La tala de 54 árboles no es la única irregularidad de Mítikah; la CDMX ya había suspendido las obras
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La tala de 54 árboles no es la única irregularidad de Mítikah; la CDMX ya había suspendido las obras

Hace meses el proyecto formó parte de "lista negra" de 48 predios con irregularidades por carecer del permiso de impacto ambiental.
Cuartoscuro
Por Notimex
9 de mayo, 2019
Comparte

La tala irregular de 54 árboles hecha por la inmobiliaria Mítikah, en la calle Real de Mayorazgo, en la alcaldía Benito Juárez, es una más de las múltiples irregularidades detectadas en esa edificación.

La obra, ubicada en Avenida Universidad y Real de Mayorazgo, había sido suspendida por carecer del permiso de impacto ambiental e integraba una “lista negra” de 48 predios con irregularidades.

Las obras de la empresa Mítikah, cuyo lema publicitario es “ciudad viva”, iniciaron hace años con una torre habitacional de 23 niveles y un hospital de 11, el primero se encuentra habitado y el segundo ya en operación, lo que constituyó la fase cero.

Leer: Vecinos del pueblo de Xoco exigen cancelar obras de Mítikah

La edificación inició pese a la inconformidad de los vecinos de calles aledañas, quienes solicitaron reuniones con las autoridades capitalinas y bloquearon la Avenida Universidad para externar su rechazo al proyecto, por considerar que la construcción implicaría problemas de movilidad, falta de agua y contaminación en la zona.

Con la administración anterior, encabezada por Miguel Ángel Mancera, Mítikah obtuvo un permiso de construcción cuyo proyecto planteaba en ese momento más de un millón de metros cuadrados de edificación.

La fase 1 incluía la Torre Mítikah de 65 pisos, Torre Churubusco con 35 niveles, un centro comercial de 5 pisos y una torre de consultorios que consta de 10 niveles, cuyas obras llevan más de 50% de avance.

En la fase 2 se pretendía construir Torre Coyoacán y Torre Universidad, de 35 niveles cada una y el Centro Bancomer de cinco pisos, edificios que aún no han sido construidos; todo el proyecto se podría ampliar en una tercera fase de acuerdo con las intenciones de la constructora.

Leer: Mítikah ignoró acuerdo con Sedema y taló árboles con dolo, dice Sheinbaum

La actual administración del gobierno de la Ciudad de México, encabezada por Claudia Sheinbaum, concretó una revisión de 174 polígonos de actuación ante la sospecha de corrupción en el otorgamiento de permisos, 48 predios tenían irregularidades, entre ellos, el proyecto de Mítikah.

El pasado 12 de marzo la mandataria anunció que la obra sería suspendida por carecer del permiso de impacto ambiental, además, el desarrollador inmobiliario pretendía utilizar el mismo permiso otorgado el 13 de julio de 2018 para una extensión de construcción de más de 16 mil metros cuadrados, que por sí sola requería una autorización aparte.

Sheinbaum destacó la impunidad de la administración anterior para otorgar los permisos de construcción, pues se trata de “una zona muy impactada con diversos desarrollos que ya se han hecho ahí, particularmente, en un pueblo originario, es el pueblo de Xoco”.

De acuerdo con la mandataria capitalina, el análisis de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) consideró que ni en términos de agua ni de movilidad eran suficientes las medidas de mitigación dictadas a Mítikah para reparar el daño ambiental.

Leer: Mítikah, la empresa que taló 54 árboles por construir un desnivel y que ahora recibiría una millonaria multa

La jefa de Gobierno aceptó que la revisión y posible suspensión de las obras no ha sido fácil para los desarrolladores pues han invertido miles de millones de pesos en el proyecto.

“Ellos saben que no era un proyecto adecuado para la zona, no se pueden amparar frente a una negación de un impacto urbano”, señaló durante conferencia de prensa del 12 de marzo pasado en la que también anunció la suspensión de otras obras en la ciudad.

Después de las anomalías encontradas, las autoridades capitalinas colocaron sellos en la entrada de la construcción, pero vecinos de la colonia Xoco denunciaron que pese a esto, los trabajadores mantuvieron actividades de manera clandestina para construir el que, a decir de los desarrolladores, sería el edificio más alto de toda la ciudad, “un hito en el país”.

