Caso Odebrecht: Autoridades investigan casa adquirida por Lozoya en Las Lomas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Caso Odebrecht: Autoridades investigan casa adquirida por Lozoya en Las Lomas

La casa de mil 165 metros cuadrados fue adquirida por Emilio Lozoya a finales de 2012, con dinero que las autoridades investigan como parte de los sobornos pagados por Odebrecht.
Cuartoscuro Archivo
Por Raúl Olmos/Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad
28 de mayo, 2019
Comparte

Una clave de la trama de corrupción de Odebrecht en México está en una casa en la zona residencial de Las Lomas.

Esa casa, de mil 165 metros cuadrados, fue adquirida por Emilio Lozoya a finales de 2012 con dinero que las autoridades investigan como parte de los sobornos pagados por Odebrecht. Y en esa vivienda, además, se negociaron las condiciones en que se asignó el contrato de la refinería de Tula, según el testimonio de Luis Weyll, exdirector de la constructora brasileña, quien confesó que esa obra se obtuvo mediante sobornos.

La casa de las Lomas era propiedad de María del Carmen Ampudia Cárdenas, esposa de Carlos Enrique Valenzuela Dosal, miembro del Consejo de Administración del Grupo Financiero Intercam.

Las pesquisas oficiales, a las que ha tenido acceso Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), siguieron la ruta del dinero pagado por Odebrecht y se toparon con dos transferencias realizadas a México el 1 de diciembre de 2012, desde una cuenta en Suiza de la que Emilio Lozoya y su hermana Gilda Susana fueron identificados por las autoridades como los beneficiarios.

El monto transferido aquel día fue por 2 millones 580 mil francos suizos que, al tipo de cambio de entonces, equivale a 38 millones de pesos, que es justo la cantidad que Lozoya pactó con la señora Ampudia Cárdenas para adquirir su vivienda.

Las autoridades identificaron que el mayor de los traspasos desde Suiza fue a la cuenta 00101419489 en Intercam Casa de Bolsa, que se atribuye a la señora Ampudia.

Uno de los pagos referenciaba como domicilio del beneficiario la calle Ladera número 11, en el exclusivo fraccionamiento residencial Lomas de Bezares, que era la casa que ocupaban el directivo de Intercam y su esposa, y la cual fue vendida a Lozoya.

Ante los indicios de que la casa fue adquirida con dinero de sobornos de Odebrecht, la Unidad de Inteligencia Financiera ordenó el pasado lunes 27 de mayo congelar las cuentas bancarias de Lozoya, de su hermana Gilda Susana y de la señora Ampudia.

El inmueble se ubica en un condominio habitacional denominado “Residencial La Retama”, que forma parte de Lomas de Bezares, entre Bosques de las Lomas y Santa Fe, en la alcaldía Miguel Hidalgo de la ciudad de México.

Por eso cuando en diciembre de 2016 las autoridades de justicia de Brasil le preguntaron al exdirector de Odebrecht en México, Luis Weyll, dónde se reunía con Lozoya para negociar sobornos a cambio del contrato de la refinería de Tula, respondió que a veces los encuentros eran en la casa del director de Pemex en Santa Fe. Pero en realidad la residencia está en la zona de Las Lomas, sobre prolongación Paseo de la Reforma, cerca de Santa Fe.

Y las reuniones que se efectuaron en esa casa –según Weyll– tenían que ver con el pago de otros 6 millones de dólares en sobornos a cambio de contratos en la refinería de Tula.

En total, el exdirectivo de Odebrecht ha confesado que pagó 10 millones de dólares a Lozoya: 4 millones en 2012 y 6 millones más entre 2013 y 2014. Lozoya siempre ha negado esas acusaciones.

Vínculos en Islas Vírgenes con el competidor de Mossack Fonseca

Estas nuevas investigaciones, realizadas en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ya han detectado un vínculo de Emilio Lozoya con una empresa afincada en las Islas Vírgenes Británicas a la que el departamento de sobornos de Odebrecht transfirió 3 millones 140 mil dólares en el año 2012, equivalentes a 40 millones de pesos al tipo de cambio de aquel año.

Una hermana del exdirector de Pemex era la beneficiaria, según han encontrado las autoridades, de esa cuenta, y por ello también ordenaron congelar sus cuentas.

En un testimonio rendido el 16 de diciembre de 2016 ante las autoridades de justicia de Brasil, el exdirector de Odebrecht en México, Luis Weyll, aseguró que en marzo de 2012 se reunió con Emilio Lozoya, y que en ese encuentro acordó con el entonces integrante de la campaña presidencial de Peña Nieto el pago de cuatro millones de dólares en retribución por haberlo auxiliado en el posicionamiento de la compañía en Veracruz, en donde Odebrecht asentó su base de operaciones y donde tiene su principal negocio, la planta de Etileno XXI, de su subsidiaria Braskem.

Según el delator, Lozoya le solicitó que los depósitos los hicieran en una cuenta en el banco suizo Gonet & Cie a nombre de la empresa Latin America Asia Capital Holding.

