¿Qué es y para qué sirve el Registro de Detenciones? Aquí los puntos clave de la ley
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Qué es y para qué sirve el Registro de Detenciones? Aquí los puntos clave de la ley

Es una base de datos donde las autoridades deberán llevar un registro y control inicial de cada detención. Además tendrá un sistema de consulta pública, según lo aprobado por el Congreso.
Cuartoscuro Archivo
24 de mayo, 2019
Comparte

México tendrá, por primera vez, un registro nacional de todas las personas que sean detenidas en el país, tanto por un posible delito como por faltas administrativas. Con ello se busca transparentar las detenciones y prevenir casos de tortura, abusos de autoridad, desapariciones forzadas y violaciones de derechos humanos en general.

Al registro completo solo podrán tener acceso las autoridades, sin embargo, también habrá un sistema de consulta pública para que cualquier persona pueda confirmar si una persona fue asegurada o no, y la fecha en que ocurrió la captura. Si el detenido es liberado, será borrado del sistema de consulta, aunque el antecedente permanecerá en el sistema interno.

Así lo establece la Ley Nacional del Registro de Detenciones aprobada esta semana por el Congreso. Dicha ley forma parte del paquete de leyes complementarias que acompañaron la reforma constitucional sobre Guardia Nacional.

Leer >> De la detención de migrantes al espionaje: Esto es lo que podrá hacer la Guardia Nacional

Animal Político desglosa a continuación los puntos clave de esta ley, de la misma forma en que ya se hizo con la Ley de Guardia Nacional, cuyos elementos principales pueden revisarse en esta nota, y con la Ley de Uso de la Fuerza cuyas claves se detallan en esta publicación.

Se incluyen además algunas observaciones realizadas por la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, sobre la Ley de Registro de Detenciones, considerada por el organismo como un importante avance, aunque con algunos faltantes.

¿Qué es exactamente el registro?

El artículo 3 de la ley lo define como una “base de datos que concentra la información a nivel nacional sobre las personas detenidas, conforme a las facultades de las autoridades durante las etapas del proceso penal o del procedimiento administrativo sancionador ante juez municipal o cívico respectivamente”.

Es decir, es un registro donde deberán integrarse todas las detenciones que se lleven a cabo por faltas administrativas (como el alcoholímetro), o por presuntos delitos en el país. La responsabilidad de su correcta operación será de la Secretaría de Seguridad y de Protección Ciudadana federal, mientras que el almacenamiento corre a cargo del Centro Nacional de Información del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

¿Cuál es su objetivo?

De acuerdo con la ley, el objetivo primario es “prevenir la violación de los derechos humanos de la persona detenida, actos de tortura, tratos crueles inhumanos y degradantes, o la desaparición forzada”.

Y también servirá como una herramienta para que las autoridades y funcionarios autorizados lo consulten con fines de investigación, verificación e inteligencia. Lo anterior siguiendo los lineamientos que establecerá el Centro Nacional de Información.

¿Qué detenciones se deben registrar?

Todas las que lleven a cabo las policías locales y de investigación, los elementos de la Guardia Nacional y los integrantes de las fuerzas armadas que colaboren en tareas de seguridad pública o en auxilio del Ministerio Público.

Se trata de una ley nacional y como lo marca su artículo 1, es de “observancia general” en todo el territorio nacional.

¿Qué datos contendrá?

El artículo 18 indica los datos mínimos que deberá contener inicialmente el registro. Entre ellos se encuentra el nombre y edad del detenido, lugar de la detención, hora y fecha de la detención, autoridad que la realiza y que pone a disposición del Ministerio Público a la persona detenida, y causa de la detención (flagrancia, cumplimiento de orden de aprehensión, entre otros).

También deberá describir el estado físico aparente del detenido, el nombre de algún familiar o persona de contacto si el detenido accede a proporcionarlo, y los demás que determine el Centro Nacional de Información.

La norma marca que el registro de las detenciones deberá ser lo más inmediato posible. Si los elementos que la realizan están impedidos por alguna causa para llevarlo a cabo, deben avisar a la unidad administrativa correspondiente de su institución, para que realice el procedimiento.