Leer: Las etapas y las metas del programa de siembra de árboles de AMLO 

Las irregularidades se sumaron a la tala de 58 árboles de un camellón para construir un desnivel desde avenida Universidad hasta la entrada del edificio, lo que para la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema) y para la jefa de gobierno, se realizó sin autorización y de manera dolosa.

Tanto la inmobiliaria Mítikah, como el fideicomiso Fibra Uno, responsable de la construcción, aseguran que cuentan con los permisos necesarios para la construcción de las obras y que se concretarán las medidas de mitigación que se requieran.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo miles de millones de rayos pudieron ser el origen de la vida en la Tierra

Cómo se formó la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia. Ahora un equipo de Universidad de Yale y la Universidad de Leeds proponen una respuesta.
17 de marzo, 2021
Comparte

Hay una nueva pieza en el rompecabezas del origen de la vida en la Tierra.

Miles de millones de rayos que bombardearon la Tierra durante un largo periodo pudieron ser la chispa que permitió que la vida comenzara a formarse en nuestro planeta.

Esa es la conclusión a la que llegó una reciente investigación de la Universidad de Yale en Estados Unidos y la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

El estudio sostiene que durante millones de años los rayos que impactaban la Tierra fueron liberando el fósforo necesario para la creación de las biomoléculas que fueron la base de la vida en el planeta.

Los autores de la investigación afirman que su hallazgo ayuda a comprender cómo se pudo haber formado la vida en la Tierra y cómo podría estar formándose en otros planetas.

La clave es el fósforo

El fósforo es esencial para que se produzca vida.

Este elemento quimico, sin embargo, no estaba fácilmente disponible en la Tierra primitiva, ya que estaba bloqueado dentro de minerales insolubles en la superficie del planeta.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo el fósforo de la Tierra se hizo accesible para ayudar en la formación del ADN y otras biomoléculas necesarias para la vida.

ADN

Getty
El fósforo es clave para la formación de biomoléculas.

Este nuevo estudio sugiere que ese fósforo se volvió disponible gracias a los rayos que impactaban la Tierra.

Cuando un rayo golpea el suelo puede crear fulguritos, una formación vítrea que contiene schreibersita, un mineral que a su vez contiene fósforo.

Los fulguritos contienen algo del fósforo de la superficie del suelo, pero en forma soluble.

Con base en modelos computacionales, los investigadores calcularon que hace entre tres mil quinientos y cuatro mil quinientos millones de años, cuando la vida comenzaba a formarse, la tierra firme del planeta era impactada por cerca de entre cien y mil millones de rayos cada año.

Eso, en un periódo de mil millones de años, equivaldría a un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos (1 seguido de 30 ceros) ayudando a la formación de fósforo en el planeta.

fulgurito

Benjamin Hess/Yale
Los fulguritos se forman cuando un rayo impacta la Tierra.

Bombardeo constante

Anteriormente, otras investigaciones habían sugerido que la fuente de la schreibersita eran los meteoritos.

Este nuevo estudio sin embargo, afirma que la cantidad de meteoritos no hubiera sido suficiente, y tampoco hubiera sido constante, como sí lo fueron los rayos.

Además, es probable que los rayos fueran más frecuentes en regiones tropicales, proporcionando áreas más concentradas de fósforo utilizable, según el estudio.

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, los rayos pudieron ser el origen de entre 110 y 11.000 kilos de fósforo cada año.

planta

Getty
El origen de la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia.

Esa cantidad pudo haber sido suficiente para ayudar a la formación de vida, según le dice al portal Live Science Benjamin Hess, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Yale, coautor del estudio.

“Para que se forme vida, solo es necesario que haya un lugar que tenga los ingredientes adecuados“, dijo Hess a WordsSideKick.com, citado en un reportaje de Live Sicence.

“Si de fósforo al año se concentraran en un solo arco de islas tropicales, entonces sí, bien podría haber sido suficiente. Pero es más probable que eso suceda si hay muchos de esos lugares”.

Según Hess, estos hallazgos convierten a los rayos en buenos candidatos para ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.