MCCI corroboró que la mencionada empresa de papel o ‘de gaveta’ fue creada el 10 de septiembre de 2008 en la diminuta ciudad de Road Town, de la isla Tórtola, la mayor de las Islas Vírgenes Británicas, en el Océano Atlántico, uno de los más opacos paraísos fiscales del mundo.

MCCI ha encontrado nuevos registros que establecen que la empresa se creó en el despacho de TMF Services, perteneciente a TMF Group, una firma multinacional de servicios fiscales y legales, especializada en crear empresas offshore.

En su momento, TMF Group tuvo como uno de sus principales competidores al despacho panameño Mossack Fonseca, que administró activos de políticos y personalidades de todo el mundo, y cuyos archivos filtrados dieron lugar en 2016 al escándalo conocido como Panamá Papers.

Mediante pedidos de colaboración, ahora las autoridades mexicanas han identificardo que TMF Group era el administrador de la empresa Latin America Asia Capital Holding LTD, que los delatores de Odebrecht atribuían a Emilio Lozoya, pero que las investigaciones apuntas a que la beneficiaria de la misma es su hermana Gilda Susana Lozoya.

Las autoridades también tuvieron acceso a estados de cuenta del Meinl Bank de Antigua y confirmaron la información revelada por MCCI el 14 de agosto de 2017, acerca de cómo fluyó el dinero del departamento de sobornos de Odebrecht en plena campaña presidencial de 2012 a favor de la empresa ligada a Lozoya, quien en esos días era el coordinador de vinculación internacional del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

El dinero fue enviado al banco Gonet & Cie de Suiza desde la cuenta 244006 del Meinl Bank de Antigua, que estaba a nombre de la compañía ‘fachada’ Innovation Research Engineering and Development Ltd. (IRED), la cual era utilizada por Odebrecht para ocultar el pago de sobornos a políticos latinoamericanos.

Una primera transferencia a la cuenta de Latin America Asia Capital, por 250 mil dólares, se realizó el 20 de abril de 2012, tres semanas después de que había arrancado la campaña presidencial en México, según los estados de cuenta obtenidos desde 2017 por MCCI y de los que ahora han obtenido copia las autoridades mexicanas.

El 25 y 27 de abril del mismo año hubo otros dos depósitos por un millón de dólares; luego, el 23 de mayo, se transfirieron 500 mil dólares y el 31 de ese mes otros 490 mil.

En junio hubo dos depósitos más: uno el día 8 por 510 mil dólares y otro el 18 por 400 mil dólares.

En suma, las transferencias a la empresa ligada por el testimonio de Luis Weyll a Emilio Lozoya, y donde las autoridades mexicanas ubican a su hermana, sumaron 3 millones 150 mil dólares, en 7 tandas.

Identifican nueva cuenta

Ya no hubo más transferencias a favor de Latin America Asia Capital Holding porque la cuenta fue cancelada en noviembre de 2012.

Las pesquisas del gobierno de López Obrador han identificado que los fondos del banco suizo Gonet & Cie fueron transferidos a una nueva cuenta, a nombre de la empresa Tochos Holding Limited, la cual también fue creada en el despacho TMF de la isla de Tórtola, según consta en un documento gestionado por MCCI.

Las autoridades han encontrado en su rastreo financiero que los beneficiarios de esta empresa eran Emilio Lozoya y su hermana Gilda Susana, y como administrador el despacho TMF.

En el análisis de movimientos de la cuenta 0240880974, se identificaron dos traspasos de Suiza a México el 1 de diciembre de 2012, el mismo día que Enrique Peña Nieto tomó protesta como Presidente de México.

Una transferencia fue por 1 millón 500 mil francos suizos a una cuenta de Intercam Casa de Bolsa; otro pago fue por 1 millón 80 mil francos.

Al tipo de cambio de aquel entonces, el monto de las dos transferencias por 2 millones 580 mil francos coincide con el precio acordado por la residencia de Lomas de Bezarez (alrededor de 38 millones de pesos).

El mismo día se identificó un traspaso por 39 mil dólares de la cuenta de Tochos Holding al despacho de servicios legales Plan B Asesoría y Estrategia, del que ha sido representante Andrés Constantin Antonius González, quien en 2012 colaboró como coordinador de estrategia en el equipo de transición de Enrique Peña Nieto.

Consultado por MCCI este martes vía telefónica, Antonius reconoció que existe el despacho Plan B, pero dijo no recordar haber hecho una operación en esa fecha y dijo que él en lo personal nunca brindó servicio alguno a Emilio Lozoya. Sin embargo, pidió tiempo para revisar la eventualidad de que, sin su conocimiento, alguien de su despacho haya realizado esa operación.

En su primera declaración patrimonial, al inicio del sexenio de Peña Nieto, Lozoya reportó que el 14 de noviembre de 2012 había adquirido de contado, al precio de 38 millones 175 mil pesos, una casa con una superficie de 1,165 metros cuadrados. Sin embargo, en el reporte que hizo público, no reveló la ubicación del inmueble ni el folio real con el que fue inscrito en el Registro Público de la Propiedad.