Una vez ingresada la información, deberá generarse un número de registro que obligatoriamente debe aparecer en el informe policial que se entregue al Ministerio Público o al juez cívico correspondiente, quienes deberán continuar actualizando la información sobre el mismo e incluir datos como el número de expediente o carpeta de investigación abierto, grupo étnico, escolaridad, huellas dactilares, imagen del detenido, registro de liberación si es el caso, entre otros.

El artículo 9 deja en claro que los datos personales ingresados al registro deben tratarse conforme lo marcan las disposiciones que marcan las leyes actuales, y que por regla general establece que no es información pública.

¿Quiénes pueden acceder al registro?

Los policías e integrantes de las instituciones de seguridad que sean autorizados para ello conforme a reglamentos, que deberán expedirse próximamente. La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal será la responsable de facilitar las claves de acceso al registro que se le soliciten. Habrá lineamientos de supervisión y control sobre los accesos.

El artículo 16 indica que habrá distintos niveles de acceso, desde los administradores que tendrán acceso a todas las opciones del Registro, hasta los que solo podrán capturar o consultar datos. Se emitirán alertas automáticas cuando se detecte un manejo inusual.

Además, las personas detenidas y representantes legales podrán tener acceso pero solo al registro que les corresponde.

¿El registro será público?

Sí, pero solo a nivel de consulta y con acceso a cuatro datos: autoridad que efectuó la detención, autoridad que tiene a su disposición al detenido, domicilio donde se encuentra el detenido, y lugar y fecha donde se realizó la detención. En casos de delincuencia organizada solo se mostrará la confirmación si la persona está detenida y la fecha.

Para materializar lo anterior, el artículo 31 ordena la creación de un “Sistema de Consulta del Registro”, que será una herramienta tecnológica que permitirá a “cualquier persona realizar búsqueda de personas detenidas”.

La Secretaría de Seguridad deberá definir los lineamientos precisos de su funcionamiento pero, de forma general, la ley señala que la persona interesada deberá ingresar los datos de la persona que desea localizar.

Cabe señalar que la existencia de este sistema de consulta pública no se encontraba en la primera iniciativa que se presentó en marzo pasado, por lo que es una adición resultado de las mesas de trabajo en el Senado.

¿Qué pasa si no se registran los datos?

El artículo 21 señala que, si el Ministerio Público o el juez cívico reciben a un detenido sin que haya sido registrado, deberán dar aviso inmediato a la autoridad competente de la negligencia ocurrida, para que procedan con las sanciones administrativas correspondientes.

“Cuando exista demora o resulte imposible generar el registro, la autoridad  aprehensora bajo su más estricta responsabilidad, deberá motivar dicha circunstancia. El juez de control o la autoridad que corresponda, deberán considerar dicha situación al momento de resolver sobre el particular”, añade el referido artículo.

¿Y si la persona detenida es liberada?

El artículo 36 de la ley establece que cuando una persona que fue registrada es liberada, su registro debe ser borrado del Sistema de Consulta Pública en un plazo máximo de 5 días posteriores. No obstante, el informe deberá quedarse de forma permanente en el Registro de Detenidos, al que tienen acceso las autoridades.

Se precisa en el mismo artículo que la presencia de una persona en el Registro de Detenidos no generará antecedentes penales.

¿Cuándo comenzará a funcionar el Registro?

El artículo Tercero Transitorio de la ley establece que a partir de que la ley entre en vigor (lo que se prevé ocurra la próxima semana con su publicación en el Diario Oficial), la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana tendrá 180 días naturales – es decir seis meses – para hacer las adecuaciones operativas y administrativas necesarias, y que entre en funcionamiento.

Esto significa que antes de que concluya 2019 el Registro tendría que entrar en funcionamiento.

ONU sugiere mejoras

En una carta dirigida a la Cámara de Diputados, el representante en México de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Jan Jarab, reconoció el avance que representa en la protección de las garantías individuales la expedición de esta norma, aunque sugirió que se analicen posibles mejoras.

