice.

amazonas

Getty Images
La región amazónica no tiene mecanismos de protección contra el fuego.

Según estudios, incluso tres décadas después de ser golpeados por un incendio, los bosques quemados tienen un 25% menos de carbono que aquellos que no fueron blanco de llamas. Y es que el Amazonas no tiene mecanismos de protección contra el fuego y esto genera que la mortalidad de los árboles sea mucho más alta.

“Esto muestra que necesitamos décadas o incluso cientos de años para que los bosques se recuperen de un incendio”, dice la brasileña Erika Berenguer, de la Universidad de Oxford, a BBC News Brasil.

“Tenemos árboles enormes que caen. Morirán. Entonces pueden nacer árboles delgados. Estos árboles nuevos crecen rápido, pero tienen una baja densidad de madera. Retienen poco carbono”, agrega la investigadora.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.