MCCI obtuvo copia del contrato de compraventa, el cual se formalizó ante el notario Jorge Antonio Sánchez Cordero Dávila, hermano de la actual secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero. El precio coincide con el de la declaración patrimonial.

La vivienda, ubicada en el conjunto “Residencial La Retama”, había sido vendida dos años y cuatro meses antes, en julio de 2010, en 2 millones 950 mil dólares.

Las medidas de congelamiento de activos a Lozoya, anunciadas el lunes, se sumaron a la inhabilitación por 10 años determinada por la Secretaría de la Función Pública el pasado miércoles 22 de mayo, por el ocultamiento de cuentas como las que las autoridades han descubierto en Suiza.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "criptoinvierno" y por qué el bitcoin ha perdido la mitad de su valor en 6 meses

En medio de la subida de tasas de interés en Estados Unidos y las caídas de Wall Street, el mercado de las criptomonedas se está enfriando. Como si fuera poco, la guerra en Ucrania suma aún más incertidumbre.
10 de mayo, 2022
Comparte

Cuando las cosas van bien, en la jerga financiera se dice que los inversores están con “apetito de riesgo”.

Pero cuando la economía global está pasando por un momento difícil, como ahora, los grandes capitales prefieren refugiarse en inversiones más seguras.

Pues bien, en la actualidad los comensales no tienen ganas de probar platos exóticos y le están pidiendo al camarero que lleve a la mesa un menú más tradicional.

Como no hay apetito de riesgo, las criptomonedas son las primeras en perder su valor porque no es estable, lo que se conoce como una alta volatilidad.

Cada vez son más los expertos que advierten sobre la posibilidad de que el mundo esté a las puertas de un “criptoinvierno”, un concepto utilizado entre inversores para referirse a una baja sostenida en el precio de las monedas digitales.

Desde el inicio de este año muchos venían advirtiendo sobre la llegada de nubes negras en el horizonte.

Uno de ellos, David Marcus, emprendedor estadounidense exjefe del sector de criptomonedas en Facebook y expresidente de Paypal, daba señales en enero de que el frío había llegado.

“Es durante los criptoinviernos que los mejores empresarios construyen las mejores empresas”, dijo Marcus.

Este lunes el bitcoin, la más grande de las criptomonedas por su valor de mercado, encendió la alerta al sufrir una fuerte caída que lo llevó a acumular una pérdida de la mitad de su valor en los últimos seis meses.

Desde el máximo histórico cercano a los US$68.000 por bitcoin en noviembre, se desplomó a US$33.000.

La caída de la principal divisa electrónica arrastró al resto del mercado de criptomonedas que en este medio año negro ha perdido en su conjunto alrededor de US$1.000 millones.

¿Por qué se desplomó el bitcoin?

“Las criptomonedas son un activo de alto riesgo por mucho que haya personas que esperan que en el largo plazo suba el precio y sea un activo de refugio”, comenta José Francisco López, director de contenidos de Economipedia.

Cuando las bolsas caen, le dice a BBC Mundo, “los inversores prefieren quitarse de encima los activos más volátiles”.

Negocio de bitcoin en Turquía

Getty Images

En Wall Street las acciones de las empresas tecnológicas agrupadas en el índice Nasdaq han bajado, “siguiendo una correlación con la caída del bitcoin”, explica Diego Mora, analista senior de la consultora XTB.

Eso ocurre porque tanto las divisas digitales como las acciones de las empresas tecnológicas le han servido a los inversores “para buscar dinero fácil”.

Pero desde que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés) comenzó a subir las tasas de interés, hay un mayor interés de los inversores por buscar activos más seguros, como por ejemplo, los bonos del Tesoro o el dólar.

“En estas circunstancias la gente vende sus activos más riesgosos”, explica Mora.

Más aún, cuando las perspectivas apuntan a que las tasas de interés seguirán subiendo en distintas partes del mundo para controlar la inflación.

A la subida de tipos de interés (que la semana pasada incluyó a grandes economías como Reino Unidos, Estados Unidos y Canadá), se suman otros factores que ayudan a aumentar la incertidumbre sobre el rumbo de la economía, como los confinamientos en Shanghái por el covid-19 y la tensión geopolítica por la guerra en Ucrania.

¿De dónde viene el concepto de criptoinvierno?

Cuando se enfría el precio de las criptomonedas y cae de manera sostenida durante varios meses, los expertos hablan de un criptoinvierno.

El concepto hace referencia a lo que ocurrió en 2018, cuando el bitcoin cayó hasta un 80% desde los máximos históricos.

Bitcoin y dólar

Getty Images

El desplome sembró el pánico en el mercado de criptomonedas y provocó que la gran mayoría de las divisas digitales cayeran en picada al unísono.

No fue hasta mediados de 2019 que los criptomercados mostraron signos de recuperación, impulsados por una inversión récord por parte de instituciones tradicionales, como los bancos y los grandes fondos de inversión.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=C-3aYnhF6Io

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.