Entre sus sugerencias se encuentra el que se incorpore esta regulación a cualquier detención que hagan las fuerzas armadas, y no solo en acciones relacionadas con seguridad pública. También que el tema de la nacionalidad del detenido sea uno de los primeros datos a considerar en el registro, con el fin de agilizar un posible apoyo migratorio.

Naciones Unidas también sugirió que se establezca en el registro el tipo de asistencia legal que recibe la persona detenida, y cualquier movimiento relacionado con su traslado y sitio de retención.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El boom de los jóvenes que invierten en acciones a través de apps (y qué peligro tiene)

La bonanza de las plataformas de comercio de acciones en internet está tentando a inversores no experimentados a tomar grandes riesgos, advierten expertos.
2 de julio, 2021
Comparte

Con tiempo libre en sus manos, la londinense Andreea Ion, de 25 años, se unió a dos sitios web de comercio de acciones al comienzo de la pandemia de coronavirus.

“Mi novio y yo quedamos atrapados en este apartamento de Londres realmente pequeño, y solo pensamos que teníamos que hacer algo, o nos volveríamos locos aquí”, recuerda.

Durante el último año, inversores más jóvenes como Ion han estado inundando las plataformas de comercio de acciones en línea, incluidas eToro, Freetrade y Robinhood.

Andreaa y su novio Jamie ahora publican juntos en Instagram sobre sus inversiones.

“Estamos siendo testigos de una era en la que todos pueden comenzar a invertir y acumular riqueza con sus teléfonos con tarifas casi nulas por una transacción”, dice Ion, quien vivió en Rumania hasta los 18 años y recientemente completó una maestría en la Universidad de Cambridge .

Pero, ¿es buena esta ola de nuevos inversores?

“Hábito saludable”

Adam Dodds, director ejecutivo de Freetrade, sostiene que la participación en el comercio de acciones es algo bueno: “Lo comparo con comer sano o hacer ejercicio. Es un hábito saludable”, dice Dodds.

Ciertamente ha sido bueno para su negocio.

Los clientes registrados de Freetrade se multiplicaron por seis en 2020, pasaron de 50.000 en enero a más de 300.000 en diciembre y hasta 700.000 ahora.

Casi el 60% de ellos se describen a sí mismos como inversores primerizos, y su edad promedio es de 31 años.

Las mujeres ahora constituyen uno de cada cuatro inversores de la plataforma, frente al 13% de hace un año.

Y no es solo Freetrade. Otras plataformas han visto un aumento de nuevos clientes.

Durante 2020, Robinhood agregó 3 millones de usuarios, un aumento del 30% y eToro agregó otros 5 millones, una ganancia cercana al 40%.

Una forma en que las aplicaciones de comercio de acciones han reducido las barreras para involucrarse en la inversión es mediante la fraccionalización, lo que permite a los usuarios comprar fracciones de acciones enteras.

Por ejemplo, una participación en Tesla de Elon Musk era de US$880 en enero, aunque actualmente ronda los US$688.

Para algunos inversores, comprar una acción consumiría todos los fondos que tienen disponibles para invertir.

Por lo tanto, comprar una fracción de una acción de alto valor permite a los pequeños inversores realizar otras inversiones y distribuir su riesgo.

Adam Dodds

Freetrade
Adam Dodds, presidente ejecutivo de Freetrade describe el comercio de acciones como “hábito saludable”.

Pero esta prisa por invertir preocupa a algunas personas.

Constantin Gurdgiev, profesor de economía en el Trinity College de Dublín, Irlanda, señala que los foros de discusión en línea y las redes sociales pueden ejercer todo tipo de presión sobre los inversores sin experiencia.

Es posible que se los persuada más fácilmente para que se unan a una manada de inversores y se apresuren a comprar una acción sobrevaluada, por ejemplo, o la percepción de costos más bajos podría alentarlos a comerciar más de lo necesario.

La gestión y el análisis de riesgos fracasan y el miedo a perderse algo se hace cargo, dice el profesor Gurdgiev.

“La investigación muestra que un mejor acceso a la negociación y la percepción de menor costo que ofrecen estas plataformas conduce a una toma excesiva de riesgos y a una negociación excesiva por parte de los inversores minoristas”, argumenta.

Para algunos, el comercio puede incluso volverse adictivo, señala.

En esta nueva era de negociación, también han surgido las denominadas acciones de memes, o acciones de Reddit: ésta es una acción que se ha convertido en un foco de intensa atención en las redes sociales.

El minorista de videojuegos, GameStop, es quizás el ejemplo reciente más conocido.

En enero, el precio de sus acciones subió un 1.500% de $ 17,25 a $ 483, luego de que los contribuyentes a un foro de Reddit llamado wallstreetbets alentaron a los inversionistas a comprar.

Constantin Gurdgiev

C GURDGIEV
El profesor Gurdgiev dice que las nuevas apps de inversión podrían alentar tomar riesgos excesivos.

“Sobre las acciones de memes, creo que las veremos de nuevo, para ser honesto”, dice Lewis Harding, un joven de 23 años de Leeds, Inglaterra, que bloguea sobre sus inversiones.

Él cree que los inversores deberían de pasar por una capacitación gratuita después de registrarse en una plataforma de negociación, antes de que puedan comenzar a operar.

La ola anterior de los llamados inversores minoristas surgió en la década de 1990, inicialmente en Estados Unidos.

Los corredores de Internet en línea como E*Trade y Ameritrade aparecieron en servicios como CompuServe y America Online.

Sus comisiones, de alrededor de US$5 a US$7 por operación, eran significativamente más bajas que las de los corredores de bolsa establecidos en el momento de abrir el mercado a los inversores más pequeños.

Muchos de los lotes actuales de aplicaciones comerciales en línea han reducido estas comisiones comerciales hasta cero, abriendo las puertas a nuevos inversores que no tienen mucho dinero.

Pero ha habido críticas a la forma en que las aplicaciones comerciales obtienen ganancias. Para muchas de esas aplicaciones, implica algo llamado pago por flujo de pedidos.

WallStreetBets

Getty Images
El foro de wallstreetbbets en Reddit creó un frenesí de inversión en GameStop.

Robinhood, con sede en Estados Unidos (quizás la más conocida de las nuevas plataformas de negociación), y otras, venden sus pedidos a firmas más grandes llamadas creadores de mercado, que pagan hasta un centavo por acción para ejecutarlas.

Si bien este proceso permite que las aplicaciones ofrezcan a sus clientes comercio libre, significa que cuanto más comercian sus clientes, más de dinero de los creadores de mercado ganan las plataformas de comercio.

Por lo tanto, existe un fuerte incentivo para lograr que sus inversores operen de manera más activa, lo que no es necesariamente lo mejor para ellos.

En algunos países, incluidos Reino Unido y Canadá, el pago por el flujo de pedidos no está permitido en absoluto.

El regulador de los mercados financieros de Estados Unidos, la Comisión de Bolsa y Valores, ha dicho ahora que está investigando la práctica.

También está investigando qué aplicaciones fomentan el sobrecomercio con alertas por correo electrónico, avisos y otras herramientas.

Ganancias

Entonces, ¿cómo ganan dinero las aplicaciones comerciales que ofrecen comercio gratuito en el Reino Unido, donde no pueden vender su flujo de pedidos?

En el caso de Freetrade, gana dinero vendiendo a los inversores una actualización de la plataforma gratuita a una versión premium con más funciones, dice Dodds.

“La gente sabe por lo que está pagando, no es que todo sea gratis y luego haya tarifas ocultas en el margen”, dice.

Pero argumenta que el comercio sin comisiones es importante para democratizar la inversión, es decir, abrirla a inversores más pequeños.

“Realmente no puedes invertir US$140 al mes en ocho o nueve acciones cuando pagas una comisión de US$14-16 por cada operación”, dice.

Mientras tanto, Ion y su novio esperan que invertir en acciones les ayude a mudarse de su pequeño apartamento en Londres y hacer un depósito para su primera casa.

“Nos dimos cuenta de que simplemente vivir de nuestros salarios probablemente no nos llevaría muy lejos, teniendo también en cuenta la inflación”, explica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=38PLMHqw8aw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.